2018-06-25

La hora de la hora: G-Shock Quad Sensor GWN-Q1000


Noelia Casarrubia-. Muy buenas a todos, estáis en el programa "La hora de la hora", aquí en RCDZ Radio, y hay algo que nos preguntaba alguna gente de manera insistente: ¿cómo no tocáis el tema de los Quad Sensor? Así que vamos a hablar hoy sobre el GWN-Q1000, y para ello tenemos a nuestro experto habitual, Byron Smith. Bienvenido, Byron.

Byron Smith-. Hola, qué tal Noelia. Pues sí, el GWN-Q1000 de G-Shock es uno de los modelos más completos -sino el más completo, actualmente- de la marca G-Shock, y es el único modelo en toda la historia de Casio, no solamente de G-Shock, incluyendo Pro Trek, Edifice y demás, es el único modelo que tiene cuatro sensores (que es lo que significa "Quad Sensor"). Es el único con sensor cuádruple -habitualmente lo máximo que ofrecían en Casio eran Triple Sensor, es decir, tres sensores- y es un modelo enormemente interesante.




Noelia Casarrubia-. Siendo tan interesante, conteniendo tanta tecnología... Porque, ¿qué cuatro sensores posee?

Byron Smith-. Como decía, Quad Sensor quiere decir que contiene cuatro sensores, en este caso estamos hablando de sensor de profundidad, barómetro y altímetro, brújula digital, y termómetro. No solo eso, sino que además y por si fuera poco, en el GWN-Q1000 encontramos gráfico de mareas, datos lunares, y marca de tiempo, es decir: podemos marcar una hora y dejarla grabada. Muy útil en muchos momentos no solo de la vida cotidiana, sino en tareas de buceo.

Estos cuatro sensores Casio solía utilizar, o trabajar, con dos de ellos, los llamados Twin Sensor, o con tres, los mencionados Triple Sensor, los V3 de Pro Trek. Introducir cuatro sensores en un mismo reloj es la primera vez que lo hace, y es el primer G-Shock que lo ofrece.

Noelia Casarrubia-. Si es un modelo tan completo y con tanta tecnología, ¿por qué tiene tan poco éxito, Byron?

Byron Smith-. Por varias razones. Una de ellas es que yo creo que Casio se ha equivocado al empeñarse en hacerlo analógico. Hay mucha competencia en relojes tipo divers analógicos, y éste aunque con mucha tecnología, su aspecto exterior es muy típico. Incluso es típico dentro de los Gulfmaster, la serie de G-Shock en la que se integra, y si lo comparamos con cualquiera del resto a pesar de que tienen poco que ver tecnológicamente hablando, por fuera, estéticamente, se pueden confundir.

El formato analógico en este tipo de relojes no suele gustar, además, a los clientes habituales de G-Shock. Es verdad que la moda últimamente es comercializar formatos analógicos, que se venden más y que en Asia, donde G-Shock tiene un gran mercado, allí se venden muy bien este tipo de estéticas, pero la utilidad se reduce mucho en un analógico al tener que manejar tal cantidad de información y de tantos tipos. Aunque hay que reconocer en este caso el esfuerzo tecnológico en Casio de realizar nada más y nada menos que un Quad Sensor con agujas, lo cual es bastante significativo. Eso por una parte. Y por la otra es que el precio es elevado, muy elevado, pero el reloj no deja de ser un modelo de resina, con caja de resina, saliéndose de los relojes habituales de este tipo, que incluso en los antiguos Casio (sin ir más lejos, los Frogman) son de caja maciza, y por supuesto sus competidores son de caja maciza de metal también.

Casio ha intentado paliar esto últimamente lanzando variantes con el famoso y el aplaudido armis compuesto, de composite y metal, y poniéndoles cristal de zafiro; es solo un parche y no ha logrado el efecto de atracción deseado. Es por lo tanto un modelo muy caro y muy elitista, y en Casio este tipo de modelos tenían éxito a finales de los noventa, pero cuando se comercializaban como relojes de exploración en Pro Trek, y en G-Shock como relojes funcionales, no apuntando a gamas elitistas y premiums como ahora parece ser que lo han querido enfocar. Yo creo que ellos tampoco esperaban vender muchas unidades del GWN-Q1000, te lo digo sinceramente, no les debe sorprender, y más bien lo han hecho como una demostración de lo que pueden realizar si se pusieran a ello.


Noelia Casarrubia-. ¿Crees que podríamos ver en un futuro un Quad Sensor, pero en digital, que sustituya al GWN-Q1000, o que lo acompañe?

Byron Smith-. Que lo acompañe pudiera ser, y yo creo que sí, que lo veremos, o por lo menos si G-Shock quiere seguir defendiendo su posición en el mercado de este tipo de relojes tarde o temprano lo ofrecerán. Ahora bien, el mayor problema para no lanzarlo ya es que ahora mismo competiría directamente con el Frogman GWF-D1000, pero en un futuro podremos verlo. Veremos también cómo se vende el GPR-B1000, que eso incidirá también mucho en cómo se tomará Casio el futuro, si dándole preferencia a estos modelos más clásicos, o invirtiendo en los modelos más completos como el Rangeman "inteligente" que le aporta mayores beneficios.

