La patente decepción de la resina


Hace ya bastante tiempo (casi dos años, nada menos) probamos aquí uno de los modelos Waveceptor de Casio, un modelo que por aquél entonces se posicionaba como uno de los modelos más elitistas de esa línea y que, aún hoy en dia, sigue siendo bastante preciado. Estamos hablando del WVA-440DE.

El modelo no es nuestro, pero tras un uso continuado, su propietario amablemente nos lo ha vuelto a ceder para que comprobásemos cómo le ha ido afectando el tiempo. Hay que destacar que el uso que ha llevado este reloj entra dentro de lo normal, que nadie piense que se le ha sometido a golpes, o que ha estado en entornos agresivos. Más bien lo contrario, se podría considerar su trato como un trato "de oficina".



Pero aún así ya presenta signos evidentes de desgaste, y sus materiales de resina, de fatiga: sus plásticos (aunque no se aprecie muy bien en las fotografías) empiezan a presentar ese desagradable aspecto de "plástico viejo" y sucio, tan característicos en relojes de cajas de este material. Pero lo más grave son las zonas de unión con la pulsera, las cuales se están desconchando de una forma alarmante.

Eso sí, para ser justos hay que destacar que su pulsera, de eslabones macizos, sigue estando impoluta, al igual que su cierre, que cumple su función perfectamente, com oel primer día.


Y es que éste es el gran problema de los plásticos, de los horribles (y antiecológicos) contrachapados, y de los acabados pintados: que tu maravilloso reloj, como no lo tengas "entre algodones", deja de ser maravilloso más pronto que tarde. Seguiremos defendiendo cajas macizas de metal (como las que tienen los Edifice, algunos Outgear, algunos G-Shock como el DW-5030...), y pulseras de metal, porque es la mejor forma de que conserves tu reloj y, a la vez, puedas disfrutarlo cuando quieras o cuando te apetezca.

Somos conscientes de que a veces la necesidad de competir en el salvaje mercado de los relojes, con tanta marca "low cost", manda y obliga, y que Casio, para ofrecer relojes al alcance de todos, muy habitualmente se ve obligada a adoptar este tipo de soluciones. Lo entendemos, lo asumimos y lo valoramos muchísimo. Pero también valoramos el poder disfrutar de un reloj resistente y duradero que pueda usarse. Y es obvio que para ello tiene que ser, al menos su caja, de metal.

Eso no quiere decir que no admiremos los de resina (todo lo contrario: nos encantan), pero no se trata de eso, de nuestros gustos, sino del reloj que haga que no nos sintamos defraudados. Al menos, que pueda aguantar nuestro ritmo cotidiano durante un largo tiempo.

| Redacción: Zona Casio

1 comentario:

ret2002 dijo...

Hola:

Yo tengo un wave ceptor de resina pintada, tiene como unos 8 años y la verdad es que ha tenido un uso intenso. De la parte de resina pintada ya casi no le queda pintura. Yo tenia entendido la resina mejora la recepcion de la señal de radio, con respecto a las cajas metalicas.
Un saludo.

Lo último de Casio Vintage

Lo último de G-Shock

Lo último de Baby-g

Lo último en digitales

Lo último en analógicos

Última entrada

El otro aniversario del que Casio se ha olvidado

Bueno, la verdad es que no se ha olvidado, pero apenas lo han mencionado. Y es que este año (en concreto, el pasado 1 de junio) se conmemor...