Mostrando las entradas para la consulta Tecnologia ordenadas por relevancia. Ordenar por fecha Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas para la consulta Tecnologia ordenadas por relevancia. Ordenar por fecha Mostrar todas las entradas

2/3/22

El llamativo bisel formado de piezas sueltas del MRG-B5000



He estado leyendo por ahí la atención que ha despertado en algunos medios el bisel del modelo de titanio MRG-B5000 de 4.000 € que Casio ha puesto recientemente a la venta. Algunos lo llaman una "magistral obra de ingeniería", cosa que por supuesto desde aquí no dudamos (ni tenemos conocimientos suficientes para hacerlo) de que lo sea. Eso sí, juzgar si resiste o no los impactos que debería soportar un G-Shock con ese bisel mejor os lo dejamos para vosotros y vuestras opiniones.

El bisel está hecho de nada menos que 25 componentes, algunos de ellos son minúsculas piezas que sirven de unión para ensamblar como un puzzle todo el conjunto y evitar que se desarme. La razón es que, al ser la parte superior de Cobarion, y el resto de titanio, mecanizar todo ello debió ser para los ingenieros de Casio todo un reto. No hablemos ya si fuera una pieza única de titanio (que entonces no podría llevar el Cobarion) o soldada (también imposible o virtualmente imposible hacerlo con el titanio "en medio"). Así que no quedaba otra que armar esta especie de piezas de Tetris o de Lego (como prefiráis).

16/12/21

¿Estamos ante el fin de la tecnología EL en Casio?



Cuando Timex ideó el panel electroluminiscente para iluminar la esfera y el display de sus relojes (tecnología que comercializó como Indiglo), enseguida comenzaron a apuntarse a la moda el resto de marcas. Había una fiebre por ese tipo de iluminación, que se decía llena de bondades, que asombraba y atraía las miradas, cautivando a gran número de consumidores.

El espaldarazo definitivo fue cuando uno de los grandes fabricantes del mundo, Casio, decidió rendirse a la evidencia y comenzar a ofrecerla también en sus modelos, incluso en su gama más mimada: G-Shock.

2/6/21

Les gustan las rubias..., pero se casan con las morenas



Todo hemos visto en esta última semana, con el análisis y reportajes que sobre algunos aspectos del nuevo smartwatch de Casio hemos hecho (aún nos queda alguno por publicar), cómo la mayoría de personas reniegan de esos dispositivos. En algunos casos sus razones son lógicas, en otros ya no tanto. Acusan al GSW-H1000, por ejemplo, de debilidad en su construcción (no es así, o al menos no más que en un G-Shock de los normales y corrientes que sí usamos sin problema), necesidad de actualizaciones (no son obligatorias), o caducidad de su batería (no mayor que en aparatos que usamos en el día a día sin problemas y sin ningún inconveniente ni protesta: reproductores de música, smartphones...).

Lo que sí admito, y algunos de vosotros también habéis destacado y sacado a relucir, es el problema de la necesidad - obligatoriedad más bien - de contar con un teléfono móvil para que el GSW-H1000 eche a andar, al menos la primera vez.

23/6/21

Los secretos del diseño y construcción de los GBD-200 y GA-2200 de G-Shock



Ya os hemos adelantado en esta misma publicación de Zona Casio detalles de los nuevos GBD-200 de G-Squad, y GA-2200 de los Carbon Core Guard. Pero nos quedaban bastantes dudas por aclarar. Una de las que más nos llamaba la atención era la forma de la caja de los nuevos GBD-200, de tipo slim (ultradelgada), con formas biseladas en los laterales. ¿Cómo había logrado Casio algo semejante, sin perder las habituales capacidades de resistencia ante impactos de un G-Shock?

La otra "duda existencial" que teníamos implicaba a los GA-2200. En este caso tenía que ver con su construcción ya que, haciendo uso de Carbon Core, ¿era de tipo cerrado - es decir, con resina también en la parte posterior como los GA-2000 -, o de tipo más clásico, con cubierta metálica en la trasera, como los GA-2100? A ambas dudas podemos ahora responderos.

8/7/22

Qué rayos van a hacer en G-Shock con ésto



G-Shock acaba de añadir "una piececita" a sus modelos de las Five Series, una especie de sistema de retención de correa que se aprovecha del lateral del bisel para sujetarse y que viene a ser, "a grosso modo", unas bull-bars, "pero al revés". O sea, por detrás, en lugar de por delante (o por el frontal del reloj, si lo prefieres).

