Un año del Outgear AMW-701


En nuestro último repaso a un reloj después de algún tiempo de uso, su protagonista, el WVA-440D, no salió precisamente muy bien parado. Creo que hoy podemos resarcirnos un poco con este AMW-701 que recuperamos a la actualidad en este artículo.

Tras un año, aproximadamente, de un uso constante (cuando lo pusimos aquí ya llevaba tiempo "dando batalla"), hoy tenemos una buena ocasión para ver cómo ha aguantado el paso del tiempo, lo que nos dará una idea bastante buena de la robustez del reloj y de su "esperanza de vida".



Antes de nada hay que aclarar la vida que ha tenido, ya que depende de ello en gran medida su integridad. El AMW-701 no se puede decir que haya tenido una vida escandalosamente agresiva con él, pero tampoco es que haya tenido una relajada vida "de oficinista". Su uso ha sido práctícamente constante, diario, en todo tipo de condiciones climáticas: bajo nieve, bajo lluvias torrenciales, sobre guantes y equipamiento deportivo, y bajo tórridos dias de sol.

Ha sufrido además tareas de todo tipo, al ser un reloj "de batalla" no se ha tenido en cuenta si se rayaba o no, o si llevaba golpes. Como resultado, ha sufrido algún que otro "percance" (nada serio, en cualquier caso). Obviamente, no estamos diciendo que lo hayamos usado como bola de billar, pero tampoco lo hemos cuidado entre algodones.


Aspecto exterior
Algo de lo que más temíamos (y sabíamos que era de lo que más sufriría) era la pintura de su bisel. No es una capa protectora con tratamiento PVD, sino que es "simple pintura". Habíamos visto cómo muchos de estos relojes sufrían arañazos por toda esa capa, y temíamos que con éste ocurriera igual. Pero no ha sido así. A día de hoy la pintura se mantiene como el primer día, brillante y lustrosa.

Respecto a la caja, es sin duda una de las mayores virtudes del reloj. Creíamos que no nos defraudaría, y en efecto no lo ha hecho. Es una caja con dos acabados diferentes: pulido en sus bordes, y sin lustre (o arenado, como queráis llamarlo) en el frontal. Como decíamos con ocasión de su review, esto facilita mucho las cosas al mirar la hora bajo la luz directa del sol, ya que, al no tener brillos, la luz no se refleja tan intensamente como en una caja pulida. De hecho los rayos solares molestan más cuando inciden en el bisel (a pesar de estar pintado de negro) que cuando lo hacen sobre la propia caja.

Pequeños golpes o rozaduras no han dejado huella alguna sobre el metal, el acero del reloj es muy bueno, y no hay signos o marcas evidentes de envejecimiento.


Retoques
Desde que nos llegó el reloj, lo hemos sometido a algún que otro retoque, los cuales en ningún caso alteran su evaluación. Le hemos cambiado el armis por una correa estándar (la cual sí ha sufrido desperfectos, pero no es por culpa del reloj), y también lo hemos abierto, y lo hemos cerrado nosotros mismos, sin someterle a ninguna prueba de estanqueidad. Esto nos sirve para darnos una idea de lo que soportaría tras los cambios de pila, y de si sufre filtraciones al módulo.

Respecto al cristal, es un reloj con un cristal plano y el cual se encuentra sobrelevado respecto al perfil superior de la caja, por lo que está varios milímetros al exterior. Esto puede tener graves consecuencias: el cristal puede astillarse con un golpe, o rayarse con más facilidad. Por fortuna a nosotros no nos ha ocurrido nada de eso. Ciertamente hemos tenido los cotidianos tropiezos con él, pero es un cristal mineral, muy duro, y no presenta ninguna marca de encontronazos.


Módulo
El mecanismo del AMW-701 es muy completo. Su módulo es realmente impresionante, y, exceptuando la molestia que es el adelantar (o atrasar) la hora analógica de forma manual en los cambios de horario de verano e invierno -no se actualiza de forma automática como en otros ana-digi de Casio- no nos podemos quejar. Las finas agujas hacen que la parte digital sea realmente práctica (y que pueda usarse, ya que no la ocultan dichas agujas) y que en todo momento le puedas sacar el cien por cien al reloj y consultar la parte digital independientemente de dónde se hayen posicionadas las agujas. Además, el contraste de las brillantes agujas con el fondo negro y los índices, y el recubrimiento en neo-display de todo ello posibilita que se pueda consultar la hora en condiciones de semioscuridad sin ningún problema. A todo ello hay que añadir la pila de nada menos que diez años de duración, y el extra añadido -siempre es de agradecer- de fases lunares. Al ser un "Hunting Timer", no es necesario añadirle engorrosos procedimientos de configuración, como intervalos lunitidales, lo que supone un quebradero de cabeza menos.

La exactitud del módulo es extraordinaria. De hecho no ha sido necesario ni ajustar la hora analógica, ya que ambas funcionan a la perfección. Cuando lo pusimos en hora lo hicimos teniendo la precaución de adelantarle un minuto el horario analógico respecto al digital (para curarnos en salud, en estos modelos puedes hacerlo ya que, como comentamos, la hora analógica es totalmente independiente: puedes tener tres horarios en uno), y ese minuto se mantiene un año después. De hecho este reloj se ha usado para poner en hora otros que sí se habían desajustado.

