Prueba: Casio GW-M5600BC-1. El heredero del genuino G-Shock


Corría el año 2008 y Casio anunciaba el lanzamiento de un nuevo G-Shock de la serie 5600: se trataba del GW-M5600 y, con él, Casio daba respuesta a todos los que solicitaban y esperaban desde hacía tiempo un modelo que sustituyera los míticos 5000 y siguientes. Como seguramente sabéis, "G" es una nomenclatura relativamente reciente que aplica Casio en algunos de sus modelos Tough Solar, mientras que la "W" corresponde a "Waveceptor" (es decir, radiocontrolado). El modelo del que éste hereda parte directamente del mítico DW-5000, el primer G-Shock fabricado en el año 1983. Más tarde se añadirían modelos como el DW-5200C-1 y DW-5200C-9, con módulos 240 y caja de acero inoxidable (y tapa trasera roscada), modelos todos ellos muy buscados hoy en día, tanto por coleccionistas como por amantes de los G-Shock. Por cierto, y como curiosidad, la pila de estos modelos llegaba a durar hasta 7 años.

Estos nuevos M5600 pretenden continuar la leyenda de los G-Shock "auténticos" (definición que daré al modelo que parte, en cuanto a diseño, del original), que copia incluso el esquema cromático y de disposición de los elementos sobre la pantalla (y sobre el display) de los modelos nacidos en los años ochenta.



No hay que olvidar tampoco a los WW-S100, de la misma época pero que no han conseguido tanta fama, quizá por la carencia de un diseño tan resistente como los DW.


Display invertido
Las desventajas de un display invertido (y no polarizado, ya que todos los LCD poseen polarización) son bastantes, y debemos tenerlas en cuenta antes de adquirir un reloj de este tipo si no queremos vernos defraudados al primer instante. Las principales son su difícil lectura. Esto es: un display invertido es muchísimo más difícil de leer que uno normal con el mismo tamaño. Algunos fabricantes de relojes los fabrican con display invertido, pero suelen poseer grandes dimensiones y sus números son también muy grandes, ocupando prácticamente toda la pantalla (Suunto es un buen ejemplo de ello). Sin embargo en este modelo de Casio (y también en la mayoría de ellos), las dimensiones son las mismas que el modelo estándar, por lo que información como el "Power Save", la indicación de sonido de los botones desactivado o el mismo indicador de carga del acumulador solo se podrán ver en condiciones de buena iluminación ambiental, de lo contrario su lectura se hace muy difícil (o incluso imposible).

Aparte de esta desventaja, otra cuestión a tener en cuenta en un reloj solar es que, cuando lo ponemos a recargar ante una fuente de luz que lo caliente -algo bastante habitual-, el display, al ser negro, se calentará también mucho antes que el display de un reloj normal (sin invertir), pudiendo aparecer palidez en el mismo o, incluso, llegar a tan altas temperaturas que dañe o envejezca su cristal (caso de que éste sea de plexiglax) mucho antes.


Casio no ha invertido únicamente el display, sino que el filtro elegido para polarizarlo hace que hasta los números aparezcan oscurecidos. No solo eso: el afán por "ennegrecerlo" al máximo les ha llevado a que incluso las letras del bisel (con las palabras "G-Shock" y "Protection") estén grabadas y no hayan sido pintadas, como en el resto de modelos. De hecho, todo el reloj es negrísimo, dándole un aspecto radical, contundente. Puede gustar o no, pero lo cierto es que el aspecto exterior del reloj es ensombrecedor, incluso misterioso.


Caja de resina con tapa unida por tornillos
Al contrario que los modelos "legendarios" de los DW-5x que poseían una caja de acero inoxidable bajo el bisel de resina, estos nuevos G-5x y GW-5x poseen una caja íntegramente de resina, si bien bajo la cual el módulo está protegido por un marco de metal. Sin ánimo de desmentir las razones obvias de las virtudes de una caja de metal (mayor resistencia, longevidad del reloj y dureza), no hay que olvidar que también tiene importantes contrapartidas. La principal de todas ellas sin duda es el peso, ya que el acero macizo pesa muchísimo más que la resina. A esto hay que añadir una menor resistencia a las vibraciones (el plástico es más absorvente que si rodeamos el módulo con una caja de acero). Ante caídas desde una altura considerable, una caja de metal transmitirá muchas más vibraciones y tiene más probabilidades de dañar el módulo que una de plástico. Lógicamente, el plástico puede resquebrajarse más fácilmente que el acero, pero ante ello siempre podemos aducir a la facilidad de cambiar el exterior manteniendo el mecanismo del reloj íntegro (que es, al fin y al cabo, para lo que está pensado y diseñado un G-Shock: para que el reloj siga funcionando aunque el exterior se haya dañado).

