¡Y qué manía con no llevar reloj!


Hace unos días acudía al sepelio de una señora, y mientras me encontraba en el velatorio llega una de las familiares preguntando la hora porque tenía que acudir al trabajo y su smartphone se había quedado sin batería. Resulta curioso que de entre toda la gente que allí estaba, unas siete personas, sólo tres (yo incluido) llevábamos reloj de muñeca. Alguien dijo que era algo normal con esto de que "ahora nadie lleva reloj". Y quienes los llevan -demostrado queda por G-Shock y Baby-G- lo hacen por pura estética, como si llevasen una pulsera de colores o un brazalete. En este sentido casi es mejor ni gastar el dinero en pilas, basta con llevar el reloj de adorno y listo.

Sé que no descubro nada nuevo porque hoy en día esto es muy común. Luego nos sorprendemos si las marcas intentan explotar nuevos nichos de mercado con productos premium o smartwatches, pero es que algo tienen que hacer, algo hay que inventar para colocar sus ventas a niveles (o por encima incluso) de cuando, tiempos atrás, el reloj era un bien necesario y casi era obligado llevarlo, quisieras o no.




Cierto que para nosotros, quienes apreciamos y conocemos de sobra la utilidad del reloj, el ver que ahora el mundo de la relojería se pervierte y se diluye entre nichos de mercado o público singularizado para usar de referente y a quienes colocarles productos carísimos (por moda o por lujo) nos resulta un tanto hilarante. Comparados con "el reloj útil", nos suena un poco a perversión lo de "reloj para vestir", sobre todo cuando el reloj, si algo tiene de siempre, es precisamente eso: un artículo útil y personal, que elijes a tu gusto y a tus deseos, además de, obviamente, práctico.

La cada vez mayor presencia de esferas "que no se ven", de diales y agujas que se confunden o camuflan con los colores de los fondos, y de diales digitales invertidos (hay marcas que solo tienen de este tipo, por cierto) deja bien a las claras qué clase de relojes están cosechando éxitos, aquellos en los que ver la hora casi ni importa, sino que importa más el impacto visual que ofrezcan.


Ante ésto, cómo no comprender a G-Shock, da igual que sus relojes sigan presumiendo de ser resistentes y duraderos, ahora lo que se prefiere es su estética, y vende más el poder decir que tienen tecnología aeroespacial que un módulo flotante o una caja de acero de hace treinta años.

Y así, ¿qué hacemos nosotros, luchando solos contra corriente? En el mercado global de Casio no somos ni representativos, e incluso dentro de la misma Casio a nivel nacional nuestros gustos y peticiones son minúsculas con todas las ventas que tienen de todos sus relojes a los que tanto solemos criticar.


Tampoco voy a ir yo contra el plástico cuando uso a diario, muchas veces, un reloj de plástico, pero no es esa la cuestión. ¿No será esto pan para hoy y hambre para mañana? ¿No acabarán buscando los clientes los relojes de antaño ,duraderos y longevos, cuando empiecen a darse cuenta que hay alternativas a los modelos pintados, decorados, coloridos y brillantes que tanto demandan hoy y que te los pones y al mes siguiente tienes que desechar? El problema es que Casio no tenga modelos como antaño, y aunque con los G-Steel se estén curando en parte en salud para eso, no acabo de convencerme de que los G-Steel sean, por precio, estética y construcción, ese reloj llamado a perdurar.

No me preguntéis qué modelo podría ser en Casio, porque no lo sé. El Frogman podría ser uno de ellos, pero por tamaño no es rival para el referente DW-5000 y sus herederos de caja roscada y de metal macizo. Así que ese reloj que podría salvar a Casio de un cataclismo futuro, no ha aparecido aún. Y mucho me sorprendería que fuese el smartwatch.


| Redacción: Zona Casio

4 comentarios:

Apolino Apolinos dijo...

