¿Necesitábamos otro Mudman?


Fabricar el Mudmaster GWG-1000 le ha supuesto a Casio el mismo esfuerzo que fabricar el Gulfmaster GWN-1000, ahora bien ¿lo necesitábamos? ¿Hacía falta otro premium de esa índole? ¿Lo hubiésemos echado de menos?

Mi intuición de que veríamos en Baselworld un G-Shock a la altura de un Rangeman se ha convertido en un ana-digi, ¡pues vaya! No es eso lo que yo esperaba (ni tampoco lo que deseaba, es obvio). Pero ¿realmente tienen tanto mercado estos modelos premium de G-Shock? Parece que si. Y parece que a Casio le compensa mas lanzar este tipo de modelos elitistas, los "masters" por encima de los "Master of G", y no otros (porque los beneficios en ellos son mayores, entre otras razones).




Cierto también es que Baselworld (y esto no hay que pasarlo por alto) es una exposición elitista. Allí Casio -por lógica- no lleva un W-215, lleva modelos exclusivos porque puede con ellos plantar cara a otras marcas que también lo llevan exclusivos. Baselworld es un excelente escaparate, pero para relojes de gama alta. Los que soñamos con un Marlin probablemente no lo veamos en Baselworld.

Pero dicho esto, que son importantes razones de peso, ¿qué sentido fuera de Basilea tiene el Mudmaster? Quiero decir: si buscas un reloj Premium no te compras un modelo de resina, sería ilógico, por un poco más los potenciales compradores y la gente pudiente que es su público objetivo elegirían uno de los G-Shock de titanio, o con caja mixta de metal, que también se ven en Baselworld.


Sí, es cierto que entre los usuarios más cercanos a G-Shock el Mudmaster puede que tenga su razón de ser, pero mirando los números fríamente, ¿interesa cuando en esas cifras en que nos movemos puedes acceder a un reloj hecho de metal en Edifice?

La única razón es que se haga por estética, y ante eso no hay nada que objetar.

Por mi parte, y aun dicho todo lo anterior, veo muy bien esa politica de Casio por apostar por relojes elitistas, de lujo y capaces de ponerse cara a cara con los fabricantes más excéntricos y exclusivos del mercado. Me encanta ver a los MRG codearse con los Rolex, los Hamilton o los Tissot. Superar -por tecnología y prestaciones- a los Citizen o los Seiko. Y todo eso a base de tecnología, con modelos de cuarzo y con chips de silicio, con circuitería vanguardista. Me ilusiona ver que un G-Shock, algo impensable hace unos años tan solo, se codee y supere incluso a los modelos de aventura del resto de marcas, y eso sin perder su carácter y su atrayente personalidad.


En última instancia, ¿si Apple te envuelve un trozo de iPhone al que han cortado con un machete y colocado a un lado un botón, y te piden por él diez mil euros, por qué no iba a tener Casio modelos también elitistas, teniendo en cuenta que al menos con Casio podrás usarlos como lo que son, un reloj, y no como pisapapeles?

A fin de cuentas, el Mudmaster puede que sea caro, que haya otros Triple Sensor mas baratos o de modelos íntegramente en metal, pero ¿si pudieras no te lo comprarías por su soberbia estética? Pues claro, y en eso se basa también la relojería: en enamorar al corazón. Y de relojes que enamoran Casio sabe un mundo.









| Redacción: Zona Casio

4 comentarios:

  1. Un reloj muy bonito, me gusta mas que el rangeman.

    ResponderEliminar
  2. Creo que es necesario una introducción a los Range/Gulf/frog-men. Cual es la diferencia entre cada uno? Particularidades?

    ResponderEliminar
  3. Me llama la atención que Casio nunca colocan fotos de la parte posterior del reloj G Shock de elite, será por la fea tapa de 4 tornillos? Se imaginan a un Rolex elitista, un Tissot e Seiko elitista con una tapa de 4 tornillos?

    ResponderEliminar
  4. si hubieran hecho este reloj tal cual pero en digital, lo hubieran bordado

    ResponderEliminar

Última entrada

Un día por Singapur con un smartwatch de Casio

Nuevo vídeo desde Casio Japón, ahora mostrándonos lo que nos puede aportar uno de sus últimos smartwatches, el WSD-F20 de Pro-Trek. A pesar...