¿Existe el purgatorio?

2016-09-04

¿Deberían pensar en Casio en una nueva marca "heritage"?


Decepción absoluta con Casio. Las críticas a su último catálogo no se han hecho esperar: "más de lo mismo", "a Casio habría que pedirle algo más", "esto ya cansa"... Y no solamente en sitios del idioma de Cervantes como este mismo blog o algunos foros, sitios anglosajones como Watchuseek también empiezan a sentirse hartos, llegando a decir que con Casio "tienen el bolsillo a salvo" (en referencia a que ya no gastarán más en relojes).

No descubrimos nada nuevo si decimos que en Casio vamos, en sus últimos relojes, de decepción en decepción. Lo llevan denunciando muchos de los más antiguos conocedores y usuarios de la marca, los cuales acabaron totalmente hastiados y pasándose a sus competidores. Porque para acabar con un clónico de Seiko, Citizen, Tissot o TAG Heuer en sus muñecas, para eso mejor tener el original.




Es curioso que esto ocurre en un panorama en el que, sin embargo, Casio está invirtiendo más y más en sus relojes, y desembolsando enormes cantidades de dinero pero, bajo mi punto de vista, de manera equivocada.

Es cierto que en un mundo en el cual los digitales tienen un protagonismo en cierta forma digamos "marginal" (por culpa del abaratamiento de costes en su producción, ya lo hemos explicado en este blog), aunque es verdad que cada vez más gente los usa, apostar todas las manos a ellos es, cuanto menos, una decisión arriesgada, pero creo que hay un punto medio entre prestarles demasiada atención e invertir mucho en ellos, al completo abandono en el cual la presente Casio los tiene en la actualidad.


Y eso a pesar de que todo el mundo suponía que no se podía vender un digital a precio de premium analógico, pero ahí está el nuevo Frogman GWF-D1000 a mil euros, o los Rangeman, vendiéndose como rosquillas. Por tanto no, no es que no haya nicho para ellos, es que Casio quiere codearse con los grandes fabricantes del lujo suizo ofreciendo cuarzos con resina o con calibres comprados a granel a Miyota o a Epson, y por ese aro, amigos, pocos van a pasar.

Por lo tanto a la pregunta de si Casio debería lanzar una nueva submarca "heritage" bajo la que ofrecer de nuevo sus productos con la identidad de siempre, con la que nos tenían acostumbrados y nos sentíamos tan identificados, la respuesta no es que deberían estar planteándoselo seriamente el hacerlo, voy más allá: creo que deberían haberlo hecho ya. Creo que, si la lanzasen ahora, llegarían hasta tarde.


Cierto que en estos últimos meses ha habido tímidos intentos con sus variantes "vintage", incluso han puesto secciones específicas en muchas de sus webs internacionales, pero no es suficiente. En primer lugar no es suficiente porque es una iniciativa bastante regionalizada, no cuenta con el impulso ni el suficiente sostén de Casio Japón, en donde esas variantes de relojes están en el más absoluto ostracismo.

Por otra parte, los actuales modelos de la línea "vintage" dejan mucho que desear, son tan ridículos que, enfrentados con los vintage reales nos harían sonrojar a cualquiera. A cualquiera menos a Casio, parece ser. Ese es el problema.


Que Casio lance un catálogo primavera/verano con los ridículos modelos que han comercializado es insultante, casi diría una tomadura de pelo, una falta absoluta de respeto a sus usuarios, seguidores y clientes. Que lo único que sepan sacar mes tras mes sean más camo (ya he perdido la cuenta de las variantes camuflaje que han puesto a la venta), más ana-digi clónicos unos de otros, y más carísimos premium que nadie quiere, nadie les ha pedido, nadie los echaba de menos y muy pocos compran, dice muy poco a favor de la Casio actual.

Lo peor es que esos premium tienen precios tan desorbitados que con ellos no sacan beneficio ni las tiendas que los comercializan, porque los compradores los piden a tiendas asiáticas donde pueden reducirles sus precios gracias a las diferentes tasas impositivas de esos lugares del planeta.


Que no haya un módulo en Collection digno, y que llevemos años sin un mísero digital con caja de metal dice bastante de a qué extremos de abuso han llegado en Casio. Abuso en el sentido de que te hacen comprar un reloj de plástico porque no encuentras alternativa que ofrecerte.

