DW-5000C, el G-Shock que pudo ser Marlin



Una entrada de peso a la colección, que ha tenido que esperar unos años. Esperando un modelo que cumpliese con la calidad máxima posible, y por fin este Verano se han alineado los astros, y aquí está!

Año 1983. Casio estrena una nueva gama de relojes digitales cuyas características más importantes son la durabilidad y la robustez. La gama G-Shock. Relojes adaptados a todos los terrenos. Resistentes a 200 metros de inmersión, cristales y botones bien protegidos, cierres roscados y un aspecto contundente en tamaño. 

Y el primer modelo que se lanza al mercado de esta nueva línea es el DW-5000C. Su aspecto nos recuerda a los Marlin de caja ancha, concretamente a los W-300. Su diseño, tanto de caja como modular, parte de los exitosos Marlin de la época que representaban la gama alta de la marca y que triunfaban en ventas. 

Este dato será importante, Casio decide no incluir el logo Marlin en sus primeros DW-5000C, dejando a secas la cita de la serie “G-Shock”. En un principio esto se traduce en un No-Marlin contundente, y estamos ante el primer gran fracaso comercial de la marca. 

Hasta el punto esto es así que Casio está a punto de abandonar la fabricación de G-Shock. Pero gracias al éxito de ventas de su segundo modelo, el DW-5200C (“El Héroe”) se logra salvar la serie, que además perdura hasta nuestros días, siendo las siglas “G-Shock” una marca en sí mismo con un impacto publicitario superior incluso a la marca “Casio” matriz. 

Con los años, en los círculos de aficionados “G”, se denominó a este DW-5000C como “El Rey”, en alusión a que fue el primero. Por ello rendimos tributo en la colección a esta efemérides y a este modelo que entra a coronar la “Casio Vintage World Collection” en todo lo alto.

No hace mal trío con el Heroe DW5200 y el Estandarte de la serie G, el DW5600.



Y aquí la zona de la colección con las bestias más duras...incluyendo tras los tres primeros el DW5600E de nuestros días, el DW5000 Spike Lee y los dos radiocontrolados GWM5610. 

En segunda fila el maravilloso Riseman especial, y el resto de contundentes rematando con los Heavy Duty.


Cómo se aprecia en la imagen hay un hueco que sólo puede tener un dueño...a ver quien lo adivina, pero por el tamaño del mismo...estoy dando pistas...

Como siempre, el miembro 274 queda actualizado en la web de la Casio Vintage World Collection , y en su página reflejo en Facebook , así como en el Museo On-Line al que podéis acceder también desde la propia Web.


| Redacción: Jokerblue / ZonaCasio.blogspot.com

6 comentarios:

  1. El DW-5600 creo que es el único G-Shock que me compraría (y me compraré), es sobrio, sencillo, no demasiado grande y con un aire muy ochentero. Al igual que el CA-53, me parece una muy buena reedición del clásico.

    Qué maravillosa colección de máquinas del tiempo, no tengo suficientes enhorabuenas para dar.

    ResponderEliminar
  2. Yo apostaría que el modelo faltante es el primer radiocontrolado apodado Antman que seguro debe ser muy buscado para la colección. Bonita muestra con modelos de la más alta calidad en los tiempos que fueron lanzados.

    ResponderEliminar
  3. No me dés ideas Robinson que me animo....pero no...el premio es para Pablo B.

    Ahora sólo falta decidir qué FROGMAN sería el adecuado...

    ResponderEliminar
  4. Creo que para decidirse por cual es el mejor Frogman no hay que pensar mucho :D El problema es el precio que hay que pagar por él, por lo demás creo que está bien cual cual es el mejor.

    El Antman es una preciosidad de reloj, con esa estética tan a lo steampunk y esos preciosos dígitos animados.

    ResponderEliminar
  5. Me refería claro al primer Frogman, el DW-6300

    ResponderEliminar

Última entrada

La última campaña de G-Shock tiene como objetivo a los ejecutivos

Conquistado el mercado juvenil del rap, bmx o surf, con modelos como los GA-100 , GA-110 o los GA-800 ; conquistado el mercado profesional...