Mostrando las entradas para la consulta Cuarzo ordenadas por relevancia. Ordenar por fecha Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas para la consulta Cuarzo ordenadas por relevancia. Ordenar por fecha Mostrar todas las entradas

28/7/12

Relojes mecánicos VS relojes de cuarzo


Sé que esa dicotomia es casi tan antigua como el propio cuarzo, y que, por mucho que se defienda ciegamente una u otra tecnología, siempre habrá personas que crean que su decisión sobre un tipo de reloj frente a otro es la mejor y más lógica. Pero no es nuestra intención entrar en controversias de ese estilo, sino simplemente exponer los pros y contras de cada tipo de reloj para que, luego, cada uno saque sus propias conclusiones, teniendo en cuenta lo que le gusta, lo que necesita y lo que busca.

Por eso vamos a dar los puntos claves para tener razonamientos y base fundamental que nos facilite la decisión, si es que aún alguien está dudando, de qué tipo de reloj le satisfará más.

22/7/18

La importancia de los rubíes en un reloj de cuarzo


Más de una vez os habréis fijado (sobre todo en los modelos antiguos) cómo algunos relojes analógicos de cuarzo llevan marcado en su módulo la leyenda: "no jewels" ("sin rubíes"), mientras que, históricamente, los buenos relojes mecánicos se clasificaban incluso por el uso de estas piedras preciosas (cuanto más rubíes tuviese un calibre, era -casi siempre- sinónimo de un mejor calibre y mayor duración de éste). Se explicaba que los relojes de cuarzo no llevasen rubíes en que no los necesitaban, al ser su movimiento electrónico.

Pero esto no es del todo cierto. El otro día veía el bonito módulo del Junghans Meister Mega, que es un reloj de cuarzo, con un llamativo rubí que destacaba entre tanta circuitería. Entonces, ¿por qué los buenos relojes de cuarzo sí llevan rubíes? ¿Por estética? ¿Para encarecer el producto? Obviamente no.

15/2/13

Por qué un Casio de 10 euros mide mejor el tiempo que un Rolex de 10.000


Bajo este llamativo título, Andrew Tarantola escribía el pasado día 12 un interesante artículo en Gizmodo, explicando lo que todo el mundo (más o menos) ya sabe: que por muy caro que sea un carísimo reloj automático o manual, jamás podrá llegar a la exactitud de un simple Casio de 10 o 20 euros.

El autor explica la historia de los primeros relojes de bolsillo (no confundir con los primeros relojes que funcionaban, que, como hemos contado muchas veces aquí, iniciaron su andadura en los monasterios), allá por el año 1505, que se usaban como adornos o "baratijas" por las clases altas, y que eran conocidos como "taschenuhr" (que no es más que "reloj de bolsillo" en alemán, por cierto). En el artículo ponen un ejemplo muy gráfico: más o menos eran como los chihuahuas son hoy para muchas clases altas.

22/6/22

Casio comienza a utilizar tecnología de cuarzo termocompensada para mejorar su precisión


El nuevo GBD-200 de G-Shock. Imagen: Zona Casio


Desde el pasado año de 2019, Casio ha comenzado a implementar tecnología de cuarzo termocompensado (oscilador de cuarzo con compensación de su temperatura) para mejorar la precisión de algunos de sus relojes. Hay que señalar que la exactitud de un reloj electrónico depende de varios factores, como la calidad del cuarzo, de su aislamiento, oscilación a las temperaturas y pureza. Es un fino equilibrio bastante difícil de mantener, y que exige que el oscilador esté lo mejor aislado posible y su fabricación se realice en salas con atmósfera limpia (las conocidas como "salas blancas").

Pero eso no es todo, con las constantes tensiones se produce en el cuarzo el fenómeno de las impurezas, generadas por la propia vibración (estrés mecánico). Por lo tanto, en algunos relojes de gama alta se utiliza un cuarzo "envejecido" (se dice que Citizen y Seiko para sus movimientos de élite llegan a envejecer sus cuarzos durante tres meses con el fin de medir ese efecto y poder tenerlo en cuenta), logrando así un oscilador más fiable a esas tolerancias. Eso explica también por qué a medida que un reloj tiene más años, se vuelve a la vez más impreciso.

