2/5/21

¿Está Casio alcanzando sus límites?



Las compañías de tecnología llevan años viviendo una auténtica revolución, un cambio de su modelo de negocio y de su mercado que las obliga a unos desafíos cuyas consecuencias las lleva, en muchas ocasiones, al borde de la extinción. Lo hemos visto con Siemens, vendiendo su línea de electrónica de consumo a los chinos, con Philips haciendo otro tanto de lo mismo, o más recientemente, con LG siguiendo la misma senda. Anteriormente ya habían sido devastadas por esa vorágine firmas del calado de Telefunken, Amstrad o Grundig. Eso por mencionar algunas europeas, porque las japonesas no se han quedado atrás. Baste mencionar marcas como Aiwa, Sanyo o Radiola, que los que peinamos canas tenemos en nuestro recuerdo como buenas y fiables firmas de la tecnología.

Todas han sucumbido ante la pujanza de las chinas que, a precios más asequibles, y aun a pesar de su peor calidad, se han ido haciendo con el mercado.



Casio prometía por activa y por pasiva que jamás entraría en el mercado de los smartwatches, y menos para G-Shock, cuyo concepto no se adaptaba a ese tipo de relojes. Las tornas han cambiado completamente, y G-Shock se encuentra ahora inmerso en una vorágine de modelos inteligentes de todo tipo.


Inicialmente nadie se preocupaba de ellas: sus productos eran anodinos, dejaban mucho que desear y, además, eran difíciles de encontrar. Pero poco a poco las firmas chinas han ido ganando terreno. A la facilidad de fabricar en su propio país (el único sitio del mundo donde industrialmente, y en la práctica, se tiene acceso a las tierras raras, tan necesarias para la tecnología actual) se une el hecho de que, de copias más o menos burdas, han ido pasando a productos robustos y cada vez más fiables.

Paradójicamente sus competidores han hecho todo lo contrario: para competir, algunas de esas firmas legendarias tuvieron que en su día bajar calidad, y recurrir a peores materiales y diseños.


Casio es de las poquísimas firmas históricas de productos de consumo de electrónica que quedan. El resto han sido borradas del mapa por la pujanza china de todo tipo de marcas de lo más variopintas.


Ahora nos encontramos que marcas chinas de electrónica no solo han ido conquistando el mercado, sino a muchos usuarios que, hasta jamás pensaron, llegarían a usar de manera diaria uno de sus productos. Incluso usuarios amantes de la relojería tradicional, o fieles seguidores de marcas establecidas - como Casio -, se han pasado "al enemigo". En algunos casos prefieren sus smartbands, en otros se han dado cuenta que los relojes chinos ya ofrecen más que los de esas marcas históricas.

Para complicarlo más aún todo, debemos tener en cuenta que Casio nunca fue una marca de relojería. Siempre fue una firma de tecnología que, entre esa tecnología, pues fabricaba relojes. A diferencia de Citizen, Seiko u Orient, que podríamos calificar como "las tres grandes" de Japón, Casio nunca produjo movimientos mecánicos. Sus relojes eran puros dispositivos electrónicos, simplemente. Por eso sigue siendo un hecho digno de admirar que, como compañía tecnológica, haya logrado sobrevivir ante la voraz competencia de los chinos. Ninguna otra - de las cientos que llegaron a existir - lo consiguió. Incluso dentro de la relojería mecánica claudicaron la mayoría, algunos pasándose a grandes grupos (como Orient, o el grupo Swatch en Suiza), y otras, como dijimos al principio, quebrando.


Cuando los fabricantes chinos comenzaron a lanzar biseles de acero compatibles con G-Shock, en Casio adujeron que ellos no lo harían porque un bisel de acero restaría las virtudes de robustez de sus G-Shock. En Zona Casio valoramos positivamente su decisión. Hoy nos quedamos sin palabras y, atónitos, asistimos boquiabiertos a sus modelos con bisel metálico, tras estar tantos años denostándolos desde G-Shock.