Estoy muy de acuerdo con el artículo, a veces he llegado a pesar que si la gente quiere saber la hora que lleven un reloj como hace la mayoría, también hay mucha gente cómoda por el mundo dando la paliza todo el día pidiendo la hora como también la había antes pidiendo cigarrillos, personalmente no me gusta mucho la gente que no lleva reloj, nunca lo he podido entender y menos todavía en Occidente, quizás en Oriente tienen un pase por el tipo de vida que llevan, menos frenética que aquí.

Cuando estuve en Suiza todo el mundo llevaba reloj, aunque sean de plástico tipo Swatch, pero allí el reloj es sinónimo de puntualidad, si te retrasas 5 minutos en Suiza directamente se marchan, allí son muy radicales con el tiempo y es la única manera de poder exprimirlo al máximo, parece un poco exagerado lo que ocurre en Suiza pero para ellos llevar reloj es tener el tiempo controlado pero con arte, sin embargo cuando veo a gente sin reloj y que encima llegan tarde a los sitios con justificaciones peregrinas me llevo muy mala impresión de esas personas, como si mi tiempo fuera basura, ¡Hasta aquí podíamos llegar!

Yo creo que el no llevar reloj son modas, pero el principal causante actualmente de la ausencia de relojes en la juventud la tienen los Smartphone que están haciendo mucho daño al sector de entrada de las cámaras digitales, los teléfonos fijos, los relojes, agendas, cámaras de video, las cartas, los mapas, las consolas, los GPS, grabadoras, calculadoras, los MP3, Despertadores, Libros, Video cámaras, los ordenadores de sobremesa y portátiles.... los móviles primero a principios del 2000 y los Smartphone después a comienzos del 2010 están causando muchos daños colaterales, son como una especie de agujero negro que todo los adsorben y lo devoran.

Lo único que se puede hacer es esperar a que esta moda de los Smartphone de gran tamaño empiece a decaer y poco a poco todo volverá a la normalidad, aunque habrán quedado muchas aparatos y utensilios cotidianos por el camino, a pesar de todo creo que los relojes gozan de una gran salud a pesar de todo.

Rodrigo Ejarque dijo...

Citando lo que dijo Zona Casio: "No me preguntéis qué modelo podría ser en Casio, porque no lo sé" .El tipo de reloj que podría salvar a Casio para mi, son los de la serie Profesional, los Master of G. Ya que son, los clásicos, digitales, representan fielmente la dureza de los G y además tienen ese plus de sus funciones especiales para medir con mayor determinación y precisión el tiempo. Para lo que fueron concebidos.

guti.bitacoras.com dijo...

La gran ventaja que tiene Casio, es que ya tiene o tuvo esos buenos modelos. Solo hace falta repetirlos con la tecnología actual. Algo similar al GW-5000.

Cualquier Marlin, un W-780, no hace falta más. Es coger lo que tenían, y actualizarlo.

Juan David Corrales Soto dijo...

He tomado atenta nota, y la verdad me voy a valer mucho de esos juicios tan severos que lanza acerca de la impuntualidad. No seria logico escuchar un aplauso de un impuntual actuvo como yo para alguien que promueve la precision en los compromisos. En unos cuantos días le daré una gran bienvenida a un modesto reloj que me haran de regalo (un shw 400 que me ha embelezado más que una laptop o un coche), y ahora que leo su comentario, creó que es una inmejorable oportunidad no solo para revivir esos días en los que llevaba con orgullo mi telememo a todo lado sino también para hacer una tregua por siempre con la puntualidad, muchas gracias!!!

Lo último de Casio Vintage

Lo último de G-Shock

Lo último de Baby-g

Lo último en digitales

Lo último en analógicos

Última entrada

G-Shock, en primera línea de batalla en Barcelona

No os voy a cansar de nuevo con el atentado ocurrido ayer en Barcelona (además, yo apenas sé lo que ha pasado ), porque supongo que ya esta...