De vuelta a los ochenta


Hoy volví a pasar por la tienda en donde, hace años ya, encontré mi W-71. Su dueño es un chico que ama y conoce muy bien los Casio, y aunque no suelo parar a hablar mucho con él (suele tener bastante gente) me suele hablar siempre muy bien de esta marca. Además, él busca y rebusca por todos los lugares posibles con el fin de dar con relojes históricos de la marca que, sobra decirlo, podéis suponer que le duran en el escaparate un suspiro.

Allí no encontrarás clónicos, ni Marea's, ni Nowley's ni Ice's Watchs o cosas extrañas similares, su tienda está plagada únicamente de Casio. Eso a pesar de que para la marca no es una tienda "de renombre" y no puede distribuir modelos de los que ahora llaman premium, ni ediciones especiales. Pero a él no le preocupa y de hecho parece irle muy bien con su tienda plagada de productos de la línea Collection, aparte de comercializar, por supuesto, otros artículos tecnológicos.




Entré en ella y me di cuenta, una vez más, del enorme atractivo que tienen esos productos de Casio, con gente demandándole relojes sin parar. Un indicativo de su éxito es que ha agotado los modelos W-202, que vendía -dicho sea de paso- a precios muy competitivos. Aún entre sus vitrinas puedes encontrar relojes tan conocidos como DW-290, W-740 y similares, todos ellos en un estado nuevo y a precios más baratos que los que se encuentran de segunda mano por internet.

En una ocasión le pregunté si podía tener algún Marlin por allí "oculto", y me miró haciendo ese gesto como el que escucha una hazaña legendaria, respondiéndome que esos modelos eran "un imposible" a día de hoy, de hecho si los tuviese ya los habría vendido al instante.

Puede ser que en Japón, en USA, y en otras partes del mundo también, los Collection sean completamente ignorados, pero en Europa el tirón que tienen esos modelos es abrumador. Es impresionante. No es extraño que los pocos que van lanzando en Casio salgan primero en Europa, incluso algunos no llegan a aparecer nunca en Japón, cegados en el país del sol naciente por sus G-Shock, sus Premium y sus Oceanus. Sin embargo aquí ocurre precisamente al revés.


También es verdad que la insistencia de Casio está cambiando -para bien o para mal- esa tendencia, y actualmente hay dos líneas muy claras de negocio en la distribución: las pequeñas tiendas de barrio y de electrónica, que continúan comercializando los Casio "de toda la vida", y las relojerías y joyerías "premium", con los carísimos G-Shock, Sheen y Edifice.

Entrar en la tienda de ese chico es como trasladarse a los ochenta, de hecho hasta en su interior sigue con la misma estética, con productos sin orden ni estructura, desperdigados por todos lados. Una fila en el mostrador de Casio Collection que se prueba la gente, algún expositor, un reloj (digital, por supuesto) enorme, presidiéndolo todo... Es uno de esos pequeños comercios que antes te encontrabas a puñados por los distintos barrios de la ciudad y de los que, por desgracia, cada vez que quedan menos.

| Redacción: ZonaCasio.com

4 comentarios:

  1. Eso es lo que tendría que potenciar Casio. Las tiendas que trabajan bien con Collection. Aunque no les guste, Collection es su esencia.

    ResponderEliminar
  2. Recuerdo los escaparates de las relojerías de los 80´y era impresionante, en algunas estaban llenas y plagadas de Casio digitales, para la chiquillería como era mí caso te dejaba embobado, la cantidad de relojes diferentes y cada uno haciendo cosas distintas, eso por no hablar de los Marlin o los metálicos, nada que ver con lo que hay ahora, pero te alegras todavía de poder encontrar escaparates repletos de Casio Collection mezclados con los Analógicos, los Casio tienen mucho tirón todavía y es difícil no encontrar algún modelo que te guste, son como caramelos cuando los pones todos juntos.

    ResponderEliminar
  3. En USA también tienen bastante gusto por los relojes más sencillos de Casio ( aunque no concuerdo con su filosofía de "usar y tirar"), aunque por el bajo costo de los GShock allá, es entendible que los profesionales los prefieran.

    ResponderEliminar
  4. Hace poco pasé por una tienda similar en Bilbao. Casio 100%. Todo mi respeto y admiración por estas ideas de negocio.

    Sobre los escaparates de los 80, decir que el recuerdo que tengo de ellos es imborrable. Tiendas de tecnología de vanguardia de la época. Ver los Marlin ahí tras el cristal me embobaba. De aquellos barros estos lodos.

    ResponderEliminar

Última entrada

Un día por Singapur con un smartwatch de Casio

Nuevo vídeo desde Casio Japón, ahora mostrándonos lo que nos puede aportar uno de sus últimos smartwatches, el WSD-F20 de Pro-Trek. A pesar...