¿Ha quemado Casio el GW-A1000 antes de tiempo?

En su día perseguido por todos, el más deseado de los "premium" analógicos de G-Shock, hoy el GW-A1000 languidece olvidado entre el resto del catálogo de Casio, como uno más del montón.


Una muestra más de la velocidad a la que transcurre la renovación tecnológica en la actualidad. Cuando se presentó el GW-A1000 (hace no tanto, solo poco más de un par de años), todo el mundo se emocionó -nos emocionamos- sobremanera. Aquí pusimos uno tras otro reportajes, Casio iba lanzando más y más imágenes de él, especiales, revistas, pdfs, anuncios... Durante el verano de ese año no dimos a vasto, y fueron muchísimas las personas que lo adquirieron, algunas haciendo un sacrificio tremendo para lograr alcanzar los casi 500 euros que valía el reloj (que no era moco de pavo).

Pero entonces, de buenas a primeras... Desapareció. Nadie (ni nosotros, ni Casio, ni los usuarios que no paraban de mencionarlo por todas partes) volvió a hablar de él. ¿Realmente "quemó" Casio demasiado pronto ese modelo, insistiendo tanto con él y publicitándolo tantísimo en tan poco espacio de tiempo(incluso apareció en revistas de relojería especializadas en lujo)? Más aún, pocos meses después lanzaría el nuevo GW-A1100, que acabó dándole la puntilla al GW-A1000, dando un mensaje de que ese modelo que apenas semanas atrás protagonizaba incluso ediciones especiales muy elitistas (como la GW-A1030A), ya estaba superado. Eso hizo también que los pocos usuarios o seguidores del modelo que aún seguían mencionándolo, tratándolo y dedicándole tiempo, dejaran de hacerlo, porque ya parecía un reloj "del pasado".




Para que os hagáis una idea de la diferencia, podemos compararlo con el asombroso GWN-1000, el Gulfmaster del cual -ya sabéis- aquí estamos enamorados. Ese reloj, el Gulfmaster, es un modelo que ya lleva tiempo en el mercado, de hecho tiene en la actualidad nada menos que cinco versiones distintas. Pero aún así todavía parece "nuevo". Casio no lo ha exprimido, no lo ha fundido insistiendo una y otra vez con él, no lo ha "quemado". Todavía te lo puedes poner, y comprar, y realmente da la sensación verdadera de "estrenar reloj". Pero el GW-A1000 tiene un aspecto de reloj "viejo", de pasado, que ponérselo transmite o inspira sensaciones totalmente distintas a las del Gulfmaster.

Puede que Casio se haya equivocado con la política de marketing del GW-A1000. Puede que haya hecho el efecto contrario insistiendo tanto con él, quemándolo en apenas unos pocos meses. La historia del GW-A1000 es una muestra evidente de cómo un buen reloj puede acabar denostado, olvidado y despreciado por no enfocar debidamente en el tiempo sus apariciones. Por quemar todas las naves a la vez. Por no escalonarlo lo suficientemente bien y por insistir tantísimo con él. Una muestra de cómo la gente, los clientes y aficionados, acabaron saturados por un reloj que en su aparición eclipsaba a todos los demás modelos, que se le ponía incluso frente a relojes muy superiores de otras marcas, y que luego terminó enterrado y olvidado en las profundidades más oscuras de la vorágine de los nuevos modelos.


Por fortuna, con el Gulfmaster no ha pasado así. Se ha quedado, bien es cierto, en su nicho, en su quizá exclusivo y personal gusto estético y en su dulce y bonito ambiente marino. Sin destacar demasiado, sin estar en primera línea, y eso quizá le ha salvado para que siempre que lo ves en fotos o en la muñeca de alguien te parezca un reloj que tiene algo nuevo que ofrecer, un modelo refrescante y que se reinventa a sí mismo. Un reloj, en cierta forma, imperecedero. Es indudable que su imagen, mucho más personal y quizá peculiar, tal vez precisamente por eso -por su peculiaridad- le hará colocarse entre los modelos que pasarán a la historia de G-Shock, y que tendrá su sitio especial dentro de ella. El GW-A1000 también, obviamente, pero pasará muchísimo más desapercibido. Es una lástima, porque el modelo estaba bien, pero se quemó demasiado pronto.



| Redacción: Zona Casio

5 comentarios:

Pedro Perez dijo...

Yo creo que mas que quemarlo lo que paso es que se dieron cuenta que ha habían conseguido vender las unidades que se propusieron, y pasaron a otra cosa.

guti.bitacoras.com dijo...

Estéticamente el GW-A1000 es el analógico que más me gusta de todos los G. Por encima del Gulfmaster que encuentro poco afortunado. Y el GW-A1100 con su cristal de zafiro, era aún mejor.

Si contamos además que tenían correas de resina, mixtas, y armis, me parece un reloj muy atractivo, y logrado. Caro eso si, pero justificado por sus funciones.

THEGSTOCKWEB dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
THEGSTOCKWEB dijo...

Creo que somos tambien los usuarios quienes damos de lado ciertos modelos...por otros nuevos...y así sucesivamente, creo que el GW-A1000 sigue siendo un pepino por tecnologia y diseño.Un reloj que podría estar en los catalogos de Casio por años...pero entre la vorágine de la marca, más el "ansia" de los coleccionistas...nos olvidamos de muuuchos modelos.Pero lo peor, nos olvidamos los que ya tenemos en nuestra caja de relojes...alguien se frota las manos...

Osvaldo dijo...

Muy cierto lo que dice THEGSTOCKWEB

Lo último de Casio Vintage

Lo último de G-Shock

Lo último de Baby-g

Lo último en digitales

Lo último en analógicos

Última entrada

G-Shock, en primera línea de batalla en Barcelona

No os voy a cansar de nuevo con el atentado ocurrido ayer en Barcelona (además, yo apenas sé lo que ha pasado ), porque supongo que ya esta...