¿Existe el purgatorio?

2016-05-26

¿La falta de fascinación es culpa nuestra, o es culpa de Casio?


Cuando necesité volver a llevar reloj recurrí a un Casio F-91, pero luego, cuando empecé a escribir en este blog, elegí un Casio W-213 que me parecía mucho más completo. Me entusiasmaba mucho más aquel reloj y supuse que habría muchas personas que sentirían aquella agradable satisfacción al llevarlo. Y me entusiasmaba tanto por su robusta correa, su caja con toques de color pero, sobre todo, por su módulo, un módulo con pila para diez años y cuenta regresiva ¡con repetición automática! Me parecía la cúspide de la maravilla relojera.

Pero ha medida que ha pasado el tiempo y he probado más y más relojes, la fascinación tanto por los F-91 como por los W-213 fue desapareciendo.




Al W-213 no tardé en empezar a verle defectos por todas partes al irlo comparando con otros modelos de Casio que iba probando (por gusto, o por necesidad para poner en el blog). En aquel reloj no se le podían silenciar los pulsadores y a otros sí; el W-213 no tenía hora en todos los modos; el W-213 no tenía formato LCA... Muchas características que antes no me habían importado y que ahora, cada vez que lo miraba para ver la hora en él, no cesaban de venírseme a la mente e importunarme. Especialmente molesto llegó a convertirse el que su correa no "se expandiera" al completo al dejar el reloj sobre una superficie lisa ya que, como muchos relojes de Casio (como casi todos los G-Shock, por ejemplo) su correa estaba anclada fuertemente a la caja.

Me empezó a recordar a una pareja de novios cuando él (o ella) comienzan a "cansarse", más bien diría a hastiarse. Al principio, con la fascinación del noviazgo, tu chica te parece la mejor mujer del mundo, la compañera perfecta. Pero según pasa el tiempo, y sobre todo si aparece otra persona que te guste, te motive o te atraiga más, empiezas a ver en ella defectos que a veces te preguntas de dónde habrán salido o por qué no los viste antes. Y te empieza a molestar que deje los cacharros sin limpiar durante horas, o te das cuenta de que ella no te envía un mensaje de cariño cada media hora (y la "nueva" chica sí), que no esté tan atenta a tus gustos e inquietudes (y "la nueva" sí), que no te coja de la mano, que llega tarde, que se pone de mal humor por cualquier cosa... E incluso que tiene los pechos menos firmes que tu nueva amiga. Cuando te das cuenta, el enorme amor se ha convertido casi en desprecio, y todo lo que ves en ella te acaba causando una especie de repulsion.


El problema es que... El problema es que "la nueva chica" (el nuevo reloj) tampoco es perfecto. Así que acabas poniéndote un día uno, otro día otro, otro día aquel otro... Para intentar encontrar, rebuscando en algún rincón de tus sensaciones, algo que te motive a llevarlo. "Hoy como es viernes trece llevo un G-001", "hoy como echan Speed por la tele, llevo un DW-5600", "hoy como..."... Y así un día tras otro.

Lo cierto es que, con todos los relojes que he probado y todas las características que he ido teniendo y que me gustan, el reloj que me agradaría sería uno muy cercano al Casio AE-1200, pero sin horario mundial (con doble horario) y con temporizador con repetición automática. Como veis, estoy muy cerca (relativamente) de encontrar mi reloj ideal y dejar de irme "de cama en cama", pero aunque le eche la culpa a Casio veo que yo tengo buena parte de ella.


En un principio, sobre todo siendo niños, nos amoldamos a lo que tengamos, y no nos importa si aquel o aquel otro tiene esto o aquello, pila de diez años, resistencia magnética o puntero solar. Pero a medida que crecemos nuestras exigencias se disparan, y además de esto tiene que tener también aquello, y cuando lo tenga, además querré también aquello otro. Insaciables nuestros gustos como insaciable es también nuestra codicia.

Por supuesto, estamos en nuestro derecho de pedirle todo cuanto sea posible a nuestro reloj, pero fallamos al pensar que nos satisfacerá totalmente. Cuando tenga gráfico lunar echarás de menos formato LCA, y así con todo lo demás. Y si encima metes en la ecuación caja de metal, resina o híbrida, acabaremos "de liarla". Por supuesto, los fabricantes animarán una y otra y otra vez esa fiebre, fustigando a tus impulsos para que les des rienda suelta (y sueltes dinero, claro).


No se si tú le verás muchos defectos o no a la chica (o al chico) con el que estás, pero no estaría de más volver a recordar por qué te enamoraste de ella o de él. Yó voy a hacerlo. E independientemente de lo que lance Casio, voy a volver a llamar a mi chica de siempre. La voy a coger de la mano y la volveré a guardar en mi pecho. E independientemente de qué novedad ponga en el mercado o deje de poner Casio, ese será mi reloj sin paliativos. Me voy a por un F-91. Vuelvo a mi hogar.


| Redacción: ZonaCasio.com

10 comentarios:

SurS dijo...

Maravilloso reportaje

SuperUserFB dijo...

Que espectacular historia. cosas como estas hacen grande a este blog. Tendrían que ficharte en una marca de renombre

SuperUserFB dijo...

muy bien elegida la música, además.

xiquita dijo...

¿Que reloj es el de la chica de la primera foto?

discodevinilo dijo...

..."porque el tiempo también pasa en tu reloj, pasa en tu reloj"...

Apolino Apolinos dijo...

Los relojes buenos son los que aburren, los que no notas que los llevas, los que pasan desapercibidos, los que son como invisibles, los llamados clásicos, esos de los que todo el mundo se queja pero que al final acabas volviendo a ellos.

A mí me paso al revés, me puse hace 5 años un Casio W-59 y se ha apropiado de la muñeca, cada vez que me pongo otro modelo más completo y grande echo de menos al pequeñín W-59, incluso el f-91 que es ligeramente más grande se me atraganta, en mí caso el idilio con el W-59 ha ido a más y ya estoy cerca de celebrar el primer lustro con él, algo que cuando empecé no me imaginaba.

guti.bitacoras.com dijo...

Por supuesto que es culpa de Casio. Es normal evolucionar y pedir más.
En los 80, Casio sacaba modelo tras modelo cada vez más evolucionado, con funciones que ni siquiera habías imaginado. Hoy en día la mayor novedad en 5 años es pasar de 3 sensores a 4...

Gorka Armendariz dijo...

Bonita reconciliación, sí señor.

Unknown dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Leonardo Luque dijo...

@xiquita; es un Casio F-91W en su variante -3D, con detalles en verde, amarillo, naranja y blanco. :)