La tapa roscada es también otra de las virtudes que aducen los aficionados en relojería de casi todas las marcas para preferir los antiguos modelos frente a los modernos, cuya tapa está anclada a la caja (y no al módulo o a su protección metálica) con tornillería. Pero conviene no olvidar que ante un supuesto de malos tratos extremos al reloj, podremos salvar el módulo fácilmente incluso "arrancando" los tornillos, cosa nada fácil de hacer si tuviéramos una caja con tapa atornillada, en donde se requieren herramientas especiales para no dañarla o destrozar sus muescas. No digamos ya si llega el caso de que la propia rosca estuviera afectada.


Por supuesto, ante un impacto brutal resistiría mejor una caja íntegramente de acero, pero los diversos elementos internos del reloj tienen muchas papeletas de quedar irremediablemente dañados (como las uniones a los paneles solares, soportes del acumulador y demás). Las virtudes de una caja roscada son más debidas a la elegancia de determinada afición en la relojería que a una respuesta de durabilidad, habida cuenta de la facilidad del desarme de una tapa con tornillos, que sin duda también es de agradecer.

Sin embargo, y como acabamos de explicar, ambas soluciones tienen sus pros y sus contras. Sin duda muchos aficionados a los G-Shock, y a los relojes en general, preferirán la dureza y estabilidad de una caja maciza de metal con tapa roscada, mientras que otros, que agradecen más la ligereza y flexibilidad de una caja de resina, agradecerán esta solución adoptada por Casio en los últimos años.


No obstante, la presencia de la tapa en acero pulido del GW-M5600 es espectacular, mucho más imponente que en otros G-Shock y con una disposición elevada sobre el reloj que desvela claramente las virtudes de un diseño resistente que sigue estando vigente en la actualidad.

Tampoco hay que poner el grito en el cielo si ponemos en duda algunas de las soluciones adoptadas por Casio en sus primeros G-Shock, ningún diseño es perfecto y con el paso del tiempo es normal que se corrijan o se asuman los errores sin más. Es algo natural. Entre estos errores estuvo la elección de un cristal rectangular (a la moda de entonces para los modelos digitales), en lugar de uno circular, mucho más resistente a la presión por repartir mejor la tensión entre toda su superficie. Casio ha ido mejorando todo ello con sus últimos G-Shock, y sin duda la introducción de una caja de resina junto con un pequeño marco de metal que proteja íntimamente el módulo es mucho mejor contra los golpes y vibraciones a las que se le someten los G-Shock en los tests, que no una pesada carga metálica que transmite también con mayor violencia temperatura y vibraciones. En los mismos términos también es mejor ante campos magnéticos, tan habituales en un mundo con tanto aparato electrónico como el actual (y que en los años 80 todavía no estaban tan extendidos), sin olvidar descargas eléctricas (aunque ningún G-Shock de momento esté pensado para tal fin, es obvio que transmite peor la electricidad una caja de resina) o el peligro de que se oxide la rosca (dejando el módulo poco menos que inaccesible para su recuperación).


Pulsera de metal con un diseño impresionante
Al igual que el resto del reloj, la pulsera elegida para éste modelo (y este es uno de los pocos Casio que goza de un brazalete de este tipo) es contundente. Sus eslabones internos de unión entre los eslabones de composite son de acero macizo pintado en negro. Sin concesiones.

Para ser exactos, la pulsera no es de metal. O, mejor dicho, no es únicamente de metal. Está construída de acero con eslabones a pares construídos con composite inyectado en su parte externa. Esto tiene varias razones: lógicamente, la resistencia a los golpes, no olvidemos que estamos hablando de un G-Shock. Y la otra es la ligereza: la pulsera es muchísimo más ligera que si estuviera totalmente construída con eslabones en acero macizo únicamente. Esta solución ofrece una pulsera con la dureza del acero, la ligereza de la resina y a un precio relativamente más bajo. Pero estas no son todas las virtudes de esta magnífica pulsera, que es reconocida en todo el mundo como una de las mejores fabricadas para los G-Shock. Casio ha querido ofrecer una pulsera de metal acorde con la leyenda mítica de los G-Shock legendarios, y realmente lo ha conseguido. Solamente al primer vistazo cualquier experto reconocerá sus múltiples méritos. Uno de ellos -sino el más importante- es que puede desarmarse íntegramente de forma fácil, limpiarse y engrasarse y volverse a armar por completo, logrando que, con un buen mantenimiento y cuidado, podamos disfrutar de una pulsera durante mucho tiempo. Su punto más débil es su enganche, sin embargo. Uno no se explica cómo Casio, teniendo a su disposición cierres metálicos muy buenos, haya optado por uno de los más endebles. Lógicamente, algo tenía que tener de negativo.

