G-Shock presenta sus nuevos ana-digis


Se trata del nuevo Casio GAW-100, un reloj que toma la inspiración de los archiconocidos AWG-100 (curiosamente parece un juego de palabras: las letras están cambiadas de posición pero son las mismas), o de los AW-591 y similares. Pero aunque el reloj sea nuevo, que no os lleve a error su apariencia: realmente el módulo es un calco del ya visto en los GST-100 (sí, los G-Steel), de hecho la numeración del módulo también es casi la misma: el 5444 estos nuevos, y 5445 los GST.

No está mal la idea, en cualquier caso (ojalá hicieran lo mismo con el GWF-D1000..., pero no caerá esa breva), porque toman el módulo de un reloj Premium, y se lo ponen a un modelo más asequible como éste, dando la oportunidad de que cualquiera pueda disfrutar de aquel módulo, sus funciones y estética, sin necesidad de tener que desembolsar los 300 y pico euros de aquéllos. Algo que, por cierto, es habitual en Casio, pero que por desgracia cada vez tardan más y más en hacer (claro, hasta que vean que ya no le pueden sacar más "miga" al primer modelo...).




De manera que, de ocurrir con el Frogman, aún tendríamos que esperar unos pocos añitos más.

Sea como fuere, tampoco pienses tú que por entrar en la serie más baja o asequible de G-Shock estos nuevos GAW-100 no tengan virtudes, ni mucho menos. Aunque la caja y la correa son de resina, Casio les ha colocado un bisel de acero inoxidable, tecnología Tough-Solar, radiocontrol (WaveCeptor 6), y gracias a su módulo heredado de los G-Steel, disfrutamos en la gama básica de G-Shock de tecnología de retracción de agujas. Además, para los que quieran un poco más de exclusividad, habrá variantes con recubrimiento PVD, en negro o en dorado, aunque sinceramente creo que la más bonita y útil versión es la estándar, la GAW-100-1A que nos ofrece los displays digitales en positivo.


El resto, pues lo habitual en estos módulos: horario mundial (31 zonas horarias), cronógrafo (de 60 minutos), temporizador (de 100 minutos), cinco alarmas, sistema de ahorro de energía (con advertencia de acumulador bajo de carga, la autonomía del acumulador es de 18 meses), super-illuminator, y una precisión de +/- 15 segundos por mes, sin olvidar la resistencia al agua de 200 metros de cualquier G-Shock que se precie. Su cristal, obviamente, es mineral.

Su peso es de 76 gr. y sus medidas son de 55,1x 52,5 x 16,7, y las versiones que se comercializarán a partir de este mes de agosto en Japón son la Casio GAW-100-1A, que como hemos mencionado hará de estándar, la Casio GAW-100G-1A en dorado, y la Casio GAW-100B-1A en negro. Próximamente se les espera también por el resto del mundo.





| Redacción: ZonaCasio.com / ZonaCasio.blogspot.com

2 comentarios:

guti.bitacoras.com dijo...

Son cansinos con tanta agujita. Está bien, todo tiene su público. Pero los que queremos un digital?

Pablo B dijo...

Para los que queremos un digital, las migajas o las reediciones de los mismos modelos una y otra vez. Pero al menos da esperanzas esto de que Casio reutilice módulos de arriba hacia abajo, yo tampoco creo que lo vayamos a ver en unos cuantos años, pero abre la puerta a que veamos un 'Frogman del hombre pobre' en el futuro, usando el mismo módulo pero en acero, cristal mineral y tapa atornillada. No, según lo escribía he pensado 'no quiero algo así', no quiero un Frogman sin titanio y sin roscar por 600€ ni por 400€, porque menos no iba a costar. Quiero un Frogman tal cual por 500€, que es lo que de verdad debría costar. Como mucho.

Lo último de Casio Vintage

Lo último de G-Shock

Lo último de Baby-g

Lo último en digitales

Lo último en analógicos

Última entrada

El otro aniversario del que Casio se ha olvidado

Bueno, la verdad es que no se ha olvidado, pero apenas lo han mencionado. Y es que este año (en concreto, el pasado 1 de junio) se conmemor...