Por eso ante la avanzada de marcas chinas, Casio trata de desenvolverse para subsistir. Por un lado, vende relojes "a la moda", por el otro, pasándose a la franja elitista, donde hay más beneficio por unidad de venta, y un nicho que han sabido explotar bastante bien los suizos.

Pero sin embargo, en el primero de los casos Casio nunca fue una marca de moda, como Nixon o Rip Curl. No vende complementos de moda y, entre esos complementos, "a veces" tiene relojes. Ni mucho menos. Ellos no fabrican otros complementos que no sea eso, relojes.


_Casio en la encrucijada_

//Con los cristales de zafiro ocurrió otro tanto como con los biseles de metal: en G-Shock aseguraban que un zafiro no iba con la filosofía de un G-Shock. Sin embargo, buscando una razón para aumentar su precio, ahora los mejores G-Shock sí incorporan zafiro. Inaudito.//




Y en el segundo de los casos, Casio nunca fue elitista. Ahora lo más fácil es encontrar en su catálogo relojes que superen los 500 euros, cuando eso antiguamente era la excepción. Con modelos al límite, exclusivistas y excluyentes, intentan compensar en cierta medida la pérdida de presencia por dos razones principales: por la competencia china, y porque el reloj ya no es ese bien necesario e imprescindible que antes lo era. Así, relegan sus modelos más asequibles a mercados emergentes donde aún tengan cabida y se vendan bastante bien, compitiendo con marcas chinas "del montón" (a fin de cuentas, esos Casio de hoy no dejan de ser un reloj hecho en China más). A la vez, para los países más desarrollados tratan de posicionar su imagen de modelos elitistas, acudiendo a valores como la tradición, la historia, los materiales exóticos o, en el caso de los smartwatches, la complejidad tecnológica.

Mientras, a la par, convierten sus páginas web en simples tiendas, y sus tiendas en voraces máquinas de generar ventas ante la acuciante necesidad de obtener inmediatos beneficios mientras puedan.

Pero, no obstante, en Casio son bien conscientes de lo complicada de su situación y, para tener una puerta de escape como Philips (que se pasó al negocio profesional de la medicina), Motorola (al negocio de redes para operadoras) o LG (que hará otro tanto de lo mismo), han decidido por un lado unificar divisiones (a finales del mes de marzo pasado se empezó a hacer una reestructuración de ellas), eliminando lastre, y fortaleciendo la línea profesional que, en el caso de Casio, apunta al negocio de la medicina, tras explorar el de la logística.


Casio no desaparecerá, pero lo que sí han desaparecido son muchas de sus líneas y marcas de productos. Por lo que pueda venir, los japoneses ya se están preparando soltando lastre, y unificando divisiones.


Pero obviamente en Casio no tienen el bagaje de Philips o Siemens, así que aún les queda terreno por cubrir y, mientras eso suceda, tratarán de resistir el temporal con sus divisiones actuales.

Cuando esa transición se lleve a cabo - cosa que ocurrirá más tarde o temprano -, algunas de sus líneas de productos de consumo que queden (Exilim la han eliminado, y en teclados electrónicos lo han reducido al mínimo) puede que acaben en manos de las firmas chinas que hoy son sus competidores. Quizá estemos siendo testigos, por tanto, de los últimos coletazos de una Casio que ya nadie reconocerá.

| Redacción: ZonaCasio.com / ZonaCasio.blogspot.com




| Reflexiones | | Mercado | | Ventas | | Crisis |

14 comentarios:

  1. Me parece que Xiaomi es la nueva Casio. Si recordamos sus comienzos Casio se dedicaba a hacer lo mismo que hacían otros, pero a un precio mucho más asequible, casi nunca fueron pioneros en tecnología, pero si que supieron abaratarla y darle un uso práctico.