15/10/11

Prueba: la resistencia magnética de los relojes Casio


Según un estudio del fabricante de relojes Sinn, el 60% de los relojes que llegaban a sus manos del servicio técnico se encontraban magnetizados. De estos, la mitad había dañado seriamente el funcionamiento correcto del reloj. Por lo tanto, la resistencia al magnetismo es algo a tener muy en cuenta si queremos disfrutar de un reloj con todas sus propiedades y cualidades que nos esperamos, y, sobre todo, fiable. A esto hay que añadir que el magnetismo es un efecto que no se ve, con lo cual podemos acabar teniendo un reloj magnetizado sin que nos demos ni cuenta, o achacar su inexactitud al mecanismo, o al modelo, cuando podemos ser nosotros mismos los culpables de haberlo causado.

Casio posee una colección, dentro de su línea G-Shock, antimagnética. Dicha colección nos asegura, según Casio, que esos relojes cumplen la normativa antimagnetismo ISO 764 o DIN 8309 (concretamente, la Clase 1 de la norma JIS). Pero en la práctica esto no es suficiente. Hoy en día casi todos los relojes que se venden pasan unos tests de calidad y tienen una considerable resistencia magnética, y todos los movimientos mecánicos modernos, como los ETA suizos, cumplen la norma ISO 764 aunque en el reloj no lo ponga. Es decir, no es una norma que proteja especialmente al reloj de campos electromagnéticos fuertes, por lo tanto que nadie se lleve a engaño al adquirir un G-Shock por esta característica. De hecho, para que un reloj cumpla la norma ISO 764 no tiene que cumplir más que una característica: que no se atrase o adelante más de 30 segundos por día al sometérselo a una intensidad de campo magnético de 4,800 A/m (ampere por metro). Y casi todos los relojes de mediana calidad de la actualidad lo aguantan. Tengamos en cuenta que 4,800 A/m es más o menos lo que cualquier imán casero puede producir, por lo cual, no lo dejes cerca de campos electromagnéticos de gran intensidad, como los motores eléctricos que tienen batidoras, robots de cocina... o junto a aparatos como las pantallas de televisión. Especialmente, si dicho reloj tiene sensores, como algunos modelos de Casio, o es un reloj mecánico o analógico.

7/1/18

¿Quién inventó el reloj digital?


Como suele ocurrir, la invención del reloj digital no ha sido algo que se pueda atribuir a una única persona, sino que es la unificación de varios inventos e innovaciones tecnológicas lo que dio lugar al reloj digital. Aunque todos los componentes de un reloj digital básico son importantes, podríamos distinguir dos principales: la pantalla de cristal líquido, y el oscilador de cuarzo. El cristal líquido es en la actualidad un apasionante campo de investigación, y aunque se lleva más de medio siglo investigando sobre ellos, se continúan buscando combinaciones que ofrezcan cualidades extra al display LCD, por ejemplo usando terphenyl para resistir las radiaciones ultravioleta que inciden sobre los dígitos (muy importante en relojes con tecnología solar, como los Tough Solar) o que soporten un rango de temperaturas extremas, como las mezclas eutécticas usadas en los cristales líquidos de modelos como Pro Trek con resistencia a bajas temperaturas.

Por ello, antes de continuar con los autores de los inventos conviene saber lo esencial: ¿Qué es el cuarzo? Como la mayoría ya conoce, el cuarzo es un mineral. Pero lo mejor de este tipo de rocas son dos cosas: una, su difusión y facilidad de obtención. El cuarzo está prácticamente en todas partes, y obtenerlo no es demasiado difícil. Sino fuera así el reloj digital sería caro de construir y estaría al alcance de muy pocos. Otro de los aspectos positivos del cuarzo es su propiedad de oscilación, vibrando cuando se le aplica corriente eléctrica que es, a grosso modo, el principio de funcionamiento de un reloj de cuarzo.

7/1/15

Nuestro cuerpo es un cristal... líquido


Probablemente sepas que el mayor volumen de nuestro cuerpo es agua. Un recién nacido tiene hasta el 75% en su nacimiento, y de adultos el nivel se queda en torno al 65%. Pero lo que seguramente no sabes es que ese agua es, en su mayoría, cristal líquido. Funciona como el cristal de los displays de nuestros relojes (y de hecho una de las formas en las que se presenta el cristal líquido se llama colestérica, ya que está presente en el colesterol, y uno de los primeros descubridores - Friedrich Reinitzer - de este tipo de estados líquidos lo hizo gracias al colesterol de zanahoria, siendo difundido su trabajo en 1888). Las membranas de nuestras células tienen el tipo liotrópico, y este tipo de cristales líquidos biológicos son muy abundantes en los seres vivos, y también en los productos generados por éstos, como las telas de las arañas, formadas también por una forma especial de cristales líquidos.

