¿Casio? No, "Casho"


La AFIP (Administración Federal de Ingresos Públicos de Argentina) dio ayer un gran golpe a los falsificadores, logrando evitar que miles de productos falsos entraran en el mercado del país. Lograron incautar, siguiendo la salida de la aduana hasta el barrio de Once, 15.000 calculadoras que fingían y se hacían pasar por Casio, y con un logo muy parecido (y un texto de marca que sonaba también muy similar), así como 12.000 relojes marca Nako.

Los productos, que habrían tenido en el mercado un valor en total de aproximadamente 1.700 dólares, infringían leyes de patentes y marcas, y, además, al no disponer de la documentación y permisos necesarios ni poder verificarse su procedencia (y, por lo tanto, tampoco los productos utilizados en su fabricación), representaban un potencial peligro para la salud pública y la seguridad de los consumidores y el medio ambiente.







| Redacción: Zona Casio

7 comentarios:

  1. Lamentablemente, siendo arg, pienso que esto es show para la foto...
    Mientras generan esta noticia, por detrás, habrá entrado el doble de mercadería falsa, pero claro, habiendo "adornado" a las personas correctas.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. He visto la marca Casho también por nuestros lares. Entiendo que es un problema de falta de permisos de importación, y de trámites aduaneros, es decir salud y dinero, quiero creer que en ese orden, más que de infringir un marca.

    Es decir, no es una falsificación, sino asumiendo que el registro de marca sea legal, una triquiñuela legal.

    En todo caso, me parece perfecto. No pagaron lo que tenían que pagar para llevarlo a Argentina, ni pasaron los controles requeridos, así que lo veo genial.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Detrás de estas Casho hay cientos de personas trabajando de sol a sol. Por supuesto vayamos contra la falsificación personalizándola en unos "empresarios listos y despreciables", pero nunca olvidemos que detrás hay personas trabajando de sol a sol para dar de comer a sus hijos.

    La falsificación no es sino una mala praxis de este liberalismo mal entendido y desbocado que poco a poco (ejemplo wolswagen) se debe intervenir.

    ResponderEliminar
  6. Ja ja ja y más ja ja!!
    Como bien dijo SergioQ4 la AFIP son una manga de delincuentes a más no poder y los de la aduana ni les cuento. Por supuesto que es un show para la foto y toda esa mercadería que aparece en una bolsas diciendo mercadería secuestrada ni bien terminaron de sacar las foto payasescas le volvieron a desempaquetar para luego ser comercializada.
    La aduana argentina es la mugre más grande que puede haber, entra cualquier cosa de cualquier lado sobornando a los empleados de los controles los cuales a pesar de que ganan un sueldo por arriba del común por rascarse las bolas más que mono de zoológico si les pasás plata por debajo del escritorio son capaces de dejarte pasar cuanta mercadería trucha se te puede llegar a ocurrir y si algo es confiscado después se lo reparten entre ellos como los mejores.
    AFIP, por favor, delincuentes impresentables.

    ResponderEliminar

Última entrada

Nuevo catálogo de Sheen

Sheen en Japón acaba de presentar también su nuevo catálogo otoño/invierno, en donde destaca una presencia en la portada de uno de sus mode...