2017-07-09

¡Casio, qué bien haces relojes!


Esta mañana he tenido de nuevo que hacer labores de bricolaje, en este caso para extraerle la pila a un modelo de Lotus (Festina), con un módulo Epson (Seiko). Confiadamente creía que iba a ser una tarea sencilla, pero nada más lejos de la realidad.

Me sorprendió que la pila estuviera fijada por un armazón con dos minúsculos tornillos, algo que he visto muy pocas veces, y menos aún en fabricantes de renombre. Que se fije una pila con tornillos, que es un componente destinado a un cambio más o menos habitual, denota claramente lo poco atentos que han estado en la durabilidad del reloj sus diseñadores, y lo poco que confiaban en el mismo reloj su fabricante, pensando que el reloj se destrozaría antes de que la pila llegase a su fin.




Pero eso no es todo: los tornillos son tan específicos que incluso ni el más pequeño destornillador JIS que poseo era apto para ellos. Al final tuve que recurrir a un destornillador plano, con el riesgo de inutilizar el tornillo que eso implica (de hecho, parte de la cabeza del tornillo quedó dañada). Empecé a añorar y echar de menos esos módulos Casio que con cuidado y precaución uno puede extraer la pila sin dañar nada, mediante el resorte de su armazón. De hecho que ese sistema funciona, y funciona bien, lo demuestra el que a veces cambio o retiro las pilas de modelos Marlin con más de 20 años a sus espaldas (algunos llegan a los 30) sin ningún problema, pudiendo dejar el reloj listo y funcional para otro cambio de pila dentro de cuatro, cinco o siete años. En el caso de este módulo Seiko, dudo que su dueño pudiera hacerle soportar más de dos cambios de pila.

Por otro lado, me ha llamado muchísimo la atención la forma de incorporar el módulo a la caja: ¡con pestañas! ¡Oh, no, no puede ser! ¡Clips para sujetar el módulo de un reloj! Incomprensible. No quiero meterme en la piel del pobre relojero que tuviera que reparar el reloj retirándole el módulo, ¿cómo lo haría? Además, la debilidad de sus clips es tal que solo con verlos sabes que tienes un porcentaje altísimo de partir alguno, porque obviamente las cuatro a la vez para extraer el módulo "limpiamente" no puedes empujar.


Clips de sujeción también tenían aquéllos módulos de Pro Trek de los noventa, aunque por fortuna Casio dejó de implementar luego ese sistema.

Con todo eso, y comparado con lo bien que están ajustadas las cajas y el excelente ensamblaje de módulos de Casio que he abierto, solo puedo decir una cosa, que es la que rotula este post: ¡Casio, qué bien construyes tus relojes!

| Redacción: ZonaCasio.com / ZonaCasio.blogspot.com

3 comentarios:

guti.bitacoras.com dijo...

Son de esos detalles en los que Casio destaca, pero que casi nadie conoce, porque o no abre sus relojes, o no tiene referencias con otros relojes para comparar.

Una pena que con interiores tan bien diseñados, y módulos tan completos, luego estropeen el conjunto con cristales de resina, o cajas del mismo material.

ZonaCasio dijo...

En efecto, así es. Una de las combinaciones que menos me gusta es la mezcla tornillos de metal + caja de resina, mala idea mezclar un material tan resistente (el acero) con uno tan maleable (la resina). No es que sean incompatibles, pero sí que hay una gran probabilidad de que si andas mucho con ello, a la larga se acabe dañando el más débil. Era Adan quien aconsejaba el que las cajas de Casio aportaran alguna solución (un casquillo interno de metal, sugería), lo cual no está mal, o bien -como ocurre en muchos de hoy- que el módulo no se necesite abrir "casi nunca" (por ejemplo, con circuitería de gran autonomía o tecnología solar).

Pero si ya eso es malo, el mezclar resina y metal, lo que es dramático es encima fijar el módulo atravesando la placa con tornillos, y fijando la placa con esos mismos tornillos. Es cierto que se hace siempre, y no pasa nada -la mayoría de las veces-, porque son componentes que una vez ensamblados no se vuelven a tocar (o no debería), pero en el caso de una pila, que cada cierto tiempo hay que extraerla, que ésta se fije a la placa mediante un armazón con tornillos que tienes que retirar, y encima ponérselos atravesando la placa de circuitos, me parece un error monumental. Así lo tenían muchos cuarzo antes, y la mayoría recordaremos muy bien cómo acabaron.

Daniel AH dijo...

Los tornillos para la batería son como colgar un cuadro y "reforzar" el clavo de la pared con cinta scotch. Es señal de un mal trabajo inicial. Mal "empalme" del módulo con el reloj. No me sorprendería que al diseñar el reloj no hubieran tomado en cuenta el módulo.