Una de las precauciones que debemos tener a la hora de partir la pulsera para acortarla es que ésta es convexa. Es decir: podremos quitarle eslabones a partir del segundo (empezando a contar desde la unión con la caja). Si lo hacemos antes, nos quedaría una pulsera descompensada y con diferentes tamaños de eslabones respecto a cada lado.


¿Es difícil de encontrar?
Una de las leyendas que tiene este modelo en particular, el GW-M5600BC-1 (y no su versión con correa de resina, el GW-M5600-1ER) es que es muy difícil de encontrar porque Casio ya no lo fabrica. Esto es cierto en parte. Buscándolo en la tienda oficial de Casio suele informar que este reloj ya no está disponible. No obstante la realidad es que aún se fabrica en pequeñas series que suelen llegar puntualmente a las tiendas (tanto de Internet como físicas), de modo que si quieres hacerte con uno, solamente tienes que mantenerte sobre aviso. Al menos, hasta que Casio cese de producirlo (cosa que probablemente no ocurrirá mientras siga fabricándose la variante estándar, el mencionado GW-M5600-1ER).

Por lo tanto, la respuesta a la pregunta "¿es difícil de encontrar?" la respuesta es sí, como muchas variantes de relojes que no son "la serie principal", pero a la pregunta: "¿porque Casio ya no lo fabrica?", la respuesta es "no": Casio aún lo fabrica, no te preocupes.


Objeto de culto
¿Existe algún G-Sock realmente auténtico, que mantenga después de casi treinta años el diseño y configuración del original, y que, encima, aún se siga fabricando? Sí. Afortunadamente para todos los aficionados a los G-Shock. Llevar este modelo en la muñeca implica mucho más que llevar un simple reloj. Con él sientes de verdad la leyenda, que estás portando algo "legendario" y, además, ¡te hace sentir parte de ella!

Dentro de unos años este magnífico modelo de display invertido (¡invertidísimo!) y con esta pulsera tan exclusiva será, probablemente, tan objeto de culto como lo son hoy en día los DW de antaño. Las facultades de este reloj van más allá de un simple dispositivo electrónico de muñeca: enamora. Y prueba de ello es que es el reloj que de verdad entusiasma y encandila a todos los que aman los G-Shock, a millones de personas, por el mundo entero. Es uno de los motivos de que Casio haya tenido que lanzar modelos parecidos para las chicas (los Baby-G) y es uno de los motivos también de que estos relojes tengan la leyenda de supervivencia y longevidad que tienen. Encima, hoy en día podemos disfrutarlo con un brazalete de composite y acero junto con un diseño espectacular y una unión entre eslabones que ninguna otra marca posee. ¿Aún dudas de por qué tiene tantos acérrimos seguidores este modelo? Ciertamente, cualquiera hoy puede poseer un G-Shock, los hay para todos y de todos los gustos. Pero el heredero del auténtico es este, y por eso enamora. Si además le unes la exclusividad de esta versión de la que hablamos, no te quedarán dudas de que este es un reloj que realmente se disfruta. Da lo mismo si tienes cien o doscientos modelos de relojes de las marcas más lujosas del mercado, porque al ponerte este modelo sabes que la leyenda auténtica y actual lo tienes en una versión de hoy en día. Junto con todo ello están las virtudes de un módulo actual, con la tecnología solar más puntera y, encima, radio controlado. Ninguna leyenda de reloj hoy en día te ofrece tanto.


Cuando empiezas a tener G-Shock's, o modelos de Casio, te los pones y los luces por las diferentes funciones que te ofrecen (y también quizá por su diseño y robustez). Pero de repente, un día, te encuentras con un modelo de estas series que parten de los primeros modelos, te lo pones, y notas que perteneces a algo grande. Tu G-Shock entonces habla por tí a donde quiera que vayas. Y entonces te das cuenta de que todos los modelos de G-Shock que has lucido son grandes en sus facultades, hermosos y eficientes, pero no obstante caes en la cuenta de que este es "el G-Shock". Y entonces, a partir de ahí, lo tienes en un lugar especial. Y sabes que ése será el reloj que elegirás cuando de verdad necesites un reloj.


