17/12/20

Prueba del Casio Twin Resist TRT-110: un reloj duro para tiempos duros



Tenía muchas ganas de probar el último TR (Twin Resist) de Casio, el TRT-110. No en vano ya tuvimos ocasión de hacerlo con uno de sus primeros modelos, aquellos TRT-100 que Casio lanzara en el año 2000, incluyendo en variantes con LCD holográfico que mejoraban la visión en condiciones de escasa luz ambiental (otra cuestión era que con iluminación "normal" fuese molesto o difícil ver la hora en ellos, una de las razones, por cierto, para que Casio fuera abandonando esa tecnología) y cristal abombado. Este Twin Resist TRT-110 no tiene aquellos defectos, su cristal es plano, y su LCD además de ser en positivo, se aprovecha de la última tecnología de iluminación de Casio: Super Illuminator (o Illuminator de Alta Intensidad, como a veces se le llama).

Además, así tendremos ocasión de hablar de estos nuevos módulos con vibración (Vibrators) de Casio, que se aprovechan de una enorme pila CR2032 y que incluyen las funciones más útiles de la marca nipona, como posibilidad de silenciar el sonido de pulsadores, o la función de poder ir adelante o hacia atrás en el conteo de dígitos a la hora de configurarlo, sin tener que hacer "la vuelta completa", tan molesto en los relojes digitales de antaño. Por lo tanto, se puede decir que matamos dos pájaros de un tiro, no solo probando este nuevo y fascinante Twin Resist, sino además, probando su módulo, que es idéntico - en esencia, aunque obviamente en aspecto y numeración no lo sea - del que llevan los Casio W-736 y Casio W-735.




Pero comencemos por fechas. Este TRT-110H-1AV, que es la variante estándar de la gama, llegó al mercado en el año 2018 acompañado de la variante con detalles dorados (TRT-110H-1A2V) y de la variante con detalles en azul (TRT-110H-2AV). Estos modelos están ahora descatalogados, porque en este 2020 llegarían al mercado sus nuevas variantes, con el mismo módulo y todo lo demás pero con diferentes tonalidades, el TRT-110H-3AV con detalles en naranja, el TRT-110H-8AV con pequeños detalles en azul (al contrario que el primero en azul, éste solo tenía en ese color el borde del círculo interior y la leyenda sobre el pulsador de "Light") y, por primera vez, una bonita variante invertida, la TRT-110H-5BV.

Habría mucho que decir sobre estos Twin Resist TRT-110, trataremos de condensarlo y resumirlo en un mismo reportaje, para no hacerlo excesivamente largo. Por de pronto, su historia, de la cual ya abordamos bastante ampliamente en el post que dedicamos a los TRT-100, así que no nos extenderemos demasiado en ella. Casio quería ofrecer lo que G-Shock tiene en su gama Mudmaster y Mudman, o sea, una protección contra el barro, para su gama de modelos básicos. Ideó un sistema de protección aprovechándose de los conocimientos que ya había obtenido con G-Shock, así que los Twin Resist son, básicamente, relojes con resistencia al agua cuyos pulsadores cuentan con una protección extra para que no les entre dentro de ellos el barro ni el polvo. En el caso del Casio TRT-110 que nos ocupa, la protección ante el barro comprende tanto a los pulsadores laterales, como al frontal de la iluminación. En los pulsadores laterales el TRT-110 utiliza una pieza de goma (goma dura, parecida a los biseles de los G-Shock), que se asienta sobre un tornillo de metal en su parte central, y que cubre totalmente los pulsadores. Es una pieza protectora, pero debemos tener presente un detalle: no es hermética. Es decir, entre la pieza de goma y la caja se puede introducir agua - nosotros lo hemos comprobado -, así que cuando lavas el reloj o lo mojas, cuando te pones a pulsar es habitual que salga esa agua que ha penetrado y que se ha quedado entre la pieza de protección y el pulsador. Por eso precisamente - y de manera acertada - Casio le ha puesto los tornillos, para que en el momento del mantenimiento la limpiemos también por el interior y no se acumule suciedad en los pulsadores - que podría obstruirlos y/o dañar la cubierta anti-barro -. Estamos, pues, ante un reloj más robusto, pero como los G-Shock, a la vez requiere asimismo un mantenimiento más cuidadoso.


