2015-04-19

Gusto por los colores


Muchos se quejan del desgaste de los colores en algunos relojes, pero... ¿no radica en eso también parte de su belleza?

Conozco a una persona cuyo modelo de reloj de diario es un digital de resina pero con caja a color. Normalmente la gente usa estos relojes para salir un poco de la monotonía de los negros, plateados y dorados de toda la vida, pero este chico lo hace por una razón diferente: para conocer el estado real del reloj. Según él, lo más interesante es cuando la caja va cogiendo esos tonos oscuros, muestra de lo mucho que ha vivido el reloj y de la cantidad de veces que fue usado. Las cajas negras, mucho más comunes, ocultan sin embargo esos desperfectos tan antiestéticos, y es esa una de sus principales virtudes y la razón de que sean masivamente utilizadas.

El mayor inconveniente de una caja y/o correa a color (sobre todo si es clara) es que muy poca gente está dispuesta a seguir con ese reloj cuando se decoloree o ennegrezca. Lo cierto es que alternativas hay muchas en el mercado (cajas cromadas, metálicas o ionizadas) para aquellos que odien llevar un reloj "envejecido", pero ¿no forma eso parte también de su encanto? Incluso tiene un estilo: se llama el estilo "grunge". ¿Por qué ocultar las imperfecciones, si existen y están ahí?




Lógicamente hay que diferenciar suciedad con desgaste. Cuando hablamos de restos de suciedad, eso es un peligro, pero cuando es desgaste propio del reloj, de su uso, tal vez deberíamos ser un poco flexibles y aceptarlo como la consecuencia del paso natural del tiempo, como nuestras arrugas, o nuestras canas.

No todo el mundo es capaz de verlo así y asumirlo, hay personas que no toleran que su reloj tenga una mínima rayadura o desgaste por alguna de sus partes, de la misma manera que ante el espejo algunos corren a su droguería en busca de pócimas. La imagen es algo muy difícil de llevar en una sociedad tan hedonista como la nuestra, llegando a extremos que rozan el despropósito. Mariano Rajoy (el presidente de España en la actualidad) llegó hasta la exageración de teñirse sus canas con un color marrón-avellana, de manera que en algunas apariciones públicas se le veía con un extraño "cabello bicolor" totalmente antinatural, con partes de quinceañero y partes de septuagenario. Ante tales casos tan dantescos casi es mejor dejar las cosas como están, y no empeñarse en ir antinatura.


¿Y las mujeres? ¿Cuantas actrices no han perdido el control de su cuerpo, empezando por ponerse un poco de silicona en sus pechos y acabando con una delantera de balones de playa, o con unos labios que parecen una máscara de payaso? La verdad, viendo todo esto y lo que ocurre con la falsa imagen de la sociedad occidental, a mí me están entrando ganas de llevar también un reloj a color y lucirlo más que nunca cuando envejezca y se vuelva "horrible" de ver. Sería como un canto a la dignidad, a la autenticidad, y a quien no le guste y prefiera la brillantina lustrosa recién comprada, pues que mire para otro lado.

Si eres de los que piensan así, eres un afortunado, porque por suerte Casio tiene muchos modelos para ti de este tipo. No solo en las líneas G-Shock y Baby-G (que son las que más modelos a color poseen) sino en Collection puedes hacerte con una caja a color sin grandes problemas. Y es que aparte de los novísimos AE-1300, con cajas de colores casi de toda variación cromática, también tenemos los W-735, los W-S220 y, cómo no, los W-215, entre otros muchos.

Atrévete a llevar tu modelo de color hasta el extremo. Él hablará de tu intensa vida.


| Redacción: Zona Casio

2 comentarios:

  1. He visto de todo, desde un W-210, que tengo hace más de 10 años con correa de resina azul, y que sigue en perfecto estado, sólo que algo más oscura, a pesar de haber sufrido el sudor, el mar y la piscina, hasta un F-91W que tuve de color blanco y apenas duró un suspiro.

    Ahora sólo tengo el GW-6900 de colorines, y que a pesar de ser un G-Shock, es al que más cuidado le doy, y no me pongo si la manga puede desteñir, si al reloj le va a dar mucho el sol, o si voy a sudar, por miedo a que se ponga feo. Y es que he visto algunos, y da pena como quedan, pero fue un capricho.

    Parece ser que los azules y rojos son las tonalidades más resistente, habría que ver que tal los verdes, los camo, los navy, y los brillantes glide. Quizás una encuesta pública o unos de esos estudios de ZC nos saque de dudas.

    ResponderEliminar
  2. En ésta no los acompaño ZonaCasio... y eso que lo hago en un 90% de las veces.

    Lamentablemente un Casio con bordes pelados para mí se vuelve chatarra, apenas perdono los plásticos pintados de gris de algunos MT-G, que mal que mal se pelan de abajo y no queda tan visible, o la parte visible no genera tanto contraste.

    Hasta me indigna que los relojes de acero con detalles tan bonitos como zonas pulidas a espejo y otras cepilladas, se llenan de microarañazos circulares, aunque esos se pueden pulir (en algunos casos).

    ResponderEliminar

Última entrada

Prueba: el Casio CPA-100 en profundidad

Cuando lo adelantábamos en exclusiva hace solo unos meses, enseguida vimos las grandes bondades y las virtudes de este reloj. El Casio CPA-...