Motos y relojes


Parafraseando a la popular canción de "cars & girls", el mundo de los relojes tiene con las motos una gran cantidad de aspectos en común. Lógicamente, no los vamos a comparar con una chica, pero no se entiende muy bien que haya tantos modelos de reloj inspirados (o con la estética) del mundo de la aviación, y tan pocos que aprovechen el mundo de las motos. No hace mucho una firma de encendedores lanzaba una línea dedicada a la Vespa, y aunque ya nadie fume, los han vendido como rosquillas. Es un indicio bastante claro de que el mundo de las dos ruedas vende, y mucho.

Una gran mayoría de conductores de automóviles son en realidad conductores de motos en sus más profundas convicciones. La familia, la imposibilidad de mantener dos vehículos, el miedo, la inseguridad o la simple rutina y la sedentariedad les han obligado a dejar su moto atrás (si es que en algún momento la tuvieron).



Pero la moto siempre ha sido (y es) una de las máximas expresiones de libertad. Nos da esa libertad que en su día nos dio el reloj, al facilitarnos conocer la hora en todo momento sin tener que recurrir a relojes de pared. Algo que hoy se da por supuesto, pero que antes no lo era.

Mucho mejor que un automóvil, la moto es uno de esos vehículos que se transforma en una extensión de nuestro cuerpo. No estamos conduciendo una máquina: nos convertimos en parte de la máquina. Nuestro reloj hace lo mismo con nuestra piel, siendo casi un hombre-máquina cargado de sensores y cronógrafos.


Con la motocicleta tienes que cambiar tu chip de conductor. De conducir de manera preponderante, casi agresiva, que es como lo hacen muchos de los conductores de automóviles -por desgracia-, casi como si la carretera les perteneciera, tienes que pasar a conducir en lo que los expertos llaman"conducción defensiva". Siempre alerta y en guardia. Es una conducción proactiva mucho más exigente, que te facilite incluso adelantarte a los acontecimientos, saber interpretar los movimientos de otros conductores. Es un tipo de conducción que no se enseña, sólo se aprende con años de práctica. Pero, como no está exenta de peligros (por muy defensivamente que conduzcamos), el motorista necesita protecciones extra que guarden su integridad: cascos, guantes, cazadoras... Armadura como la que poseen los G-Shock, pensada también para proteger a salvo de golpes y caídas su preciado módulo.

El motorista, mucho más que otro tipo de conductores, sabe apreciar el tiempo, y sabe apreciar su valor. Porque es muy consciente de que la vida puede cambiar en una décima de segundo. Y por eso a todo cuanto hace le dedica todos sus sentidos, toda su atención en cada movimiento. Porque las decisiones erróneas no le dejan segundas oportunidades.


El mundo de la motocicleta y del scooter es una forma de ver la vida, de filosofía que, como ves, tiene muchos aspectos muy cercanos al mundo de los relojes. Es ver el mundo "al descubierto", teniendo que dar respuesta y reaccionar en sólo unas décimas de segundo. Acción en estado puro, sin red de seguridad.




| Redacción: Zona Casio

5 comentarios:

