Amarillo y negro no es solo el color de las abejas



Seguro que muchos de vosotros tenéis esa sensibilidad, una predilección especial por cierta combinación de colores para vuestro reloj. A mí hay una que me encanta, es la de amarillo con el negro (o reloj negro con detalles amarillos y blancos, para ser más explícito).

Eran habituales, históricamente, diferentes combinaciones de colores para un reloj, partiendo de la que solía ser estándar (rojo, azul y blanco, ya hablamos de eso en muchas ocasiones en este blog), pero los detalles en amarillo no eran demasiado comunes (no confundir con las variantes doradas, que de esas sí que históricamente existieron muchas).




Por fortuna eso ha cambiado últimamente, y ahora podemos encontrar bastante variedad de relojes, muchos de ellos con ese amarillo tan atractivo y bonito, que destaca tanto y tan bien en el fondo negro del reloj.

Son modelos como el W-210, o el más reciente STL-S110. Por supuesto, no hay que olvidar tampoco al AE-1300, que incluye esa misma combinación. Pero uno de los modelos que más me encantan es sin lugar a dudas el F-94, uno de los ejemplares más populares en lucir estos colores, y no solo eso: en lucirlos como estándar. Guardo como oro en paño una de esas unidades, conseguida directamente de Asia gracias al milagro de internet (antes hacerse con un modelo destinado al mercado asiático era dificilísimo, por no decir imposible), puesto que es un modelo vendido, destinado y pensado para los países pobres del lejano oriente, como India, Laos, Birmania y lugares parecidos.


El módulo del F-94 fue uno de los más explotados por Casio en los noventa, creado a partir del mismo que montan los F-91 (y con especificaciones, por tanto, calcadas), dio vida a un sinfín de modelos de lo más variado, incluyendo versiones "para niños" (con relojes de una carcasa plástica con detalles muy futuristas, como el NF-11) hasta ediciones especiales para mercados tan lejanos al asiático como el de los Estados Unidos.

Por supuesto, como bien sabéis, el F-94 todavía hoy continúa fabricándose, siendo un ejemplar más (sino el más representativo) de todos esos modelos con detalles en amarillo que Casio tiene en su catálogo.


Como curiosidad, no puedo dejar pasar la llamativa variante "stealth" del F-94, la versión F-94WA-8, una rareza relativa en los Casio Collection (son muy habituales este tipo de estéticas en G-Shock, pero no en Collection), con tonos de imponentes negros y grises. Es uno de los collection más "góticos" que existen, misterioso o fantasmagórico, como queráis verlo, y una variante que todavía puede adquirirse nueva de fábrica.

Éstos son los detalles que han hecho (esperemos que continúen haciéndolo) a Casio tan especial, una marca tan diferenciadora y con relojes tan personales, distintos y curiosos que no hay nada similar en el mercado. Por eso sólo en Casio podemos elegir ese modelo tan personal, único y con el que nos sentimos tan bien que pareciera estar pensado para nosotros. Pero voy más allá: incluso a unos precios en donde puedes comprar varios, ya sea para guardar, o uno para usar, otro para admirar, y otro para emergencias.


A todo eso hay que añadir que suelen ser tan resistentes, agradecidos y reparables, que en muchas ocasiones podrás adecentarlo y repararlo tú solo. Y todo eso en un reloj ligero, de simple plástico y con un simple LCD, sin complicaciones superfluas. O quizá el secreto de este tipo de relojes sea ese: su simplicidad y, por supuesto, lo bien hechos y diseñados que están.


Casio F-8: el precedente
Prácticamente relegado al olvido hoy, el F-8 fue uno de los primeros ejemplares en poseer una variante en resina con la llamativa combinación negra, amarilla y blanca. Éste reloj, que presentaba aquéllas habituales leyendas de los primeros digitales en donde se nos informaba de dónde estaban posicionadas las horas, los minutos y los segundos en la pantalla (algo que denota hasta qué punto era novedosa esta tecnología de cristal líquido para los relojes), tenía la particularidad de incluir en amarillo hasta el domingo, marcado también en el frontal en ese color, a diferencia del habitual rojo.

Una de las virtudes que en él destacaba Casio, que ahora nos resulta simpática -pero en aquel entonces demostraba ser un cierto "alarde" tecnológico- era la capacidad del reloj para visualizar y trabajar con ocho dígitos (dos para la hora, dos para los minutos, dos para los segundos, y dos en pequeño en la parte superior, para el número del día del mes), y su pila, de tres años de autonomía.