Ahora bien, no hay que confundir el cristal líquido con el cristal de cuarzo. Mucha gente tiende a hacerlo, y hay muchos términos incorrectos que se refieren al display LCD como "de cristal de cuarzo", "cristal de cuarzo líquido" o incluso "display de cuarzo", lo que es totalmente erróneo. Una cosa es el cristal de cuarzo incorporado en el oscilador de cuarzo (que vibra ante la presencia de un campo eléctrico), y otra muy diferente son los cristales líquidos del display LCD.

11/2/18

Relojes de cuarzo VS relojes mecánicos


Estos días estuve escribiendo relatos para El Imperio. En uno de ellos se realizaba una entrevista a la Directora General de la marca de relojes de lujo suiza Eternium. Esta alta ejecutiva decía en la mencionada entrevista que a ellos lo más que les importaba de sus relojes era la exclusividad, y venía a decir que con ello podían vender cualquier modelo de reloj por muy elevado que fuera su precio, y por exóticos que fueran sus materiales.

Esto no es algo que yo haya introducido por casualidad, sino que es algo que he obtenido y aprendido tras leer, seguir y manejar constantemente, o casi constantemente, todo tipo de noticias y notas de prensa del mundo de la relojería mecánica, especialmente de la relojería suiza, pero también de algunas de las firmas relojeras japonesas, con marcas como Grand Seiko, que todos tenemos en mente.

3/5/19

Las innovaciones de Casio más adelantadas a su tiempo


Relojes resistentes a los golpes, relojes con sensores, relojes con cinco alarmas... Si nos ponemos a bucear en la historia de Casio, la lista de innovaciones y de tecnología que ha puesto al alcance de todo el mundo podría ser interminable. Aquí no aspiramos a tanto, pero vamos a dar un pequeño repaso a algunas de ellas, sin mencionar cosas como los relojes con cámara de fotos, calculadora, o "sniffers" GSM de los que ya hablamos en otras ocasiones.

Pero no vamos a empezar hablando de relojes aunque, obviamente y tratándose de Casio, van a ser parte principal de este post. Empezamos hablando de calculadoras. Precisamente esta tarde leía en una red social a alguien hablando sobre su primer "ordenador de bolsillo", una FX-720P de Casio (que intentaremos poner su foto en la galería, por cierto), lanzada en 1982 con 2 KB de RAM (12 KB de ROM) y una CPU a 455 kHz con resonador cerámico (para el reloj del sistema, se utiliza como un oscilador). Os preguntaréis por qué no utilizaban un cristal de cuarzo..., bueno, un resonador de cerámica tiene una alta estabilidad piezoeléctrica, y pueden ser utilizados en espacios más pequeños. Se utilizan cuando se requiere una señal de frecuencia, sin que sean críticas las tolerancias. Como la FX-720 no incorporaba reloj, un resonador era más que suficiente. La precisión de un cristal de cuarzo, sin embargo, es mucho mayor, y por eso se utiliza en los relojes electrónicos, donde la medición de tiempo en un largo periodo es más crítica (con desviaciones que pueden ser de menos de 10 segundos/mes, como algunos relojes).

28/9/18

¿Por qué muchos relojes de Casio llevan la palabra "Lithium"?


Estamos a principios de la década de los ochenta, en plena fiebre de los digitales. Los relojes de cuarzo se venden como rosquillas y están presentes en la mayoría de muñecas, hasta el extremo de amenazar con eclipsar no solo a los relojes mecánicos, sino a los relojes analógicos -de agujas- incluso. Y no solo son la última moda, no solo son "cool", sino que son más útiles y precisos que un mecánico y, además, son más prácticos al incorporar -en muchos casos- más funciones. Por eso a esa etapa se la llamó "la era del cuarzo", aunque en realidad apenas llegó a ser una década.

El cuarzo apareció también en escena en un momento álgido de las computadoras y la microelectrónica, por lo que llevar un reloj digital era lo más parecido a llevar una microcomputadora de bolsillo. Más que llevar hoy un smartwatch. Y los había muy avanzados para su tiempo: con pantalla táctil, calculadora, traductores... Incluso podías acercarlo a un aparato de teléfono y hacer que marcaran un número. Eran los "phone dialers", antes de que ese término adoptase las negativas connotaciones que le dio la informática mucho más recientemente.

