2018-07-20

Los smartwatches siguen sin poder tumbar a los relojes tradicionales


Las exportaciones de relojes suizos recuperan impulso, tal es así que han aumentado un 11% respecto al año anterior, demostrando que la relojería vuelve a ganar popularidad.

Pero no todo son buenas noticias: las compras españoles siguen cayendo en picado, de hecho el último descenso es bestial, un 12,1 % respecto al periodo anterior (que ya era nefasto de por sí), y un 11,3% respecto al año 2016. Esto es una muestra evidente de lo bajísimo que está el mercado español, que parece no seguir la tendencia del resto de mercados. Sólo Austria e Italia ofrecen cifras peores que España, colocándonos como el tercer peor mercado para las exportaciones de relojes de origen suizo.




Como ya hemos comentado en anteriores ocasiones, y las cifras nos vuelven a dar la razón, los mejores mercados siguen siendo los asiáticos, con incrementos de más del 76% en países como India, o de casi el 30% en Hong-Kong y Tailandia. También Oriente Medio, tradicional buen mercado de bienes de lujo, sigue siendo un buen receptor de la relojería suiza, alcanzando en países como Qatar cifras de más del 76%.

El incremento de ventas, con la consiguiente obtención de divisas, en países como China o Hong-Kong es tremendo (solo hay que ver por alto las gráficas para darse cuenta). Curiosamente Japón, que tiene una fuerte industria relojera de cuarzo, sigue siendo un buenísimo mercado para los más clásicos relojes suizos, si bien el año pasado parecía que descendían allí los beneficios, la subida que se ha visto en estos últimos meses ha recuperado y sobrepasado los niveles de 2016. Y es que como dice el refrán: "en casa del herrero...", o sea, "en casa de los japoneses de cuarzos, relojes mecánicos".

| Redacción: CODE Intermedia | codeintermedia.com