¿Existe el purgatorio?

2016-12-21

Un día de emociones


Es necesario esperar, aunque la esperanza haya de verse siempre frustrada, pues la esperanza misma constituye una dicha, y sus fracasos, por frecuentes que sean, son menos horribles que su extinción.
Samuel Johnson


Esperanza es lo que albergábamos muchos por ver una cosa así. Este año ha sido duro. Muy duro. Durante meses y meses hemos estado caminando en un erial, soportando estoicamente cómo G-Shock, Pro Trek, MR-G, Sheen, Edifice... Comían más y más terreno a los digitales. Durante meses, muchos meses, nos señalaban con el dedo, casi vaticinaban nuestro fin. "Estáis acabados"; "¡No hay sitio para vosotros entre Mudmasters, Gulfmasters y G-Steels!". Nos negábamos a huir, a dar la espalda como cobardes. A tirar la toalla y la bandera. A quedarnos llorando nuestras penas en un oscuro rincón a escondidas. No. Sabíamos que nuestro tiempo llegaría. La fe mueve montañas, y nosotros teníamos fe. Sabíamos que llegaría un día en donde volveríamos a tener nuestro sitio, ocupar nuestro lugar. Nuestro reloj. Nuestro modelo. Nuestro sueño se haría real.

Es fácil escribir en un blog cuando mes tras mes la marca al que lo dedicas lanza al mercado modelos que te gustan. Pero es muy difícil cuando éstos no te dicen nada, cuando apenas sientes nada por ellos, cuando ves que es repetir las mismas cosas cambiándoles los números, las agujas, el fondo, los índices o el dial. Por eso precisamente elegí hablar de Casio y no de Citizens, de Seikos o de Festinas. Porque Casio es "otra cosa". Casio te apasiona, te da algo diferente y, encima, te lo da de calidad y a buen precio. No hay ningún fabricante así. No queda ninguno. Los demás te venden humo.




Pero al final llegó la luz. Para quien espera paciente, sabiendo que solo es cuestión de tiempo, la oportunidad siempre llega.

El tiempo... Ese elemento intangible que tanto apreciamos y que siempre se nos escapa. El tiempo, que dibujan estos hermosos "artefactos" en nuestras muñecas, con los que Casio nos ilusionaba tanto antes. Y ha tenido que ser ahora, justo ahora, cuando esa ilusión renace en nuestras manos.

Puedes volver a estar contento con Casio. Puedes volver a hacer las paces con ellos. No se si ha sido la insistencia de Casio España (seguramente algo habrán tenido que ver), pero lo cierto es que ya había perdido la cuenta del tiempo que llevamos esperando relojes así. Apunta el día porque -casi- pasara á los anales de la historia. Al menos, de la historia de Casio. Relojes así son los que crean aficion; relojes así son los que entusiasman y hacen vibrar; relojes así son lo que importan. Relojes así son los genuinos Casio de siempre. No, no eran relojes que te llevaban a Marte, pero sí te hacían soñar. Como éste. Como estos. Preciosos. Y lo decíamos una y otra y otra vez: si Collection estaba un poco "abandonada a su suerte" tenía que ser Outgear quien cogiese el testigo. Tenía que ser esta maravillosa línea en donde encontrásemos "el justo equilibrio". La histórica Casio. La leyenda renacida.

Sé que muchos van a empezar diciendo que esto se merecía una caja de metal, un cristal de mármol, o guindillas en vinagre... Mira, ¡me da igual! El módulo es emocionante, el diseño espectacular, el frontal, sublime, con todas las partes diferenciadas, complejas, la doble rosa de los vientos, el norte a contraste, la línea surcando el ecuador como el antiguo dial de un receptor de radio... ¡Oh, qué maravilla! Y el reloj. El reloj en conjunto es soberbio. El hecho de tener caja de resina casi lo agradecerá tú -nuestra- muñeca, y nuestro bolsillo, así "que nos quiten lo bailao". Además, no podemos obviar de ningún modo su notorio y voluminoso bisel protector, hecho en aluminio.


Bellas realizaciones estos SGW-600. Sin paliativos. Así es porque así son. No puedo perder el tiempo en describirlos. No sabría por dónde empezar. Cuanto más los miro, más bonitos me parecen. Fenomenales. Fantásticos. Maravilla digital en pura esencia. Auténtico arte relojero. Que se quiten Rolex, Hamilton, IWC... ¡Ésto, esto es la auténtica maravilla! Puedo empezar por su parte superior cuadriculada, su pulsador con flecha a color, la sutil elegancia de las leyendas acompasadas en el bisel como suave brisa primaveral... Y hablando de leyendas, puedo empezar con lo bonito que queda ahí la denominación "THERMO". Así, sin más. Genial, Casio. Lo has hecho genial.

