Recuerdos de una tarde de verano


Con un solo canal de televisión, en muchas ocasiones sin demasiadas opciones y con una más que limitada programación infantil o juvenil (¡ya hubiésemos querido tener nosotros los canales temáticos de ahora!), la mejor opción era salir a la calle y buscarnos "nuestras propias aventuras", llamando a los amigos del barrio, la pandilla, o a veces solos. Unas monedas en el bolsillo (que desaparecían tan pronto las conseguíamos), y con ellas nos dirigíamos a nuestra tienda o quiosco habitual (o el más cercano de nuestra casa), en donde solíamos gastarlas en nuestro pastelito favorito. Para algunos eran los Charlie. Para otros los Tronkito. Para otros Bucanero, Bony o Tigretón. Pero si había alguno favorito para la mayoría era el Phoskitos.

Propiedad de Nutrexpa, Phoskitos surgió como una variante de Phoscao (el cacao en polvo de muchos de nosotros y de nuestros padres) para niños, en forma de "pastelito-bombón", una manera de reunir en un mismo alimento el tradicional bocadillo de pan con onzas de chocolate de nuestros abuelos.




Por desgracia Phoscao desapareció tras su adquisición por parte de Nutrexpa, para poder cogerle la clientela y llevársela a su Cola-Cao, pero en cierta manera pervivió en el nombre de ese pastelito, el Phoskitos.

Con él en nuestras manos -siempre duraba un suspiro, ¿verdad?-, un Casio en nuestra muñeca (un F-77 o F-78, o un W-14 y, sólo los más afortunados, un Marlin W-24 o W-22), ya teníamos energía para toda la tarde, y lo que lo disfrutábamos en aquellas largas tardes de sol de verano, en el parque, jugando a la pelota, dando paseos en bici o divirtiéndonos con sus cromos (porque lo interesante no era solo el pastelito, eso era "secundario", lo interesante realmente era el cromo). Hasta que mirásemos nuestro fiel Casio para ver en él la hora de regresar a casa, antes de que fuera demasiado tarde porque de lo contrario... Bueno, ya sabéis, de lo contrario habría riña.


Todos esos recuerdos -y muchos más que seguramente con Casio digitales en nuestra muñeca y Phoskitos en nuestras manos- se agolpan en nuestra mente, vuelven de alguna manera a cobrar vida con esta genial iniciativa, otra más para aprovechar esta moda vintage que está causando tanto furor, que han tenido en Phoskitos. Y es que han reeditado sus pastelitos de esos años con un envoltorio calcado al de la época (recordáis el dibujo del niño volando, ¿verdad?) y un pastelito más voluminoso (muchas más calorías que los de ahora, que nosotros las quemábamos, y de verdad) en una edición especial vintage que podemos adquirir en la mayoría de establecimientos.

Phoskitos se convierte en una más -y ya van...- de tantos fabricantes que intentan tirar de historia y hacernos recuperar viejos recuerdos mediante la comercialización de sus artículos antiguos en ediciones vintage, conservando colores, diseños e incluso productos (como el pastelito en este caso) de unos años que no volverán, pero que nos sienta tan bien recordarlos... Es como si nos hicieran rejuvenecer.


Y es que hay que admitirlo: lo retro, lo vintage, sigue estando muy de moda. Muchísimo. Bolsas deportivas de los años setenta, zapatillas Converse de los ochenta, automóviles como el Fiat 500, receptores de radio retro como los Philips ORT2300 Y, por supuesto, relojes old school como los que tenemos en Casio. Realmente aquellos colores de los años setenta y setenta, aquellos tonos pastel, me encantan. Y confieso ser también uno de los que les gustan esos modelos como esas radio de Philips, con ese diseño tan peculiar. Y, por supuesto, llevar un old school. Es sin duda lo mejor. Siempre me he sentido a gusto con ese tipo de relojes, y aunque cada vez más marcas los reediten (Timex, Nixon...) para mí Casio sigue teniendo la esencia genuina de esos modelos. Y, además, la casa japonesa es la que posee más variedad en el mercado. El que siga fabricando el F-84 o que hayan lanzado ahora nuevas ediciones de sus modelos con calculadora, los CA-506, demuestra que es Casio de nuevo en donde tienes la mayor variedad de vintages donde elegir. Incluyendo nuevos modelos que podrían considerarse "neo-vintages", como los W-215 o A500 los cuales, como ya sabes si lees con asiduidad este blog, toman una clara inspiración de sus modelos antiguos, de los primeros digitales que llevábamos de niños (o de jóvenes, algunos).

Pero, además, en Casio tienes modelos que prácticamente no han variado desde aquellos años, no son "nuevas ediciones vintage", sino que son auténticos herederos de los relojes antiguos. Modelos como los CA-53, F-84, o W-59, o los G-Shock DW-5600 o DW-6900. Auténticos fósiles vivientes que podemos comprar hoy nuevecitos totalmente, y estrenarlos nosotros mismos, en nuestras muñecas. Un auténtico privilegio.










| Redacción: ZonaCasio.com

7 comentarios:

Apolino Apolinos dijo...

