Los Data Bank con caja y armis de titanio


Sí, hubo un tiempo en que Casio vendía relojes de su serie Data Bank con cajas macizas y brazaletes y pulsadores metálicos. Un tiempo en que incluso llegó a lanzar variantes de titanio totalmente digitales. Fue a mediados de los noventa, y si fuera poco los lanzó en dos versiones diferentes, con diferente armis: las DB-100 (Casio DB-100T en titanio), y las DB-101 (Casio DB-101T). Por supuesto, para quien no pudiera hacer frente al precio extra que costaba el titanio se ofrecía la opción del mismo diseño metálico pero en acero inoxidable.

El módulo que montaban era el 1641, un módulo espectacular donde los haya, y que, como en muchos Data Bank, incluía el extra de un modo Telememo para añadir hasta treinta registros. Además, poseía una zona superior de generosas dimensiones totalmente dot-matrix. También poseía iluminación automática, cronógrafo de 24 horas, alarma múltiple, señal horaria, temporizador de 24 horas (¡con repetición automática!), y era resistente al agua hasta 50 metros. Como puedes ver, un reloj completísimo.




Su cristal era mineral, y el DB-101T pesaba solamente 83 gramos. El DB-100T incluso menos: 80 gramos. Por supuesto esto era gracias al titanio, porque en la variante de acero inoxidable éste último pesaba 114 gr. (y 131 gr. en el DB-101 de acero).

Es una lástima que Casio no siga haciendo relojes así. Aún éstos tampoco estuvieron mucho en el mercado. Llegaron en unos años en los que empezaban a aparecer también los MR-G íntegramente de metal en G-Shock, y algunos otros totalmente metálicos de los que esperamos tener ocasión de hablar otro día. Ciertamente en los noventa Casio tenía una línea también muy rica, quizá no tan espectacular como en los ochenta, o con una difusión mucho menor (entre otras razones porque los relojes empezaban a ser cada vez menos populares, y a experimentar un declive su uso), pero con modelos también muy atractivos como estos que hoy recordamos aquí.


| Redacción: Zona Casio

5 comentarios:

  1. Estos relojes tienen dos cosas que veo cada vez menos, y que me encantan:

    1) Databank: Completísimos módulos, con muchas funciones, dotmatrix bastante extendido, y fáciles de usar.

    2) Titanio: Vosotros lo decís, resistente, y mucho más ligero que el acero. Y me refiero a la caja de titanio, no como los Pro-Trek 2000T, que solo es el armis.

    ResponderEliminar
  2. En efecto Guti. Desgraciadamente en Pro Trek (excepto en los últimos PRW-3000), Casio "vendía" el reloj como de titanio, cuando realmente no lo era. Incluso en los primeros (PRT-111 y similares) de titanio únicamente tenían la tapa trasera. Luego ni eso.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Please tell me where the picture with models in this series? I would like to have more information about this series of watches.

    ResponderEliminar

Última entrada

Un día por Singapur con un smartwatch de Casio

Nuevo vídeo desde Casio Japón, ahora mostrándonos lo que nos puede aportar uno de sus últimos smartwatches, el WSD-F20 de Pro-Trek. A pesar...