El miedo a las armas


No me gustan las armas. No es un secreto para nadie y lo he dicho muchas veces. Por esa causa he sido culpable de no poca controversia en este blog. Pero tranquilos: que nadie afile sus cuchillos, porque no voy a meterme con ninguna profesión, a pesar de que últimamente se escuche el sonido de tambores de guerra y baterías de misiles Patriot y Tomahawk estén "calentando motores". Pero no, de lo que voy a hablar es algo mucho más de andar por casa. Del miedo. Y en concreto del miedo que puede llegar a causar un reloj.

Esta historia se refiere a un hecho que le ocurrió a uno de nuestros lectores,y que ha tenido el detalle de contárnoslo para compartirlo con vosotros. Probablemente cuando lo leáis os quedéis tan sorprendidos como yo, como él mismo se quedó. Este chico había ido a comprarse un reloj a una relojería, aprovechando una oferta de las últimas unidades de un modelo que él llevaba tiempo persiguiendo. El relojero tenía a la venta muy pocos relojes de Casio (la relojería estaba dedicada a otras marcas), pero coincidía que entre las pocas unidades que tenía de esta marca estaba una del mismo modelo que éste chico llevaba habitualmente.



Este hombre compró un reloj allí, y al poco tiempo descubrió que el reloj funcionaba mal. Además, presentaba unos notorios rayones en la parte trasera, motivo sin duda de que estuvieran rebajados. El mal estado de la parte trasera a este chico no le importaba, pero, obviamente, lo que no podía permitir era un reloj que no pudiera usar porque estuviese estropeado. Así que unas semanas después (este reloj apenas se lo ponía, sólo iba a lucirlo en ocasiones especiales, y a diario seguía con su Casio), cuando constató que el reloj recién comprado iba mal, decidió devolverlo.

"No se si es legal o no" -cuenta- "pero la tienda estaba llena de carteles con el texto: 'no se admiten devoluciones' y cosas parecidas. Debido a su mal funcionamiento, a lo que había que añadir el mal estado de la tapa de cierre y la decepción que me produjo el reloj en general, me fui con la intención de devolverlo".

"En mi muñeca llevaba el reloj de Casio y, al ser verano, iba en manga corta. Menciono esto porque es crucial para entender lo que me ocurrió. Llego a la tienda, le indico al relojero lo que le pasaba y que quería cambiarlo, e inicialmente el comerciante me dice que no, que lo enviaría al SAT. Así que respondí educadamente que ya no estaba tan satisfecho con la compra, que el reloj me había decepcionado y que lo que quería era el dinero. Se lo dije con ambos brazos sobre el mostrador. El relojero se quedó en silencio durante unos instantes, pero, de repente, cogió el reloj y se fue a la trastienda. Regresó con el dinero, muy serio y malhumorado, y dándome los billetes dijo:
- ¡Yo también soy cazador! ¿Sabe? También sé usar armas de fuego.
Como podéis imaginar me quede a cuadros. Salí de la tienda con mi dinero, sin saber muy bien qué había pasado. Pero todo quedó claro cuando giré la muñeca para ver la hora en mi Casio: 'Hunting Timer'. ¡Llevaba un Hunting Timer, un modelo que el relojero conocía muy bien y cuya línea esta dedicada a la caza! ¡El relojero había creído que era un cazador! Pero nada más lejos de la realidad: no solo odio las armas, sino que soy un ecologista convencido, ¡no mataría ni a una mosca!
".


Y ahora queda la duda: ¿le devolvió el comerciante el dinero "por miedo" a su reloj? Es difícil asegurarlo. Pero lo que sí es bastante patente es que su Casio tuvo un papel decisivo para que se lo devolviera. Como esto siga así acabarán exigiendo licencia de armas al que quiera comprarse un Hunting Timer. Por supuesto, éste chico súper feliz de que su reloj intimide tanto como uno de esos Tomahawk de los que hablábamos al principio.

| Redacción: Zona Casio

3 comentarios:

Jokerblue dijo...

Qué gran historia. Tan real como la vida mísma...Sólo me queda una incertidumbre, como solicita las devoluciones este relojero...Miedo me da.

Peugeot dijo...

Jajajaja, pues a mi me ha pasado algo en parte parecido! No con el reloj de la imagen, pero sí con un Hunting timer. La gente tiene un concepto un tanto extraño de esos relojes.

No lo cuento porque atañe a personas que tendría que nombrar y no quiero atacar su privacidad, pero fue algo similar. También se creían que era cazador y que iba pegando tiros por ahí :D

Diego eRRe·eLe dijo...

Que buena historia!

Lo último de Casio Vintage

Lo último de G-Shock

Lo último de Baby-g

Lo último en digitales

Lo último en analógicos

Última entrada

G-Shock Brasil lanza una campaña anti-pirateria

La falsificación de relojes de Casio ha llegado a tales extremos de despropósito (basta solo con mirar las últimas noticias que os pusimos ...