El F-8 sería compañero del F-7, que ya estaba en la calle a finales de los años setenta, ambos con idéntico módulo (el 58) y con idéntica combinación de colores (blanca y amarilla sobre fondo negro), aunque con distinto diseño de caja y serigrafía del marco. No fueron los únicos. El F-80 era la variante contemporánea superior, con un módulo (el 83) que ya incluía cronógrafo (de doce horas, no como los módulos de los F actuales, que la mayoría se reducen a una hora de duración).


En 1986 aparecía incluso un modelo con caja de plástico totalmente amarilla, el W-14, una pieza muy rara incluso dentro de la propia gama W-14. Una versión estéticamente más bonita que la del W-720 (también con edición de caja y correa en amarillo) porque, a diferencia de ésta, aquél no tenía ningún detalle en otro color diferente (el W-720 amarillo sí poseía una zona en rojo que desdibuja bastante la estética del reloj).

Pero sin duda, el top de los modelos amarillos y negros, el culmen de esta serie -hasta el momento- tanto en estética (es uno de los relojes donde el amarillo resulta más llamativo y evidente, diferenciándolo de tantas otras series de modelos calculadora), es el Casio CA-95 de 1982. Con el completo módulo 166 (calendario automático hasta el año 2099, calculadora, temporizador, cronógrafo, y alarma musical), este reloj nació como estándar ya en esas tonalidades. Un modelo prácticamente imposible de encontrar hoy.

| Redacción: Zona Casio

5 comentarios:

Miguel Angel Santelmo dijo...

Zona Casio, adquirí en una feria de antigüedades un reloj digital Casio de acero macizo hecho en Japón Y, es el 111 QS-34. Tienes información sobre ese reloj?

ZN dijo...

Has adquirido todo un vintage, además precioso, un módulo sencillo pero muy histórico, con esos segmentos delgaditos que tenían los Casio de los ochenta. Tienes una pequeña joya de la historia de Casio

Miguel Angel Santelmo dijo...

Gracias Zona casio por tu respuesta y por la información, que bueno es saberlo. Ahora tengo que arreglarle la circuiteria que según el relojero esta sulfatada.
Saludos.

Apolino Apolinos dijo...

Los colores amarillos y negros no fueron muy utilizados en los 80´, desde luego si aparecían eran en las serigrafías y siempre con colores apagados, muy pocos relojes en aquellos años ponían un amarillo cantarín exceptuando los relojes más infantiles de juegos, los llamados Game Watch, recuerdo mucho de aquella época un reloj que me impacto en su día por su diseño tan peculiar y porque muchos domingueros lo utilizaban, se trata de el Jogging J-30 amarillo, un reloj mítico y muy popular en su época, sin embargo el color amarillo no se impondría hasta décadas posteriores como los 90`....


En los 80´ predominaba más el azul y rojo que son mis colores favoritos para Casio, ves un reloj rojo y azul y sabes que es Casio, es como si la bandera de Casio fuera de estos colores y de entre ellos el único superviviente que queda es el W-59, cada vez me gusta más este reloj, por más vueltas que doy a los catálogos de Casio actuales siempre acabo en el practico y duro W-59 y mira que hay relojes bonitos e incluso interesantes con tonalidades amarillas como los que citadas en ZonaCasio, pero es que a mí el rojo y azul con las serigrafías amarillas apagadas son mís relojes favoritos de Casio, incluiría aquí pero por los pelos al F-91W.

¡Por cierto! Se reestrena Regreso al Futuro II el 21 de Octubre, ¿vais a hacer en ZonaCasio un homenaje a ese reloj tan chulo que mira Marty McFly en el cartel de la película? el Casio CA53W con ese toque tan especial que le da el amarillo del WR para que se sepa claramente que este reloj calculadora si es WR.

ZN dijo...

Tienes mucha razón Apolino, el W-59 es un reloj muy bonito, con una caja preciosa y una de las correas más asequibles y cómodas de Casio.

Sobre Regreso al futuro, aparte de la entrada que se publicó el otro día, pues la verdad es que no había nada previsto, pero como veo que te gusta te dedico esta foto especialmente para ti :D https://drive.google.com/file/d/0B5lwJ3tlIbcvcjNtTnRFVEVVNnc/view?usp=sharing

Lo último de Casio Vintage

Lo último de G-Shock

Lo último de Baby-g

Lo último en digitales

Lo último en analógicos

Última entrada

G-Shock, en primera línea de batalla en Barcelona

No os voy a cansar de nuevo con el atentado ocurrido ayer en Barcelona (además, yo apenas sé lo que ha pasado ), porque supongo que ya esta...