21/11/18

Prueba del nuevo HD de Casio: el HDC-700


HD, como bien todos sabéis si nos leéis con asiduidad (esperamos que sí), es el acrónimo de "heavy duty". En Casio empezaron siendo los "DW" ("D", de Duty), y eran, antes de los G-Shock, los modelos robustos, resistentes y "todo-terreno" de Casio. Si los Marlin estaban hechos y pensados para las más duras condiciones marinas, los HD estaban pensados para responder a las más duras y rudas exigencias en las condiciones más adversas. Eran los relojes que te llevarías "a una isla desierta". Los relojes que te llevarías si tuvieras un único objeto electrónico que elegir, para una zona de guerra. Los relojes que te acompañarían a los lugares más inhóspitos y amenazadores que jamás pie humano haya pisado.

Esto inicialmente, claro.

Luego llegarían los "WW", los modelos resistentes a bajas temperaturas, y los G-Shock, que se apropiarían de la denominación "DW" para ellos, ocupando el lugar que tenían antaño los HD.




Los HD aventajaban a los G-Shock en varios elementos: aunque su módulo interno estaba protegido (y bien protegido) por la famosa lámina almohadillada absorbente de impactos, incorporaban una caja con un refuerzo interno de metal (aunque exteriormente fueran de resina), tal como algunos G-Shock copiarían tiempo después.

También, y a diferencia de G-Shock, su caja estaba formada por una sólida pieza de resina, nada de biseles de goma que hubiera que sustituir.

Centrados en G-Shock, la gente de Casio abandonó HD, de la misma forma que abandonó la línea Marlin.

No hace tantos años, a principios de este siglo, decidieron recuperarla para Collection. Dentro de esta submarca de relojes, HD mantiene algunas de sus más propias características: caja reforzada, frontal más protegido... Aunque obviamente ya no es lo que era, pero esta evolución ya sabemos que alcanzó a toda Casio y sí, incluso a G-Shock, los cuales como bien sabemos todos, tampoco son "lo que eran".


En este resurgimiento, Casio ha ido lanzando modelos digitales de HD (los HDD), modelos analógicos (los HDA), y modelos "combi" o ana-digi, esto es: los HDC. Hoy os traemos a ZonaCasio el último ejemplo de esta especial serie de relojes, que cuenta con gran número de seguidores (entre los cuales, por supuesto, nos encontramos nosotros), y que supone un espaldarazo más para esta mítica y longeva submarca: el HDC-700, aparecido el pasado año.

Antes de entrar en detalles con este modelo, convendría aclarar por qué Casio nos lo ofrece. En Casio (sus últimos informes así lo confirman) han visto la necesidad de reforzar su presencia en los llamados mercados emergentes. Como en este tipo de mercados la mayoría de sus ciudadanos medios no tienen acceso a variantes más caras como G-Shock (lo contamos aquí con el ejemplo argentino), Casio, muy acertadamente, ha decidido ofrecerles unos productos que, sin llegar a ser G-Shock, pero a precios más competitivos, puedan cubrir las necesidades de esos clientes. Por ello encontramos estas variantes HD, y también las nuevas líneas TR, submarca que ha rescatado como relojes resistentes al barro y que podríamos considerar una especie de "Mudman" para Collection. Así, en Casio están logrando que quienes no puedan disfrutar de un G-Shock, ni mantenerlo, puedan disponer al menos de este otro tipo de modelos más asequibles, pero también muy completos y con funciones y diseños enormemente atractivos.


Impacto visual: algo más que un simple ana-digi.
El Casio HDC-700 tiene un aire a HD muy marcado, y una estética soberbia. A simple vista es innegable su parecido con uno de los G-Shock más exitosos de los últimos años, el ana-digi GA-800/GA-810 del cual, obviamente salvando las distancias, toma muchos conceptos. La experiencia de Casio en estas lides por supuesto es innegable, y a estas alturas pocos pueden enseñarle cómo hacer un reloj robusto de este tipo.

He de reconocer que estéticamente el HDC-700 es uno de los Casio que más me agradan. Aunque su caja es redonda, da la sensación de ser más bien octogonal (bueno, de hecho no es totalmente redonda, en cualquier caso), gracias a sus muchos salientes y aristas. El pulsador frontal es brutal, enormemente seductor, y ha sido un acierto que, en lugar de los pulsadores redondos que ponen en G-Shock, Casio haya decidido rediseñárselo y ponérselo rectangular. Su superficie va troquelada con líneas horizontales, lo mismo que los estupendos pulsadores laterales troquelados con formas de raspas, para reforzar ese aspecto de robustez pero, además, para favorecer su operatividad.

