La nueva Exilim se parte en dos: la cámara va por un lado, y la pantalla por el otro


Casio acaba de presentar una nueva cámara digital denominada Exilim EX-FR10, que tiene la particularidad de poder dividirse en dos: una parte es la unidad de control, y la otra el objetivo de la cámara propiamente dicho. Exilim no es ni de lejos la división que más vende en Casio (los relojes y las calculadoras van mucho más por delante), no entiendo muy bien por qué, aunque puede ser -yo no uso habitualmente Exilim, así que no puedo opinar- porque en materia de baterías y procesamiento de imagen dejan mucho que desear respecto a sus rivales como Fujifilm (de lo mejor, en mi opinión) o Sony con sus Cybershot. Pero lo que no se le puede negar a Exilim es imaginación. Si ya el año pasado lanzaban sus cámaras de retrato (con una parte del cuerpo de la cámara que podías mover para apoyarla sobre la mesa y servir, por ejemplo, de soporte para cámara web), y este año sorprendieron a propios y extraños con sus modelos "selfies" (en donde la pantalla LCD giraba para que pudiéramos ver por nosotros mismos hacia dónde nos apuntábamos con el objetivo), ahora lanzan una variante con la que permiten dar mayor libertad aún de movimientos.

Como bien supondréis, para establecer la conexión entre los dos módulos requieren algún tipo de conectividad vía radio. En este caso en Casio recurren al Bluetooth, utilizando el mismo estándar que en los relojes con esta tecnología, es decir, el Bluetooth de baja energía (o Bluetooth LE). Ya lo adelantaban no hace mucho desde Casio (y aquí nos hicimos eco de ello, por cierto), que iban a extender su tecnología Bluetooth LE a más rango de productos, y este es uno de ellos.




Ambos módulos (el objetivo y el módulo de control) son resistentes a la suciedad y a las gotas de agua (no es resistente al agua, pero se le presupone una limitada resistencia a ligeras lloviznas, por ejemplo, aunque en Casio hablan simplemente de "salpicaduras" de agua). Además, las fotos pueden también transmitirse vía Wi-Fi a un smartphone, ordenador o tablet.

La idea está muy bien, pero no dejan de ser llamativas algunas cosas que parecen hechas a medias. O dicho de otra manera: podría ser un gran producto, pero se queda solamente en una gran idea con bastantes limitaciones prácticas. Y me explico: el Bluetooth LE sólo permite una transmisión en un rango de dos metros. Con esa escasa distancia no se explota totalmente la modularidad de la cámara. Creo que habrá muy pocas ocasiones (por ejemplo: para hacernos selfies, como decíamos al principio) en las que de verdad vayamos a necesitar separar la cámara, y en aquellas en donde nos resulte útil hacerlo nos encontraremos con la limitación de esa recortadísima cobertura de solo dos metros. Obviamente, Casio ha elegido el estándar LE de Bluetooth por dos motivos (aunque ignoro cual de los dos habrá tenido más peso para decidirse por él): para ahorrar batería, y para compensar el precio -y el esfuerzo- que le supuso a Casio formar parte del equipo de desarrollo del estándar LE (y para razonar su presencia en él, obviamente). Pero si en lugar de eso hubieran elegido un Bluetooth "normal" no solo habrían logrado una cámara de fotos muchísimo más atractiva y polivalente (con rangos de alcance del orden de cien metros, nada menos), sino que, encima, no habrían requerido incorporarle Wi-Fi, porque el proceso de transferencia de archivos de la propia cámara a dispositivos como smartphones podrían hacerlo usando ese mismo Bluetooth, y tanto para móviles antiguos, como nuevos (ya que Bluetooth en su estándar normalizado es compatible con versiones anteriores también). Con Wi-Fi, sin embargo, sólo podrá conectarse con teléfonos inteligentes de última generación, que de acuerdo que hay muchos en el mercado, pero no lo son todos.


Por lo tanto, una grandísima idea y una buena iniciativa, pero un mal producto. O, por lo menos, no un producto tan bueno como podría haber sido. Una lástima que en Exilim hayan perdido una nueva oportunidad de brillar, y quizá sea por lanzamientos mediocres como este por los cuales sus cámaras de fotos ni tienen el éxito ni la popularidad de sus rivales.

Esta nueva Exilim EX-FR10 se venderá inicialmente en Japón a partir del 19 de septiembre, en tres variantes de colores y a un precio de 10.000 yenes (unos 72 €), antes de impuestos, para luego comercializarse en el resto de mercados. A Europa y Latinoamérica también llegará, aunque todavía no hay fecha confirmada de aparición.









| Redacción: Zona Casio

9 comentarios:

cachemir dijo...

Las Exilim no las quiere nadie, y puedo dar varios ejemplos de por qué son unas malas cámaras: muy poca autonomía, en algunas tenías que desarmarlas todas para recargarlas (un palo) con un cargador externo especial, y un servicio técnico inexistente (como es normal en Casio, al menos en España, y creo que la mayoria de la gente estará de acuerdo conmigo en esto). Que conste que no es solo Casio, no creo que ningún fabricante se salve, pero al menos en el resto las cámaras no suelen fallar tanto y como se suele decir, el mejor servicio técnico es aquel que nunca necesitas.