El pulsador de la iluminación posee también una membrana de goma protectora, bastante difícil de limpiar, por cierto, debido a sus estrías antideslizantes de agarre.


Estoy acostumbrado a los Twin Resist y a los Mudmaster (uno de mis modelos preferidos de G-Shock es, precisamente, uno de ellos, el G-9300 / GW-9300). Yo utilizaba habitualmente el Nokia 5140 (otro "mudresist") como teléfono móvil, y una de mis linternas preferidas es otra "resistente al polvo", la F-10 de Varta. Os menciono todo esto porque no me extraña que este tipo de relojes sea uno con los que más se peleen los vendedores, y uno también de los que menos entienda el público y, por ende, probablemente de los que más devoluciones sufra. ¿Por qué? Pues por algo que, si habéis probado un Mudmaster, Mudman o TR, sabéis de sobra: lo dificilísimo que es operar sus pulsadores. Sobre todo en modelos de este tipo, con recubrimiento externo (otra cuestión son los Mudmaster que no tienen esa protección externa y que usan otro tipo de soluciones). Y es que en el Twin Resist TRT-110 (y en realidad, en el resto de Twin Resist) cuando pulsas el botón para activar alguna función, en realidad no estás pulsando el botón diretamente, sino que estás presionando sobre una cubierta o membrana de goma que ésta a su vez presiona sobre el botón real, que se encuentra protegido por debajo. Suele ser habitual este tipo de protección externa en herramientas de trabajo que tienen que aislarse del polvo, como decía, el Nokia 5140 la tenía, y la F-10 de la gama Indestructible de Varta también la tiene. Así que en ese sentido, nada que nos sorprenda a todos los que usamos este tipo de dispositivos "anti-barro", pero que sorprende cuando uno lo utiliza por primera vez. Y es que algunos llegan a decir: "bueno, no será para tanto...", pero sí, "es para tanto".

Por fortuna, para reducir la cantidad de pulsadores que tenemos que realizar, el módulo del Twin Resist TRT-110 (el 3463) incorpora la función de paso rápido a la pantalla de inicio, es decir: cuando configures cualquier cosa, la siguiente pulsación te envía directamente a la pantalla inicial. Además, el pulsador de iluminación, que será uno de los que probablemente muchos de sus usuarios más vayan a utilizar, tiene unas notables dimensiones, es más grande, y se presiona de manera más fácil. Así y todo, hay que ejercer notable presión en todos ellos, un precio que hay que pagar por llevar un TR. Y si no estás dispuesto a "sufrirlo", mejor entonces te decantes por sus módulos "primos hermanos" de los W-736 o W-735, que ya no son resistentes al barro (pero sí tienen la misma resistencia al agua de 100 metros).


En esta imagen podemos apreciar el lateral del Twin Resist y lo que da sentido a la submarca: la pieza de goma que, sujeta por un tornillo, fija el protector anti-barro al lateral de la caja. El TRT-110 posee dos de estas piezas, una a cada lado.


- La filosofía TR
De cómo se gestó y sus primeros modelos de la submarca Twin Resist, ya hablamos en ocasiones anteriores. Sin embargo, y aunque los modelos con vibración tanto del W-735 como del W-736 no me motivaban especialmente, ver un nuevo TR cambiaba totalmente el panorama. Admito que tenía muchísimas ganas de disponer de uno en mis manos para traéroslo aquí, hablar de él, y disfrutar en profundidad junto con todos vosotros, los amantes y seguidores de Casio, de esta gama de modelos tan curiosa e interesante.

A la par, estaba un poco harto de tener que lidiar con algunos relojes en el momento de limpiarlos. En estos duros (durísimos) tiempos de pandemia, es casi de obligada necesidad someter de cuando en cuando a una limpieza bastante "seria", con agua y jabón, a nuestro reloj (amén de que también le pasemos en determinadas ocasiones un paño con desinfectante). Exceptuando los G-Shock y series superiores, casi ninguno de los habituales Collection está preparado para que sus pulsadores resistan el agua, así que hay que tener muchísimo cuidado en no apretarles ningún botón cuando lo tienes bajo el grifo. Esto es fácil de decir, pero no tanto de hacer. A veces mientras lo sujetas con firmeza para pasarle el cepillo y "arrastrar" cualquier suciedad, o simplemente mientras lo estás enjabonando, temes que cualquier pulsación accidental haga que acabe colándose agua por algún recoveco del pulsador. Con el Twin Resist TRT-110 esto no ocurre. Tranquilo, puedes pasarle el cepillo y enjabonarlo cuanto quieras, que será muy difícil que aprietes sin querer sus pulsadores, por el simple hecho de que la cubierta protectora, que se encuentra salvaguardándolos encima de ellos, te lo impedirá. A no ser que lo hagas expresamente, claro.