21/2/14

Misterios en torno al reloj: La ciudad donde los relojes se adelantaban solos


A mediados del año 2011, en el mes de junio, saltaba a los medios internacionales un curioso caso que ocurría en la región italiana de Sicilia, concretamente en la ciudad de Catania y proximidades. Sin intervención alguna, de forma misteriosa, de pronto los relojes digitales comenzaron a adelantarse todos quince minutos cada día. Todo comenzó cuando dos informáticos, Andrea De Luca y Francesco Nicosia, se dieron cuenta de que sus relojes se volvían locos. Más por curiosidad que por otra cosa, estas dos personas empezaron a preguntar a sus conocidos en las redes sociales si les ocurría lo mismo. Su sorpresa fue mayúscula cuando vieron que no eran los únicos: a cientos de personas les pasaba igual. La respuesta a su pregunta empezó a extenderse como la pólvora, y pronto se vieron sorprendidos por una enorme cantidad de gente que les decía: "a mí me ocurrió con el reloj del microondas", "a mi con la radio".

Así las cosas, los especialistas empezaron a indagar en el misterio, y expertos de la Universidad de Catania lanzaron la hipótesis de que algo que estaba ocurriendo en el volcán Etna (que había entrado en erupción) causaba ese preocupante adelanto. Al parecer -decían- el volcán producía "bruscos cambios electromagnéticos" que incidían sobre el frágil mecanismo de los relojes de cuarzo.

17/6/13

Un reloj de cuarzo, siempre


Se ha hablado una cantidad de veces enorme sobre las diferencias de los relojes mecánicos y los de cuarzo. De hecho es una de las comparativas que suelen repetirse más en todo tipo de debates. Pero en la actualidad prácticamente no hay nadie que no tenga ya asumido que un reloj de cuarzo es infinitamente superior a uno mecánico.

Los relojes mecánicos han quedado simplemente como un complemento, un bonito adorno para vestir, pero sin utilidad práctica. Muestra de ello es la variedad de modelos extraños y extravagantes que lanzan muchas marcas: algunos son simples tourbillones caravista, otros las agujas y los índices son tan finos que apenas se les ve, y en otros ni siquiera tienen índices. Son simples objetos de adorno, y normalmente quienes los llevan no suelen ni perder el tiempo mirando la hora en ellos, ya que usan sus teléfonos móviles para saber la hora que es.

7/6/20

Hazañas de la relojería: el segundero muerto


Uno de los grandes e históricos retos de la relojería mecánica moderna, fue siempre el de lograr el llamado "segundero muerto". Por la simple concepción de los engranajes mecánicos de movimiento continuo, el hacer que éstos se detengan (fuera del inapreciable paso entre diente y diente de engranaje) y volvieran a reiniciar su marcha fue uno de los quebraderos de cabeza de la relojería mecánica de los últimos tiempos. Y es que el dilema no era sencillo: ¿cómo hacer que el segundero se detuviera, sin detener al mismo reloj?

Claro que, antes de meternos en harina, conviene empezar por el principio: ¿para qué íbamos a necesitar un segundero "a saltos", lo que en el argot lleva el curioso nombre de "segundero muerto", "seconde morte" o "deat beat second"? Hay quienes creen que la intención de las manufacturas relojeras al lograr este hito mecánico es el meramente estético, casi como el de un tourbillon (con los debidos respeto al tourbillon, por supuesto). En suma: conseguir que el reloj mecánico imite el movimiento de un reloj de cuarzo. Así, tendríamos un reloj que, a ojos del neófito, llevaría dentro una pila (o una batería), cuando en realidad lleva engranajes y cuerda y, en algunos casos, rotor con su masa oscilante.

6/5/14

El reloj digital nuclear


No se si por desgracia o no, pero lo cierto es que la "locura atómica", allá por los años cincuenta y sesenta, pilló un poco pronto a los relojes digitales, puesto que su masificación y difusión aún no se habían producido. Por aquellos años había un cierto entusiasmo sobre todo lo atómico, se creía que sería la energía limpia del futuro, una energía casi sin costes y duradera. Esto trajo consigo que se hicieran todo tipo de lo que hoy consideraríamos "salvajadas" con ella (pero que en aquel tiempo suponían una muestra de avance). Los fabricantes de automóviles ideaban modelos para la gente del futuro, en donde pensaban que iríamos de un lado a otro montados sobre nuestro propio reactor nuclear. Este era el caso del Ford Nucleon o el SIMCA Fulgur.