Otro detalle son los refuerzos de su caja, con protectores que forman un marco en los botones de bastante grosor, o su correa de resina, de una presencia descomunal.


Módulo: antiguo, probado, y rediseñado.
Sin duda una de las partes que, en cierta forma, pueden ser una decepción es el módulo. Se trata de un módulo ana-digi proveniente de Data Bank, el 5565, que Casio lleva usando durante muchos años. Muestra de su antigüedad es que no tiene pulsadores con sonido silenciable, y que para ajustar la hora de las manecillas uno debe tener que hacer el proceso manualmente, algo bastante engorroso. Es difícil ajustar, por lo tanto, al segundo exacto estas manecillas (además, no tienen segundero), pero un truco es tener en cuenta que, con cada pulsación del botón, la manecilla minutera avanza veinte segundos. Es decir: con tres pulsaciones, habremos avanzado un minuto (sesenta segundos). Teniendo esto en consideración, podremos hacer un ajuste bastante fidedigno con la zona digital. Tengamos en cuenta que por aquellos años en Casio daban preferencia a la parte digital, de manera que el que una aguja fuese veinte segundos más adelantada o atrasada, no era importante. De hecho, tampoco es que lo sea mucho ahora, francamente (no lo vamos a apreciar, porque no tenemos segundero analógico). Este problema sí lo tienen, por ejemplo, algunos de los Mudmaster.

En contrapartida, encontramos un módulo ya muy probado y muy confiable, con una zona digital de generosas dimensiones, que incluye sección dot-matrix para tres caracteres y, además, pila de larga duración (diez años de autonomía). De manera que en el módulo encontramos una de cal y otra de arena, y para el que habrá tanto detractores como defensores por igual.

Personalmente es un módulo que no me dice nada, lo he tenido otras veces y no es que sea precisamente lo mejor que haya hecho Casio en ana-digi, pero puesto en este HDC-700 la verdad es que mejora bastante. Además, gracias a ese módulo, la inversión de Casio en el reloj ha sido menor y seguramente eso haya conseguido que podamos obtener este HDC-700 a unos precios tan competitivos. Al final ganamos todos.

Como creo que una de sus mayores ventajas es la zona dot-matrix, que últimamente Casio se está reservando para sus G-Shock casi en exclusiva, en favor de las zonas con los segmentos ultrafinos que meten ahora en Collection, puedo afirmar que vistas así las cosas no hay que criticar demasiado el módulo, porque nos ofrece esa ventaja que de otra forma, o de ser más moderno, puede que no hubiésemos podido disfrutar. ¿Que era mejor tenerlo todo? Por supuesto que sí, pero ya hemos visto el por qué de estos relojes, y por eso hemos explicado al principio la razón de que estén en Collection y no en G-Shock. Más aún: ni en G-Shock se puede tener todo.

Pero si obviamos esos pequeños "inconvenientes", en el resto el módulo es muy completo: cronógrafo y temporizador de 24 horas, iluminación por LED (doble LED), tres alarmas, y por supuesto banco de datos. El sistema de horario mundial con DST lo ignoraremos, porque no creemos que sea un añadido importante, aunque si para alguien lo es mencionar que se incluye.


Acabado HD, pero no tanto.
En este reloj Casio ha querido ofrecer un HD a un precio contenido, y sin pasarse para no ponerle las cosas difíciles a G-Shock, no sea que en países donde los G-Shock de resina estén a precios más competitivos (como el nuestro) les resten ventas. Por esa razón no le han colocado un cristal mineral, algo que en algunos HD "de los nuevos" sí hicieron (como en el HDD-S100). En el caso del HDC-700 tenemos la ventaja de que su cristal va bastante cubierto y protegido por el bisel con salientes protectores, aunque obviamente un cristal mineral habría sido de agradecer.

Otro detalle son sus pulsadores de resina, que aunque a ojos de alguien inexperto puedan pasar como pulsadores de metal, ni mucho menos lo son. Claro que el tacto es muy agradable, su funcionamiento muy suave (tampoco sin pasarse), y gracias a sus dimensiones y su forma redondeada pulsarlos es una delicia. Pulsadores que, como dijimos líneas arriba, tienen la superficie rugosa para facilitar su uso estando con los dedos mojados o sucios, y de generosas dimensiones para permitir incluso ser presionados con guantes.

Otro detalle que muestra claramente que éste es un HD y no un Collection "del montón" son las leyendas, grabadas sobre la superficie de la caja, y no simplemente pintadas (excepto la de "Illuminator", que incomprensiblemente sí está pintada), con lo cual Casio nos ofrece no solo un reloj más duradero, sino mas "reparable" y con una presencia más digna y confiable.