La iluminación de los W-735 y TRT-110 es de tipo Super Illuminator con doble LED de alta intensidad, la misma que posee el W-736 pero, en este caso, ofrece un efecto de inversión de display para no deslumbrar (en la imagen), que no tienen los dos primeros.


Otra cuestión - y soy consciente de que no soy el único - que me desagrada muchísimo, es cuando los pulsadores se presionan "solos". Ya dejé de usar unos cuantos relojes por esa problemática (el F-201WA, el AE-1200, el W-202...), porque cuando iba a ponérmelo o hacía algún movimiento con la muñeca, de repente me encontraba con que el display había cambiado. En el caso de los AE-1200 (y otros modelos similares de la gama AE) era más grave, puesto que a veces cambiaba al horario mundial debido a los accesos directos que muchos de esos modelos poseen, y cuando iba a mirar la hora me asustaba al ver que no era la hora correcta. Llegó a tal extremo esa problemática que en todos sus accesos directos acabé poniéndole la hora local, para paliar ese inconveniente.

Eso no le pasará a nadie con el TRT-110, por el simple hecho de que roces, encontronazos o pequeños golpes, no le afectan a sus pulsadores. A no ser que sea un golpe realmente fuerte, claro. Es decir, de manera casual es muy difícil que este modelo cambie de pantalla o se desconfigure algo. Si quieres tener un reloj en el que estés seguro, totalmente seguro, de que cuando vayas a mirarlo nada de su pantalla va a estar diferente a como lo dejaste tú, entonces este es tu modelo.


La correa de los TRT-110 tiene un extremo más perfilado y delgado, con el fin de que resulte más cómodo deslizarla bajo la trabilla. Una ingeniosa y sencilla solución, y a la vez muy práctica.


- Diseño Twin Resist
Cuando uno ve este tipo de relojes, entiende por qué Casio es tan sumamente competitivo y exitoso en su línea de modelos básica. Tanto es así que, a ojos de alguien no entendido, el Twin Resist TRT-110 parece un reloj mucho más caro de lo que es, incluso por proporciones, y hasta estética, da la impresión de que sea todo un G-Shock. No es el único, lo mismo le ocurre por ejemplo a los HDC-700 de HD, y a tantos otros. Sus medidas de 51,3 x 48,4 x 15 mm son notorias, pero perfectamente "soportables", y su ligereza de solo 51 gr. lo hacen extremadamente cómodo. Su caja se asienta firmemente entre dos piezas, no es una caja "monobloque" de resina, como la de los W-737, pero sí lo suficientemente robusta para que no se caiga "a trozos" como la de los CPA-100, por poner un ejemplo. Todas las leyendas visibles en el bisel de la caja, incluso la de Mud Resist, están grabadas, no son simples serigrafías, y la correa de tipo prensil es ancha pero confortable, y no demasiado larga.

Pero obviamente quien adquiera el Twin Resist TRT-110, como decíamos al principio, lo adquirirá precisamente por sus virtudes de resistencia al agua, polvo y barro. Sería un error, por lo tanto, decantarse por este reloj solamente porque sobre su bisel aparezca la leyenda de "Mud Resist", sin saber lo que eso conlleva (de pros y de contras, por supuesto). De manera que quien elije estos TRT-110 debería saber primeramente a qué se enfrenta. Si es una persona que anda manoseando su reloj todo el día, pues casi mejor que elija otra alternativa (que las tiene en los W-735 / W-736), o que le moleste los pulsadores duros, o que no sea muy manitas con el mantenimiento. Porque con el TRT-110 va a tener todos esos problemas, y quizá alguno más.


