4/6/18

La hora de la hora: el bestial y absolutamente demoledor GWF-D1000 Frogman


Noelia Casarrubia-. Bienvenidos una vez más a "La hora de la hora" en RCDZ radio, os habla Noelia Casarrubia. En este pequeño espacio de esta sintonía de RCDZ, que gira en torno a los relojes como bien sabéis, contamos una vez más con nuestro experto particular, Byron Smith. Muy buenas señor Smith, bienvenido.

Byron Smith-. Hola, buenas Noelia.




Noelia Casarrubia-. Estos días estuvimos hablando de relojes "elitistas", los que se denominan "premium" dentro de G-Shock, y bueno, tocábamos estos días el último Frogman, el GWF-D1000, y creo que es el momento ya de dedicarle un programa específicamente para él, ¿no? Un reloj que además se lo merece, porque es uno de los digitales más completos y uno de los más admirados dentro de G-Shock.

Byron Smith-. Pues así es, el GWF-D1000 se merecía un programa por sí mismo, cómo no, dentro de este espacio, y para mí es uno de los mejores digitales, sin duda, del momento, en todo el mundo, no solamente de G-Shock y en toda Casio, sino en el resto de marcas que fabrican relojes, y específicamente fabricantes de relojes digitales.

Es un reloj que se merece un sitio destacado, tiene un módulo impresionante, es Tough-Solar además, posee uno de los sensores que más se demandaban en Frogman, que es el sensor de profundidad, el profundímetro, y siendo uno de los más sensores que sus seguidores más demandaban curiosamente G-Shock había tardado muchísimo en ofrecerlo, era muy reticente a hacerlo, y por fin nos lo ha ofrecido en este modelo, que es del año 2016. La verdad es que es un gran reloj, como decimos, pero tiene un enorme defecto -bueno, por decirlo de alguna manera-: que es Frogman. Y un Frogman solamente se puede llevar en una muñeca...


Noelia Casarrubia-. ¿Sí? ¿Solamente nos lo podemos poner en una muñeca? ¿Por qué no se puede poner en la otra?

Byron Smith-. Bueno, se puede poner en la que a uno le de la gana, pero es asimétrico, su forma es asimétrica, de manera que en la muñeca derecha molesta bastante porque está pensado para llevarlo en la muñeca izquierda y por encima del traje de submarinismo para que no moleste con los movimientos. Si se lleva en la muñeca derecha, al tener la caja desplazada hacia un lado, cuando flexionamos la mano nos molesta, nos molesta y nos puede hacer daño incluso si nos damos un golpe con él.

Está bien pensado en ese sentido, pero solamente se puede llevar en la muñeca izquierda. De manera que la gente que sea zurda o que le guste llevar el reloj en la derecha, el Frogman se peleará con todo.

Por otro lado tenemos su tamaño: como buen Frogman y como buen G-Shock tiene un tamaño más que decente, que no es muy apto para muñecas pequeñas. No porque no se pueda llevar tampoco, porque sí se puede, y tampoco porque sea aparatoso especialmente, sino porque es molesto con la ropa, y en las muñecas pequeñas más todavía.

Esos son sus mayores defectos. Es un reloj que no lo puede llevar todo el mundo, y encima no es muy agradable llevarlo tampoco a diario -porque llega a molestar bastante-..., vamos a ver, estoy hablando a nivel genérico, por supuesto que si alguien lo adquiere puede usarlo a diario perfectamente, pero se va a pelear con bastantes cosas y puede que nos resulte molesto y al final del día nos hartemos de él, y esto hay que advertirlo.

Si no fuera por eso estaríamos hablando de un reloj para el día a día descomunal, un modelo bestial, es uno de los mejores módulos digitales, de digitales auténticos, con zona dot-matrix, zona gráfica... Todo lo que tenía Casio, lo que identificaba a la Casio más histórica y a la G-Shock más histórica. Zona gráfica y un display, acertadamente en positivo, muy claro y fácil de leer, con la información fantásticamente estructurada y unos números con un diseño muy bonito de segmentos, además, con una lectura muy clara de segmentos gracias a que éstos no tienen ningún desplazamiento hacia la izquierda o derecha, como acusan otros digitales.

Es, por lo tanto, muy completo, y cristal de zafiro, no lo olvidemos. Pero... Pero también hay que saber llevarlo.

Noelia Casarrubia-. Hay que saber llevarlo, y hay que saber pagarlo, porque es uno de los más caros también, ¿no?