Phoskitos, regalos y pastelitos… Fue una merienda muy extendida y recurrente para muchos chavales de aquellos años.

Muy bonita estenografía de la época en las fotos, con los míticos relojes Casio, el Boli Ochentero y el envoltorio de Phoskitos.


En aquella época también podíamos encontrar en las mochilas y carteras Perona otros manjares culinarios muy populares como los Donuts, las palmeras y las caracolas de chocolate que cuando la apretabas se salía todo el chocolate y te manchaba las manos y la ropa, los Bollycaos, los pastelitos de la Pantera Rosa…. Yo era más de bocadillos de mortadela, de Margarina con azúcar, aceite y sal , y de bocadillos con una tableta de chocolate, de vez en cuando caiga algún pastelito, pero muy de vez en cuando.

Los relojes Casio que más me impactaron en aquella época eran los Casio Melody y el de los marcianitos, los que no teníamos esos modelos jugábamos a parar el cronometro lo más rápido posible con un Casio sencillo de los de entonces, desde luego mí época de la EGB y Casio permanecerán grabados en mí memoria para siempre, al igual que el color azul Turquesa que es el que asocio a aquellos años tan maravillosos e irrepetibles.

guti.bitacoras.com dijo...

Nutrexpa, unos pioneros de Barcelona, que estuve mucho tiempo pensando que eran extranjeros. Aunque yo era de Panteras Rosas (Bimbo), F-87W en vez de F-77W, y viendo después de comer en vacaciones El Coche Fantástico o El gran heroe americano.

El old-school, es algo que te despierta una pequeña parte de la emoción que sentías antaño con esas cosas, pero con la accesibilidad y el poder adquisitivo actual. Si antes de regalaban un W-59 cada 3 años, ahora podrías comprarte 1 al mes. Si tenías que alquilar Los Goonies en el videoclub, ahora tienes el torrent gratis, ... Sin embargo, la intensidad no es ni parecida a la de antaño (por desgracia).

ZonaCasio dijo...

"Phoskitos, regalos y pastelitos", fíjate, no me acordaba :D que conste que el pastelito no me lo he comido yo, ya no me gustan (no entiendo por qué me gustaban tanto de pequeño...). Me lo guardó un familiar porque sabía que algo haría con él, diciéndome: "sé que te gustan estas cosas así que toma", lo que es tener "fama"...

SergioQ4 dijo...

Tuve ese mismo reloj Sporty Casual, a mis 8 años (aprox). Cuando se rompió la malla nunca mas conseguí la original con la serigrafía, si mal no recuerdo murió ahogado, culpa mía porque lo desarmé por gusto y quedó mal puesta la junta... Qué modelo es?

Jokerblue dijo...

Y no te olvides Zonacasio que hoy es Sábado y son las 19:30 de la tarde...según siempre mi F-84W o es un F-87? no lo se, la verdad es que nunca me he fijado en qué modelo será. Simplemente es un Casio con el paso mis tardes de Verano. No es tan bueno como uno que he visto de un compañero de sexto...que tiene "Cuenta Atrás!!!"...ese sí que es increible. Pero me han dicho que vale mucho dinero. Igual si saco buenas notas el Verano que viene se lo pido a mis Padres. Pero hoy espero a que mis amigos aparezcan...cada 5 minutos del reloj llamo al timbre de cada amigo a ver si su madre les deja bajar.

Y si no bajan...pues me divierto parando en cronómetro de 10 segundos con 00 décimas. Esta tarde lo he conseguido varias veces. O juego a porterías con mi amigo Fernando. O me acerco con estos dos duros a la tienda de alimentación de la "Marian" y me compro un flash de lima limón...y un bombón de chocoláte de esos que saben a chocolate.

Pero hoy es Sábado y es un día especial...porque en mi barrio a las 19:30 horas de la tarde se para el mundo. Todos los niños ponemos la alarma a las 19:25...para avisar que tenemos que subir a Casa:

Va a empezar "V".

Javi Real dijo...

Qué buen artículo y de recuerdos en los recreos jugando con el crono del casio digital del momento... ni qué hablar de los phoskitos de antes, los Tigretones, los bocatas envueltos en papel de aluminio que reciclábamos rejuntándolas para hacer una pelotilla...Nostalgia EGBera total!

ZonaCasio dijo...

SergioQ4, el "sporty casual" es un F-23

Lo último de Casio Vintage

Lo último de G-Shock

Lo último de Baby-g

Lo último en digitales

Lo último en analógicos

Última entrada

G-Shock, en primera línea de batalla en Barcelona

No os voy a cansar de nuevo con el atentado ocurrido ayer en Barcelona (además, yo apenas sé lo que ha pasado ), porque supongo que ya esta...