    Eso lo han perdido, y si lo más que han conseguido es el GDB-H1000 que recortando el GPR-B1000 han conseguido vender a mitad de precio, es más bien poca cosa. No hay que olvidar la Ley de Moore, cada 18 meses la tecnología cuesta la mitad, un GDB-H1000 tendría que costar no más de 150€ y entonces sería un bombazo.

    El otro día veía en Amazon el GW-B5600 a 90€, eso es un gran avance, sino fuera porque la conectividad BT no aporta nada.

    Miremos su catálogo y sus novedades, salvo hoyas como el AE-1500 todos son relojes disparatados de precio y fuera de su nicho de mercado. Si quieres tecnología, Citizen la hace igual y más barata, y si quieres lujo, pues te vas a Longines.

    Incluso últimamente todos hablan de Garmin, ya no se habla de Casio.

    Creo que eso les pasa por no escucharnos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, puede que Xiaomi acabe siendo Casio, aunque le falta catálogo. Lo mismo ocurre con Garmin, tienen buenos, pero tienen pocos. Algo que diferencia a Casio y en donde sigue siendo muy fuerte es en variedad, nadie tiene tanto (aunque en Casio cada vez tengan menos, ya vemos cómo van cayendo cada vez más relojes de su catálogo, y si buscamos Collection con armis, ni hablemos de comparar los que tiene con los que tenían), y en que se pueden encontrar fácilmente. Sales a la calle y en la primera tienda de la esquina puedes comprarte un A158, pero no un Xiaomi o un Garmin.

      Por desgracia, de acabar con eso también se están encargando, porque a las tiendas cada vez las están asfixiando más. Si todo se reduce a la venta online, pues lo van a tener difícil frente a las mencionadas Xiaomi o Garmin, porque online sí que esas dos firmas son competitivas, y encima ofrecen más.

      Eliminar
  2. "en Casio adujeron que ellos no lo harían porque un bisel de acero restaría las virtudes de robustez de sus G-Shock. En Zona Casio valoramos positivamente su decisión. Hoy nos quedamos sin palabras y, atónitos, asistimos boquiabiertos a sus modelos con bisel metálico, tras estar tantos años denostándolos desde G-Shock"...

    He querido empezar con la cita de esta parte del artículo porque me parece interesante, porque la contestación de CASIO en este caso creo que fue una "salida por la tangente" para no admitir que le habían vuelto a adelantar por la derecha, sabe fabricar muy buenos relojes pero no sabe explotar algunos nichos de mercado o no quiere...

    Me explico un poco mejor, los biseles de acero existen en CASIO desde los G-Shock de la serie Cockpit: GW-1701D, GW-1400, G-700D, G-741D, G-511D etc. (y cito algunos de los que tengo). El problema es que no lo supieron ver, o llegan tarde.

    Llegan tarde como con los smartwatches, las pulseras de actividad, las app., etc. y creo que es algo "compatible" con los relojes "tradicionales" si quieren seguir fabricándolos (cosa que espero que sí, obviamente). Y más si tenemos en cuenta que es una empresa de tecnología y no exclusiva de relojes.

    Volviendo al tema de los accesorios, una idea que dejo al aire: si en vez de vender cientos de acabados del DW-5600 (por poner un ejemplo), vendieran dos o tres y "cientos o miles" de biseles y correas de distintos colores, materiales, etc. ...pues entonces estaríamos hablando de otra cosa porque si que hubieran aprovechado esa "modularidad" del concepto y la hubieran adaptado a las modas, a lo mejor hubiera sido más rentable...no lo sé.

    Pero claro, si tenemos problemas para obtener ciertos recambios de modelos ya con años a sus espaldas...

    No es un a crítica, más bien un punto de vista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buena idea la de los biseles, y es cierto. Pero ya, un G-Shock cambiándole unos cuantos colores lo puedes vender a 200 €, y un bisel no lo puedes vender a ese precio. Esa es la gran diferencia.