El display limpio y despejado del TRT-110 favorece la visibilidad, y su intensidad es notable, por lo que pueden verse bastante bien desde casi cualquier ángulo sus dígitos. Además, al contar con máscara y sin señales ni zonas grabadas sobre el filtro, llegado el caso de sustituir éste será una tarea más sencilla y no trastocará el aspecto del reloj.


En la parte positiva el TRT-110 le dará a cambio algunas ventajas que sus usuarios habituales valorarán enormemente, como tener la seguridad de que pocas veces el reloj hará nada sin que su propietario así se lo haya "ordenado" o configurado, de que puede meterlo entre el barro o el agua sin problemas (y sin temor a presionar los pulsadores sin querer), y de que podrá maltratarlo casi como un G-Shock con la ventaja (para muchos esto es una ventaja) de disponer de un cristal de resina, bastante más sufrido que el mineral o, al menos, más fácil de mantener y "reparar" por uno mismo que uno mineral. O sea: que quien acude a por este reloj a una tienda se le presupone una persona conocedora de los Twin Resist, de lo que son, de lo que ofrecen, y de la filosofía e intenciones con las que Casio los ha fabricado. No debería ser una persona que vaya a por un reloj "Resistente al polvo" sin más, porque puede acabar bastante decepcionada.

Por otra parte, desde el 2001 que no vemos un Twin Resist, han sido casi veinte años de espera para poder tener entre nosotros un nuevo modelo de la gama TR, casi nada. Solo por eso, merece la pena agradecer la apuesta de Casio nuevamente por estos interesantes y robustos modelos.


Por su aspecto parece casi un G-Shock, y a precio de Collection. Sin duda este tipo de líneas de Casio son las más equilibradas en relación calidad/precio.


- El módulo, el alma de un reloj
Como decíamos al principio, el módulo del Casio TRT-110 es idéntico (en funciones y especificaciones) al 3416 de los W-735, y al 3446 del W-736. Lo que digamos de él (o la mayoría de cosas), servirán para esos dos también, todos ellos son "Vibration Alarm" (alarma por vibración), y todos son visualmente muy parecidos, incluso en el diseño de sus segmentos, sin zonas dot-matrix.

Hay muchas cosas del 3463, el módulo que montan los Twin Resist TRT-110, que me fascinan, pero también otras que hacen que, por desgracia, no sea tan completo como pudiera ser. Por ejemplo, es un módulo que carece de las 5 alarmas habituales en Casio, y con este tendrás que conformarte con una sola y única alarma. Para más decepción, encima no puedes configurar fecha, ni la puedes configurar al menos "de un solo uso", como poseen por ejemplo los también mencionados AE-1200. En el TRT-110 su única alarma funciona cuando la activas, y listo. Claro que también eso contribuye a que no te líes con las alarmas, y colabora a que sea más sencillo de manejar. En el caso del Casio TRT-110, tendrás menos veces que presionar sus pulsadores, lo cual no deja de ser algo de agradecer cuando es tan difícil trabajar con ellos.


Con doble horario, y ambos visibles en el modo de hora doble, el TRT-110 de Twin Resist además de completo y resistente es, también, muy práctico.


A cambio, eso sí, el Twin Resist TRT-110 (y toda su familia de módulos, insistimos, como el del W-735 y el del W-736) te ofrece una alarma que suena durante más tiempo que los habituales 10 segundos de muchos Casio, en estos modelos el sonido se mantiene por 20 segundos. Pero no eches las campanas al vuelo, porque por contra carece de despertador (snooze), así por una parte digamos que te lo ponen, y por otra te lo quitan. Conviene también indicar algo importante: si activamos la alarma vibratoria, su duración será menor, de 10 segundos, en lugar de 20. Probablemente porque la vibración, que consume muchísima pila (de hecho cuando la pila aún le queda bastante por agotarse, la vibración dejará de funcionarte, aunque el reloj pueda seguir emitiendo sonidos), haría que te quedaras sin energía muy rápidamente.