Del módulo sólo le pondría pegas a una cosa: un cronógrafo de 24 horas. Pero con hora en todos los modos y, sobre todo, sobre todo, ¡por fin!, temporizador con repetición, iluminación EL, y sonido de los pulsadores desactivable, casi compensa con creces el pequeño "defectillo" del cronógrafo de solo una hora. Y no olvidemos su pila, de cinco años de autonomía.

Por lo demás, hablaremos mucho, seguramente mucho de este reloj, si Dios quiere. Mientras tanto, disfruta con él. Aquí intentaremos traértelo una y otra vez. No podría ser menos. No puede ser menos. Lo merece. Por que sí. Este es un día de emociones que tardaremos tiempo en asimilar.

Y es que no pedíamos tanto, somos muy fáciles de contentar si desde Casio quieren. Y el siguiente paso... Pues lo mismo o algo parecido, pero con caja de metal. Casio puede hacerlo. Casio puede sorprendernos.

| Redacción: ZonaCasio.com

9 comentarios:

Leonardo Daniel Pedraza Herrera dijo...

WOW! Pensé que este día no podía mejorar! Eso 5 años, bien podrías "estirarlos" a 7. Bien Casio! BIEN! Así es como siempre quise verte, vamos que sabemos que puedes seguir así! Y ahora, a ahorrar dinero, que por muy baratos que estén tendré que comprarme el AE Y éste. Y los que faltan! Gracias! Grazie! Thanks! Arigato Casio!!!!

Sayabros dijo...

En hora buena, nunca mejor dicho. Esta guapo el Reloj

Pablo B dijo...

Un digital precioso, espero que sea el primero de un buen puñado de ellos que Casio vaya dando a conocer a lo largo del 2017. Eso sí, llamar "defectillo" a un crono de sólo 1 hora en un reloj orientado a actividades deportivas de exterior, es quedarse un poquito cortos, pero entiendo que le quites importancia ante la gran noticia que supone comprobar que Casio no nos ha dado la espalda definitivamente.

Creo que está claro que la mejor vía que les queda a los digitales para evolucionar es esta, los relojes herramienta deportivos, tema outgear, aquí es donde si hay ventas Casio se puede plantear mejorar materiales, ya lo hizo con ProTrek metiendo zafiro y titanio, aunque fallando al conservar la caja de resina, en mi opinión (me he probado varias veces el PRW-3100T y el impulso es siempre sacar la tarjeta de crédito, pero la caja de resina me echa para atrás...)

Apolino Apolinos dijo...


El reloj del año, que digo, de los últimos años, un pura sangre digital, armonioso en sus formas y plagado de funciones junto con un diseño rompedor, lo tiene todo.

ZN dijo...

sí, sin duda de estos se van a vender a puñados, éxito total, han dado en el clavo, y tiene ese nosequé futurista que me encanta

WR_100 dijo...

A mí hay una cosa que no me gusta: el termómetro.

Ya tuve un twin-senor (altímetro-termómetro) y el termómetro no era nada útil si no se tenía quitado el reloj. La verdad es que no sé muy bien si alguien le da utilidad a ese sensor.

Veo mucho más útil el barómetro/altímetro, que por lo menos predice el tiempo.

guti.bitacoras.com dijo...

Un reloj que hacía mucha falta la verdad. Esperemos que sea uno de muchos.

Gonzalo dijo...

Con la locura de fin de año propia del Hemisferio Sur, realmente no tuve tiempo de entrar antes, pero realmente es una gratísima sorpresa ver que Casio vuelve a lanzar un digital "como los de antes" y no un mero reloj abaratado copiando la estética de antepasados más dignos. Realmente me alegro por todos ustedes que tan estoicamente han soportado la reducción y decadencia de la gama digital de Casio, que parecía destinada a ser the last one standing, pero que por lo visto sigue dando dura pelea.

La única "crítica" que le puedo hacer al reloj, es que es un twin sensor, pero si le ponían un triple sensor, se la pondrían muy difícil a ProTrek jajaja

Ahora que los verdaderos creyentes han tenido su recompensa, los profanos podemos soñar con algún G-Steel con el módulo del DW5600 o incluso un digital de acero...

SergioQ4 dijo...

A mí la medición de temperatura me funciona muy bien sin sacármelo. (DW-8600 y amw-702)
Está seteado compensado y siempre marca valores lógicos.
En cambio el Tissot T-Touch, no mide ni la temperatura ambiente ni mi fiebre, siempre está entorno a los 32/34ºC, en el manual dice claramente que hay que sacárselo y esperar, para que mida la temperatura real.