5/5/21

Casio España elige tres influencers para su último spot sobre G-Shock "genderfluid"



Álvaro Mel, IleoVlogs y Krys Pasiecznik son los "instagrammers, youtubers e influencers" elegidos por Casio para ser protagonistas de su último spot con una de las variantes que más éxito tiene de la marca entre la juventud, los G-Shock Skeleton. Bajo el lema "The future is yours" ("el futuro es tuyo"), y maquillados al más puro estilo Boy George (Culture Club), en el vídeo se intenta transmitir un mensaje de fuerza y personalidad, como tienen los G-Shock, con un toque de rebeldía e identidad.

He de decir que el vídeo me gusta mucho, por la ropa asexuada, por el maquillaje, los labios con carmín - les falta las uñas pintadas, me encantaría que le hubiesen incluido ese detalle - y la fuerte carga emotiva y atmósfera genderfluid que emana del mismo. Ahora bien, no sé si a los más puristas de G-Shock les atraerá, hay que ser un poco afeminado para entenderlo, supongo.

Míralo tras el salto, y júzgalo tú mismo.

Primeras imágenes de los nuevos Casio A158 (¡y nuevo W-736!)



Casio lanzará próximamente dos nuevas variantes para sus old-school más básicos, los A158 de caja de resina cromada, que se denominarán A158WETB-1AE y A158WETG-9AE. Es a esta segunda a la que corresponden estas imágenes, que como su código de color indica (el 9), hace referencia al acabado dorado. Aparte de eso, de su acabado, no hay ninguna novedad en su módulo, que sigue siendo el archiconocido 593 de cualquier F-91.

Este nuevo A158 tiene un frontal beige oscuro, con detalles marrones en las leyendas y franjas a color en mayor intensidad, que le dan un aspecto bastante clásico y muy elegante. Los pulsadores, además, van también a color, como podéis observar. Su precio oficial será de 59,90 € (para España).

4/5/21

Medidor de glucosa, electrocardiograma... ¿qué será lo próximo que nos ofrezcan los relojes?



Lo que está ocurriendo con los smartwatches es para volverse locos. La velocidad con la que surgen (y desaparecen, por cierto) rumores es vertiginosa, y apenas te ha dado tiempo a asimilar un concepto o una funcionalidad, cuando te llega otra y otra... Si hace poco nos despertábamos con el primer smartwatch resistente de G-Shock, el GSW-H1000, con Wear OS ("Android", para que todos nos aclaremos, aunque Google se empeñe en tratar de diferenciarlo para que no se note de dónde parte), salían a la par voces que aseguraban, de manera bastante fidedigna, que a finales de este año Apple hará otro tanto de lo mismo con su Watch, o sea, ofrecer una variante también más resistente, de cara a comerse el apetitoso mercado donde los G-Shock son - hasta hoy - líderes indiscutibles (y donde más beneficios obtiene Casio, por cierto).

Si ya el Apple Watch barrió en cinco dos años con todo el panorama relojero mundial (mira a tu alrededor, y seguramente cada vez veas más de esos relojes en la muñeca de la gente con la que te encuentres a diario, y no es casual: sus ventas son "criminales", ya os pusimos hace poco que se han merendado a todos los suizos; para que te hagas una idea, en 2019 vendió 31 millones de unidades, incrementándolas a los 40 millones durante el primer semestre del año pasado. Su segundo competidor, Huawei, no pudo pasar de los 11,1 millones, y Samsung, el tercero, se quedó en los 9,1 millones, o dicho de otra manera: Apple vende de su Watch actualmente, más que toda la relojería suiza junta), ahora va a barrer "las cenizas" que queden, o los refugios, de las otras marcas. Y francamente, en relojería poco les queda por barrer ya, a no ser G-Shock.

G-Shock volverá a traer los GXW-56 a Europa



Buenas noticias para todos los amantes de los G-Shock más legendarios, porque Casio lanzará próximamente (se les espera para este mismo mes) dos variantes del GXW-56, popularmente conocido como "la tanqueta", un G-Shock de caja grande que tiene entre sus virtudes ser uno de los modelos más robustos de la línea clásica de la popular submarca.

Lo hará con dos referencias o variantes, la estándar GXW-56-1AER, y la totalmente negra "BB" (Basic Black, invertida y exterior en negro) GXW-56BB-1ER. En el primer caso su precio será de 189 €, mientras que el modelo en negro costará diez euros más caro, 199 €, algo que resulta inexplicable puesto que es bastante anodino o, al menos, no tan espectacular como la variante convencional. Será esta, por tanto, una buenísima oportunidad para hacerte con un modelo que sale y entra en su catálogo y al cual, sobra decirlo, no siempre es fácil acceder

| Redacción: ZonaCasio.com / ZonaCasio.blogspot.com




| Digitales | | GShock | | GXW56 | | GX56 |

3/5/21

Las gratas sensaciones de una caja de metal



Ya llevamos mucho tiempo debatiendo sobre las cajas de metal, y lo cierto es que somos muchos los que, insistentemente, destacamos sus bondades. Cuando los relojes debían hacerse para durar - como los automóviles -, la mayoría de sus piezas eran de metal. No fue hasta principios de los ochenta que las resinas fueron cobrando protagonismo, cubriendo exteriores e interiores de todo tipo de utensilios de uso diario de plástico y, por supuesto, también los relojes.

Aunque me encantan las resinas por muchas razones (posibilidad de múltiples formas de personalización, abaratamiento de costes, ligereza...), admito que, cuando veo una caja de metal en un reloj, me rindo a la evidencia: no hay color.

Tu reloj dice mucho de ti, y de cómo eres como persona



Al ver algunos relojes de los que llevan altos ejecutivos, me acordé de un sacerdote misionero que conozco el cual, hablando sobre su humilde reloj, contaba que lo había comprado hacía veinte años por diez euros. Su reloj, para más señas, es el archifamoso entre el clero, el Casio MQ-24.

Comparado con los relojes que llevan "la gente pudiente" en nuestro país, la diferencia es abismal. Entre los ejecutivos destacan, ante todo, los modelos mecánicos de élite, de marcas de renombre y con precios tan desorbitados que parece que compitan entre ellos para ver quién se gasta más en un reloj o quién lleva el reloj más caro.

Donaciones

Si te gusta la página, ayúdanos a su mantenimiento.
¡Muchas gracias!