Prueba: TRT-100 "Twin Resist". Tan bestial que tiene que estar entre rejas


Los TR forman parte de esa línea tipo HD, o Marlin, que se posicionaban sólo un peldaño por encima de los modelos básicos, ofreciendo completos módulos con algunas de las características de los G-Shock, a un precio muy asequible. Por eso hay que respetar y conocer a estos modelos, ya que no pretenden ser más de lo que son, y, para lo que están pensandos, cumplen perfectamente su función. Porque tienen un diseño brutal.

No podemos decir, no obstante, que las Twin Resist Series sean algo tan lejano en el tiempo como las líneas antes mencionadas, ya que Casio las patentó en fechas tan relativamente cercanas como el año 2000, aunque no las usó en muchos modelos (ni tampoco los extendió mucho en el tiempo), lo cual ha colaborado a que estos TR sean bastante desconocidos. En la imagen de catálogo de la línea TR (TR Timepiece) podemos observar a todos los miembros de la misma -aunque no están en todas sus versiones, dicho sea de paso-, con variantes digitales, duales y analógicas. Podemos ver el TRT-100 en sus dos versiones, el TRT-101 con pila de larga duración y su curioso display "torneado", con dígitos que simulaban "efecto lupa" y cuyo módulo, además, integraba horario mundial, y las dos variantes de agujas: el TRT-300 completamente analógico, y el TRT-500, dual. En diciembre del año 2000 tenías el TRT-300 ya en la calle, y salía al mercado a un precio de unos 27 €. Del mismo existían tres versiones (todas al mismo precio, ya que sólo se diferenciaban en color): TRT-300-3BV, TRT-300-1BV y TRT-300-2BV. Un año después, en 2001, aparecería el TRT-101.



Casio definía a esta línea bajo el lema "Dirt. Mud. Water. These watches stand up to any test…including time" ("suciedad, barro, agua. Estos relojes son a toda prueba... incluyendo el tiempo"). Un lema bien claro de lo que quería lograr con estos modelos. Unas pretensiones muy buenas y que apuntaban alto, pero la realidad fue que en el año 2004 ya habían desaparecido del catálogo. Tal vez por su poco éxito en el mercado (ante la durísima competencia de los G-Shock) o por la apuesta de nuevo de Casio por los HD y Outgear, los TR vendieron muy pocas unidades. Por eso es posible encontrarlos nuevos aún hoy en día sin demasiadas complicaciones. A lo que hay que añadir que, al ser relativamente desconocidos, tampoco suelen adquirirlos un gran número de personas.

Ya hemos mencionado en anteriores ocasiones que TR hace referencia a "Twin Resist", doble resistencia. En éste caso, resistencia al barro (Mud Resist) y al agua (Water Resist). Son una especie de Mudman (por aquéllos años Casio tenía varios Mudman de G-Shock en el mercado), exceptuando su resistencia a impactos ("G Resist"), lo que les hacía ser más económicos. De hecho, por tacto, semejanza en construcción y diseño, son muy parecidos a un Mudman tal y como lo conocemos hoy en día. Cualquiera que haya tenido un Twin Resist y un Mudman en las manos reconocerá de inmediato sus parecidos: botones protegidos por una cubierta exterior de goma, un suavizado diseño exterior e, incluso, es fácilmente identificable su "subbisel", atornillado a los lados, y la doble capa de protección plástica de sus botones, que puede apreciarse desde la parte posterior del reloj.


La seducción de las curvas
El hombre tiene las curvas metidas en su cabeza. Por razones de la especie. Eso nos causa una atracción casi inmediata. Pero en el caso del TRT-100 esto va más allá: sus curvas no sólo cumplen una función estética, sino que favorecen que el barro se deslice por su superficie, y el reloj sea más fácil de limpiar. Imaginémonos una esfera y un cubo manchados de barro. En el cubo el barro tiende a acumularse en las superficies planas, y además cerca de las esquinas que forman aristas de 45 grados sería dífícil de limpiar. Pero en la esfera, al carecer de aristas, esquinas o superficies planas, retirarle el barro sería una labor mucho más rápida y sencilla. Todo esto demuestra muy bien que éste reloj está hecho y pensado para "darle trote". Para la dura vida de un granjero, o de un jardinero o agricultor. Para "gente del campo". Para personas que necesitan un dispositivo fiel en sus muñecas al cual, en terminando la jornada, puedan someter a un lavado "con un manguerazo" o bajo el grifo y volver a tenerlo como nuevo.

También es un reloj que admirarán y al cual sacarán partido todos esos grupos de scouts y aficionados que durante primavera y otoño llenan los bosques y praderas de nuestras montañas, recolectando bayas, diversos frutos, o identificando setas y plantas. Recuerdo épocas en las que caminábamos por vegetación de sotobosque, o entre auténticas miniselvas de helechos, y luego nos lavábamos las manos en arroyos o riachuelos. Este reloj es perfecto para eso.


Entre aquéllas profesiones antaño tan tradicionales, como leñadores y carboneros, son también donde éstos TR sabrían moverse como pez en el agua. El polvo no les afecta, porque su dura carcasa externa, la cual les protege como un caparazón, impide que el polvo se adhiera a las juntas tóricas de los botones y se convierta en un problema.

