2014-03-11

Ya no necesitas un Pro Trek para salir a la aventura (a cualquier tipo de aventura)


Hasta hace no mucho los aficionados y usuarios de G-Shock tenían un enorme dilema, y frente a las personas que usaban relojes deportivos de vanguardia (Pro Trek, Suunto...) se veían en cierta forma "en desventaja". Cierto que los G-Shock siempre han aventajado a ese tipo de productos en resistencia, pero como reloj "todo-terreno" y computadora de muñeca los G-Shock seguían cojeando por algún lado. A veces esa desventaja era por falta de sensores, otras por ofrecer diferentes formatos (y no solamente digital), y aspectos parecidos.

Pero la llegada del Rangeman (GW-9400) y del Gulfmaster (GWN-1000) el próximo mes de junio ha hecho que poco a poco esta desventaja se haya ido diluyendo, y a día de hoy puedes tener en tu mano un G-Shock con prácticamente las mismas cualidades y funciones que un Pro Trek, con el añadido extra de la resistencia propia de los "G".



El GWN-1000 viene además a llenar el vacío que existía entre las variantes de múltiples sensores de G-Shock con formato analógico, y disponer del sensor V3 con barómetro, altímetro y brújula (además de termómetro) lo coloca de lleno y directamente en la misma estela que los Pro Trek. Si muchas personas preferían los Pro Trek y le habían dado la espalda a G-Shock por ser aquéllos relojes más completos, ahora ya no tienen excusas para volver con su "primer amor".

Es más, el GWN-1000 ofrece también datos lunares, tan preciados en gente que es aficionada a la pesca, y cuenta con el sistema Tough Solar de energía, todo ello encerrado en una caja de acero (el peso de 101 gr. que Casio confirma para este reloj es un buen indicativo de que su caja es de acero) con bisel metálico, uretano en la banda y botones extra-dimensionados para poder ser operados con guantes.


Un aspecto que no debemos tampoco pasar por alto es el especial diseño de la correa, en unión con la caja, que hace que el reloj forme una unidad como si fuera un brazalete único, sin "bisagras" molestas que plieguen sus contornos sobre la piel y nos atrapen la ropa. Casio lo ha hecho así ex-profeso, porque es un reloj destinado a la movilidad y es en esos ambientes donde saca a relucir todo su potencial.

En cuestión de visibilidad, cuando en medio de nieblas, borrascas o tormentas marinas (o no tan marinas...) debemos ver la hora en décimas de segundo, sus índices de grandes dimensiones y altísimo contraste (y todos ellos con diferentes formas) nos facilitará ver la hora en el primer golpe de vista. Otro tanto ocurre con las gráficas de presión atmósférica, grabadas sobre el bisel para una consulta instantánea. Algo similar ya lo ofrecen algunos modelos de Pro Trek analógicos, pero en el GWN-1000 Casio lo ha llevado hasta el extremo, aprovechándose del bisel para tener una segunda zona de información destacada porque, en este reloj, la barométrica es una de las funciones estrella.


En lo personal, agradezco que Casio haya centrado un poco más su atención al mundo de la marinería (y/o de los amantes del mar), tras unos años en los que sólo parecía existir el mundo de la aviación con sus Sky Cockpit.

Puede que este GWN-1000 no consiga ser la estrella de los G-Shock (sobre todo por precio), pero es un modelo que G-Shock tenía que tener sí o sí, sobre todo tras la llegada del sensor V3 y su tecnología analógica a los Pro Trek. Puede que el GWN-1000 sea un reloj "demasiado profesional" encaminado a un tipo de cliente muy segmentado, pero sea como fuere, lo que sí es cierto es que es un pedazo de G-Shock como la copa de un pino. Indiscutiblemente un monstruo y todo un rival para los Pro Trek analógicos más avanzados del mercado.

| Redacción: Zona Casio

2 comentarios:

  1. Visto así ya le encuentro un poco mas de sentido a este reloj.

    ResponderEliminar
  2. Hace un par de post, con la noticia de este reloj, me quedé un poco "entre pinto y valdemoro", porque no sabía si me gustaba o no.

    Tiene un "aire" con ciertos parecidos al MTG-S1000, que tanto me gusta (sobre todo el lateral de los botones). Es un verdadero acúmulo de tecnología concentrada, con un precio estupendo para todo lo que ofrece.

    Lo único que no me gusta es el panel LCD, que además de ser invertido, es pequeño. Pero desde luego es un reloj para aventureros, que deja atrás a muchos ProTrek.

    Me cuesta entender como un reloj con tantos sensores, que me imagino que son muy delicados, puede ser G-Shock. Gran esfuerzo tecnológico conseguirlo.

    ResponderEliminar

Última entrada

El Casio CPA-100 en profundidad (IV). Configuración de sus funciones

· Anteriormente : Casio CPA-100 en profundidad. Módulo y tecnología: uno de los digitales más completos del mundo . Configurar el Casio C...