Byron Smith-. No es uno de los más caros de todos los modelos de G-Shock, pero sí que es uno de los más caros de los digitales de G-Shock. De los digitales, si la memoria no me falla, es el más caro de toda la gama y de todas las líneas, absolutamente todas, de Casio.

Hay digitales muy caros, hay digitales de otras firmas que son muy caros. Pero claro, el Frogman GWF-D1000 también lo es, y bueno, tiene una estética rompedora, posee una caja maciza de metal, de acero, y es caro... Pero ciertamente es un gran reloj también. Su precio gira en torno a los mil euros que..., para qué nos vamos a engañar: es bastante caro, sí.

Noelia Casarrubia-. Ese es uno de sus mayores defectos, yo sé que mucha gente lo acusa por eso, pero también sus especificaciones son muy buenas, son numerosas, y eso en G-Shock es muy valioso, contando además que es eso, resistente a golpes. Sin embargo una de las cosas que más me agradaría, por decirlo de alguna manera, y yo sé que también a mucha gente, es ver ese módulo en otro reloj, ¿por qué no lo hace Casio? ¿Por no competir contra sí mismo, otra vez, que es algo que tanto reiteramos a veces?

Byron Smith-. Bueno, a veces G-Shock compite contra sí mismo sin ningún problema y aquí no pasa nada, ya lo estamos viendo en G-Lide a los que les dedicamos estos pasados programas, pero en el caso de relojes tan elitistas tal vez no le convenga tanto competir contra sí mismo, porque le resta exclusividad, lanzando otro modelo que sea más barato.

Con este módulo sí que pueden lanzar otro modelo, pero hay el problema del profundímetro, si le retiran el profundímetro se quedaría igualmente un módulo impresionante, un módulo absolutamente brutal, muy completo. Yo creo que si le retiran el profundímetro y lo ponen en una caja de metal, tipo G-Shock o bien un "Marlin reactualizado", pudiendo aprovechar lo que ya tienen, el módulo que ya tienen del GWF-D1000, podrían hacer un grandísimo reloj. No sé si lider en ventas, porque yo calculo que si lo hicieran rondaría también los 400 € o los 500 €, pero un grandísimo reloj podrían hacer con un poco de esfuerzo e imaginación que le pongan.

No sé, no parecen muy por la labor en G-Shock de hacer cosas así, últimamente van más por "lo fashion", en G-Shock y en todo el resto de sus otras líneas, pero la verdad es que sería interesante que lo hicieran, más que nada porque así además los clientes podrían adquirir un reloj con una caja de metal y con armis, que sería más duradero que el modelo actual de Frogman que, no lo olvidemos, sigue contando con un bisel de resina y con una correa de resina, aunque esté reforzada con fibra de carbono, sigue siendo resina.


Noelia Casarrubia-. El GWF-D1000 es un reloj de buceo, para inmersión, pero no es un ordenador de buceo, ¿no?

Byron Smith-. No, no, este es un reloj para amantes del buceo más que nada, si te gusta el buceo y te gusta el mar, y te gusta la estética Frogman, pues es perfecto. Evidentemente no es un ordenador profesional, que nadie piense en llevarlo en una inmersión "seria", puede ayudar pero hay ordenadores además más asequibles y bastante más completos. No está pensado para eso tampoco, aunque G-Shock lo publicite como tal, no es un ordenador de buceo ni mucho menos. Pero sí que es muy útil, si hacemos nuestros pinitos, nos gusta nadar y nos gusta hacer un poco de submarinismo de vez en cuando, o un poco de inmersión a pulmón, de unos pocos metros, pues experimentar con él no está mal, pero solo como un reloj casi anecdótico, que nadie se fíe de él en una inmersión, de hecho hasta el propio manual lo advierte.

Es más bien estética Frogman para lucir, por supuesto con utilidad, y con unas funciones útiles, pero no una herramienta profesional. Depender solamente de él sería una locura en una inmersión.

Noelia Casarrubia-. Pues eso te decía: tratándose de un reloj de ese estilo, y que va a estar en contacto siempre, o muchos de sus usuarios lo van a tener siempre en contacto con ambientes marinos, con el mar, la arena, las playas, etc., arrecifes, acantilados, y demás... ¿Por qué no hacerle su caja de titanio? Porque el acero también debe pesar bastante...