En Casio parecen pasar de todo, le confían su futuro a un smartwatch (el WSD-F10 presente, y el futuro reloj que están preparando), confiando en que eso va a ser lo que la gente les va a demandar, cegándose a la evidencia de que lo que les están pidiendo hoy, ahora, es otra cosa. Andan completamente perdidos mirando a Suunto y a Garmin para ver en qué lo hacen bien los demás, qué es lo que hacen "los otros", sin darse cuenta de lo mucho mal que hacen ellos mismos y de sus muchos errores. Buscan y rebuscan la paja en el ojo ajeno mientras ellos llevan consigo un tizón.


Lo más sorprendente es que defienden ahora su futuro de la mano de los smartwatches cuando no hace tanto prometían por activa y por pasiva que eso no lo iban a hacer ellos, que no iba con su filosofía, con su modo de hacer las cosas, y que la tecnología no estaba preparada para ofrecer los exigentes extremos de calidad que necesitaba un Casio. Será que todo eso ha cambiado porque ahora algún directivo en la cima de Casio se ha dado cuenta que ellos pueden coger gratis el sistema operativo de Google y meterlo dentro de una caja de plástico y, por hacer eso, pedir alegremente quinientos euros y quedarse tan anchos.

¿Que te ocurre algo con tu nuevo smartwach? "Nos lavamos las manos", Google ya se encargará de solucionar ese defecto en su próxima actualización (si la puedes instalar), porque, como nosotros no programamos el Sistema Operativo, "no es nuestra culpa". "Nosotros 'solo' lo vendemos". No es culpa nuestra si la batería te dura un día, no es culpa nuestra si se resetea, no es culpa nuestra si se queda colgado. No es culpa nuestra si eres tan tonto como para gastarte mil euros en un inútil pisapapeles. Así es el mundo moderno: vivir de engañarte con productos estúpidos que te prometen la felicidad hasta que sueltes el dinero, y cuando lo sueltes fingir no conocerte de nada ni haberte visto nunca. La antítesis de lo que era la Casio antes, donde ni siquiera pedías garantía a la tienda ni te importaba, porque sabías muy bien que podía pasarle por encima un tanque a tu reloj de Casio, porque antes te cansarías tú del reloj que el reloj de ti. Porque si un día te desprendieses de él sería puramente por hartarte, por no ser capaz de quitártelo delante, por no saber qué hacer para destrozarlo. Era un reloj confiable y un producto duradero, que ya podías pasar con él carros y carretas, que lo iba a soportar todo y no te iba a fallar jamás.


Ahora no. Ahora eso ha quedado atrás. Te venden un G-Shock y a los pocos años allá te busques tú la vida con sus recambios, sus bezeles y sus piezas sustituibles, que están para eso, para sustituir, pero no les da la gana sustituírtelas. Allá te las arregles tú con sus colores de goma de borrar, que si ellos pueden fabricar smartwatches como churros usando ese tentador "corta y pega" del reloj de Google, y pedir por eso más que un smartphone, que un televisor e incluso que un ordenador, ellos serán tan felices.

No me extraña que quieran derivar hacia esto también a G-Shock, y a este paso a todas sus submarcas, así pueden quedarse sentados viendo cómodamente sus dividendos y sus cuentas de beneficios aumentar, sin mover un solo dedo. Para qué programar o invertir en ingeniería si pueden hacerlo los demás. Cogemos el chip de Hitachi, los sensores de Sony y Toshiba, lo pegamos con "cinta aislante" y nos descargamos luego Android en un CD cutre y se lo metemos al cachibache este al que luego llamaremos "reloj". Luego lo envolvemos en un color chillón se lo damos a un patinero para que te lo venda como un producto "muy guay" y "muy moderno", y ahí tienes: quinientos euros por ello. Ale, a seguir viviendo del cuento. Hasta que todos nos hartemos y acabemos vistiendo un reloj de verdad y dejándoles a los de Casio que se sigan mirando su ombligo y felicitándose entre ellos, mutuamente, por lo guapos, listos y bien parecidos que son. Cuando el castillo de naipes se les caiga encima dirán que somos unos desagradecidos. No, ellos nos han empujado a abandonarles.






| Redacción: ZonaCasio.com

14 comentarios:

guti.bitacoras.com dijo...

Pues del todo de acuerdo en lo que decís. Una submarca heritage, quizás usando Casio para ella, y dejando G-Shock, Oceanus o Edifice para el resto sería lo suyo. Ya lo comentamos más de una vez.