Los gobiernos estadounidense y ruso invirtieron multimillonarias sumas de dinero en el desarrollo de aviones alimentados por combustible nuclear. Lo atractivo que suponía un avión de este tipo, el cual podría volar a gran altitud y permanecer en la alta atmósfera durante años, hizo que se ideasen todo tipo de soluciones a cual más escalofriante, rocambolesca y desquiciada que la anterior. El principal escollo de las fuerzas aéreas fue el peso, puesto que un reactor nuclear, para ser seguro, tenía que pesar mucho, algo incompatible con la necesaria ligereza que requiere una aeronave. Sin embargo la Armada sí pudo realizar con éxito el submarino nuclear que vemos hoy en día, gracias a que bajo el mar el peso no es tan importante.


19/11/13

El reloj para un cataclismo mundial (...o personal)


A veces compramos relojes e invertimos bastante dinero en modelos con cajas resistentes, con duros cristales minerales, y con resistencia a las inmersiones en el agua, a los golpes e incluso al magnetismo y a las fuerzas centrífugas, pensando que será nuestro reloj definitivo y al que recurriremos si ocurre un cataclismo a nivel mundial, o incluso nacional. Pero en muchas ocasiones nos olvidamos de algo esencial: sus pilas.

Compramos esos relojes con pilas de tres, cinco o incluso diez años de duración, creyendo que así van a estar con nosotros y nos van a servir fielmente mientras dure un terrible conflicto bélico. Pero pongámonos en esa terrible situación -que deseo fervientemente que ninguno tengamos que sufrir-. Imaginémonos que tenemos ese reloj y pongamos que posee la cifra más generosa para la duración de su pila: una de diez años. E imaginémonos que dura esos diez años (algo que no siempre pasa, no conozco muchos módulos que, usados todos los días, duren tal cantidad de años, algunos se quedan cortos en uno o en un par de años).

12/6/13

Un calendario perpetuo no es tan perpetuo


Hay una discusión desde hace muchísimo tiempo sobre los calendarios perpetuos, su complejidad, el por qué Casio no los utiliza de forma genérica y la comodidad de un reloj con un calendario de ese tipo. Lo cierto es que hay tal mezcla de conceptos y tal enmarañamiento (siempre que nos metemos con los números es fácil liarse o no explicarse muy gráficamente) que reducirlo todo a un simple posts apto para que lo lea y lo entienda cualquier profano en la materia, y hacerlo a la vez interesante para un profesional relojero, es enormemente complicado. Aún así vamos a intentarlo.

Lo primero vamos a desmitificar algunos principios que se suelen dar por sentados: un calendario perpetuo no es perpetuo. No existe un reloj, mecánico o de cuarzo, con calendario perpetuo. Todos los relojes tienen que tener un mínimo ajuste. Es cierto que los mejores relojes mecánicos con calendario perpetuo casi no se ajustan en la práctica, pero si el reloj lo heredan generaciones y generaciones, alguna de ellas acabará teniendo que ajustarlo. Esto "lo tienen que agradecer" los maestros relojeros al Papa Gregorio XIII, que estableció el calendario gregoriano (el que usamos en la actualidad, para mejorar el anterior calendario juliano) y que desde 1582 sentó el principio de que también habría siglos bisiestos. El fin era solventar un fallo de precisión del calendario juliano, que se retrasaba 0,0078 días por cada año. Así, en su bula Inter Gravissimas, este Papa propuso suprimir un año bisiesto cada cien años. Como curiosidad, la Luna tiene una relación muy importante en esta reforma, haciendo coincidir determinadas fechas (lo tienes explicado bastante bien en la Wikipedia) con celebraciones.

13/3/19

Campos magnéticos y relojería


Cada vez se ven más bolsos especiales y carteras que aíslan del electromagnetismo y de los lectores electrónicos lo que llevemos en su interior. Son muy útiles para tarjetas de todo tipo: de banco, de transporte, para chips NFC... Son las conocidas como carteras o fundas con protección RFID, y también con protección a objetos con imanes.

Ya que, en nuestra sociedad de la tecnología, el magnetismo está por todas partes, si llevas un reloj mecánico tienes muchas posibilidades de que su pequeño desajuste se deba a este tipo de influencia magnética. Y es que los relojes mecánicos no se llevan nada bien con los dispositivos electrónicos, al fin y al cabo - reconozcámoslo - proceden de unos tiempos y una época muy diferente a la nuestra, donde no era nada habitual estar en la presencia de un imán, mucho menos de potentes baffles, o de los campos electromagnéticos generados por todo tipo de instrumentos, tecnología de superconductores, escáneres, y máquinas eléctricas que nos rodean por doquier.