Correa aparatosa, pero cómoda.
La correa es cómoda, a pesar de su aspecto rudo y ancho, gracias a que es relativamente "blanda" y bastante flexible. Es cierto que tiende a "morder" un poco por los salientes internos, pero no llega a ser algo serio.

Pero lo mejor es, sin lugar a dudas, la trabilla. Se trata de una de las trabillas con sistema de fijación, todo un acierto en este reloj puesto que, al disponer de una correa tan gruesa y ancha, si se nos queda muy saliente el extremo (por tener una muñeca delgada) molestaría muchísimo. En Casio lo han solucionado dotándole del conocido sistema "prensil", que hace que la trabilla "se trabe" (valga la redundancia) y se quede fija donde deseemos, y no se salga de ahí. Gracias a ello podemos fijar el extremo saliente que nos sobre de la correa a la altura que deseemos.

Respecto a la hebilla, es cierto que es de plástico (en estas gamas de relojes asequibles de Casio siempre lo son), pero realmente su aspecto es robusto, es una plástico muy grueso e inspira confianza.


Detalles del pulsador frontal y su asombrosa estética.
En uno de los laterales del reloj (el derecho) solo tiene un pulsador. El pulsador superior derecho, que en los módulos convencionales sirve para la iluminación, en el HDC-700 de HD se ha trasladado al frontal. En su lugar han aprovechado el hueco para diseñar las habituales "muescas" de los HD, unas franjas que ya vimos en el primer HD de los ochenta, y que Casio ha añadido como un precioso toque estético en este nuevo HDC-700.

Pero lo que me ha enamorado desde siempre en el HDC-700 es su precioso pulsador frontal para la iluminación. No puedo decir que odie los pulsadores redondos frontales de los G-Shock, pero ciertamente no me agradan "demasiado", como ya os confesé ante. Sin embargo el del HDC-700, octogonal, me tiene absolutamente embelesado. Tiene una forma frontal rallada para identificarlo en la oscuridad y poder a la vez pulsarlo mejor, y se encuentra rodeado con una cubierta protectora que forma el bisel de la misma caja que le dota de un mayor impacto visual y, por supuesto, de más robustez.

Temía que, una vez en la mano, el mencionado pulsador me defraudase, porque fuese "gomoso" o similar, o porque "se moviese". Nada mas lejos de la realidad: es robusto, tiene muy poca holgura -algo hacia los lados, que se nota si pasamos "la uña"-, y el ensamblado con el resto de la caja en el frontal es fantástico. Ciertamente Casio ha hecho un buen trabajo en él, algo que es fruto, sin duda, de la gran experiencia que ya tienen con estos pulsadores en G-Shock, y a los cuales hay que agradecer que veamos hoy un HD así. De hecho, el acabado con el resto del frontal en general es magnífico, incluso va muy "pegado" al cristal. Es fácil cometer errores con eso, os aseguro que es muy complicado realizar estas cosas bien, y no hay que dudar que en Casio se han esmerado para hacerlas correctamente. Saben hacer muy bien las cajas en resina, afinando hasta el milímetro las piezas y sus partes. Supongo que en metal sería otro cantar, pero aún así no hay más que ver algún reloj falso de los que "revolotean" por ahí como para que nos demos cuenta que no es algo sencillo de hacer.

Obviamente un pulsador no lo es todo, habría estado bien que el resto del conjunto estuviera a la altura: un cristal mineral, en lugar del de resina, o unos pulsadores de metal, en lugar de los de plástico. Aún así las curvaturas posteriores que siguen el diseño de los pulsadores principales, o las generosas dimensiones de éstos, nos hacen ver que no es un reloj de Collection cualquiera, sino que estamos -obviamente teniendo en cuenta sus límites- ante "algo más".

Resumen y conclusión.
El HDC-700 es un reloj enormemente competitivo en su franja de precios, una buenísima noticia para los amantes de los HD, y con un módulo muy robusto y fiable, además en una estética muy útil, con agujas e índices de fácil visualización, y una completa zona digital de unas dimensiones considerables. Si a esto unimos unas formas de caja absolutamente bestiales, con imagen de ciencia ficción, un diseño lateral que encandila y con detalles por el frontal y los laterales asombrosamente complejos, que nos recuerda a los mejores diseños de la Casio de antes, tendremos como resultado uno de los HD más atrayentes de toda su línea.