También coincido en que van tarde. Pero es más, creo que no lo harán, porque son incapaces de sacar un collection que rivalice con los de antaño, y no sea del estilo al GW-5000 que cueste cerca de 400€. Han perdido ese savoir-faire de antaño, de calidad-precio. Así que prefieren reeditar más que amortizados A-168, y venderlos a 50€, pese a que antes costaban la mitad.

Tampoco han percibido lo del Rangeman que muy bien observáis, que si, que hay gente capaz de pagar 300 o 400€ por un digital, o como yo hice con el PRW-3100T, pero que en realidad no les da la gana hacerlo.

Miguel Angel Santelmo dijo...

Yo tengo meses sin que me llame la atención ningú reloj de las vitrinas de las tiendas de Casio. Antes cuando pasaba, casi siempre me anotojaba de comprar un reloj, aunque fuese un sólo modelo, ahora nada de nada.

No dejo de sorprenderme con lo eternos que son los G Shock de los 80, mis 5600C sifuen funcionando como si los hubiese comprado ayer, sin ningún tipo de detalle. Alguién conoce a alguna persona que se le haya echado a peder un G Shock de esos? ja ja ja ja.

guti.bitacoras.com dijo...

Me pasa exactamente lo mismo. Veo catálogos (de Casio), y no me dicen nada. Lo mismo que en los escaparates. Por suerte hay otras marcas, que siguen haciendo cosas interesantes...

Miguel Angel Santelmo dijo...

Así es Guti, un consuelo al menos...

Gonzalo dijo...

Yo estoy más que satisfecho con mi Rangeman, aunque sólo lo uso los fines de semana, por su tamaño incompatible con las camisas. Me encantaría el mismo módulo en un formato más acotado y con caja de acero , como se propuso aqui hace algún tiempo, pero con un diseño que sea una evolución del de los old school. Como hicieron e Seiko con aquellos hermosos modeloscon tinta líquida.
Hoy leia en ablogtowatch.com una entrevista al CEO de Hamilton, que daba algunos puntos de vista muy interesantes sobre los smartwatch, la cual les recomiendo. En resumidas cuentas decía que se puede incorporarles tecnología a los relojes, pero que deben seguir siendo relojes y no quedar obsoletos.
Pero tampoco podemos pedir que Casio siga en los 80, a mi jucio tienen que re imaginar el digital desde cero, incorprorando todas las tecnologías nuevas que no queden obsoletas a los 15 días y un diseño que se adapte a ellaa y no uno que se adapte a los gustos de hace 30 años.

sorderita dijo...

Me vais a perdonar por mi sinceridad, si es que la sinceridad hay que perdonarla. Me vais a perdonar, mejor dicho, si alguien se siente ofendido con lo que voy a soltar: estoy hasta los mismísimos de Casio. Pero hasta los mismísimos. Sobre todo por esa falta de respeto que muestra no sólo hacia los minoristas , los de la tienda de barrio de toda la vida ( los decomisos en España) sino , y es mucho más grave, por sus clientes.
Ofrecer lo que está ofreciendo en los últimos AÑOS... No es de recibo. Pero yo creo que la gota que ha colmado el vaso ha sido el lanzamiento del su smartwatch o mierda pinchada en un palo color naranja a ser posible ,que se les ha ocurrido lanzar.

Falta de respeto al cliente por un diseño tan cutre, falta de respeto al cliente por no meterle un GPS medio decente, que hasta Garmin lo tiene en sus series más básicas de Forerunner (otra cosa sea como funcione en estas ganas básicas per bueno...al menos se molesta en intentar solucionarlo) y no digamos en la gama media/alta con GPS más Glonass, Falta de respetoal cliente de toda la vida que conoce Casio, conoce que siempre fue una empresa imaginativa e innovadora, con soluciones que raramente fallaban, con una línea PROTREK que podía haber explotado a lo bestia (de hecho creo que el smartwatch deberían de haberlo enfocado en esta colección en lugar de en GShock, pero con el esfuerzo de software propio).
Falta de respeto por funcionar peor que Suntoo que ya es decir, en atención al cliente cuando el software falla. Falta de respeto al cliente por su cutre-encuesta, cuando sabe que relojes de Garmin como el Forerunner 235 o el Fénix o el 735XT le dan diezmil vueltas al suyo, a pesar de que por estos lares se les haya calificado como poco más que juguetes con un videojuego precargado sin, estoy segurísimo ,haberlo probado. Creo que Casio se olvida que Garmin es fabricante, no sólo de dispositivos para outdoor, sino que es una empresa con amplia experiencia en el campo de la aeronáutica .

