23/2/21

¿Qué fue de las páginas más famosas de G-Shock?



Ya os contamos hace unos días que las páginas de relojes habían ido cayendo como la espuma. La mayoría de las que quedan ahora no son páginas de relojes, ni blogs, ni portales. Son páginas de Amazon. Son listas de noticias - preferentemente de modelos famosos - orientadas a obtener un buen SEO (posicionamiento) en buscadores, y sacar beneficios de sus ventas en Amazon. Su principal fin y leiv motiv, por tanto, no es el usuario, ni servir de ayuda al lector u orientar al consumidor y cliente de Casio, sino sencillamente beneficiarse económicamente de las ventas de relojes por Amazon. Podría poneros ejemplos, pero aparte de hacer una lista interminable, les estaríamos dando una publicidad que no se merecen.

Por el contrario, lo que vamos a hacer es hablaros de las que sí han desaparecido, en algunos casos desaparecido "del todo" (no quedan ni sus vestigios), y en otros son páginas "mudas" que se han detenido en un lugar indeterminado entre la noche de los tiempos (sus tiempos, nunca mejor dicho).

La gente se está volviendo tonta



Un famoso actor criticaba hace algunos años a los políticos de Estados Unidos por querer, según decía, prohibir videojuegos para los niños porque los volvían "tontos". Obviamente algo así no creo que se vaya a realizar, y aunque las leyes contra la piratería en los videojuegos abundan, y son muy eficientes, sobre el contenido de los propios video-juegos habría para hablar un mundo.

Sin embargo últimamente la moda que parece volver "tonta" a la gente son las plataformas de vídeo. No las mencionaré, pero están por todas partes, e incluso hay redes sociales que soportan vídeos - ya la mayoría, sino todas -, o redes sociales que se basan simplemente en eso, en vídeos. Por esperpéntico que nos parezca, hay unos pocos que se han hecho ricos a costa de subir sus tonterías a las páginas de Youtube, lo cual bueno, cada uno es muy libre de invertir su tiempo y dinero en lo que quiera. Pero el ejemplo que os traemos ahora bordea ya lo absurdo.

G-Shock estrena embajador de marca para Latinoamérica



Casio Latinoamérica ha elegido a un corredor de maratón como embajador de la marca G-Shock, y en especial centrándose en su línea deportiva G-Squad. Será Gustavo Montes, fundador del programa de radio Factor Running (desde 2012) y de la carrera NB Milla Urbana Ciudad de Buenos Aires (desde 2016). Logró evolucionar Factor Running hasta convertirlo, de un programa de radio, a una productora de eventos (centrada especialmente en las variantes deportivas), y organizando con ella la Milla Urbana (1.609 metros de carrera) en Chile, Ecuador, El Salvador y Uruguay.

Con ocasión de su elección como embajador, estrenando el GBD-H1000, por cierto, el deportista ha declarado que centrará sus energías ahora "en acercar a más corredores a la tecnología de vanguardia y solidez que los productos G-Shock ofrecen, no solamente en el campo deportivo, sino también como un compañero imprescindible las 24 horas del día. Casio G-Shock es historia, es presente y es futuro".

21/2/21

Todas las correas de Casio compatibles entre sí (o casi todas...)



Quizá busques una correa para tu AE-1200, pero no la encuentras. Entonces, tal vez no caigas en la cuenta, o no sepas, que comparte modelo con la del AE-1300, aunque no sea el mismo reloj. Lo mismo ocurre entre el AE-2000 y el AE-2100, entre el W-752 y el W-753, o entre el MQ-24 y el MQ-25. Si nos vamos a G-Shock, son compatibles entre sí las correas del DW-5600 y DW-5700, pero también con la del DW-5900. Si tienes un modelo antiguo, por ejemplo el DW-6000, puedes encontrar su correa en el DW-5700. ¿A que no lo sabías? La del GA-110 es compatible con la del GA-100, pero también con la del GA-120, pero no con la del GA-150, aunque sí con la del GA-300. Y suma y sigue...