Puede ser que del GPR-B1000 tampoco esperen vender demasiadas unidades de él, de hecho su precio no es precisamente para que se convierte en un líder de ventas, y en G-Shock saben que no van a competir, por precio, con el smartwatch de Apple, por ejemplo, ya que G-Shock no tiene ahora mismo el impulso que tienen los de Apple. Aún siendo el GPR-B1000 infinitamente mejor que el Apple Watch, algo que considero, a mi parecer, que es así.

La verdad es que yo respecto al GWN-Q1000 he sido siempre bastante escéptico, y parece que se ha confirmado esta idea. Sobre el GPR-B1000, sobre el Rangeman, soy más optimista, o ligeramente algo más optimista, y confío en que se venda mejor que no este pequeño "fiasco" de Gulfmaster, aunque insisto en que es algo que seguramente desde G-Shock se esperaban. No olvidemos que es casi como un experimento: caja de resina reforzada con fibra de carbono, en lugar de fibra de vidrio como otros G-Shock, triple protección de los pulsadores... Es un reloj que podríamos considerar "de avanzadilla" y la tecnología que estrena ojalá la veamos en otros modelos más asequibles muy pronto, esperemos que en una variante digital, que es lo que casi todo el público de G-Shock desea, y creo que es una de las balas que Casio se guarda en la recámara para disparar cuando vea la ocasión propicia.

Noelia Casarrubia-. Mucha gente tiene ese problema, ¿no? Con los analógicos de G-Shock, y de hecho muchos están deseando que G-Shock se decida por fin a un Quad Sensor en digital, pero a la vez lanza el GPR-B1000, que podríamos considerar digital, y a muchos tampoco se les ve muy convencidos, ¿qué ocurre aquí? ¿Qué nos estamos perdiendo o cómo es que G-Shock no es capaz de atinar en un mercado que antes tenía absolutamente dominado?

Byron Smith-. Esa es una gran pregunta, y yo creo que en G-Shock también querrían conocer su respuesta. Es cierto: muchos argumentan que el Quad Sensor es un gran reloj, nadie lo duda, pero que además de caro es analógico, y todo eso va sumando, concluyendo en que nadie se termina decidiendo por él y elijan otros modelos.

Luego vemos que G-Shock nos ofrece el GPR-B1000, que es un grandísimo reloj, con GPS, con cristal de zafiro, cerámica... Que bueno, puede que le dediquemos un programa solo a él, porque realmente se lo merece, y resulta que tampoco parece que triunfe, y muchos defensores de antaño de G-Shock le ponen hasta trabas cuando hace unos años sería una auténtica revolución. Ahora parece que el público está un tanto frío... Es cierto que no hay solamente una razón de ello, como suele ocurrir es un cúmulo de ellas: son los tiempos, en donde los compradores maduros eligen relojes analógicos, y también cómo no, la aparición del smartphone ha causado en la relojería un enorme daño, de hecho el smartphone ha acabado prácticamente con las marcas de cámaras digitales, y amenaza también con acabar con la relojería digital. En suma, también los gustos, lo que la gente pide, cada vez se exige más, mientras que vemos que la aparición de productos chinos o fabricados en China hace que la calidad descienda abruptamente, la experiencia de usuario con esos relojes ya no es tan gratificante como antaño lo era.

Es, insisto, un cúmulo de circunstancias que hace que algunos de estos relojes no triunfen, a pesar de que sobre el papel parece que tengan todas las papeletas para triunfar.


Noelia Casarrubia-. Muchos aducen que el fallo principal del GPR-B1000 es la resina... ¿Si hubiera sido una caja de metal, como mencionabas antes, hubiera ocurrido lo mismo?

Byron Smith-. Lo primero: el GPR-B1000 en metal no podría ser, porque de hecho Casio ni siquiera pudo poner de metal ni la tapa trasera, tuvo que ponerla de cerámica por varias cuestiones, entre ellas por las antenas del reloj. Tengamos en cuenta que hay que lidiar con muchos problemas y mucha tecnología combinada en un espacio muy reducido: tecnología Bluetooth, Tough-Solar, conectividad... Y es difícil. Así que una caja de metal el GPR-B1000 no podría haberse fabricado, por lo menos a día de hoy, no estamos hablando de un futuro porque esto probablemente se podrá conseguir, pero a día de hoy y con los plazos tan reducidos en los que se mueven las compañías para lanzar productos, una caja de metal habría sido muy problemática.

