10/6/22

Lo que pocos hoy saben: parte de los CasioTron de los setenta, en realidad se fabricaban en Europa



En concreto, en Suiza, cuna de la relojería y que, por aquel entonces, se encontraba invirtiendo ingentes sumas de dinero y grandes operaciones en aquella nueva tecnología de relojes digitales, que acababa de aparecer y amenazaba con dejar las fábricas de relojería mecánica hechas unos solares.

Y es que en Suiza fue donde se levantó la primera factoría en el mundo, con nada menos que 39.000 metros cuadrados de superficie, íntegramente dedicada a la manufactura de LCDs con tecnología TN (la tecnología previa a la STN). En marzo de 1973, Ebauches S. A. y Faselec, que por aquel entonces era una subsidiaria de Philips en tierras helvéticas dedicada a los circuitos integrados (IC), presentaron el primer prototipo de reloj digital, puede decirse que uno de los primero en Europa. Estaba realizado por el especialista BBC, y optimizado por la firma Balzers Ltd., del pequeño principado de Liechtenstein. Fue a partir de ahí que, vista lo prometedora de esa tecnología, decidieron poner en pie la fábrica en Lenzburg.




No fue sencillo. La mano de obra en Suiza era muy cara y poco competitiva, así que tuvieron que emplearse bien a fondo para conseguir compensarlo con automatizar los procesos lo máximo posible. En la factoría se realizaba todo el proceso que tuviera que ver con los displays, desde el desarrollo, el testeo, y la creación de patentes, así como la atención a servicios personalizados para otras compañías. Y es ahí donde apareció una empresa japonesa que por aquel entonces no era demasiado conocida: Casio.

En Casio querían componentes para una nueva línea de relojes que iban a lanzar, los CasioTron, y para sus calculadoras, que pasarían de LEDs a los más eficientes LCDs TN.



Cuentan que los suizos fueron invitados por el mismísimo Mr. Kashio a comer en un restaurante de Tokio, que por aquel entonces andaba en conversaciones con su habitual proveedor de componentes electrónicos, OKI Electric, para desarrollar sus nuevos productos. En octubre de 1974 el primer CasioTron ya estaba listo, con LCD personalizado fruto de la relación de OKI, Casio y los suizos, los cuales tuvieron que viajar en varias ocasiones a Japón para solucionar diversos problemas que se les plantearon en el desarrollo del reloj. Recordemos que hacer un display de ese estilo y ponérselo a un pequeño reloj era algo enormemente innovador en aquella época.

La presión del mercado y la alta demanda asiática (así como la necesidad de abaratar precios) obligó a levantar una subsidiaria en el Lejano Oriente, así que los suizos de la Brown, Boveri & Company (BBC) construyeron otra planta de ensamblaje de LCDs en Hong-Kong. En ella, Casio fabricaría sus displays de relojes y de televisión portátil.



Ahí no se acabaría la historia. La innovación de esta compañía consiguió otro hito en 1983, al patentar el primer LCD STN (Super-Twisted Nematic), consiguiendo una resolución y nitidez nunca antes vista con los LCDs convencionales. Nintendo fue el primer fabricante en hacer uso de ella para sus Game Boy, pero pronto comenzó a ser utilizada en todo tipo de productos e, incluso, muchos años después, en la tecnología de teléfonos móviles.

La factoría suiza comenzó a decaer a principios de los ochenta, cuando la competitividad del mercado de los displays LCDs aumentó considerablemente, pasando a llamarse Videlec AG y dedicándose a producir televisiones para la multinacional Philips, que era su propietaria.



Todos estos logros llevaron a conceder millones de patentes a la compañía, sin embargo, una vez que Videlec cesó sus operaciones en Lenzburg, el centro de desarrollo de BBC quedó reducido al total abandono. En 1989 lo poco que quedaba se vendió a Oerlikon-Contraves, y hoy forma parte de Hightec.

Quién nos iba a decir que los primeros Casio (y también buena parte de los siguientes) tenían muchas conexiones con el Viejo Continente. Aunque bueno, para ser más exactos habría que puntualizar que la realidad era que los CasioTron en sí no se ensamblaban en Europa, claro, pero de Suiza provenían algunos de sus componentes más importantes.



| Redacción: ZonaCasio.com / ZonaCasio.blogspot.com




| Historia | | CasioTron | | Tecnologia | | BBC |

3 comentarios:

  1. Anónimo10.6.22

    No estaba al tanto de esta historia, muy interesante el artículo.

    ResponderEliminar
  2. A cuadros me he quedado. Relojes Casio Swiss Made.
    Muy interesante la investigación, y efectivamente desconocida para muchos, al menos para mi.

    ResponderEliminar
  3. Increíble y fascinante muy valiosa investigación!

    ResponderEliminar

Zona Casio Semanal

Inscríbete en nuestro Grupo de Noticias para recibir gratuitamente nuestro magazine Zona Casio Semanal, con el cual podrás leer cómodamente todo el contenido de ZonaCasio off-line, y conservarlo como material de consulta o información. En cualquier momento podrás anular tu suscripción, así como configurar cómo quieres recibir los avisos y notificaciones, cómodamente en tu casilla de correo.
Puedes darte de alta a través de éste link. ¡No te lo pierdas!