Byron Smith-. El reloj, gracias a que no tiene armis se queda en un peso de 141 gr. Que parece bastante, pero recordemos que sus dimensiones son muy grandes, casi 60 centímetros de diámetro de caja, ni más ni menos (sí, aunque muchos de nuestros oyentes se estén llevando ahora las manos a la cabeza y no se lo crean, esa es su medida). Así que dentro de lo que cabe podríamos considerarlo hasta ligero. Obviamente la caja maciza de acero pesa mucho, pesa bastantes. Es cierto que hubiera sido interesante una caja de titanio, y tiempo atrás yo creo que en G-Shock lo hubieran hecho, ofrecer al menos algunas variantes en titanio, pero si ya nos vamos a los mil euros de precio en acero, imagínate en titanio... En titanio nos podríamos ir fácilmente a los mil cuatrocientos o mil quinientos euros de precio. Los MRG, que son de titanio, rondan los dos mil. Eso se saldría bastante de las expectativas de ventas de Casio, y probablemente no obtendrían tantos beneficios con cada unidad vendida, por eso prefieren y han elegido el acero.

Ya comentamos en este espacio esa especie de batalla que tienen en Casio por obtener los máximos beneficios con la mínima inversión, y en ese difícil equilibrio lo más lógico es recurrir al acero, que es lo que han hecho.

En titanio yo creo que la G-Shock de antes sí lo hubiera hecho, por desgracia la G-Shock de ahora no está por la labor del titanio, y es una pena porque en efecto este modelo de reloj, el GWF-D1000, hubiera ganado muchos enteros si viniera en una caja de titanio, porque ese es el metal que estaría a la altura de este reloj.

No le quita valor al módulo ni lo desmerece, no obstante, el módulo sigue siendo absolutamente bestial, pero si fuera de titanio ganaría mucho este Frogman. También es verdad que el titanio hay que tratarlo bien, los últimos titanio de Pro Trek tienen problemas por el uso, y tienen que tener recubrimientos especiales, al carburo, y esos recubrimientos especiales son más caros de aplicar y son más caros de aplicar todavía sobre titanio, así que nos iríamos a precios que no quiero ni pensarlo, y si ya Casio ha querido comercializar este reloj a un precio casi de otro planeta, y es caro de por sí, pues mucha gente en un digital no ve la razón de invertir ese dinero. Curiosamente en un analógico, que tenga menos funciones pero solamente por ser analógico, hay personas que, no sé por qué, prefieren pagarlo. Ahí tenemos, insisto, a los MRG. Pero cuando ven un digital algunos vuelven a una idea fija de que tienen que ser más baratos, y ciertamente los digitales son asequibles, pero cuando nos vamos a digitales tan complejos y tan sofisticados como en este caso el GWF-D1000 de Frogman los precios se elevan. Estamos hablando de un reloj que lleva casi una computadora en su interior, tiene que hacer muchos cálculos y en un espacio miniaturizado al extremo. Los engranajes de un reloj digital cuestan, pero también la electrónica o LSI cuesta, aunque obviamente en estos tiempos se ha abaratado muchísimo, pero sigue siendo complicado. Y no solamente eso, el coste físico de desarrollo y ensamblaje de componentes, sino el de desarrollar y realizar las pruebas, que eso lleva unos pasos no solamente complejos y especializados, sino con bastante inversión en tiempo, en tiempo sobre todo: tiempo de tests y fases de pruebas.


Noelia Casarrubia-. De momento el Frogman GWF-D1000 tiene varias versiones, curiosamente en el 35 Aniversario han lanzado una que no es del GWF-D1000, sino que es de otro modelo, del GF-8235, ¿por qué han elegido ese otro?

Byron Smith-. El GWF-D1000 convive con el GWF-1000/GF-1000 por cuestiones de precio. Porque sigue siendo un Frogman pero más barato, y mucha gente se decanta por él, así que G-Shock hace bien en mantener los dos en el mercado, y creo que es precisamente por eso que ha lanzado en el 35 Aniversario un modelo como el GF-8235 en lugar del GWF-D1000.

Esto no quiere decir nada, el GWF-D1000 puede lanzarlo como edición especial -de hecho ya tiene varias-, y G-Shock no tendría ningún problema en hacerlo, solamente que en esta serie, las Origin Gold que es a la que te refieres, han optado por la variante más asequible, más barata. También es verdad que sigue siendo un gran reloj, ¿eh?, no lo olvidemos, sigue teniendo caja maciza -bueno, todas las variantes de las Origin Gold la tienen, tienen una caja roscada-, y sigue siendo un grandísimo reloj. Pero no ha optado por el GWF-D1000 creo que por cuestiones de costes, por ofrecer algo más asequible, cosa que con el GWF-D1000 no podrían haber hecho.