Destinado a un público que busque un reloj sin concesiones, con carácter, y que a la vez sea robusto sin los inconvenientes (ni el sobreprecio) de los G-Shock, éstos HDC-700 tienen todas las virtudes para ser un nuevo triunfador y superventas en Casio. Por supuesto, en su franja de precios hay variantes muy, muy competitivas (ahí tenemos los CPA-100, o los AE-2000, sin ir más lejos), pero en ana-digi con una zona digital tan utilizable y práctica, pocos hay como él. Además, a diferencia de los dos que acabamos de mencionar, el HDC-700 no posee bisel que se pueda "desarmar" (los cuatro preciosos tornillos del frontal son simplemente embellecedores de plástico trabajados sobre la propia caja).

Si estas pensando, por tanto, en un ana-digi, y te atrae la longeva serie de los míticos HD, éste sin duda será uno de los mejores candidatos que encontrarás, y una de las mejores novedades de la Casio de estos últimos años.

| Redacción: ZonaCasio.com / ZonaCasio.blogspot.com | Muchas gracias a Relojesdemoda.com por su ayuda para realizar esta review

12 comentarios:

  1. Me has adivinado el pensamiento, precisamente estoy queriendo hacerme de éste ana-digi que se ve tan completo, muy similar al AEQ-100,110,en digital el W-735,AE-2000,2100 y el TRT-110. Aunque siempre termino en los AE-2000 en sus versiones de resina y armis.

    ResponderEliminar
  2. Es un reloj muy bonito y muy cómodo de llevar, la correa es la misma en unos cuantos modelos de Casio como el AEQ-200W y W-735H entre otros el botón frontal es muy característico. Es un reloj que enamora a primera vista. Lo que no me gusta es que la luz solo es para el analógico, pero yo no uso mucho la luz.
    Le da un parecido al G-Shock GA-800.

    ResponderEliminar
  3. Una review muy completa y un reloj, que hasta para los que no nos gustan los ana-digi es muy atractivo. Agresivo, pero ponible.

    ResponderEliminar
  4. Que raro que en el manual no diga lo mismo que dicen (y hacen) todos los anadigi de Casio que tengo: al ajustar el horario compensa, las agujas se acomodan a los siguientes 20 segundos de la parte digital. Por ej el modulo 3750: "el reloj ajustará automaticamente la manecilla de minutos ligeramente para coincidir su cuenta interna de segundos cuando sale de la pantalla de ajuste"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este ana-digi no ajusta las agujas automáticamente como por ejemplo el AEQ-200W.
      Al ajustar la hora digital pensé que la analógica se ajustaría automáticamente pero no.

      Eliminar
    2. Algunas ajustan automáticamente, como el que mencionás o el GW-2500 o el GS-300.
      Otros como el que menciono no lo hacen, pero se emparejan, los 20 segundos que puede haber de diferencia...
      Aparentemente este HDC-700 no hace nada de nada, raro. Sólo conozco ana-digi muy viejos así.

      Eliminar
    3. Efectivamente SergioQ4 este no, el día que me llegó al cambiarlo de hora tuve que calcular los intervalos de 20 segundos que se mueve la aguja de los minutos para que quedara bien de hora porque ni es automático ni se empareja en dichos intervalos cosa que me sorprendió.

      Eliminar
    4. A mí no me desagrada. Se puede llevar 20 segundos adelantado el horario analógico, que nunca viene mal cuando el reloj no es radiocontrolado, ni termocompensado, y puede tener un desajuste de +/- 30 segundos mes como es el caso.

      Eliminar
  5. Pedro L22.11.18

    Reloj muy contundente y vistoso,con un módulo que aunque mejorable,no está nada mal.
    Lo que es incongruente es que en teoría minimizan en algo para darle accesibilidad y no competir con G shock,montando cristal de resina y demás,pero luego sacan un ae-2100 con cristal mineral y wr200,además de un modulo muy completo en gama collection y moviendose en una franja de precios similar.
    Así y todo es un gran reloj,bonito y contundente.

    ResponderEliminar
  6. Pedro el reloj es más bonito en persona que en imágenes, yo no soy de ana-digis (aunque ya tengo varios) pero este me gusta muchísimo.
    No hay nada perfecto y en los relojes menos pero lo bonito de Casio es su variedad donde elegir a pesar de las modas, las crisis y los smartwatch.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pedro L23.11.18

      Jose,si a mi también me gusta mucho.
      Estuve a punto de pillarme el blanco.
      Lo que digo es que a ver si sacan algún dia un HD,que se asemeje a lo de antaño.Para los que le gusten los Dw clásicos y no dispongan de ninguno,puedan tener algo parecido.
      El HDD 600 con cristal mineral y wr200,para mí lo habrían bordado.
      Saludos

      Eliminar

Donaciones

Si te gusta la página, ayúdanos a su mantenimiento.
¡Muchas gracias!