Otras de las cualidades que más me ha llamado la atención de este reloj es su ausencia de ruido de funcionamiento de la maquinaria analógica. He tenido muchos ana-digi, y la mayoría de ellos hacen ese pequeño ruido al moverse sus agujas. Pero en éste, debido probablemente a la combinación de una robusta caja de acero que amortigua los ruidos y a sus finísimas agujas, apenas es audible. Obviamente, hace un pequeño ruido de engranajes, pero es casi imperceptible.


Diseño
Cuando llegó a mis manos este reloj me sorprendió gratamente su diseño. Creía que sería el habitual Outgear mastodóntico con pesadísima caja de acero y de un tamaño que, con ropa de invierno, resulta aparatoso. Pero en el AMW-701 eso no ocurre. Tiene un tamaño contenido, un peso perfecto (para ser de acero). Es de esos tipos de relojes que combinan el peso perfecto que te gusta sentir en la muñeca, pero sin llegar a ser molesto. Las dimensiones de su caja son muy buenas, dando como resultado un reloj enormemente cómodo, incluso con ropa ceñida.

De su diseño se le podría poner el hándicap de sus botones, casi sin guardas, pero como no he tenido problemas con ellos no puedo decir que sean malos. Además, todos ellos se pulsan con una sensación muy buena, con una sutil resistencia y el suficiente recorrido para que la experiencia de manejarlos sea bastante agradable. No tienen nada que ver con los botones como los del W-202 o algunos modelos de la gama Collection: los de este Outgear son infinitamente mejores.


Resumen
Si en un año este AMW-701 se ha logrado mantener como el primer día, con todas las cosas que tiene que podrían desfavorecerle respecto al paso del tiempo (bisel, movimiento analógico, cristal...), entonces es que podemos llegar a la conclusión de que estamos ante una gran pieza de relojería japonesa, un gran trabajo de Casio. Útil y práctico, el AMW-701 es un reloj que engancha enseguida por su comodidad y sus grandes funciones, por la claridad de su display y por su facilidad de lectura.

Es, por tanto, y sin lugar a dudas, un buenísimo pretendiente a reloj que nos podrá acompañar durante largos años y en todo momento, sea cual sea la situación o condición en que nos encontremos. Un reloj que, con un ridículo mantenimiento, nos dará largos años de servicio. Un modelo, en suma, agradecido y del que te puedes fiar.






| Redacción: Zona Casio

5 comentarios:

Francisco Frivero dijo...

Estos son los mejores test, los mas objetivos, y de los que más nos podemos fiar. Hay test de laboratorio, que no dejan de tener su importancia, pero que a veces nos dan la resistencia extrema y puntual de un reloj, pero la que verdaderamente nos interesa más es la prueba del uso cotidiano con el paso del tiempo, que es a la que someteremos a nuestro reloj la mayoría de nosotros.

Buen test, para un reloj que, además tuvo y tiene muy buen precio.

Peugeot dijo...

Estas variantes son las más desconocidas de Casio, relojes duros como una piedra y encima baratos, porque toda la gloria se la llevan los Edifice y los G-Shock. Además con unos módulos que tienen de todo: fases lunares, contadores de 24 horas, dobles horarios, unas cuantas alarmas, y se le puede quitar hasta el sonido de los botones. Y caja de acero y cristal mineral. Impresionantes.

RC dijo...

Muy instructivo leer las revisiones que usted le hace a los Casio sobre todo que anexa muy buenas fotos. Soy adicto a los de las serie efa, amw, ef y me gustaría que de vez en cuando reviviera a alguno de estos modelos que no han aparecido en ZonaCasio y si es posible publicar fotos de su maquinaria seria fantastico.

kurazaybo dijo...

Desde hace unos años tengo un Casio muy similar, el AMW 700 que lleva basicamente el mismo modulo, aunque orientado a la pesca. Es increiblemente resistente y a un precio asombrosamente bajo. Estoy muy contento con el, me gustaria que Casio ofreciera mas modelos con caja de acero pues son practicamente eternos.

Mi unica queja es que en mi experiencia la bateria no dura ni remotamente los diez años, pero ya esta de mas decirlo. Saludos.

Fausto dijo...

Parece que fue ayer cuando me lo calcé en la muñeca y a día de hoy, unos 4 o 5 años despues, puedo decir que estoy orgulloso de él. Lo he golpeado contra todo lo imaginable (radiadores, ventanas, el suelo, piedras, asfalto...), he pintado, nadado, sudado, caido, lavado platos, duchado, duermo con él puesto...
La arena de la playa no ha tenido compasión con él.
Es el reloj.
Arañado, astillado, rayado y sigue funcionando con la misma exactitud del primer día.
No tenia ni idea de lo que compraba cuando lo adquirí. Solo buscaba un reloj para el dia a dia y este me gustó por mi afición a la caza.
Ahora estoy en la ardua tarea de buscarle un sustituto a la altura...

Lo último de Casio Vintage

Lo último de G-Shock

Lo último de Baby-g

Lo último en digitales

Lo último en analógicos

Última entrada

G-Shock, en primera línea de batalla en Barcelona

No os voy a cansar de nuevo con el atentado ocurrido ayer en Barcelona (además, yo apenas sé lo que ha pasado ), porque supongo que ya esta...