Lo mejor:
- La pulsera, la unión con la caja y, en general, el diseño íntegro del reloj aúna comodidad, ligereza y robustez a partes iguales. Es uno de los G-Shock más cómodos de llevar.
- Su acumulador es uno de los que mayor duración posee: nada menos que 8 meses incluso aunque tengamos la recepción de sincronización vía radio activada.
- Su display. Realmente, si habéis seguido el artículo hasta aquí, el disponer del display invertido y tan sumamente oscurecido podría incluírse más bien entre sus puntos negativos, pero realmente es bastante positivo que Casio haya logrado fabricar una polarización para ese display siguiendo el perfil tan oscurecido del reloj, con números también oscurecidos, ¡y que aún se pueda leer la hora!
- Su cubierta trasera. Nada que objetar. Si veis las fotos al primer vistazo sabréis el por qué es uno de sus puntos fuertes. Simplemente impresionante. Además, en acero pulido. Un placer a la vista y una sensación bajo la piel que recuerda a los G-Shock "auténticos". Realmente, y en cierta forma, este no deja de serlo.
- Su precisión es una de las mejores de los módulos Casio: unos 15 segundos por mes.


Lo peor:
- Sus botones son muy difíciles de pulsar. Esto es común a todos los G-Shock por su propia construcción, pero es que a ello en los 5600 se une que son muy pequeños.
- Aunque el brazalete es de lo mejor, su cierre es muy endeble y fácilmente puede llegar a quebrarse. Casio posee cierres mucho más robustos y uno no se explica cómo no los han puesto en una pulsera tan magnífica.
- Su cronómetro no informa de la hora, como en otros módulos G-Shock, sino que únicamente nos pone el tiempo que va cronometrado. A cambio, tenemos un cronógrafo de hasta 1.000 horas. En la pantalla de cuenta atrás (hasta 60 minutos) sí podremos ver la hora al mismo tiempo.


Especificaciones
- Sincronización atómica vía radio Multi-banda (USA, UK, Alemania y Japón). Autorecepción de 6 veces por día y recepción manual, así como activación/desactivación de la recepción. Señal: S WWVB, UK MSF, Germany DCF77, Japan JJY40/JJY60. Frecuencia:US 60kHz, UK 60kHz, Germany 77.5kHz, Japan 40/60kHz
- Alimentación solar (Tough Solar)
- Resistente a la inmersión (hasta los 200 metros).
- Activación automática de la iluminación ( Auto EL Backlight)
- Horario mundial: 29 zonas horarias (48 ciudades)
- Contador de cuenta atrás (desde 1 minutos hasta 60 minutos, con presentación de la hora)
- Cronómetro hasta 999:59'59.99"
- Señal horaria (desactivable)
- Activación/desactivación del sonido de los botones
- Autocalendario programado hasta el año 2099
- Formato de 12/24 horas
- Precisión: +/- 15 segundos por mes (sin señal de calibración)
- Indicación del nivel de batería
- Función Power Save (PS); desactivable
- Energía del acumulador: hasta 8 meses (con una carga completa).
- Módulo: 3063

































| Redacción: Zona Casio

13 comentarios:

  1. Anónimo11.11.11

    Es un reloj con el que ves la hora solo tu, ¡nadie más la puede ver! jajajaja! Fenomenal, es una preciosidad.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo11.11.11

    Yo lo tengo. Es cierto que no se ve apenas, que es muy difícil de pulsar los botones, que... ¡pero me encanta! Es una pasada de reloj. Además, si a alguien le molesta el display invertido, no tiene nada más que elegir la versión con el display "normal". No impacta tanto visualmente, pero es también una pasada. 100% recomendado, quien se compre este reloj no se sentirá defraudado.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo11.11.11

    Recomiendo la versión con pantalla normal. ¡Casio, necesitamos un modelo con pantalla normal y esta preciosa pulsera YA! Porque la pulsera esta es IMPRESIONAAAAAAAAAAAAAAAAAANTE de narices, lo mejor que he visto.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo11.11.11

    Dejadme que os diga una cosa: mi madre, esta pulsera es lo mejor que he visto. Una autentica pasada!!!!!!!!! Lástima del enganche del cierre, en efecto, porque como lo partas, adiós pulsera. Pero por lo demás esta pulsera es una locura de molona que es. Como Casio deje de fabricarla va a estar más buscada que un rolls-royce de los años 30, y quien la tenga sabe bien lo que digo.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo11.11.11

    Ni en fotos se ve la hora :D que pasada de G-Shock...