Este curioso invento -entre otras cuestiones- evita uno de los potenciales peligros de los G-Shock de este tipo: que las correas "salten" de su sitio y acaben rasgando las asas. Pero prestad atención a un detalle: esto ocurre cuando las asas están soportadas (sujetas) por los pasadores rápidos, ya que son más gruesos y robustos y la caja de resina tiene que soportar mucha más presión en esa zona que una correa con los pasadores convencionales.

6/2/22

Las "telecomunicaciones" cuando no existía Internet



Me he encontrado en el magazine "L'amateur radio" con un interesante dispositivo de comunicación, un pequeño transmisor morse que cabía en la palma de la mano. Lo interesante no es solo su tamaño, sino que podía conectarse a otros aparatos (estaciones de radio) y emitir desde pequeñas antenas. Por supuesto, un cable era para la alimentación (antes, como ahora, el problema de la energía portátil era bastante complejo de resolver, y aún hoy nos estamos cargando el planeta con la extracción de litio para las baterías -se dice que en 10 años, a este ritmo, se acabarán las reservas, mucho antes que el petróleo, por cierto-).

En fin, volviendo al tema, este pequeño aparato data ni más ni menos que de 1939 (de ahí que fuera en morse y que su cuerpo, por cierto, estuviera construido en baquelita, y no en el usual plástico de hoy), y era uno más de esos dispositivos portátiles que tan populares se hicieran durante la II Guerra Mundial (y que tanto ayudó a la Resistencia), uno de ellos era llamado "el clandestino", un nombre que le venía de perlas porque cabía, todo el conjunto, en una maleta. De este último ("el clandestino") seguro que muchos habréis oído hablar, e incluso verlo en películas de cine, ya que tiene un papel destacado en algunas. Sin embargo más desconocido era el dispositivo de mano, que nos recuerda -salvando las distancias, claro- a lo que hoy todos tenemos en el bolsillo: el smartphone.

4/2/22

La tecnología de pilas de larga duración de Casio



A finales de los años noventa Casio tenía una gran problema. La mayoría de los módulos de los relojes que comercializaba estaban dotados de aquellas arcaicas pilas CR2016, y su autonomía era ridículamente baja: apenas dos años de duración.

Lejos quedaban ya sus gloriosos años ochenta, durante los cuales habían desarrollado sus mejores módulos (de los cuales siguen tirando en no pocos relojes, apenas hay desarrollos realmente nuevos desde entonces), con toda su algorítmica. En aquellos tiempos la durabilidad de las pilas era un aspecto al que no se le prestaba demasiada atención. Es cierto que Casio -como tantos otros fabricantes- se introdujo en el mundo de la tecnología solar, ofreciéndonos estupendas realizaciones de relojes "dual power", capaces de extender la vida de sus pilas haciendo uso de células fotovoltaicas. Pero ahí se acababa la historia y, por lo general, no fue más allá en la mayoría de marcas de entonces.

27/11/20

Nuestra adicción a la tecnología



Me ha llamado bastante la atención el vídeo que difundían desde Casio cuando comenzaban a publicitarlo, de su smartwatch WSD-F30. En el mismo, se nos muestran las infinitas posibilidades que nos ofrece un dispositivo de este tipo, no solo mostrándonos rutas, por dónde ir y en qué estado físico estamos, sino llega al extremo de indicarnos las tiendas de reparaciones cuando el protagonista del vídeo descubre que la rueda de su bicicleta está desinflada.

Uno, que ha vivido ya multitud de situaciones parecidas, no puede menos que pensar: "¿es que este tipo no sabe preguntar?". "¿No puede acercarse a alguien y consultar dónde hay una tienda cercana, simplemente?". "¿No puede cambiar el mismo la rueda o reparar el pinchazo?". Además de la información, tal vez si preguntase, algún amable interlocutor le podría sugerir que determinada tienda no es recomendable, que hay otra especializada en su marca, o que algunas han cerrado... Porque, ¿quién no se encontró con que su GPS le guiaba mal o, en estos tiempos de crisis, hacia negocios ya clausurados?

23/1/22

Cosas que pasan desapercibidas ante nuestros ojos



Ayer regresaba en compañía de un aficionado a la astronomía, y mientras caminábamos me pidió que me fijara en un puntito, apenas imperceptible, del cielo. Si uno se detenía a contemplarlo y las capas altas de la atmósfera lo permitían, podía discernir claramente y a simple vista cómo aquel puntito de luz desprendía un alucinante baile de luces de colores, una danza estelar de azules, rojos y verdes. Yo creía que era una aberración debido a la atmósfera, pero en realidad, según me contaba este señor, se trata de un objeto en un sistema solar muy distante, en concreto son dos estrellas que se encuentran tan cerca que una está siendo absorbida por la otra y así es que emite, en su inimaginable caos sideral, ondas en todas las frecuencias, en el infrarrojo, el ultravioleta, y en rayos gamma. Lo que yo estaba presenciando era el espectro de esa luz visible, viajando desde distancias auténticamente vertiginosas, atravesando el cielo, y cayendo literalmente sobre nuestras cabezas.