      Eliminar
    2. Lo pensé, pero creo que al final se impondría la teoría del "cartucho de tinta" o el misterio de las "fundas de móvil"...

      Eliminar
    3. El problema de los biseles de acero en ciertos modelos,es que hoy día,la mayoría si su única protección es el bisel de resina,ya que los módulos van prácticamente pegados a caja,y le ponemos un bisel metálico....
      Ya no es un G-shock
      Es un reloj digital corriente
      Otra cosa es una buena protección interna con bisel metálico...
      Pero hoy día es al revés

      Eliminar
  3. Son los estertores de un gigante moribundo de caminar un mal camino por si mismo escogido, pero mientras sigan fabricando un solo reloj digital estan haciendo algo que nadie mas hace tan bien como ellos. ARB Artmsa Cuba

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, no tienen nnguna competencia. No sé si es porque el resto no puede o porque no ven mercado, pero te sales de Casio y no hay nada en digital.

      Eliminar
  4. Gracias ZC por decir lo que muchos pensamos, aunque no deja de ser lamentable Casio está siendo su propio verdugo por las malas decisiones de éste milenio. Personalmente no veo ninguna competencia sería frente a Casio sólo algunos emprendimientos furtivos tratando de aprovechar el legado de los vintage, por lo que creo que Casio está perdiendo presencia porque quiere, incontables veces se han dado ideas innovadoras en éste blog y de seguro en muchos más de gente sincera y desinteresada financieramente, ideas para apoyar y mejorar la marca, Casio goza de comunidades que hablan de sus productos a diario, ninguna competencia tendrá eso jamás, y me parece triste que Casio no lo haya valorado.
    Si yo tuviera que tomar medidas radicales reduciría todas las líneas exóticas y me dedicaría a hacer Marlins lo más barato posible. Luego abriría un portal donde se puedan ofrecer modelos a través del crowdfunding, así asegurar ventas de modelos más caros (no al revés haciendo horribles diseños y esperar a que alguien se gaste cientos de €). En cuanto a tecnología, ya nadie necesita funciones avanzadas en un reloj, calendario, alarma y cronometro es suficiente. Un usuario de Bluetooth quiere recibir notificaciones, controlar sus músicas o el volumen sin sacar el teléfono, punto, nada más. La tecnología solar ya no es un ornamento deberían fomentar su aplicación y en último caso uniformar el tipo de pila que usan.

    Sinceramente no sé que pretendían hacer repitiendo sus recetas habiendo un mercado que retroalimenta sus productos. Me parece grocero.

    ResponderEliminar
  5. Los asiduos de ZC, los fans del digital puro y duro, los vista larga del reloj multirecurso, estamos en una encrucijada. Queremos relojes digitales a lo Marlin, buenos modulos en cajas de acero con trasera roscada, y a precios decentes. Pero Casio ve otra cosa, Casio sabe que el ser humano es visual, Que una imagen vale mas que 100 raciocinios. Todos debieran saber que un reloj digital ofrece mas que un analógico, pero la gran mayoria de compradores compra analogicos porque son mas "visuales", mas llamativos, mas "bonitos" aunque la belleza sea relativa a los ojos que la miran. Hay mucha mas personas que no razonan al comprar un reloj, solo compran lo que les entra por un único sentido: La vista. Y eso Casio lo sabe y actua en consecuencia. La Casio de sus inicios que tanto añoramos era racional y practica en todos sus diseños, ahora esta Casio es solo visual, solo ventas, solo mercado. A fuerza de subsistir a traicionado sus fundamentos tan puros y unicos en el mundo del reloj de pulsera. Es triste pero es asi y tenemos que adaptarnos y dejar de pedir peras al olmo. No va a suceder. Solo en raras ocasiones pueden suceder cosas como el reciente AE-1500 y con eso debemos malvivir (y recordar) lo que fueron tiempos de gloria. Solo lamento que mi prole por mucho que le hable y le muestre imagenes de antaño nunca tendrá la posibilidad de tener aquellas maravillas en la muñeca. Perdonadme el tono sensiblero pero es lo que siento y agradezco a ZC por permitirme este espacio. En Cuba tenemos internet de subida y bajada hace muy poco tiempo, pero llevo muchos años haciendo proselitismo a favor de Casio en mi ciudad. Y vendiendo y comprando los Casios de segunda mano que entraban al pais via marinos mercantes que eran de los pocos cubanos que viajaban Cuba. Descubrir este y otros foros de relojes al poder acceder a internet por primera vez fue como encontrar un rayo de luz en la oscuridad. Saber que existen mas personas en el mundo con las mismas ideas y reflexiones sobre un hobby apasionante. Una vez mas perdonenme el parrafon. Alain Artemisa Cuba