Y el GWN-Q1000, el Quad Sensor del que tratamos en este programa, en una caja de metal sí que se podría haber hecho, aunque en G-Shock las cajas de metal siempre han estado muy reservadas para modelos como los MR-G y poco más. Los consumidores a veces se quejan de falta de personalización, pero en los noventa no tenían Tough-Solar, no tenían radio-recepción, no se les podía silenciar el sonido de los pulsadores... Ahora hay mucha más tecnología incluso en los G-Shock más básicos y, sin embargo, triunfan menos que antes. Yo creo que alguna gente en ese sentido se va malacostumbrando un poco, y pedir un reloj con caja de metal poniendo solamente ese argumento como elemento principal de que no se venda es reducirlo muchísimo, quizá demasiado simplista.

Aún así, y en lo que al GWN-Q1000 se refiere, insisto en que una caja de metal le habría venido muy bien, y que Casio luego intente "solventarlo" poniéndole armis indica claramente que algo de eso hay.

Muchos dicen que para que triunfe un modelo de estos debería ser un Marlin o un digital convencional con caja de metal, pero en los tiempos que corren ni un digital de esa índole ni cualquier otro triunfaría, porque lo que no triunfa en sí es el reloj como concepto, que es lo que está en crisis. Solamente hay que ver las muñecas de los viandantes por las calles para darse cuenta que en muchas de ellas ya han desaparecido los relojes, porque los relojes para mí, de hecho yo uso uno a diario, tienen una gran utilidad, pero inexplicablemente muchas personas no los usan.

Noelia Casarrubia-. Sí, a mí también me agradan los relojes, yo creo que es además de un objeto de arte y de estética, de estilo, también es muy práctico, y por fortuna tanto en Baby-G, como en Sheen como en Collection, hay relojes para mujer también muy prácticos. El GWN-Q1000 veremos lo que ocurre con él, como tú dices puede ser que G-Shock tampoco haya esperado muchas ventas de él, pero yo creo que deberían lanzar algún modelo más, que sea Quadsensor, por lo menos para convencerse que esto ha cambiado y estamos en otra historia...

Byron Smith-. Yo creo que ellos ya saben que el mercado de la relojería es otra historia ahora mismo, pero también es verdad que pienso que no está muerto, ¿eh? Ni muchísimo menos. Y en G-Shock tienen una grandísima oportunidad, y creo al igual que tú deberían lanzar un digital Quad Sensor, no sé si triunfaría o no, pero por lo menos probarlo, y en su catálogo sería muy atractivo y a mucha gente le encantaría.

Volvemos a lo mismo: con caja de metal se iría a precios exorbitantes, y entonces perdería buena parte de su atractivo o de su poder de atracción, pero no sé... No sé cómo lo harán, pero opino que deberían lanzarlo aunque sea con caja de resina.

Noelia Casarrubia-. Muchas gracias de nuevo por habernos acompañado, por habernos hablado tan fantásticamente de modelos tan exclusivos como el Quad Sensor GWN-Q1000 en este caso, y algunos otros de esa franja de precios; y en la próxima entrega trataremos de algún otro modelo de Casio, si te parece. Muchas gracias Byron Smith.

Byron Smith-. Gracias a ti.

| Redacción: ZonaCasio.com / ZonaCasio.blogspot.com

8 comentarios:

  1. Como casi siempre, estoy de acuerdo con Byron. Para que un reloj así triunfe debe ser digital, y a poder ser, con caja de metal. Claro que si entonces luego nos lo quieren vender a 1.000€, tampoco va a triunfar, pero ese es otro tema.

    Una pena que una tecnología tan avanzada, acabe atenuada por un mal modelo y un mal concepto.

    ResponderEliminar
  2. Lo que pienso también es que Casio llega tarde. Esta tecnología sería una revolución hace tres, cuatro o cinco años, pero no ahora que todos la tienen y en los relojes deportivos mucho más.

    Casio tenía relojes baratos y tenía relojes sorprendentes, ahora no son baratos, pero es que tampoco son sorprendentes (o no demasiado). Siguen viviendo en cierta forma de sus laureles (ahí vemos a los TRT-110, unos Mud Resist de hace muchos años), que no está mal, pero si quieren algo más tendrán que ofrecer algo más. Ir a la cola del resto, y además ir a precios caros, no les va a beneficiar en nada.

    ResponderEliminar
  3. el mk1, 999 euros, y es un ordenador no cuatro sensores , sino mil y pico..... no se, ah y digital entero,.... algo falla

    ResponderEliminar
  4. por cierto podriais indicar cuales de estos modelos tienen armis y en k consiste exactamente? y 2, se os ha olvidado hablar de los fallos en el reloj, k no se si a dia de hoy estan solucionados....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Con fallos te refieres a lo de las agujas? Yo pensaba que era solo en unidades puntuales.
      Los modelos con armis los tienes aquí:
      http://zonacasio.blogspot.com/2016/09/de-este-reloj-nadie-tiene-fotos-pero.html

      Eliminar
  5. si,pero en algunas unidades,por cierto en los modelos de armis la caja es de resina'? o de metal?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. la caja es la misma en todos, no varía.

      Eliminar
  6. nos pillamos uno y vemos y os digo si kereis, saludos

    ResponderEliminar