Para ese espectáculo tan asombroso no es necesario conectarse a Youtube, ni pagar cuota en Netflix, ni tener un teléfono móvil de última generación. Lo tenemos cada noche gratuitamente, real y palpable sobre nuestras cabezas, y lo ignoramos. Preferimos la tediosa y anodina vida que nos arrastra en su vorágine de publicidad y consumismo, y no apreciamos los espectáculos muchísimo más maravillosos que acontecen a nuestro alrededor y que son muchísimo más asombrosos y enriquecedores.

Quizá sea debido a que no tenemos que pagar cuota por ellos, ni tenemos que esforzarnos por adquirir un bono o una suscripción.

10/8/21

¿Oki o ROHM? ¿Quién le hace los microcontroladores a Casio?



Los microcontroladores y LSI de Casio desde siempre fueron fabricados por la firma Oki, y si sueles llevar un reloj de Casio, dentro lleva, casi con toda seguridad, un CMOS de esa marca. Un CMOS (Complementary Metal Oxide Semiconductor) es el circuito que, entre sus ventajas, incluye un aprovechamiento energético mejor que otras soluciones. El LSI viene a ser el circuito integrado, y el microcontrolador (mCU) es "el cerebro" del reloj, para que nos entendamos. Todo esto dicho "deprisa y corriendo", pero en fin, tampoco es cuestión de dar una clase de hardware aquí y seguramente que con eso refresquéis conocimientos sin problema.

Pues bien, en su fantástico libro "Oki Electric, the Electonics Company" (en serio, es una auténtica pasada) Oki cuenta la historia de la compañía japonesa desde sus inicios hasta sus últimos días (más o menos), y lo hace muy, muy pormenorizadamente. Oki fue fundada por Kibataro Oki en enero de 1881, así que es una compañía antiquísima en electrónica. Su historia es muy curiosa, y aunque no es cuestión de extendernos en ella aquí, diremos que comenzó haciendo ingeniería inversa ("hackeando", dicho coloquialmente) los teléfonos y recibidores americanos hasta conseguir realizar su primer prototipo. Inicialmente la compañía se llamaba Meikosha, pero fue renombrada luego como Oki (Oki Electric Industry Co., Ltd.). Ellos tienen el honor de haber sido los primeros en fabricar un teléfono en Japón, en el año 1881, solo cinco años después de que Bell inventara el teléfono.

25/2/22

Todas estas cosas se pueden hacer con un F-91



¿Te parece increíble? Pues créetelo, porque es verdad. El F-91 que ves incluye, recurriendo solo y únicamente al display y segmentos que ya integra el reloj de fábrica, los siguientes "extras":

- Horario mundial, en cualquier zona del mundo.
- Internet Time, aquel "invento" que Swatch se sacó de la manga para vender relojes, que jamás funcionó ni nadie le hizo caso -excepto ellos, claro-, pero que como curiosidad no está mal.
- Almacenamiento de claves (para usar por internet).
- Termómetro.
- Acumulación de temperaturas. Te permite saber la variación de temperaturas durante las 36 horas anteriores.
- Contador de días. Otra característica muy útil e interesante que antiguamente tenían algunos Baby-G pero que, por desgracia, cada vez se está perdiendo más. Permite saber los días que faltan para una determinada fecha.

10/6/22

Lo que pocos hoy saben: parte de los CasioTron de los setenta, en realidad se fabricaban en Europa



En concreto, en Suiza, cuna de la relojería y que, por aquel entonces, se encontraba invirtiendo ingentes sumas de dinero y grandes operaciones en aquella nueva tecnología de relojes digitales, que acababa de aparecer y amenazaba con dejar las fábricas de relojería mecánica hechas unos solares.

Y es que en Suiza fue donde se levantó la primera factoría en el mundo, con nada menos que 39.000 metros cuadrados de superficie, íntegramente dedicada a la manufactura de LCDs con tecnología TN (la tecnología previa a la STN). En marzo de 1973, Ebauches S. A. y Faselec, que por aquel entonces era una subsidiaria de Philips en tierras helvéticas dedicada a los circuitos integrados (IC), presentaron el primer prototipo de reloj digital, puede decirse que uno de los primero en Europa. Estaba realizado por el especialista BBC, y optimizado por la firma Balzers Ltd., del pequeño principado de Liechtenstein. Fue a partir de ahí que, vista lo prometedora de esa tecnología, decidieron poner en pie la fábrica en Lenzburg.