    ResponderEliminar
  6. Lo del crowfunding lo he pensado varias veces. Solo hay que ver como se han disparado los precios de los vintages en unos años.Se ha multiplicado su valor.Os imaginais poder tener un marlin de calidad por este metodo.O un dw 1000 o un dw 3000.Yo creo que si se venderian.Si hay gente dispuesta a pagar un dineral por uno de segunda mano, imaginaos nuevo.....Y al mismo tiempo diversificar ....

    ResponderEliminar
  7. Hoy en dia lo retro vende y mucho...Hay gente pagando verdaderos disparates por juegos de Megadrive o Supernintendo.Pienso en el futuro de Casio y se me vienen a la cabeza historias como la de NOKIA

    ResponderEliminar
  8. Psicoac8.5.21

    No entiendo la verdad el entrar en que "todo tiempo pasado fue mejor". Hace algunos años con algún compañero que aquí escribe sosteniamos ambos las mismas posturas, él que Casio no sabia a dónde iba, y yo que sí lo sabia. A los hechos me remito, sigo pensando lo mismo. Lo que ocurre es que creo que pensamos con el corazón, porque este tema es algo "pasional" y se nos "olvida" que las empresas son eso ... empresas. Desde un punto de vista humano psicológico se tienen unas consideraciones, pero desde el empresarial, del accionariado y de ganancias, se tiene otro. Como ya se ha comentado alguna vez, los "fans" o "frikis" de la marca, son o somos una minoría, y las empresas están prestas a los mercados emergentes ya sean de paises emergentes, a los cuales "miman" por sus altos porcentajes de ventas de relojes basicos o bien a los que buscan novedades más o menos perecederas. Se trata de consumo, y se trata de vender, para una empresa, no de hacer lo que a nosotros nos guste más como entusiastas de la marca.

    ResponderEliminar
  9. Psicoac8.5.21

    No entiendo la verdad el entrar en que "todo tiempo pasado fue mejor". Hace algunos años con algún compañero que aquí escribe sosteniamos ambos las mismas posturas, él que Casio no sabia a dónde iba, y yo que sí lo sabia. A los hechos me remito, sigo pensando lo mismo. Lo que ocurre es que creo que pensamos con el corazón, porque este tema es algo "pasional" y se nos "olvida" que las empresas son eso ... empresas. Desde un punto de vista humano psicológico se tienen unas consideraciones, pero desde el empresarial, del accionariado y de ganancias, se tiene otro. Como ya se ha comentado alguna vez, los "fans" o "frikis" de la marca, son o somos una minoría, y las empresas están prestas a los mercados emergentes ya sean de paises emergentes, a los cuales "miman" por sus altos porcentajes de ventas de relojes basicos o bien a los que buscan novedades más o menos perecederas. Se trata de consumo, y se trata de vender, para una empresa, no de hacer lo que a nosotros nos guste más como entusiastas de la marca.

    ResponderEliminar

Donaciones

Si te gusta la página, ayúdanos a su mantenimiento.
¡Muchas gracias!