  1. Gran post.
    La escena de ultravioleta es de lo mejor que he visto en motos, que pasada.

    ResponderEliminar
  2. Oye está bien que te gusten las motos y eso, pero no deberías calificar como conducta agresiva a la forma de conducir de los que tenemos automóvil. Agresivo es que llegue un motociclista y te parta el parabrisas con el casco por cambiarte de carril (habiendo comprobado por el retrovisor que no había obstáculo para ello y con las intermitentes de cruce encendidas); agresivo es que te encuentres en una cola o atasco y que te pasen cientos de motos a toda velocidad por ambos lados del vehículo rayándote la pintura y partiendote los retrovisores y para que para colmo te insulten porque ellos consideran que los autos están atravesados en medio, como si la vía fuera solamente de ellos; agresivo es que si tienes algún problema con un motociclista lleguen miles de otras motos a intimidar y a "defender" al otro; agresivo es que te estaciones y que cuando vuelvas consigas que no puedes salir porque tienes una moto parada a tu lado obstaculizándote la salida; agresivo es utilizar la acera a alta velocidad para burlar el tránsito, sin importar los peatones que caminen por ella, como si además la acera también les perteneciera a las motos, siguiendo una filosofía de "si puedes, hazlo" y sin atender a las leyes.
    Tampoco deberías apropiarte del manejo defensivo. He visto toda clase de locuras a bordo de motos, desde hacer "caballito" en plena autopista, ir en contrasentido (einsultar a los que sí circulamos en el sentido correcto!), salir a la calzada sin verificar si es el momento adecuado, cruzarse por de lante de los autos de manera imprudente (porque creen que son más rápidos que un auto en vía abierta! ja!), etc.
    Naa más práctico y versátil que un buen auto. Ya los veo a los motoristas cuando llueve refugiaándose bajo puentes (refugiádose bajo puentes (lo había olvidado, si llueve y a tu lado marcha una moto y la salpicas [¿?como si pudiera evitarse] te insulta o hasta te puede perseguir), o inténtandoso llevar cajas de televisores o lo que sea en la moto. Sí, libertad...
    Entiendo que es una entrada sobre relojes y que es la opinión de quien la publicó, y lo respeto, pero quise aportar la opinión (también personalísima) de un conductor de auto. No todo es blanco o negro.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. La fama la tienen los moteros y los que jamás han conducido una moto ni la conducirán tachan de incivilizados a los moteros.Un error común.Cuando vas en moto sabes lo que hay, cuando vas en coche no, te crees más fuerte, más valiente.Veo todos los dias(uso la moto todos los dias de año), como usuarios de 4 ruedas hacen autenticas barrabasadas entre ellos, cosas de locos.Los moteros sabemos bien lo que hacemos y conducimos por encima de la la media.El señor BadaPro es el tipico conductor de coche quemado en mitad de un atasco, que mira como las moto llegan a su trabajo sobrados de hora...el precio por llegar en hora, madrugar menos y ser más chulín...tiene el pago del riesgo mortal.La mayoria de los conductores de coche son irresponsables, no miran y les da igual, cuando matan a un motorista con solar la tipica frase "No lo ví", tienen todo resuelto.Yo tambien tengo carnet de coche.¿Y usted lo tiene de moto?.No lo creo.

    ResponderEliminar
  4. Las cosas no son blancas ni negras Adan. Yo he conducido Moto y Coche. Con la moto he intentado ser correcto y libre (ahí estoy de acuerdo 200% con el artículo) pero ni todos los moteros son aguilas libres y sanas ni como bien sabes todos los conductores de coches son descerebrados. Hay moteros anormales que se te meten y que quieres que te digan si se caen no me voy a parar a recogerlos, más bien paso al lado y me río. De la misma manera la agresividad al volante de los conductores de coches da pena...No hay nada más agradable que conducir el coche tranquilamente ni conducir la moto igual y sentir el aire. Ambos animales debemos de convivir en la carretera y la clave está en cuatro palabras. CUIDAR UNOS DE OTROS.

    ResponderEliminar
  5. La mayoría de los conductores suelen ser muy agresivos al volante, no es nada en contra de los conductores de automóviles, son estadísticas. Es curioso como cambian el temperamento muchos de los hombres cuando se ponen detrás de un volante:
    "Según los resultados del estudio, un 54% de los conductores españoles son empáticos en su vida cotidiana pero cuando se ponen al volante de sus vehículos, un 32% dejan de serlo y solo un 22% continúan siendo empáticos. "
    http://revistacoche.blogspot.com/2012/10/audi-presenta-un-estudio-sobre-la.html

    Sé que no se puede generalizar, BadaPro, hablo de lo que ocurre a muchas personas. Si tu no eres así me alegro :)

    Los que conducen motos, aunque no lo parezca (o por culpa de unos pocos), suelen ser muy respetuosos, porque saben que se juegan la vida en cada curva.

    ResponderEliminar

Última entrada

Nuevo catálogo de Baby-G (Casio Japón)

El catálogo "autumn-winter" correspondiente a la temporada 2017/2018 de Baby-G, ya ha visto la luz en Japón. En su pdf de 6,1 MB,...