Por eso en algunos modelos con vibración Casio le incorpora tecnología EOL (aviso de pila baja). En esto no lo ha hecho, bien sea por dos razones (y cualquiera de las dos nos sirven perfectamente). Una, por coste, porque al final un módulo más complejo es también más caro, y en esta gama de Collection el fabricante nipón suele mirar hasta cada tornillo de más o de menos que ponga. Y la otra razón, por fiabilidad. Demostrado está de sobras que los EOL habituales de los relojes de este tipo (otra cuestión es en los smartwatches, con circuitería más sofisticada) no son muy de fiar, y según el uso que le des puedes estar meses con el aviso de pila baja ahí en medio, y funcionando el reloj más o menos bien. Así que mejor no poner nada, y que sea el usuario quien decida cuando se le vaya la vibración (si la usa) o el sonido, la iluminación, o los dígitos se difuminen, el momento de cambiarle su enorme pila, que no es ni más ni menos que una enorme CR2032.


Hay muchos productos especializados en el mercado que recurren a las soluciones que incorpora el TRT-110 para desenvolverse en en atmósferas sucias o en ambientes cargados y polvorientos. Un ejemplo de ello es la serie de linternas Indestructible de Varta.


Precisamente su pila es una de las mayores ventajas, virtudes y bondades de estos módulos. Es una pila bastante fácil de encontrar y que, aunque cara (ahora mismo ronda los 3 €), ofrece una autonomía muy notoria, que permite que podamos disfrutar de la iluminación, sonido y vibración, sin problemas y durante mucho tiempo. Tanto es así que gracias a ella Casio puede presumir de decir que le dura hasta 10 años, lo cual con todo lo que tiene este reloj es mucho decir.

Y entre eso "todo que tiene" se encuentra algo que lo convierten en uno de los poquísimos, casi una rara avis, en la gama de modelos básicos de Casio: su iluminación. Sus LED son de lo mejor, de tipo blanco que son, precisamente, los que usa Casio para sus modelos elitistas (como los A1000) o sus G-Shock de gamas más superiores y mucho más caros. Y hablamos en plural porque el Twin Resist TRT-110 incorpora dos de ellos, a los lados y en la parte inferior del display, es decir, es de tipo Super Illuminator. Y al tener Illuminator, la iluminación alcanza prácticamente todo el fondo. Este tipo de LEDs es curioso, dependiendo del display, en algunos lo negativizan, oscureciendo el fondo y aclarando los números. Esto es lo que les ocurre, por ejemplo, al W-736. En el TRT-110 no sucede eso, no tienen el efecto de inversión, sino que posee el mismo efecto de "azulado" de dígitos que encontramos, por ejemplo, en los A1000. El efecto de negativizar está muy bien, porque reduce las posibilidad de que el reloj moleste y deslumbre cuando consultamos la hora por la noche, y es una pena que Casio no se lo haya puesto a todos estos modelos, y únicamente se lo haya colocado al W-736 (el W-735 tiene el mismo efecto de números "azulados" que el TRT-110).

La duración de la iluminación no es seleccionable, suponemos que Casio lo vio innecesario dado que ha tratado de mantener la vida de la pila lo máximo posible, para que dure esos 10 años (el doble LED, obviamente, consume también mucha energía).


La correa del TRT-110 tiene sistema de fijación con diseño de resistencia a las caídas, un sistema que estrenarían los Marlin y HD, que luego heredarían los G-Shock, y que finalmente Casio pasaría a sus series TR como la que probamos.


Un bonito detalle que tienen estos módulos es que, cuando seleccionamos el horario de 24 horas, aparece una etiqueta en su display mostrándolo, con el número "24". Es algo que no suele darse en los últimos módulos y que sí tenían los más antiguos, por lo que es una grata noticia ver que Casio aún no se ha olvidado de ella, y recurre a veces a esa solución.

En cuanto al temporizador, encontramos en él una de cal y otra de arena. Si bien es cierto que, tanto el temporizador como el cronógrafo, son ambos de amplio rango (24 horas), en el caso del Twin Resist TRT-110 no tenemos la opción de retorno automático, es decir, cuando llegue al final de la cuenta atrás, se detendrá sin más (emitiendo la alarma audible, obviamente). En el lado positivo, podemos configurarle no solo los minutos y las horas, sino los segundos, así que tenemos la posibilidad de hacer una cuenta atrás de unos pocos segundos, algo que no todos los módulos digitales con temporizador ofrecen.