Es un diseño, por tanto, que aúna seducción y utilidad. Práctico y bello por igual. No es un Pro Trek, ni es un reloj para hacer tursmo por el campo. Es un reloj con un único objetivo: sobrevivir.


Las decisiones que tomamos en nuestra vida pueden sentenciar nuestro futuro
Cada vez en menos ocasiones nuestra sociedad actual te permite tener un error o favorece el darte una segunda oportunidad. Muchas veces con los relojes ocurre otro tanto de lo mismo. Si no tienes el suficiente cuidado con ellos o no los tratas con delicadeza, acaban abandonándote. Por eso son tan apreciadas las series como las Heavy Duty (HD), Marlin, o esta misma TR (sin olvidar G-Shock, por supuesto). Porque te permiten seguir haciendo tu tarea diaria, tratarlos con rudeza, y están pensado (y construídos) para que al día siguiente puedan seguir acompañándote. Son relojes que te dan una segunda oportunidad, que no te sentencian al abandono con el primer error. Que nunca te dan la espalda.

A esto hay que añadir su completo módulo, con temporizador de 24 horas y un estupendo cronógrafo con alarma contador. Su diseño bicolor es otro fantástico acierto, con parte de la caja marrón oscuro y la cubierta protectora y correa en negro. En cuanto a comodidad, realmente es un reloj muy confortable (si obviamos la dureza de sus botones, como seguramente sabrás, una "seña de identidad" de los Mudman). Su correa se ajusta bien y, a pesar de ser robusta, tiene un diseño interior fino e incluso delicado. Las sobreelevaciones y ondulaciones cerca de la caja (y bajo ella) que posee en su unión con la carcasa externa facilita el drenaje de agua y barro, y evita que el reloj "se pegue a la piel". Si hubiera que ponerle algún "pero" a todo ello, sería en dos aspectos: el primero, aunque posee hora en todos los modos, ésta desaparece cuando activas el cronógrafo o el temporizador, ya que ése espacio se usa para la configuración de la alerta de cronógrafo. El segundo es su cristal bombeado, demasiado grueso y arqueado a nuestro entender. Pero aún teniendo esos dos aspectos negativos, sin duda estamos ante una pieza de relojería magnífica.



TRT-100
Módulo
2115
Precisión
+/-30 segundos
Iluminación
EL con función auto
Cronógrafo
24 horas (con inicio automático y alarma de referencia)
Temporizador
24 horas (con repetición automática y zumbador)
Alarma
1 alarma diaria
Formato 24H

Snooze (despertador)
NO
Señal horaria

Sonido de los botones desactivable
NO
Doble horario

Horario mundial
NO
Hora en todos los modos
SÍ (parcial)
Calendario Automatizado
Resistencia al agua 100 metros
Pila (modelo y duración)
CR1616 (3 años)
Cristal
Resina
Caja
Resina
Otras características
Resistente al barro


TRT-100 1
TRT-100
TRT-100 2
TRT-100
TRT-100 3
TRT-100
TRT-100 4
TRT-100
TRT-100 5
TRT-100
TRT-100 6
TRT-100
TRT-100 7
TRT-100
TRT-100 8
TRT-100
TRT-100 9
TRT-100
TRT-100 10
TRT-100
TRT-100 11
TRT-100
TRT-100 12
TRT-100
TRT-100 13
TRT-100
TRT-100 14
TRT-100
TRT-100 15
TRT-100
TRT-100 16
TRT-100
TRT-100 17
TRT-100
TRT-100 18
TRT-100
TRT-100 19
TRT-100
TRT-100 20
TRT-100
TRT-100 21
TRT-100
TRT-100 22
TRT-100
TRT-100 23
TRT-100
TRT-100 24
TRT-100
TRT-100 25
TRT-100
TRT-100 26
TRT-100
TRT-100 27
TRT-100
TRT-100 28
TRT-100
TRT-100 29
TRT-100
TRT-100 30
TRT-100
TRT-100 31
TRT-100
TRT-100 32
TRT-100
TRT-100 33
TRT-100
TRT-100 34
TRT-100
TRT-100 35
TRT-100
TRT-100 36
TRT-100
TRT-100 37
TRT-100
TRT-100 38
TRT-100
TRT-100 39
TRT-100
TRT-100 40
TRT-100
TRT-100 41
TRT-100
TRT-100 42
TRT-100
TRT-100 43
TRT-100
TRT-100 44
TRT-100
TRT-100 45
TRT-100
TRT-100 46
TRT-100


| Redacción: Zona Casio

1 comentario:

kurazaybo dijo...

He visto este reloj y cuenta con una pantalla que tiene algun tipo de reflejante verde, incluso se distingue en algunas de las fotos. Me hubiera gustado que se mencionara este detalle en el articulo, ya que es algo muy interesante y poco comun.

Un modelo bastante intrigante y completo, sin duda.

Lo último de Casio Vintage

Lo último de G-Shock

Lo último de Baby-g

Lo último en digitales

Lo último en analógicos

Última entrada

El otro aniversario del que Casio se ha olvidado

Bueno, la verdad es que no se ha olvidado, pero apenas lo han mencionado. Y es que este año (en concreto, el pasado 1 de junio) se conmemor...