Así que este listado que el especialista Kirman nos ofrece, con todas las compatibilidades de las correas de Casio (actualizado a 2019), tiene un enorme valor tanto para los que quieren hacerle el mantenimiento de sus relojes, como para quienes busquen piezas compatibles. No implica solo a las correas de resina, sino también a los diversos materiales de las mismas: armis, correas textiles... De ahí que en algunas variantes de relojes, aún siendo el mismo modelo, veas que la correa no es compatible, puesto que en algunos son los "WD" y en otros, por ejemplo, los "BC", o "GL".

Los anuncios de Casio antes de la era G-Shock



Estamos en 1982, a los G-Shock aún les quedaba un año por llegar (y muchos más para hacerse populares), y Casio lo apostaba todo a la tecnología, la durabilidad y la robustez. Muestra de ello es este anuncio en donde vemos a un soberbio DW-1000 haciendo alarde de una de sus características más importantes, cual era su resistencia al agua de 200 metros. No hay que olvidar que por aquellos años, en donde se venía de un tiempo en donde la mayoría de relojes no tenían resistencia "a nada", hablar de 200 metros eran palabras mayores y, por supuesto, no algo tan común como ahora.

Junto a él vemos la Casio digital de entonces, con su GM-40 (el Casio con el juego de las pirámides), o las bondades de sus relojes para señora, con pilas de gran autonomía. Porque, a diferencia de ahora, Casio era eso, y lo decía claramente su eslogan: "Digital es Casio".

20/2/21

Relojes en la literatura (91)




Título: Todas las fiestas de mañana

Autor: William Gibson

Fragmento:


Tras una pausa, el chico lo sigue, alzando el reloj de la esfera negra como si fuese un pequeño animal.

No será nada, piensa Fontaine. Un Waltham del ejército con las entrañas oxidadas. Mierda. Mierda, has dejado entrar al colgado este.

El chico se queda en el centro de la pequeña superficie de la tienda, mirando. Fontaine cierra la puerta, da una sola vuelta al cerrojo, y se retira detrás del mostrador. Hace todo esto sin bajar el revólver, evitando acercarse al chico, y sin quitarle los ojos de encima.
Los ojos del chico se abren al ver la bandeja con los relojes.

- Lo primero es lo primero - dice Fontaine, retirando la bandeja con la mano libre -. Veamos.

Señala el reloj en la mano del chico.

- Dame - ordena, golpeando sobre el descolorido logotipo dorado de Rolex sobre una almohadilla de piel sintética, acolchada, de color verde oscuro.

El chico parece entenderlo. Deja el reloj en la almohadilla, y cuando retira la mano Fontaine le ve las uñas, las descuidadas uñas de bordes negros.

- Mierda - murmura Fontaine -. Retírate, ahí, un momento - dice, señalando el sitio amablemente con el cañón de la Smith & Wesson. El chico da un paso atrás.

Sin dejar de vigilar al chico, Fontaine rebusca en el bolsillo izquierdo de la gabardina y saca una pequeña lente de aumento de relojero, y se la pone en el ojo izquierdo.

- No te muevas, ¿eh? No quieres que se dispare la pistola...

Levanta el reloj, y se permite un rápido vistazo a través de la lente. Silba entre dientes, muy a su pesar.

- Jaeger LeCoultre. - Alza la cabeza y mira; el chico no se ha movido. Vuelve al reloj, esta vez observa las marcas de la caja. - Royal Australian Air Force, 1953 - traduce -. ¿Dónde has robado esto?

Nada.

- Está casi en perfectas condiciones. - Fontaine se siente, de pronto, profunda e inesperadamente perdido -. ¿Es una reproducción?

Nada.

Fontaine mira a través de la lente, y piensa que quiere este reloj.

- ¿Todo original?

Lo deja sobre la almohadilla verde, encima del desgastado símbolo de la corona, observando que la correa de piel de becerro ha sido cosida a mano a unas barras permanentes en dos lados de la esfera. Tan solo este trabajo, que reconoce como italiano o austríaco, podría costar más que algunos de los relojes de la bandeja. El chico lo recoge inmediatamente.





| Textos | | Literatura | | RelojesLiteratura | | FirmasInvitadas |




Donaciones

Si te gusta la página, ayúdanos a su mantenimiento.
¡Muchas gracias!