29/4/18

Las variantes de relojes digitales "para noctámbulos"


Displays: espejados, invertidos, holográficos... Toda una galaxia de tecnologías, y Casio las ofrecía todas.

En los primeros inicios de la época del reloj digital, podríamos determinar su máxima popularización a finales de los setenta e inicios de los ochenta, la forma de presentar la información estaba bastante clara: con displays en positivo, que era como mejor y más claramente se leía.

Sin embargo desde hacía tiempo (prácticamente desde el descubrimiento del filtro polarizador, que es el gran secreto que hace que se puedan visualizar los dígitos, y un descubrimiento increíble puesto que, pese a su sencillez, sin necesidad de ninguna energía y solamente haciendo uso de los rayos de luz, permite redirigir éstos para lograr hacer visibles los segmentos) los inventores venían experimentando con otras alternativas que aportasen un extra a las pantallas LCD.




Aunque en los primeros tiempos los modelos con la inversión del mencionado filtro polarizador (que hacía posible los displays con fondo negro, es decir, invertidos) eran escasos -solo hay que consultar por alto los catálogos de los relojes digitales de los ochenta, para darnos cuenta de que apenas había invertidos-, pronto comenzaron a ser algo cada vez más populares. Esto se ha mantenido prácticamente invariable hasta el día de hoy, aunque entre medias han surgido otras tecnologías de visualización LCD más o menos exitosas: STN (display y segmentos más definidos), o espejados (display LCD con un fondo de efecto espejo).

Casio las ha utilizado todas, aunque por cuestiones diversas las ha ofrecido en pocas ocasiones.

Tengo que decir que, de entre todas ellas, la que me parece más espectacular es la espejada. Ver un LCD espejado siempre es algo asombroso, es una visión de la que nunca te cansas, y que hace de un reloj digital, bonito ya de por sí, algo mucho más atractivo.


Los relojes digitales con LCDs espejados últimamente solo los encontramos en G-Shock, y aún en esta marca solo en determinados modelos o ediciones muy, muy especiales (como algunas del 30 Aniversario de G-Shock), y los displays STN es una tecnología que actualmente Casio implementa solo en algunos modelos de Pro Trek y G-Shock. De los display STN hablamos hace poco aquí, en ZonaCasio, pero para quien desee refrescar conceptos encontrará amplia información siguiendo este enlace.

Por su parte, actualmente en su catálogo no dispone de ninguna variante espejada específica, aunque los nuevos Origin Gold lo llevarán, pero solo, obviamente, de manera temporal al ser unas ediciones limitadas.

Pero no vamos a extendernos en estas tecnologías espejadas, que dejaremos para posteriores ocasiones si surge la oportunidad (aunque lo cierto que, tanto de la STN como para los LCDs espejados, ya hemos dedicado bastantes lineas en esta publicación), sino en una tecnología desaparecida hoy del mapa y que en la década de los noventa (sobre todo en la segunda parte de esa década) Casio sí ofrecía en muchas de sus gamas, y solía tener, al menos, una versión con este tipo de LCD en muchos de sus modelos. Estamos hablando de los LCDs holográficos, una tecnología de reloj inédita a día de hoy.


¿Que aportaba esta tecnología de LCD, y por qué Casio la usaba tanto? Bueno, a priori pudiera parecer que no tenía muchos beneficios, más bien todo lo contrario: tenía muchos defectos. Su oscurecido LCD (con un fondo verde-vidrioso oscuro, y por eso a los LCDs holográficos se les conoce coloquialmente por "Green Face") hacía muy incómoda la lectura de la hora, y cuando se hacía uso de la iluminación, ésta quedaba bastante limitada, aun a pensar de que el módulo contase con el sistema Illuminator.

Pero precisamente para eso la usaba Casio: para que no se abusara de la iluminación, y se pudiera aprovechar la vida útil de la pila durante más tiempo. Su principio de funcionamiento era muy básico, pero se llegó a hacer enormemente popular, de hecho, aún hoy se usa en algunos instrumentos y máquinas industriales, que se montan en fábricas y factorías con ambientes mal iluminados o con humos.


Los displays holográficos parten de una serie de descubrimientos bastante antiguos. Desde tiempo se sabía que los fondos en verde facilitaban la lectura en los displays digitales, sobre todo cuando las condiciones de luz ambiental no eran las mejores. La tecnología holográfica de Casio ("hologram LCD"), eliminaba la interferencia de la luz cuando se visualizaba desde los ángulos, y aunque con una iluminación normal estos displays no eran muy "agraciados", que digamos (de hecho eran bastante molestos), sus facultades aparecían cuando había que consultar la hora en condiciones de baja intensidad de luz. Y es que el ojo humano es más sensible a la franja de luz verde, de manera que se puede apreciar mejor la información. Durante años, sobre todo en los noventa, recordaréis que tanto teléfonos móviles (sobre todo de Motorola) como relojes digitales de diferentes marcas, incorporaban un filtro polarizador de este tipo, el cual -supuestamente- mejoraba la visión de la información ofreciendo un brillo hasta seis veces superior, aunque siempre y cuando, sobre todo, se mirase la hora de manera directa (en línea recta al LCD), algo bastante difícil en un reloj, y a veces resultaba enormemente molesto.

Este tipo de display para relojes digitales, que para los que los usábamos a diario eran un auténtico incordio (yo tuve uno de Collection y jamás me acostumbré a aquel horrible LCD verdoso, lo acabé odiando), tenía ncomo principal objetivo personas que necesitaban ver la hora con poca luz, en ambientes nocturnos, en penumbra o con escasa visibilidad. Eran casi relojes "de noctámbulos". Si eras un animal nocturno que vivías la noche y "te escondías" durante el día, ese era tu reloj.


| Redacción: ZonaCasio.com / ZonaCasio.blogspot.com

1 comentario:

  1. Curiosa tecnología la de estas pantallas. La verdad es que nunca he visto uno de estos, pero aunque fuera a modo de rareza creo que podría añadir uno a mi colección

    ResponderEliminar