5/12/21

Casio W-218, el DW-5300 "de los pobres"



Teníamos en ZonaCasio una tarea pendiente que, por desgracia, no pudimos hacer hasta ahora, y era la de presentaros y mostraros el W-218, uno de esos relojes que como el W-215, o el mismo W-219, rinden tributo a modelos históricos de Casio, en los cuales están inspirados.

No ha sido posible, decíamos, hasta este momento, pero en estas fechas de regalos en los que muchos acuden (y acudimos) a este tipo de competitivos modelos de Casio para regalar (o que nos regalen, o autorregalarnos), ha sido la ocasión propicia para hacerlo.




También acabamos de mencionar que estos modelos están inspirados en relojes históricos, auténticos "pesos pesados" entre los lanzamientos de Casio. En efecto, a los japoneses les debe resultar -obviamente- más rápido, fácil y barato, realizar una caja de resina tomando las líneas y formas de modelos precedentes, meter en ella el archiconocido y socorrido módulo 3224 (que montan los mencionados W-215 y W-219, pero también los F-108, los B650, los W-217..., en definitiva, una lista casi interminable de modelos), y sacarlo a la venta, para regocijo de todos los enamorados de aquellos modelos tan, tan emocionantes y que tanta huella han dejado.

Eso es más fácil y sencillo, decimos, que montar toda la parafernalia para volver a realizar aquellos biseles con las técnicas y métodos de hoy, aquellas cajas, y además volver a implementar un módulo específico (con todo el desarrollo electrónico y la compleja fase de test a gran escala). Sin olvidar la consiguiente inversión en marketing para amortizar todo ello, que tampoco es poca y en estos tiempos cuesta justificar.



No obstante es algo que hicieron con el DW-5900 (un modelo con una larga lista de incondicionales, entre los que nos encontramos, por supuesto), con el DW-5700, o más recientemente, con el ana-digi AW-500 y el espectacular AWM-500 con armis de metal, y caja maciza completamente de acero (¡y roscada!).


_W-218, el hermano pobre del DW-5300_

//Con el W-218 uno parece que lleva algo más, casi un G-Shock histórico, y no solo 24 € en la muñeca.//




Pero para la ocasión el elegido para tomar como base o modelo inspirador de estos W-218 fue el imponente DW-5300 de G-Shock. Y decimos imponente no por soltar un adjetivo a la ligera, ni mucho menos, ya que aquel G-Shock, aparecido en 1994, lo era. Y este DW-218, por cierto, tampoco pasa desapercibido, con sus 44,4 x 43,2 x 10,8 mm como medidas parece más de lo que es, y da la sensación de que dentro lleva un módulo más complejo (y completo) que el básico 3224.



En este caso la variante elegida es la W-218H-3AV, es decir, el modelo con caja verde oliva, un guiño al mundo táctico tan habitual en G-Shock, y también -y por extensión- en Casio. A nosotros nos encantan estas variantes por varias razones, que seguro muchos ya sabéis pero quisiéramos recordar para hacer mención y destacar sus virtudes, que son muy a tener en cuenta. Y es que, al contrario de la resina pintada, la caja de estos modelos posee resina tintada, es decir, el color forma parte inseparable de la misma caja y no lo perdemos ni se puede desprender de ella. Muchos recordaréis el desagradable aspecto en el que acaban las cajas de resina pintadas con el paso del tiempo, dejando a la vista bajo ellas el desagradable tono "sucio" de la resina base. Con estas cajas no ocurre, y aunque es cierto que el color se puede teñir o decolorar con el roce y el uso, podemos recuperarlo, bien lavándolo o abrillantándolo suavemente. Es una caja que nunca va a perder el color, por tanto, y en la que siempre vamos a tenerlo.


_W-218, el hermano pobre del DW-5300_

//El W-218 nos devuelve a la Casio que siempre nos cautivó: relojes sencillos, completos, y a la vez robustos y de gran personalidad.//




Otro gran acierto de Casio con esta caja es el haber usado en ella un diseño de resina macizo. Es decir, la caja, toda ella, es un robusto bloque de resina formado por un elemento compacto, inseparable, al contrario que las -por desgracia- cada vez más utilizadas cajas tipo sandwich, o las más antiguas cajas pegadas, que corren el riesgo de despegarse o de romperse el bisel. En estos W-218 ese riesgo no existe, tendremos que romper la caja entera para partir el reloj y eso, en una caja tan robusta y gruesa como esta, son palabras mayores.



Del diseño del W-218 poco hay que añadir: es precioso. Es un diseño que huye de los estereotipados y tan recurrentes últimamente diseños afeminados de Casio, esos diseños "a lo unisex" para que puedan ser usados por las mujeres, dado que en Casio -lo mencionan en su último informe- se dieron cuenta que muchas de sus compradoras femeninas preferían los relojes de hombre, incluso en Collection (baste recordar el triunfo, desde hace ya muchos años, de los llamados "carbonero" entre ellas).