Falta de respeto

Los que me conocéis ya sabéis de mi pasión por Casio a pesar de que siempre estoy dando por saco porque me encantan los diales invertidos (nadie es perfecto) perontodo tiene un límite.

Me encanta este blog. Para mí, que leo un montón de ellos, y de los más variados temas (geopolítica, derecho, programación, salud, historia, deporte...) me gusta decir que está entre los cinco mejores de los que tengo en mis favoritos. No sólo por sus entradas, seleccionadas de una manera muy inteligente, sino por los comentarios de los lectores. En definitiva: lo siento Casio pero no leo este blog para comprarte relojes.

Saludos y perdón por el rollo.

Miguel Angel Santelmo dijo...

Una pregunta, qué opinan de los relojes digitales Suntoo, fabricados con carcasa de acero inoxidable?

SergioQ4 dijo...

Que "caritas" las de las fotos... si esa gente es la imagen de Casio, me da ganas de *tirar* todos los Casio que tengo, ni siquiera venderlos!

Siempre me pareció carísimo el precio del WSD-F10, pero como nunca había pensado en comprarlo, no había tomado conciencia del todo... Tenía un amigo de viaje en USA, y pensé en traerlo para revenderlo... al cambio son AR$7600, es una exhorbitancia, a cuánto tendría que publicarlo? Quién me lo compraría pensé (aunque fuera el único en el País)? NADIE.
Es el precio de un TV LED de 42", una notebook, etc.
No hay ni uno publicado en mercadolibre (nuestro ebay), en cambio, hay varios de buena marca aunq no marcas de relojes (Samsung, LG, Apple, Asus, Sony, Motorola), pero todos mas "lindos" (dentro de lo feo que son todos) que el Casio, hasta parecen mas serios, mas reloj, y mas baratos!

Es caro como reloj, es como producto de calidad, como producto de deseo, como gadget tecnológico... Es caro en todo sentido.
Aunque algunos Casio de plástico también sean caros en relación a lo que son (plástico, cristal mineral, resina, aros protectores de módulo, un display, una plauqeta y un integrado), habiéndolos desarmado, le veo mucho mas valor agregado que a cualquier smartwatch, q por dentro lucen todos iguales, como cualquier tablet china.

guti.bitacoras.com dijo...

Pues sorderita ha explicado muy bien el sentimiento que tenemos la mayoría.

De Suunto, a mi me decepciónó. Aquí lo puedes leer: Suunto Essential Steel.

Peugeot dijo...

a mi tambien me pasa, ya no suelo pararme ante los escaparates de casio, ya no siento la misma motivacion sus modelos ya no me logran sorprender como antes. dicho brevemente, es lo que dice sorderita: falta de respeto con los que les compramos y falta de respeto con su propia historia

mimik dijo...

.....Si, la verdad,relojes faltos de imaginacion en mi opinion,supongo que es mas facil invertir en la muñeca de un famoso, un guaperas, o un jovenzuelo simpatiaco que en innovar como antes.

Miguel Angel Santelmo dijo...

Gracias Guti, voy a chequear el link, saludos.

Miguel Angel Santelmo dijo...

De acuerdo con Peugeot y Mimik.

Apolino Apolinos dijo...

El drama de Casio no tiene nombre de mujer, tiene nombre de mito y se llama “CASIO W-720” así que el problemón para Casio y para todos nosotros es la desaparición de esta leyenda Ochentera llamada Casio W-720, pocos W-720 veréis por la calle, todos están a buen recaudo y bajo 7 llaves, hay gente que los compro a puñados cuando se enteró que lo estaban descatalogando, es tal la devoción que despierta este reloj que había gente que se recorría relojerías sin descanso a la caza del cuasi Marlin W-720, estamos hablando de un reloj que en su última versión China no tiene cristal mineral, ni hebilla metálica, pero él solito y bajo una especificaciones nada deslumbrantes era capaz de ilusionar, iluminar y hacer girar sobre él todo el catálogo de Casio.

Casualmente desde la desaparición del W-720 en el año 2012 Casio ya no fue la misma, fue cuesta abajo, sin él estamos huérfanos, esto solo se puede solucionar con su nueva reaparición, de los relojes en acero ya ni me molesto en hablar al parecer unos intangibles.