Mi relación con Zona Casio

Cada vez que ocurre algo con Zona Casio, no puedo evitar sentirme un tanto asustado. Estoy seguro que es una sensación que muchos compartís, pero soy yo el que tiene el privilegio de contarlo.

Puede que el título de Mi relación con Zona Casio no sea el más adecuado a esta exposición, y inicialmente consideré el de Qué me hace sentir Zona Casio, sin embargo a última hora lo rechacé, al encontrarlo demasiado sensiblero.

Zona Casio apareció en el año 2011, con una discreta entrada titulada Cómo cortar la pulsera metálica de un Casio estándar. No recuerdo exactamente cuando lo descubrí, supongo que durante el 2012, y si hago caso a lo que dice Google, mi primer comentario fue de 2013.



Tengo gratos recuerdos de tardes de verano. Esos momentos tan calurosos que te impiden salir a la calle, y donde ya no te apetece una siesta. Solamente estár relajado tranquilamente. Aprovechaba para ponerme al día y releer la cantidad de artículos que tenía pendientes. Mientras fuera se superaban los 40 grados, yo pasaba esas horas de la canícula, refrescándome con esos Casio digitales que tantos buenos recuerdos me traían, y con un estilo de redacción sincero, dinámico y que demostraba profundos conocimientos.

Gracias al trabajo de Bia Namaran, pude disfrutar de 19 minutos, luego de Purgatorium, y por último de El imperio. Novelas cortas, o relatos largos si se prefiere, donde si bien los relojes no eran los protagonistas, formaban parte fundamental de la historia.

Por supuesto no puedo olvidar Viendo las horas pasar, una selección de artículos publicados en ZC, debidamente "remasterizados", y algunas obras más breves como Once mil ciento veinte y cuatro, AC.

Zona Casio, o ZC como la llamo cariñosamente, ha sido, y es, una publicación que me ha acompañado en muchísimos momentos. Particularmente en aquellos en los que por el motivo que sea, uno necesita sentirse más acompañado, y notarse cerca de las cosas que le gustan. Ya sea para aprender, como simplemente para infundirse ánimos. Hace unos meses, os expliqué en Cuando estamos mal, lo mal que lo pasé con un grave episodio de bronquitis, pero lo mismo podría decir de otras convalescencias anteriores. Y, ¿sabéis qué? Pues que ahí estuvo Zona Casio, entre otros, para ayudarme a seguir, y hacérmelo todo más fácil. Ya sabéis que del mismo modo que existen enfermedades psicosomáticas, un buen estado anímico ayuda sin duda a la recuperación.

Asi que cuando leí sobre Sí, es tu única alegría del día, no me pareció justo que alguien como Bia Namaran, que sin saberlo, había hecho tanto por mi en aquellos momentos, ahora se quedara sin un compañero como es Zona Casio.

Espero que cuando leas esta entrada, te acompañe como lo han hecho las tuyas a tantos otros. Es mi granito de arena para ti.

¡Mejórate pronto amigo, que ZC te necesita!



| Redacción: Javier Gutiérrez (Guti)

3 comentarios:

zonacasio dijo...

Muchas gracias por tus ánimos, Guti. Sabes que el cariño es mutuo y en cierta forma tú eres el responsable que este blog se haya tornado en ocasiones en algo más íntimo y personal, contagiado por el peculiar estilo que imprimías en el tuyo (e imprimes) y que tanto me gustaba.

Jamás sospeché que este blog fuera a durar tanto, pero por una u otra causa la actualidad manda y al final siempre encuentro algo de qué hablar sobre Casio o qué contar (o informar). La mayoría de las veces es dar un servicio lo que me motiva, me hubiera gustado haber convertido este blog en mucho más (pruebas, despieces, bricolaje, incluso reportajes "a lo Top Gear" :D), pero por una u otra causa ésto no ha sido posible. Tampoco Casio en España puede hacer mucho más por ayudarnos de lo que hace, ellos tienen montadas sus propias películas y, siendo honestos y dejando a un lado mi amor y pasión por Casio, hacen lo que pueden con lo poco que tienen y les dejan, por desgracia no son una "superpotencia" como las filiales de Casio en Estados Unidos o en Australia, pero espero que poco a poco lo puedan llegar a ser. Por de pronto ya tienen a toda Iberia (España+Portugal) en "sus dominios", así que con un poco de esfuerzo y tesón creo que pueden lograr grandes cosas, porque producto tienen (al menos, variedad de sobra sí que tienen), y se les echa en falta únicamente un digital digno y con un módulo completo y, por supuesto, que "se bajen del guindo" respecto a relojes como el nuevo Frogman, pero insisto que eso no es culpa de ellos. Si ellos pudieran tener más peso otro gallo cantaría.

