¿Cómo limpio mi reloj, si no lo puedo limpiar con agua?


El tema parece banal, pero no lo es. En efecto: ¿cómo limpio mi reloj que no es sumergible, si no es resistente al agua? En aquellos modelos de 50, 100, 200 metros o incluso más de sumergibilidad, no hay problema: simplemente ponemos el reloj bajo el grifo, lo frotamos con jabón, y listo. Más o menos como hacemos con las gafas, pulseras, y artículos parecidos.

Y es que el problema higiénico con los relojes no es moco de pavo: llevándolos todo el día (¡incluso hay gente que se pasa la noche durmiendo con ellos!), acumulan suciedad, sudor, escamas de piel muerta, y acaba siendo un peligroso campo selvático ideal para el cultivo de todo tipo de microorganismos. Muchos miran hasta los rincones de sus encimeras o de sus casas en busca de la menor mota de polvo, e incluso usan detergentes con agentes antibacterianos para su vajilla y sus baños, y no se dan cuenta que llevan consigo, colgado en su muñeca, todo un ejército de bacterias que pueden llegar a ser tanto o más peligrosas.




Sobre todo los que usan G-Shock o Baby-G, con biseles bajo los cuales pueden acumularse restos de todo tipo en una húmeda atmósfera ideal (¡y bien protegida, bajo nuestras mangas!) para el desarrollo de estos indeseables huéspedes, deberían tener en consideración y en cuenta muy mucho este aspecto, y realizar una limpieza no solo poniendo el reloj bajo el grifo (¡ah!, ¡qué bien le sienta un baño fresquito de cuando en cuando a todos esos perniciosos microorganismos!), sino incidiendo por todos esos recovecos y, tras unos pocos meses de uso, desarmándolo. Esto va también para los que usan armis (sobre todo si éste es de chapas dobladas).

Pero los que usan todos esos Casio que no pueden adecentar, cuidar ni limpiar y asear como sí puede hacer los dueños de los G-Shock y Baby-G de 200 metros de resistencia al agua, ¿cómo se las arreglan?


Bueno, por suerte la mayoría de estos relojes recovecos no tienen muchos (recordemos sin más los F-91, F-94 y similares), pero eso no quiere decir que se termine ahí el problema, porque sus pulsadores, en el caso de digitales, y sus coronas, en los casos de muchos de los analógicos, siguen siendo componentes donde suele acumularse suciedad. Eso sin mencionar las traseras.

Pero como estos relojes no pueden tocar el agua (ni nada que tenga agua, como detergentes), ni, por supuesto, sus cajas y piezas toleran otros líquidos más agresivos, como lejía o acetonas, debemos buscar algo que sí podamos usar para eliminar grasa y suciedad pegada y que, a la vez, no dañe el reloj. Ya te imaginas lo que es: sí, en efecto, el 2-Propanol, popularmente conocido como alcohol isopropílico. Se trata de uno de los pocos productos con los que podemos estar seguros de no dañar el reloj, que se lleva utilizando prácticamente toda la vida para circuitos electrónicos (y para limpieza de electrónica en general, por ejemplo para placas de teléfonos móviles), y que, gracias a su potencia desinfectante, podemos asegurar una limpieza y asepsia de nuestro reloj.


El problema con el 2-Propanol es que habitualmente no es fácil de encontrar, ya que su uso se haya restringuido al ambiente químico y sanitario, por lo que muy probablemente no te lo dispensen (ni siquiera lo encuentres) en tu farmacia habitual. Si esto es así, podemos recurrir a soluciones intermedias, en el mercado existen múltiples preparados con este tipo de alcohol que se presentan en forma de toallitas o sprays. Para usarlas, debemos asegurarnos que el porcentaje de 2-Propanol sea elevado (al menos el 70% de la preparación) y, una vez eliminada la suciedad con un paño húmedo de nuestro reloj no resistente al agua, limpiarlo con un producto de ese tipo, si no podemos recurrir al 2-Propanol.

Por cierto, y ya como hemos dicho en este mismo blog muchas veces, el 2-Propanol es altamente inflamable y tóxico, por lo que su uso y manipulación hay que realizarla con mucho cuidado. Además, debido a su elevado grado de evaporación, puede causar quemaduras químicas en la piel sin que nos demos apenas cuenta. Siempre que lo manipulemos, por lo tanto, deberemos usar guantes y gafas (los vapores pueden dañar los ojos y las vías respiratorias). Y procurar cerrar lo más pronto el bote y no limpiar el reloj con el bote abierto, una mala praxis que por desgracia muchos siguen cometiendo.


| Redacción: Bianamaran para ZonaCasio.com

5 comentarios:

  1. Vaya. Siempre hubiera dicho que el alcohol isopropílico podría quitar el color de los tintes. Ahora ya lo se, porque en los pocos relojes que no son WR, algunos vintage, los limpio con un trapo húmedo y poco más.

    ResponderEliminar
  2. Que raro... Nunca me ha pasado eso. De hecho el 2-propanol ni siquiera puede quitar la pintura de uñas de los biseles "recauchutados" :D Se utiliza porque daña muy poco las superficies, se evapora muy rápido. Yo he dejado relojes, muchos relojes, con todo tipo de acabados, empapados de isopropílico para desinfectarlos bien hasta que éste se hubiese evaporado, y nunca he tenido ningún problema.

    supongo que, como todo, abusar de ello será malo, pero con una limpieza de cuando en cuando no le va a pasar nada al reloj. Peor es los que se arriesgan a limpiar con agua y jabón su WR, porque como le entre un poco de agua al módulo, adiós muy buenas. La gente dice: "no, yo lo he limpiado mil veces bajo el grifo y no le pasa nada", claro, pero como le entre humedad ese módulo está sentenciado. Hoy, o mañana o dentro de un año, pero acabará picado.

    ResponderEliminar
  3. Voy a probarlo. Algún consejo de donde comprarlo? Lo digo porque en una farmacia, me pegaran un buen palo imagino...

    ResponderEliminar
  4. Pues sí, la farmacia (si se enrolla) seguramente lo tendrá que pedir a un laboratorio, y te pegarán "un palo" de diez euros por lo menos. Lo bueno sería que te lo pudiera pasar alguien que trabaje en un laboratorio o en una tienda de reparación de móviles (suelen tenerlo) o de electrónica. Con 250 ml tienes de sobra para bastante tiempo.

    En las farmacias (si hacen fórmulas magistrales) también es probable que lo tengan, y si llevas un bote hasta te lo regalarán :P

    ResponderEliminar
  5. Muy buen consejo, en mi caso he utilizado líquido para limpiar pantallas de computador portátil impregnado en una tela especial que viene con el líquido, pero sin humedecer demasiado la tela, y sin rociar el líquido directamente al reloj.

    ResponderEliminar

Última entrada

Nuevo catálogo de Sheen

Sheen en Japón acaba de presentar también su nuevo catálogo otoño/invierno, en donde destaca una presencia en la portada de uno de sus mode...