El pulsador no se ve. Lo que estamos viendo no es más que la protuberancia que lo aloja en la membrana anti-barro del lateral. El pulsador real se encuentra por debajo.


Respecto al cronógrafo, éste es muy completo, no ya por las mencionadas 24 horas que es capaz de cronometrar (con dos "splits" o intervalos), sino porque podemos activarle un "autostart", esto es, un "inicio automático" con el cual, si se lo activamos, el TRT-110 hára primeramente una cuenta atrás audible de 5 segundos, antes de lanzar el cronógrafo. Activárselo o desactivárselo es sumamente sencillo, basta con pulsar el botón superior derecho en el modo de cronógrafo, sin estar éste - lógicamente - en funcionamiento.

Finalmente el módulo nos ofrece una hora doble, que para muchos nos resulta mucho más útil y provechosa que un horario mundial. También, dicho sea de paso, tiene una especie de posibilidad de silenciarle los pulsadores. Decimos "una especie" porque no es una función al uso, ya que para poder silenciarle los pulsadores tienes por obligación que activarle la alarma por vibración. No hay opción de quitarle el sonido a los pulsadores y tener a la vez la alarma audible. Tampoco puedes hacer lo contrario: activarle la alarma audible, para que emita sonido a determinada hora, y a la vez activarle la alarma por vibración. O sea, activarle las dos alarmas (audible y vibratoria) a la vez. Lo que sí se puede hacer, sin embargo - y es algo evidente, por otra parte -, es dejarle la vibración activada, pero sin alarma, es decir, los pulsadores no emitirán sonido, y la alarma tampoco se activará.

Para activar el modo alarma no se requiere entrar en el modo de configuración del reloj, simplemente podemos activarla y desactivarla manteniendo pulsado el botón inferior derecho durante un par de segundos, mientras nos encontramos en la pantalla de hora principal.


Casio ha elegido para estos TRT-110 el sistema de notificaciones por marcas, que informa de cambio de modos, en la parte inferior del display. La línea que lo señala (o marca de señalización) es bastante amplia y se visualiza realmente bien.


- Conclusiones
Hay elementos de este TRT-110 que me encantan: la comodidad de su correa, su acertado acabado (en el tramo final se estrecha para que entre fácil por la trabilla y sea más cómodo de quitar y poner), y su filosofía. Porque si lo miras detenidamente, es como si no hubieran pasado esos veinte años, básicamente su construcción sigue el mismo principio y forma que los primeros TR.

Otras no me acaban de convencer, pero tienen más que ver con su módulo: ¿por qué esos segmentos tan separados, y no uno mejor labrados y diseñados, más compactos? ¿Por qué no le puedes activar la vibración y el sonido a la vez? ¿Por qué, si quieres quitarle el sonido de los pulsadores, tienes obligatoriamente que ponerlo en modo vibración? ¿Por qué no ha hecho en ellos Casio la inversión con el Super Illuminator, que sería más cómoda, en lugar de tanta intensidad lumínica nocturna?


Esclarecedora imagen en la que podemos ver el sistema de unión de la caja, fundida, a la altura del asa, en la parte baja de la membrana protectora de los pulsadores.


Aún así, estamos ante uno de los módulos más soberbios y completos de su gama, e incluso de algunos modelos de gama superior. No solo por su espectacular LED, sino por la posibilidad de configurarle hasta los segundos del temporizador, por la etiqueta que te informa de la activación del horario de 24 horas, y la posibilidad de correr la cuenta hacia adelante o en reversa durante la configuración o puesta en hora. Y sobre todo, por llevar una imponente pila CR2032, que hace que puedas disfrutar mejor (y durante más tiempo) del reloj y de todo lo que ofrece.

Se echa en falta una variante en armis. Entendemos que por la misma filosofía de los Twin Resist, Casio no quiera ofrecerla, como tampoco ofrecerá - por precio - tornillería en titanio, que sí tienen por ejemplo los G-9100 Gulfmaster, de G-Shock. Por lo menos sus tornillos son tornillos "de verdad" (como los TR de antes), y su caja es "de las serias", no de esas horribles que van pegadas que les ha dado por poner ahora a Casio en muchos de sus Collection. Por todo eso, unido a su competitivo precio, este es un magnífico reloj. Como todos, con sus pormenores y "defectillos" (o más bien, cosas a mejorar o que podrían completarlo), pero que sin duda no desmerecen para nada a un modelo que es, de la línea actual, uno de los más completos y mejores del catálogo de Casio, y un digno heredero de los fantásticos Twin Resist. ¡Larga vida a los TR!



