2015-07-15

Casio Pro Trek de los noventa, aquellos modelos con los que podías pasar frío sin preocupación


Casio comenzó lanzando sus modelos con LCD resistente a las bajas temperaturas en los años ochenta, que soportaban mínimas hasta los -30º C. En los noventa su línea de aventura se vio enriquecida por la aparición de la gama Pro Trek. Los Triple Sensor, Twin Sensor, Twincept y Thermo Sensor de aquellos años, materializados en modelos como los PRT-111, PRT-110 o PRT-11, no solo disponían de -en algunos casos- tapa de cierre en titanio (sí, aunque la caja del reloj fuera de resina), sino que su resistencia a las temperaturas más gélidas alcanzaba un mínimo de -20ºC. También soportaban temperaturas máximas de hasta +60ºC.

Pero como suele ocurrir, llegamos a estos años y Casio nos suele hacer volver a recordar que cualquier tiempo pasado fue mejor.




Los Pro Trek actuales, por desgracia, poco tienen que ver con aquellos. Ciertamente ahora sus sensores son más pequeños, pero en otras cuestiones los modelos de antaño los continúan aventajando. Actualmente no hay Pro Trek cuyo LCD soporte temperaturas menores a los -10ºC (aunque luego en la práctica todos sabemos que soportan más, pero nos referimos obviamente a datos oficiales). Los PRW-3000 o los últimos en llegar, los novísimos PRW-3100 o SGW-1000, tienen un aspecto más comedido, más clásico, más de "reloj de andar por casa". Atrás se han quedado aquellas formas rebuscadas, steampunk y robóticas que lucían los Pro Trek que nos enamoraron a muchos. Pero eso no es todo: Casio ya ni siquiera especifica temperaturas máximas que soporten sus LCD. Sea para curarse en salud, para que nadie se sienta decepcionado o porque no quieren arriesgarse a asegurar algo que luego no puedan cumplir, sea por lo que sea, en resistencia pura y dura el LCD de antaño no tiene nada que envidiarle al actual.

Una de las cosas que siempre me han gustado de los Pro Trek "de antes" era su forma de construcción en capas. El display iba por una parte, sobre él la placa, a un lado el sensor, y luego el armazón que se unía a la caja en su parte interna. Modelos como el PRT-350 (que llevamos al primer número de la Revista ZonaCasio, por cierto) o PRT-35 estaban montados así.


No estoy diciendo que Casio deba volver al pasado, por mucho que algunos lo añoremos. Pero con el potencial que tiene y el éxito que tendría un modelo así, no creo que les costase mucho rediseñar una caja y volver, al menos de alguna manera, al impactante y extrovertido diseño de antes. Y también a ofrecer opciones con partes en titanio, el precio no subiría demasiado (no subiría apenas nada) y sería un gran atractivo para muchos de sus clientes, como antaño hacían en Pro Trek como el mencionado PRT-111. Hacer el módulo resistente como el de antes ya no lo pediríamos, sabemos que eso sí que sería más complicado.



| Redacción: Zona Casio

3 comentarios:

  1. La verdad es que no se entiende que "oficialmente" los LCD de los actuales Pro Trek no lleguen a -20 ºC. No hace falta rebasar nuestras fronteras para encontrar temperaturas de - 15 ºC e inferiores en nuestras montañas. En G - Shock sí se pueden encontrar esas características en los GLS-100 y 8900.

    ResponderEliminar
  2. ¡Como se echan de menos esos protrek de antes, con los LCD de -20º y con esos sensores de rejilla!

    ResponderEliminar
  3. El mío, del cual no teneís información por aquí... ( o no he sabido buscar), es un PRT-60 y os aseguro que funciona bien a más de 50º, y por debajo, llegué a ponerlo -16º, todo ello en condiciones ambientales naturales.
    En la trasera reza "made in Japan Y".
    Me hubiera encantado leer algo sebreél por aquí....
    Saludos.

    ResponderEliminar

Última entrada

El Casio CPA-100 en profundidad (II). Construcción: robot cíclope

· Anteriormente : Casio CPA-100 en profundidad. Presentación . Ya hemos dado nuestra opinión respecto al diseño de esos novísimos "b...