Si son G-Shock por algo será


Si asiduamente recorréis mercadillos, tiendas de segunda mano o páginas webs de objetos usados en busca de algún reloj en concreto que queráis conseguir, os habréis dado cuenta con el paso de los años, como yo, que excepto los modelos NOS, el resto de relojes que han sobrevivido desde los noventa u ochenta lo han hecho, en un gran mayoría, en un estado lamentable. Marlins con cajas muy deterioradas y carcomidas, HD con cristales minerales imposibles de adecentar, y Pro Trek de las series PRT (aquellas que, entre otras cosas, ofrecían versiones con tapa trasera de titanio) o de las series PRL (las denominación de los Pro Trek Ley, una subdivisión especial de Pro Trek) con la pintura de la caja desconchada, correas en pésimo estado (si es que han sobrevivido) o con los agujeros de las asas dados de sí, agrandados o/y rajados.

Creo que, si como he dicho antes, os habéis pasado años visitando esos sitios coincidiréis conmigo que los que suelen presentar un mejor estado para su rescate o restauración son los G-Shock. Y esto no quiere decir que sus dueños los hayan tratado mejor, ni mucho menos. En la mayoría de las ocasiones es todo lo contrario: los han cubierto de lodo, barro y polvo, los hay rayados, los han golpeado incluso. Pero suelen ser los más "recuperables".




Los G-Shock de hace tantos años suelen tener un único defecto: les falta el bezel. Casi todos los G-Shock de segunda mano y que han soportado una mala vida durante años tienen ese único inconveniente, que es el carecer de bezel. Lo cual significa que si Casio (por desgracia no es así...) continuase fabricando bezels y correas para ellos, solamente tendrías que limpiarlos, ponerles esas piezas, y estarías tranquilamente con un nuevo G-Shock en tu colección.

Precisamente el bezel, la pieza que ha hecho que hayan podido perdurar en tan buen estado durante años, es la pieza fundamental que les suele faltar y el quebradero de cabeza para muchos de los amantes de G-Shock. Algunos de estos relojes de hecho aguantan hasta con la correa original, gracias a que en muchos de ellos va anclada con tornillos, aunque sí es cierto que suele faltarles la trabilla (otros de los puntos débiles, Casio debería incluir más trabillas metálicas en sus G-Shock).

Si Casio siguiera ofreciendo (como hacen otras marcas), quizá dentro de una división especial llamémosle "Casio Vintage" (y quizá algo más caras, no importa) piezas y repuestos originales para, al menos, todos sus G-Shock "básicos" (obviamente las múltiples ediciones especiales son harina de otro costal) estoy seguro que tendría un éxito inmediato. No solo para los múltiples restauradores y servicios técnicos, sino para todos los usuarios, muchos de los cuales quisieran volver a utilizar su viejo G-Shock de los ochenta o los noventa, y se ven impedidos para hacerlo por temor a deteriorarlo y luego no poder recuperarlo.

Porque conviene no olvidar que algunos módulos antiguos no solo siguen de actualidad hoy en día, sino que en muchas ocasiones son más completos u ofrecen más funciones que los actuales. Y que algunos además tienen cosas que ya no se encuentran en los G-Shock de hoy.


Por supuesto no estamos pidiendo que Casio vuelva a fabricar cajas y tapas de cierre "Made in Japan", ni incluso módulos enteros. Sabemos que eso no compensaría y que tampoco podrían ofrecer la calidad de antes a un precio competitivo y sin entorpecer su producción actual, pero sí al menos biseles y correas. Porque esos biseles y esas correas de modelos antiguos pueden fabricarse tanto en China, como en Tailandia como en cualquier otra parte sin ningún problema, y no nos importaría mientras sean genuinas de fábrica y sigan fielmente el diseño original.

Pero no lo hacen porque en Casio siguen siendo cortoplacistas. Y la única opción que nos queda ahora es que nosotros hagamos el papel de "almacén" de Casio para los G-Shock que nos interesen y que nos queramos poner, comprando y cuidando hoy los repuestos que vamos a necesitar para nuestro reloj, y que mañana no tendremos. No nos dejan otra alternativa.

| Redacción: Zona Casio

5 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo con todo el articulo y asi lo expuse en el anterior sobre el tema de repuestos, una serie Vintage seria un exito inmediato para coleccionistas y al contrario de lo que Casio piensa animaria la compra de nuevos modelos por parte de los Fanaticos de la marca.

    Asi SI señores de casio, pero dudo mucho que nos hagan caso, los troqueles los tienen superamortizados ¿porque nos obligan a tener que acudir a Brasil?

    ResponderEliminar
  2. No puedo más que sumarme a la petición de biseles y correas de recambio para los modelos antiguos de Casio.

    Estoy seguro que ganarían más dinero que por ejemplo con las correas de F-91W. Alguien las compra si cuestan casi tanto como el reloj?

    Pero quien no compararía un bisel oficial Casio para un DW-5000 por ejemplo? Cuanto se podría llegar a pagar por él? Eso es visión de negocio.

    ResponderEliminar
  3. Gracias a las modernas impresoras en 3D, podríamos crear nuestros propios biseles y correas, en casa o en comercios especializados. Casio tendría que facilitar las instrucciones para que fuera posible. Sería rápido, y poco a poco los precios van bajando .

    ResponderEliminar
  4. A Casio no le interesa reeditar esos repuestos vintage, ya que no están interesados en que te pongas un vintage que dura mas de 30 anos, a ellos lo único que les interesa es que le compres sus nuevos relojes, que seguramente les reporta mas dinero. Hay más público que compra nuevos relojes que coleccionistas buscando recambios.
    Si el supuesto de reeditar los recambios les produjese dinero extra, ya lo hubiesen hecho, el negocio de ellos es vender relojes nuevos, los recambios siempre han sido algo secundario.

    ResponderEliminar
  5. A Casio no le interesa reeditar esos repuestos vintage, ya que no están interesados en que te pongas un vintage que dura mas de 30 anos, a ellos lo único que les interesa es que le compres sus nuevos relojes, que seguramente les reporta mas dinero. Hay más público que compra nuevos relojes que coleccionistas buscando recambios.
    Si el supuesto de reeditar los recambios les produjese dinero extra, ya lo hubiesen hecho, el negocio de ellos es vender relojes nuevos, los recambios siempre han sido algo secundario.

    ResponderEliminar

Última entrada

El injustamente olvidado G-Shock GW-S5600-1JF

En parte eclipsado en el resto del mundo por el GW-M5600 (y GW-M5610), y en parte eclipsado en su propio país por el GW-5000, el GW-S5600 e...