¿Existe el purgatorio?

2017-01-07

Las primeras críticas al WSD-F20 no se hacen esperar


Obligada o no (creo que obligada, sinceramente), Casio tuvo que presentar en el CES una nueva variante de su WSD-F10, el WSD-F20 en este caso posicionándolo dentro de la gama Pro Trek. Los medios especializados trasladados a Las Vegas lo han estado analizando estos días (¿hay tanto que analizar?), y algunos de ellos ya han ido publicando sus veredictos.

No quiero hacer sangre, pero ya te imaginas que es más de lo mismo.




El sitio especializado en tecnología CNET (que de smartwatches y de todo lo que suene a "smart" saben un rato) son lapidarios: "pésima batería", sentencian, refiriéndose a que ese va a ser uno de los puntos más flojos del WSD-F20. Y es que con la misma batería del WSD-F10, que ya duraba solo un día, en el WSD-F20 ahora, además de todas las apps y todo lo que se le meta, va a tener que lidiar con el GPS. Y esto, para CNET, ya supone que esa batería no llegue siquiera a ese día de autonomía. De hecho aconsejan que, a pesar de ser un reloj para la aventura, uno no se arriesgue a hacer una aventura con él. Esperemos que al menos aguante un sesión de escalada deportiva. Eso sí, de usarlo en un viaje en bicicleta para una ruta media-larga, olvídate.

En Weareable alaban la posibilidad de usar mapas en modo off-line. Pero acaban lamentándose de lo mismo que CNET: frente a los Garmin, Suunto o Polar, el WSD-F20 poco puede hacer. Por ejemplo, en Garmin ofrecen tres semanas de autonomía, y el de Polar, optimizado para Android Wear, puede permanecer dos días activo. El de Casio puede estar mucho tiempo encendido, pero solo en modo de LCD monocromo en donde puedes ver la hora (ni siquiera podrás activar un mísero cronógrafo en ese modo). O sea: mejor llévate un F-91 para tus aventuras.


Con el análisis que les hace Engadget tampoco quedan muy bien. Después de aclarar que el aparato que se vio en el CES solo podía usarse en un sospechoso "modo demo", inciden -como la mayoría- ya de primeras en la molestia de una recarga constante. Que hay que tener en cuenta que, además de ser una batería no-reemplazable por el usuario, a los pocos meses de uso (sobre todo si este es intensivo) no podremos obtener el cien por cien de la batería, por lo que su autonomía se reducirá notablemente hasta hacer de el reloj algo inservible o un bonito (y carísimo, por cierto) pisapapeles.

Por cierto, que Casio repite el mismo error de construcción y una de las quejas de la versión anterior: el puerto jack de recarga, muy endeble y sobremanera frágil. Luego dicen que escuchan a sus clientes... Pero no se realmente si lo que ocurre es que no les han escuchado, que les ha dado igual, o que hay que sacar esto porque se vende (y se va a vender, y ya veréis: se va a vender mucho). Así que no se qué decir, si un acierto de Casio por lograr vender este producto, o un desacierto por no hacerlo mejor. Pero yo creo que la verdad, en el fondo, el acierto es de Google, que sigue colocándonos sus Android Wear y sigue haciendo a la gente felices con él cumpliendo con ello una vez más la máxima de la publicidad que dice que no importa que tu producto (o lo que sea que vendas) sea bueno o necesario, sino darlo a conocer y luego ya se venderá solo. A base de insistencia todos acabarán vistiendo un smartwatch. ¿Que crees que no vas a caer? Espera, espera, ya caerás.


| Redacción: ZonaCasio.com

3 comentarios:

guti.bitacoras.com dijo...

Y el Garmin Febix 5 todo lo contrario. Està siendo un acierto...

Si Casio vende muchos, su imagen de marca se resentirá. Clientes indatisfechos que no seŕan fieles. De hecho más aún de lo que se ha resentido con estas reviews especializadas.

Que pasó con el desarrollo propio que iban a retomar?

zonacasio dijo...

Ni idea Guti. Las patentes ahí están, pero igual las dejan hasta que se cansen de ellas, o las retoman dentro de diez, veinte, treinta... o cien años.

Además, en teoría tienen un reloj "medio desarrollado" genial, pero creo que no deben encontrarle un hueco o que es poco competitivo, o que creen que frente a Android no tienen nada que hacer. Creo que eso solo ellos lo saben. Habrán hecho estudios de mercado y no les habrán convencido...

David Burgos dijo...

Hace tiempo que no me compro un Casio, la política de distribución de G-Shock me desencanto de la marca, pensaba que este seria mi vuelta al ruedo, pero se ve que tampoco. Lo de la batería es una locura, seguramente pille su rival directo el Garmin Fenix 5X. Una pena