17/1/22

¿Es mejor el LCD TN de toda la vida, o los nuevos displays MIP en pixel de G-Shock?



Ante todo os quería confesar que me resulta un auténtico calvario acceder a YouTube por mis archiconocidos problemas con el PC y de conexión -por eso os pido disculpas, sé que hay muchos comentarios en los vídeos de Guti a los que me gustaría intervenir, y desde aquí aprovecho para daros las gracias a todos por vuestras palabras en ellos -, pero más o menos y "a trancas y barrancas" he podido ver en el GES la ilusión que le ha dado a Adan redescubrir en G-Shock sus nuevos displays con el GBD-200, una ilusión de la cual todos nos alegramos mucho porque hacía tiempo que G-Shock no sorprendía tan gratamente a uno de sus principales y más importantes divulgadores (al menos en España).

Inciso: por cierto Adan, tampoco me funciona Telegram... Lo mío es todo así.

Bueno, vayamos con el asunto: Adan contaba lo espectacular y la gran ventaja que presentaba el LCD con tecnología MIP que, incluso en un display invertido ofrece un dibujo hasta de los detalles más pequeños con una gran intensidad y claridad. Y claro, está no diremos a años luz, pero muchísimo por delante en visibilidad ante un invertido "de los de antes", de los antiguos, que era una inversión, admitámoslo, bastante "cutre", puesto que se basa en cegar los segmentos y dejar visible el resto del campo, con lo cual nos aparece un negativo un tanto "desarrapado" y muy dado a las molestas sombras, que dificultan aún más su lectura.

17/3/13

¿BatteryLess o Tough Solar? ¿Cual es mejor?


Hasta hace relativamente pocos años la tecnologia Tough Solar no existía. Aunque ya en los años 80 había baterías en el mercado, éstas no estaban tan reducidas como para producirlas en masa dentro de relojes. Ante el desafío de crear un reloj digital (electrónico) que no requiriese cambio de pilas, Casio utilizó un componente de los circuitos electrónicos bastante común: un capacitador. En este caso un capacitador de tipo electrolítico.

En la mayoría de las ocasiones los capacitadores van soldados a la placa con la que trabajan, pero para que pudieran ser sustituidos como si se tratase de un pila normal, Casio los colocó aparte y en un compartimento como el de las pilas.

14/11/21

¿Qué fue del revolucionario plástico Hostaform?

Este plástico estaba llamado a cambiar el mundo de la relojería.



A mediados de los años 70, en plena crisis del cuarzo y en medio de la fiebre por los plásticos (comenzaron a montarse en todos lados, incluyendo defensas de los automóviles, e incluso cajas de relojes como el Casio F-100 de 1978), Tissot trató de responder innovando con su reloj Astrolon (denominado en otras partes como Actualis o Autolub). Su ventaja era que, mediante un proceso innovador de plástico moldeado llamado Hostaform, su calibre (es decir, todas sus piezas) estaban hechas de plástico inyectado y autolubricado (tecnología Sytal).

Cierto que Swatch con su Sistem51 nos quiso vender el concepto de un reloj revolucionario, que no requería lubricación ni ajuste, pero ni mucho menos fueron los primeros. De hecho, antes que ellos ya lo había hecho Casio y como contamos hace algunos años en esta misma publicación, los movimientos originales del fabricante japonés como los que montan el AW-80, AW-82 o, sin ir más lejos, el HDC-700, son todos autolubricados. Swatch promete que sus relojes con Sistem51 son capaces de funcionar de manera bastante fiable hasta 10 años, sin embargo no han podido llegar a lo que ofrece Casio que en los suyos, gracias a que no requieren complicados engranajes (son de cuarzo), el movimiento mecánico - que es inmune además a campos electromagnéticos, son piezas de plástico y electrónicas - puede durar, virtualmente, "toda la vida", ya que bien mantenido y cuidado puede durar muchos años. Gracias a sus pilas de gran duración y a su circuitería de bajo consumo, son relojes enormemente robustos pero, además, muy asequibles en cuanto a precio (mucho más que los Swatch).