Sobre esta cámara que anunciáis a mí me parece una idea genial para hacer fotos sin necesidad de estar sujetando la cámara. O para llevar por ahí prendida de algún sitio. Lo malo es la autonomía de la bateria (que en las camaras digitales te dura un suspiro en casi todas) tirando de bluetooth todo el rato no se si compensará, y casi mejor comprarse una de estas cámaras de aventura que te puedes enganchar en cualquier lado.

Pedro Perez dijo...

Que fuerte, ¿un blog de Casio y no haceis las fotos con cámaras de Casio? ¡hahahaha! O sea, que ni vosotros mismos las usáis. ¿Con qué haceis las fotos? (Si no es mucho preguntar).

ZonaCasio dijo...

El que no usemos cámaras Exilim no tiene nada de especial ni tiene nada que ver con que seamos un blog dedicado a Casio o no, es mas bien circunstancial.

Permítame reservarme la opinión sobre las cámaras digitales que usamos, porque no quiero darle publicidad gratuita a la competencia de Casio. Creo que lo comprenderás.

Elmer Homero dijo...

Tal vez ya me estoy convirtiendo en un viejito amargado, pero es que no entiendo. No entiendo ni la necesidad ni la practicidad ni la utilidad de un invento como este. Al principio creí que podría ser como para competir con la gopro, pero entonces comprendí que es totalmente otro el concepto. Me retrotrae a mi viejo sony-ericsson t68i, uno de los primeros (si no el primer) teléfonos celulares con cámara, y me da un poco de grima. Porque la cámara habia que ponerla aparte, haciendo difícil su uso y convirtiendolo en algo casi inutil: tenia que buscarla, ponerla y luego rogarle al objetivo que volviera a hacer su gracia.... como diría la gente: "¡perfecto, más componentes que pueden fallar o perderse!"

Peugeot dijo...

Exacto, como dice Elmer, es un concepto que parece una gopro "a lo barato". Y opino lo mismo: estas cosas que se desarman nunca me dan buenas vibraciones.

sorderita dijo...

A mi me da la sensación de ser una cámara de mercadillo

Francisco Frivero dijo...

Efectivamente, una cosa es la cámara y otra es la idea. La idea puede ser buena, pero para evitar el problema que apunta cachemir sobre el gasto de batería por el bluetooth, lo ideal sería que al enganchar las dos partes, no usara el bluetooth, ya que la mayoría de las fotos no necesitarán los módulos separados, y así se ahorraría batería. El artículo no aclara eso.

Las hay con la pantalla movible 360º, (como las videocámaras), pero tanto unas como otras suelen ser de gama baja.

rodolfo dijo...

Sony ya sacó una cámara con esa misma idea hace un año, solo que el módulo de control era directamente cualquier smartphone.

sergey vozka dijo...

A mí me parece una idea interesante. Al menos, original!

Por otro lado, difiero enérgicamente ante el tema de la autonomía de las cámaras Exilim de Casio. Pero vamos a ver, si es que TODOS los productos Casio precisamente se caracterizan por la longevidad en su uso... o es que le habéis tenido que cambiar muchas veces la pila a vuestro reloj, calculadora, o reloj-calculadora??? Proyectores con más de 20.000 horas de uso, teclados eternos... Lo mismo pasa con las cámaras. De hecho, diría que Casio tiene un récord en autonomía de batería con 1108 fotos con una sola carga. Para muestra, un botón:
https://www.youtube.com/watch?v=Smd69jeqn2g
Sino, fijaos en los estándares CIPA (ver especificaciones en cámaras, así podéis compararlas con otras marcas) en que Casio Exilim tienen una media de 500 disparos por carga (frente a la media de menos de 250 del resto de compactas).

Las Exilim que han seguido a la H10 (H15, H30, ZR100/200/300/700/1000) todas ellas con batería de 1950 miliamperios!

Sobre el procesador de imagen, si procesadores originales de la marca, capaces de capturar hasta 40 fotos por segundo a 16Mpx, o vídeo en alta velocidad hasta 1000fps, o hacer fotos a máx. resolución durante la grabación de vídeo FullHD, etc. no son lo suficientemente rápidos/ potentes... Apaga y vámonos...

Toootal, que sí, que se me ve el plumero... Soy fan de las Exilim: desde 1995 (primera cámara digital compacta con pantalla LCD) y hasta día de hoy con la FR10, Casio ha sido capaz de reinventar la forma de hacer fotos... En España las solemos hacer con el móvil, sí! Pero en Asia, las Exilim lo petan. Sabéis que en el país más poblado del mundo las Exilim son nº1 en ventas :)?

Ahí lo dejo, no podía dejar de responder ;)

Lo último de Casio Vintage

Lo último de G-Shock

Lo último de Baby-g

Lo último en digitales

Lo último en analógicos

Última entrada

G-Shock, en primera línea de batalla en Barcelona

No os voy a cansar de nuevo con el atentado ocurrido ayer en Barcelona (además, yo apenas sé lo que ha pasado ), porque supongo que ya esta...