2/8/22

Esto va de cajas roscadas



Cajas roscadas, ¡ah, las cajas roscadas! ¡La pasión, los sueños prohibidos y los objetos de deseo durante muchos años de los amantes de G-Shock! Claro, los que apenas habéis nacido con el surgir del nuevo siglo no lo sabéis, los que ahora tenéis "veinte y menos años" no habéis vivido el deseo y el frenesí que despertaban en nosotros las cajas roscadas porque..., apenas se encontraban. No había. Casio, simplemente, no las fabricaba.

Sí, las fabricó en su día, allá por los ochenta, pero eran tan deseadas y buscadas que se volvían inalcanzables. Así que..., ¡oh! -suspiro-, ¡las cajas roscadas eran un tesoro, amigo!




Aquí tenéis tres generaciones de cajas roscadas, una "pura y dura" trasera de un genuino ochentero, uno de los modelos de G-Shock "de pata negra", en unos tiempos donde no existían complejos compuestos de amortiguación como Alpha Gel y demás, Casio se las tenía que idear instalando cajas de doble pared y con dos refuerzos de goma "bien gorda". Su trasera lo dice todo, un "Japan A" de primer orden.

El segundo eran los tiempos de la escasez. Sólo había ese modelo roscado -con permiso de los prohibitivos Frogman, claro-, y sólo podía adquirirse en Japón, así que alcanzar uno de ellos era algo al alcance de muy poca gente. Eran tiempos donde ver una caja roscada en un G-Shock era casi como ver un extraterrestre. Y claro, además había que añadir el recubrimiento DLC, y un tributo, en su logo, al modelo original de G-Shock. Estamos hablando, cómo no, del GW-5000.



Y si empezamos con uno de los primeros G-Shock roscados, y el primer ana-digi, cerramos con el último ana-digi roscado. Ni más ni menos que el imponente GM-B2100 y sí, roscado, con DLC, y ya veis: otro Japan H con todas las letras. Si el primero, el AW-500, poseía las cubiertas de goma externas e internas para protegerle, éste lo ha sustituido por unos finos amortiguadores de Alpha Gel, lo último en tecnología. ¡Cómo han cambiado las cosas! Pero el mismo logo, la misma esencia, el mismo fabricante del primero al último. El mismo poderío, la misma confianza y tranquilidad que ofrece un G-Shock de caja roscada. No hay otro que le pueda superar.











| Redacción: ZonaCasio.com / ZonaCasio.blogspot.com




| Historia | | GMB2100 | | GW5000 | | AW500 |

6 comentarios:

  1. Nostálgica publicación ^_^ Yo por mi parte me siento afortunado ya que dispongo del GMW-B5000, el cual tiene caja roscada. Es mi reloj favorito en la colección ya que sé que nunca saldrá de ella. Es mi pequeño tesoro al que pude acceder.
    Espero que más gente empiece a apreciar las cajas roscadas, sobre todo aquellas personas que deseen conservar el reloj para muchísimos años.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, el GMW-B5000 entraría perfectamente acompañando al GM-B2100. Por actualidad -y oportunidad- coloqué el B2100, pero perfectamente podría haber sido el B5000.

      Son de esos modelos que van a ir a más, y no tienen síntomas de abaratarse, más bien al contrario, van camino de ser cada vez más elitistas.

      Eliminar
    2. Son relojes para disfrutarlos muchos años. Yo estoy muy contento con mi GW-5000. Saludos y un abrazo

      Eliminar
  2. Anónimo2.8.22

    ¿Dónde está el vídeo de Youtube que había está tarde? Aquí el que no corre vuela.

    ResponderEliminar
  3. Me encantan los G-SHOCK de caja roscada. Soy del año 89 y de verdad aprecio mucho este tipo de diseño. Considero que son modelos perfectos, pero no niego que tengo un romanticismo por los biseles de resina. Incluso me gusta cuando se van gastando y van quedando marcas.

    ResponderEliminar

Zona Casio Semanal

Inscríbete en nuestro Grupo de Noticias para recibir gratuitamente nuestro magazine Zona Casio Semanal, con el cual podrás leer cómodamente todo el contenido de ZonaCasio off-line, y conservarlo como material de consulta o información. En cualquier momento podrás anular tu suscripción, así como configurar cómo quieres recibir los avisos y notificaciones, cómodamente en tu casilla de correo.
Puedes darte de alta a través de éste link. ¡No te lo pierdas!