    ResponderEliminar
  6. Anónimo11.11.11

    Este G-shock es para morirse. como lo tengas estas perdido, no te lo dejas de poner ni dormido, ¡yo he llegado a soñar con él!

    ResponderEliminar
  7. Anónimo11.11.11

    Uno no sabe lo que es tener un gshock hsta que no tiene un 5xxxx de estos

    ResponderEliminar
  8. Anónimo11.11.11

    Te lo pones y la gente piensa que qué narices es ese reloj que no da la hora, jajajaja
    La pulsera e sla caña

    ResponderEliminar
  9. Anónimo12.11.11

    El último 5xxx fue el DW-5600D-1, que Casio presentó en 1992. Hasta ese año, y desde 1983, Casio había tenido en el mercado más o menos de forma permanente algún modelo de los 5xxx. En 1993, con ocasión del décimo aniversario, saca una edición especial: el DW-1983-1. Desde esa fecha, tuvieron que pasar dos años para que viéramos otro modelo de esa serie: el DW-6800-1, que apareció en 1995. Un año después, en 1996, lanzan el DW-5600E-1, y los DW-5600ED-8, DW-5600ED-4 y DW-5600ED-9. Hasta 1999 no se vieron más modelos de esa serie, y ese año, 1999, Casio presenta el DW-5600VT-1T. En el año 2000, con ocasión del cambio de milenio (¡y de fecha!), Casio lanza varios modelos específicos con las variaciones "2JR". En el 5xxx sería el DW-5600BD-2JR. Ese año también presentan el primer inverso de los 5xxx, el DW-5600M-1ZJF, y el DW-5600CK-3ZJF con polarización en naranja. En 2001 lanzan el primer 5xxx con prensillas, el DW-5600GF-2AF, así como el DW-5000-1JF. En 2002 vio la luz otro con prensillas, el DW-5600RR-1JF, y otro inverso: el DW-5600CF-8JF, así como el modelo estandar G-5600-9JF. En 2003 llega al mercado el DW-5000ML-1JF, con polarización rojiza, y Casio saca su "hermano gemelo" pero en cristal redondo, el DW-5700ML-1JF. Ese mismo año también ve la luz varias ediciones especiales del G-5600, así como el estándar DW-5000SP-1JR, el G-5600K-7JR y el G-5600CH-8JF. En 2004 vuelve a lanzar varios modelos de los G-5600 y G-5600, y los DW-5600L-1JF, DW-5600BR-1JR y DW-5700BR-1JR (este último con display invertido). También una versión con pulsera específica en blanco (correa entera), el DW-5600LV-1. En 2005 se lanza el DW-5600RE-1JF, con números en rojo y display invertido (este sí que es horrible de ver), y tenemos los GW-5600Rj-4JF y el GW-5600KJ-2JR, así como el GW-4500CFJ-1JF (display invertido y números en blanquísimo, en contraste), el DW-5600RE-2JF (oscurecido totalmente e invertido) y el GW-5600LVJ-1.

    ResponderEliminar
  10. Anónimo25.11.11

    Preciosa la pulsera de este reloj. Necesitamos uno con ella pero sin invertir ya!

    ResponderEliminar
  11. Anónimo13.12.11

    Un modelo precioso. La pena es que no se ve nada en su pantalla

    ResponderEliminar
  12. En mi opinión, este modelo es en cierta forma una burla, ya que a pesar de que tiene partes de acero, no tiene caja roscada, sino es la misma versión abaratada de la tapa de 4 tornillos. Por eso, no creo que pueda pensarse que es un heredero autentico del mítico 5600. El único es el GW 5000, aunque este tiene un recubrimiento PDV que lo aleja de la idea original del acero simple inoxidable.

    ResponderEliminar
  13. En mi opinión, de cierta forma este modelo es una burla, ya que a pesar de tener partes de acero, no tiene caja roscada, sino que viene con la misma versión abaratada de tapa de 4 tornillos. Por eso no creo que pueda considerarse un heredero autentico del mítico 5600. El único, aparte de las edidiciones especiales limitadas, pero este tiene un recubrimiento PVD que lo aleja de la idea original del acero simple inoxidable.

    ResponderEliminar

Última entrada

Nuevo catálogo de Sheen

Sheen en Japón acaba de presentar también su nuevo catálogo otoño/invierno, en donde destaca una presencia en la portada de uno de sus mode...