22/6/22

Casio comienza a utilizar tecnología de cuarzo termocompensada para mejorar su precisión


El nuevo GBD-200 de G-Shock. Imagen: Zona Casio


Desde el pasado año de 2019, Casio ha comenzado a implementar tecnología de cuarzo termocompensado (oscilador de cuarzo con compensación de su temperatura) para mejorar la precisión de algunos de sus relojes. Hay que señalar que la exactitud de un reloj electrónico depende de varios factores, como la calidad del cuarzo, de su aislamiento, oscilación a las temperaturas y pureza. Es un fino equilibrio bastante difícil de mantener, y que exige que el oscilador esté lo mejor aislado posible y su fabricación se realice en salas con atmósfera limpia (las conocidas como "salas blancas").

Pero eso no es todo, con las constantes tensiones se produce en el cuarzo el fenómeno de las impurezas, generadas por la propia vibración (estrés mecánico). Por lo tanto, en algunos relojes de gama alta se utiliza un cuarzo "envejecido" (se dice que Citizen y Seiko para sus movimientos de élite llegan a envejecer sus cuarzos durante tres meses con el fin de medir ese efecto y poder tenerlo en cuenta), logrando así un oscilador más fiable a esas tolerancias. Eso explica también por qué a medida que un reloj tiene más años, se vuelve a la vez más impreciso.

6/8/22

Tecnología electrónica y tecnología mecánica en relojería

Difusiones Medias Unidas


Podríamos diferenciar tres etapas en la relojería electrónica: la de su primera generación, con módulos muy caros (en torno a los 200 euros), donde la autonomía no importaba tanto, y se hacía mayor énfasis en sus posibilidades.

En la segunda época encontramos relojes más asequibles, módulos de un par de euros o menos, mayores autonomías, y mucha funcionalidad. Sus años de esplendor fueron los ochenta hasta aproximadamente mediados de los noventa.

14/6/21

Los últimos de los digitales



En los inicios de la tecnología digital la información se visualizaba en burdos y espartanos segmentos. Así era como se mostraba en los relojes con tecnología de LED, con el fin de ahorrar electricidad. Aquellos modelos de finales de los sesenta y principios de los setenta suponían la tecnología más puntera disponible, costaban como un smartwatch de hoy, y como éstos, también se apagaban automáticamente, por lo que para consultar la hora el usuario debía de pulsar un botón, algo similar a lo que ocurre con los actuales smartwatches (aunque en este caso también se pueden encender mediante gestos o agitaciones del brazo).

Aquella tecnología de LEDs con parcos segmentos convivió (como también ocurre ahora) con los digitales convencionales, los de cristal líquido que no requieren ni retroiluminación ni activación de píxeles para funcionar. Pronto esta última tecnología ganó por goleada, y acabó imponiéndose por razones de peso: el reloj podía mostrar la hora en todo momento sin consumir pila, y funcionar con un bajo voltaje, ofreciendo así una gran autonomía que, en algunos modelos, alcanzaba incluso varios años.

29/12/12

Nunca juzgues demasiado pronto a un reloj Casio


—En la causa judicial dice que viajaste a Mar del Plata a empeñar los relojes que habia robado.
—Algo de eso hay. Yo sé mucho de relojes —se jacta Robledo.

Lo supe una semana después, cuando me llamó desde la cárcel para pedirme un favor: que le comprara un reloj trucho en La Salada, la popular feria que queda en Lomas de Zamora, al costado del Riachuelo. Le prometí que en mi próxima visita se lo llevaría. Él quedó en darme la plata. No fui a la feria. Preferí comprarle un reloj original y legal. Por eso le llevé un Casio digital.

27/12/21

Un reloj para todo



Cada semana acompañaba a un gran aficionado al trekking para recorrer con él y descubrir nuevas rutas. Cuando planeábamos visitar la costa, me sentía atraído por los relojes con gráfico de mareas de Casio, que me permitían saber si íbamos a encontrar la marea baja o alta (y, así, si podíamos pisar o no la playa), y cuándo ocurriría la bajamar (o la pleamar).

Si las salidas las hacíamos en otoño, y nos íbamos al interior, prefería entonces llevar un reloj con horario solar, y era habitual en nuestras conversaciones hablar sobre qué temprano empezaba a oscurecer. También era útil para ver cuántas horas nos quedaban de sol.

Zona Casio Semanal

Inscríbete en nuestro Grupo de Noticias para recibir gratuitamente nuestro magazine Zona Casio Semanal, con el cual podrás leer cómodamente todo el contenido de ZonaCasio off-line, y conservarlo como material de consulta o información. En cualquier momento podrás anular tu suscripción, así como configurar cómo quieres recibir los avisos y notificaciones, cómodamente en tu casilla de correo.
Puedes darte de alta a través de éste link. ¡No te lo pierdas!