15/1/20

Casio en los 70: la historia de los Casiotron


Mucho se ha hablado de los relojes de Casio en los ochenta, bastante también de sus modelos en los noventa (sobre todo en cuanto a G-Shock, su época más fructífera y dorada, seguramente), pero muy poco de la Casio que comercializaba sus modelos durante los primeros años del cuarzo.

Todos, más o menos, sabéis ya la historia: los americanos habían probado el efecto de vibración del cuarzo al serle aplicada una corriente eléctrica, también su uso práctico en relojería, junto con el gran avance que haría de los relojes algo nunca visto hasta entonces: los LCDs y la ordenación de los cristales de cuarzo. Toda esa tecnología pasó a manos japonesas, quienes supieron ver su potencial y sacarle auténtico partido.

25/5/18

"Marcando el tiempo": relojería mecánica contra digital


Ricardo Suárez-. Bienvenidos a una edición más de "Marcando el tiempo", aquí en VAV Radio. Os saluda Ricardo Suárez y en esta edición vamos a tener a dos invitados especiales que nos van a hablar de relojería desde dos puntos de vista que podríamos considerar casi como "opuestos". Nuestro colaborador habitual, Mateo Salazar, con el que solemos hablar de relojería clásica podríamos decir, ¿no? Muy buenas Mateo, bienvenido.

Mateo Salazar-. Hola, buenas. Sí, relojería tradicional; a mí me gusta más el término de relojería tradicional que clásica, porque la tradición relojera se remonta a muchos siglos atrás, sin tener que irnos a los relojes solares ya los árabes eran expertos en mediciones astronómicas, y podríamos considerar que la medición astronómica, la medición del paso del tiempo, y de las estaciones, fue la génesis de lo que hoy conocemos como relojería, que tanto nos esclaviza y que mide nuestro devenir segundo a segundo, gracias a los relojes atómicos, los cuales tienen la capacidad de controlarnos incluso más allá de la milésima de segundo. No hay que olvidar que antes las carreras y competiciones se establecían con marcas por segundos, y ahora las carreras son de milésimas de segundo. Y todo esto forma parte del control atroz y férreo del tiempo, del tiempo en nuestras vidas, y un testigo de todo ello es el reloj que llevamos en nuestras muñecas.

Ricardo Suárez-. Y nos acompaña también Byron Smith, que es colaborador de espacios de todo tipo relacionados con relojería de cuarzo, el cual es un placer tenerlo aquí para esta interesante charla sobre las dos formas principales de relojería, la mecánica y la electrónica. Muy buenas, Byron Smith, bienvenido.

Byron Smith-. Hola, muchas gracias por haberme invitado.

4/12/12

Los sacerdotes tendrán que desembolsarse casi 200 € si quieren "su" reloj


Cuando el fabricante alemán (con sede en Glashütte, Sajonia) KronSegler se puso en contacto con el Vaticano para lanzar un reloj para religiosos y sacerdotes, la Santa Sede le puso como condición únicamente dos cosas: que debía ser asequible para todo el mundo, y que parte de los beneficios que generasen sus ventas se deberían dedicar a labores de beneficiencia. Este último punto no se si lo han cumplido (me imagino que sí y que efectivamente parte del dinero de sus ventas se invertirán en proyectos caritativos), pero el primer punto no parece que lo hayan tenido en cuenta porque, con los casi 200 euros que cuesta el reloj (en su versión más básica), no se puede decir precisamente que sea un elemento al alcance de cualquiera.

Obviamente, no es un precio astronómico, pero sí ya es un precio bastante considerable. También es cierto que por ese dinero obtienes no sólo un bello reloj, sino un elemento diseñado magníficamente y con un acabado impresionante. Estamos hablando del modelo Sacristan de KronSegler, el reloj "oficial" del Observatorio del Vaticano.

Zona Casio Semanal

Inscríbete en nuestro Grupo de Noticias para recibir gratuitamente nuestro magazine Zona Casio Semanal, con el cual podrás leer cómodamente todo el contenido de ZonaCasio off-line, y conservarlo como material de consulta o información. En cualquier momento podrás anular tu suscripción, así como configurar cómo quieres recibir los avisos y notificaciones, cómodamente en tu casilla de correo.
Puedes darte de alta a través de éste link. ¡No te lo pierdas!