- Especificaciones Casio Twin Resist TRT-110:
- Cristal: Resina
- Caja: Resina
Tipo de caja: Pegada / Monobloque / En capas
- Precisión: +/- 30 segundos por mes
- Calendario pre-programado (desde el año 2000 hasta el 2099)
- Temporizador de 1/10 segundos, con rango de entrada desde 1 segundo hasta 24 horas
- Cronógrafo de 1/100 segundos, con tiempo transcurrido, fracción de tiempo y dos llegadas a meta. Función de inicio automático de cronógrafo (de 5 segundos)
- Una alarma diaria, vibratoria o audible, a elegir (no se pueden combinar)
- Señal horaria
- Segundo horario
- Iluminación: Super Illuminator (doble LED), con afterglow. Color: blanco
- Alimentación: pila de litio modelo CR2032 (10 años de autonomía)
- Pulsadores con sonido desactivable (la alarma audible se desactiva si se desactivan el sonido de los pulsadores)
- Formato de 12 y 24 horas
- Retorno rápido a la pantalla inicial
- Incremento o decremento de dígitos en el modo de configuración, con dos pulsadores independientes
- Activación/desactivación rápido de la alarma por vibración
- Resistencia al agua de 100 metros (Water Resist) (ISO 22810)
- Resistencia al polvo y al barro (Twin Resist)
- Dimensiones: 51,3 x 48,4 x 15 mm
- Peso: 51 gr.




















































| Redacción: ZonaCasio.com / ZonaCasio.blogspot.com




| Pruebas | | TRT110 | | W735 | | W736 |

3 comentarios:

  1. Una pasada de reloj,en este segmento Casio es imbatible, números enormes para los talluditos y una buena luz para la noche, en cuanto a mí la verdad que los botones no me parecen demasiados duros y los encuentro bien,con sus 10 años de duración y esa pila enorme a la par de su modulo (mejorable como todo en la vida)es uno de los mejores Casio.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Muy buen reportaje y una maravilla de reloj. Casio lo hace genial en ese precio. Luego sacan cosas inferiores y las intentan vender a 300€.

    ResponderEliminar
  3. Alejandro22.12.20

    Yo tengo visto y nuevo un gran olvidado de estos Twin Resist, el TRT-300. Además el tonos marrones muy bonito. Lo malo es que me temo que es mucho más simplón en funciones al ser analógico puro (incluso ni tiene fechador que yo recuerde), obviamente. Sólo hora y segundos con bonitas agujas esqueletizadas sobre fondo oscuro texturizado y algún tipo de iluminación (posiblemente otro LED "Super Illuminator").

    El W-735H es un reloj muy aparente. Lo tengo desde hace dos meses, que lo compré por la curiosidad de la vibración, su pila, la iluminación y su similitud a mi W-728H del '95. Pero a lo tonto ese reloj en su variante azul marino se ha tirado varias semanas enteras fijo en la muñeca hasta dormir.
    Y su iluminación es espectacular. Yo desde luego no se la cambiaba por el efecto "negativo". Es que hasta para un momento a oscuras de noche le das un toque con el reloj apuntando un poco hacia delante, y te ilumina un poco lo justo para no tropezar... te hace en un momento dado de linterna de último recurso. xD

    ResponderEliminar

Donaciones

Son muchas horas las que dedicamos para publicar contenido, por el simple placer de ayudar a gente como tú y para poder prestarte un servicio informativo y entretenido. Por eso es que, de vez en cuando, viene muy bien una muestra de apoyo que anime a seguir creando y aportándote información que te ayude a disfrutar más y mejor de tu reloj. Si te ha gustado este sitio, si te ha servido de ayuda, si quieres colaborar: puedes donar algo. Por pequeña cantidad que sea te lo agradeceremos enormemente.
Envíanos tu donativo mediante Paypal a la dirección:

zonacasio@gmail.com

¡Gracias!