No obstante como marca Casio es una de las pocas que, para mí, sigue siendo sumamente amena, cercana y con gente estupenda trabajando en ella. He mantenido contacto con muchas otras marcas de relojes, y salvo unas pocas (que se contarían con los dedos de una mano, y nos sobrarían), el resto solo quieren ver dólares y nada más. Que los números cuadren y andando, y de los problemas de sus clientes que se ocupen las tiendas y los vendedores. (continúa)

zonacasio dijo...

(sigue) A pesar de todas mis críticas (a veces acertadas pero otras claramente no), jamás en Casio España me han sugerido que hiciera esto o aquello o que no atacara determinado producto o que apoyara tal campaña o determinado reloj. Y tengo que decirlo bien alto porque si bien, obviamente, yo estoy en todo mi derecho de decir lo que quiera (dentro de unos límites, lógicamente, tampoco hay que pasarse que la libertad de opinión cuando hablas a tanta gente hay que sopesarla también) cuando alabé o critiqué un modelo fue con absoluta libertad y sin que nadie me dijera nada luego a favor o en contra. Tanto Casio en España como Casio México me han apoyado hasta donde han podido con el blog, a pesar de todas las controversias que mis opiniones les hayan creado. En suma, al final lo importante es que la gente adquiera sus relojes con total libertad y conocimiento, y gracias también a esta forma de divulgar el conocimiento sobre sus relojes cuando alguien compra un Casio (sea de cien o mil euros) sabe muy bien a qué se atañe y el producto que compra, y lo adquiere confiado y con satisfacción, porque más allá del marketing aquí encuentra cosas que no se sostienen con campañas publicitarias y sí con honestidad.

Junto a ello, este blog no solo me ha quitado muchas horas de sueño, sino que ha traído por contrapartida a gente que se ha convertido en personas muy queridas en lo personal: Adan, Jokerblue, Jose, Apolino... y tú mismo, también algunos colaboradores que han pasado por aquí (y desde hace tiempo que no sé de ellos, supongo que la vida les habrá arrastrado en su vorágine por otros derroteros, pero confío en que el destino haga que nos reencontremos aunque sea para saludarnos y disfrutar un rato hablando de nuestros Casio) y un sin fín de número de personas que leen diariamente el blog. Tal como están las cosas y más las horas bajas que en España (y en Europa en general) sufren los relojes y dispositivos afines y parecidos (como calculadoras), que un blog tan humilde, que sólo se mantiene en pie por amor a la marca (y gracias también a gente como tú) sea visitado por varios miles de personas a la semana es todo un logro.

No sé lo que ocurrirá, pero todo nuestro esfuerzo durante estos largos años está ahí, y serán un campo abonado para todos los que acudan a recordar y revivir sus añorados relojes de la infancia, y para todos los recién llegados a Casio que descubren por primera vez sus grandes modelos, sea por el color, por sus funciones, o por la leyenda de G-Shock. Larga vida, pues, a Casio, y larga vida a Zona Casio aún cuando nosotros nos quitemos del mapa. ¡Y muchas gracias por este magnífico post, querido Guti!

Apolino Apolinos dijo...

A mí me ayudó mucho el Blog ZonaCasio en una época muy difícil de mí vida, además gracias a sus lecturas me pude hacer con el mítico Casio W-720 antes de que desaparecieran del mercado, pero lo más importante es encontrar en este magnífico Blog a buena gente y que además sepa valorar a los referentes tecnológicos de nuestra infancia, hoy ya no significan nada pero en su día un reloj con melodías, con naves espaciales… eran lo máximo.

Gracias ZonaCasio y ánimo Bianamaran que la vida es agridulce y el mal no es Eterno.

Lo último de Casio Vintage

Lo último de G-Shock

Lo último de Baby-g

Lo último en digitales

Lo último en analógicos

Última entrada

G-Shock Brasil lanza una campaña anti-pirateria

La falsificación de relojes de Casio ha llegado a tales extremos de despropósito (basta solo con mirar las últimas noticias que os pusimos ...