Noelia Casarrubia-. Pues muchas gracias de nuevo, Byron Smith, por habernos explicado tan bien lo que es el concepto del GWF-D1000 y los puntos de vista desde el mercado y las razones por qué este tipo de reloj, tan famoso y tan completo, se vende así. Muchas gracias por acompañarnos.

Byron Smith-. Muchas gracias a vosotros y en efecto es un gran reloj, obviamente hay que saber a lo que uno se atiene cuando lo adquiere, más que nada para que no se sienta defraudado echándole las culpas a un reloj que no tiene culpa ninguna, que es un módulo precioso, estéticamente es precioso, y muy útil, pero sería una pena que alguien desembolsase ese dinero y se sintiera mal con este reloj por cuestiones que forman parte de sus genes: de su diseño y de su filosofía, de la filosofía y diseño de los Frogman.

| Preparación: ZonaCasio.com / ZonaCasio.blogspot.com

13 comentarios:

  1. me lo parece a mi o cada ve son mas caros y peores? venga fuera titanio, y lo del abaratamiento en electronica, biseles correas modulos..... ni comentarlo... como sigan asi veremos,

    ResponderEliminar
  2. No estoy de acuerdo con que no es un reloj para inmersiones serías...podrías bucear con este reloj y sin ordenador de buceo perfectamente.

    ResponderEliminar
  3. hombre comparado con el mk1 .......tu mismo

    ResponderEliminar
  4. Estoy de acuerdo con Byron. Ese reloj a 400€ no habría tenido rival.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A 400 € y con titanio lo podrían haber hecho perfectamente y aún así sacarían beneficios. Claro, no 500 € de beneficio por unidad, pero bastantes beneficios sí.

      Eliminar
  5. El precio parece desproporcionado para la cantidad de resina que envuelve al módulo.

    No es por desmitificar a los G-Shock en el mundo marino, pero es que nunca le he visto sentido a los G-Shock bajo el mar ¿Contra qué objetos lo vas a golpear y vas a dejar caer el G-Shock bajo el agua? ¿No sería más práctico un reloj como el DW-300 “WR 300M” con mejoras tecnológicas en el módulo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tiene toda la razón. De hecho, los ordenadores de buceo no son antichoque y es indispensable tirarse con uno. Bajo el mar es más importante la resistencia a la presión que a los golpes.
      Aunque el modelo me sigue pareciendo muy bonito.

      Eliminar
    2. Pienso que el concepto mismo de G-Shock no permite que el reloj vaya desprotegido, tanto interna como externamente, por otro lado, la idea original del Frogman era para buceo en cavernas (DW-6200), donde sí hay mucha posibilidad de maltrato del reloj.

      También reloj como este también pasa mucho tiempo fuera del agua, donde puede sufrir caídas y golpes, por lo que para mí se justifica toda su resina.

      El diseño tampoco puede variar de manera abrupta, si se ven los diferentes modelos, hay una continuidad en el diseño.

      En cuanto al 300M estoy totalmente de acuerdo, debería ser 300M por el precio que piden por él.

      En cuanto a las mejores del módulo, no se pude pedir más, el GWF-D1000 tiene uno de los módulos más completos de Casio. ¿Que le faltan cosas? Sí, puede ser, pero no por eso deja de ser un portento en tecnología.

      Saludos

      Eliminar
  6. antes los relojes de titanio no pasaban de los 300 euros al cambio, ahora resinas y mierdas baratas aprecio de oro, es decir kieren mas beneficio abaratando todo, hasta k la gente se canse

    ResponderEliminar
  7. Para quien no lo sepa todos los Frogman soportan más de 1000M de presión real...pero por eso es un reloj para quien sabe y puede valorarlo además de tener la pasta para darse ese lujo.

    ResponderEliminar
  8. no creo k nadie baje a esa profundidad..... y sigue habiendo ordenadores de buceo mejores y mucho mas baratos....pero el reloj mola aunke hay poca variedad...

    ResponderEliminar
  9. Se habla en los mensajes(por eso he comentado lo de los 1000M), que deberían ser relojes 300 M...y lo son aunque no hayan pagado las pruebas para el ISO, ir a YouTube y lo veréis, es un vídeo ya antiguo con el GWF-1000.

    ResponderEliminar
  10. Sí Si pudieta tendría uno, me dan ganas de vender todos los que me quedan y tener solo 3 relojes.Uno este.

    ResponderEliminar