El W-218 al proceder su diseño matriz de una época en la que nada de eso existía (ni le importaba a Casio), nos ofrece un diseño muy masculino, que nos recuerda a modelos como aquellos W-741 o W-71. En una mujer este reloj queda "mal", queda demasiado grande, demasiado varonil. Eso es gracias a su marcada identidad, y es que el DW-5300 del que parte era un modelo que no se andaba con pamplinas, era un reloj con una gran personalidad. Por eso la caja de estos W-218 "asusta" un poco, a simple vista se la identifica fácilmente, es un reloj, como lo era el DW-5300, muy reconocible.



Al contrario que en otros modelos que llevan ese módulo, como los W-217, Casio se vio obligado, para compensar las dimensiones extravagantes de su caja, a utilizar una correa diferente y no la habitual y sencilla correa que suele incorporar a esos módulos. Por ello, la correa del W-218 es una pieza que procede de modelos más caros y completos de Collection, consiguiendo con ello un conjunto muy equilibrado e incluso en países emergentes se ofrece la opción de incorporarle un aún más longevo armis, en la variante W-218HD-1AV.


_W-218, el hermano pobre del DW-5300_

//Las formas futuristas del DW-5300, reflejadas en esta interpretación del W-218 para Collection, siguen siendo tan asombrosas e impactantes hoy como lo eran a mediados de los noventa. Y es que su diseño icónico y tan característico es también atemporal.//




Otro aspecto a tener en cuenta es el competitivo precio de este modelo, impensable en el G-Shock original y que, por supuesto, sería también impensable en una reedición del DW-5300 como tal, por lo que está a nuestro alcance gracias a esta nueva interpretación de Casio. Por algo más de 20 euros uno puede adquirir este nuevo vintage, del cual hablan maravillas sus poseedores y no suele decepcionar. Es cierto que su módulo es uno de los más básicos de la Casio actual, pero al menos su pila es de una notable autonomía (CR2016, 7 años) además, y al contrario que en otros modelos -como en los F-91-, su sistema de cambio de pila posee soporte específico, no es necesario desarmar todo el módulo para hacerlo -evitando así el riesgo de dañarlo en el proceso-. Su display posee números de generosas dimensiones, con los cuales es fácil de ver y de leer la hora, y añade alarma, calendario e iluminación. Es decir: lo básico, para ir por la vida con un reloj simple y sin complicaciones, que te permite ver la hora fácilmente y todo ello metido en un bloque macizo de resina y con el aspecto de un mítico modelo de G-Shock. ¿Se puede pedir más?



Todo ello, por si fuera poco, sin olvidar la ventaja extra de sus pulsadores de metal -herencia del diseño del G-Shock que lo inspira, por supuesto-, su resistencia al agua -que ya es de unos dignos 50 metros, también muy a apreciar-, y ligereza, a pesar de sus más que destacables dimensiones. Quien desee un reloj de aspecto robusto pero ligero a la vez, lo agradecerá.

El W-218 es, por todo ello, un modelo de lo más interesante, que encantará muchísimo a los que prefieran los diseños de los G-Shock vintage e históricos, que deseen alejarse de los diseños de esta "nueva hornada" que últimamente están lanzando los nipones, con la ventaja de la simplicidad y utilidad de un Collection, y sin tener que preocuparse por los biseles imposibles de encontrar de aquellos relojes, ya que en el W-218 su caja forma, toda ella -insistimos en ello-, un único bloque compacto. Una auténtica maravilla de reloj para disfrutar plenamente y sin quebraderos de cabeza. Y lo mejor, con un aspecto futurista -como lo eran aquellos impresionantes G-Shock de los noventa- verdaderamente asombroso.































| Redacción: ZonaCasio.com / ZonaCasio.blogspot.com




| W218 | | Pruebas | | Reviews | | Digitales |

5 comentarios:

  1. Una de esas revisiones de las que te entran ganas de salir corriendo de casa a comprar el reloj en cuestión :)

    ResponderEliminar
  2. Una pena que en color solo haya dos modelos, el azul y este verde. Deberían poner más cajas a color.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo este en naranja , también lo hay en rojo, todo azul , verde y negro

      Eliminar
  3. En Collection Casio tiene unos relojes asombrosos. Aunque cuando veo tanta buena apariencia, a veces desconfío, porque a veces es sólo eso, apariencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo este desde enero del 2020 ..y cumple con creces ..es mi reloj de diario . Lo tengo en color naranja

      Eliminar

Donaciones

Son muchas horas las que dedicamos para publicar contenido, por el simple placer de ayudar a gente como tú y para poder prestarte un servicio informativo y entretenido. Por eso es que, de vez en cuando, viene muy bien una muestra de apoyo que anime a seguir creando y aportándote información que te ayude a disfrutar más y mejor de tu reloj. Si te ha gustado este sitio, si te ha servido de ayuda, si quieres colaborar: puedes donar algo. Por pequeña cantidad que sea te lo agradeceremos enormemente.
Envíanos tu donativo mediante Paypal a la dirección:

zonacasio@gmail.com

¡Gracias!