El reloj de tu vida


Me encantan los relojes con sensor de dirección. Yo tenía varios, y los utilizaba diariamente. Pero cada poco tiempo la brújula se desviaba y volvía a ser necesario calibrarla y, aunque hacerlo era sencillo, acabé hastiado. Al final por unos pocos euros se puede adquirir en cualquier tienda de pesca o de aventura una pequeña brújula que puedes llevar en el bolsillo o en la mochila, y que no necesitarás recalibrarla.

También me encantan los relojes con fases lunares, pero en la mayoría de los Casio (GWX-5600, G-9300, AW82...) tienes que ponerte bizco mirándola para ver las fases que tiene. Además, esta función va acompañada muchas veces de gráfico de mareas o de caza, que no me gustan tener en el reloj, por lo que finalmente instalé una aplicación en el móvil solo para ver las fases lunares y así no necesitar tenerlas en el reloj y no tener que soportar en ese mismo reloj otras funciones que no quiero tener ni ver.




Así poco a poco fui desechando relojes. Seguro que a muchos de vosotros os pasó algo parecido hasta dar con vuestro reloj que más o menos se acerca a vuestro ideal. Puede que empezáseis con un modelo que os cautivaba, pero tenía algo que no os acababa de convencer: la correa, el diseño, la disposición de los elementos en la pantalla, la duración de la pila o alguna función que os disgustaba o de la cual carecía. Incluso puede que llegaseis a cometer el error de pagar muchísimo dinero por un reloj que al final no os acabó de gustar tras unos pocos días de uso. Suele pasar. Pero también suele pasar que un reloj que no os decía nada se acabase luego convirtiendo en vuestro reloj principal.

El Casio W-202 era sin duda uno de mis modelos favoritos, pero una cosa tan nimia como su peculiar forma de cronógrafo echó por tierra todo lo bueno que veia en él. En este modelo (y en todos los que montan el mismo módulo, como los B640) cuando el cronógrafo pasa de una hora las centésimas de segundo desaparecen. Esto hace que su display cronográfico parezca la pantalla de hora principal, y al primer vistazo es muy fácil confundirse. Cuando me ocurrió un par de veces me dí cuenta al instante de que ese reloj no era para mí.


Sin embargo los relojes ana-digi me encantan, porque considero que la lectura nemotécnica que ofrecen es algo muy interesante y que puede resultar muy valioso en determinadas circunstancias. Acostumbrarse a leer la hora por la simple posición de las agujas requiere práctica, y cuando tenemos que hacerlo de un vistazo (en relojes de estaciones de autobuses, ferrocarril, en aeropuertos, en sitios con poca luz o cuando tenemos que ver la hora en un panel rápidamente) puede sernos bastante útil. Mi problema con los analógicos es que el movimiento mecánico de las agujas me disgusta bastante, aun a pesar de haberme pasado años intentando acostumbrarme. ¿La solución? Pues un movimiento LCA. Son muy pocas las marcas que hoy tienen LCAs, y, por desgracia, no existe ninguna con aquellos LCA tan completos de Casio de la antigüedad, como los AE-20 o AE-12, pero aún así, por fortuna, aún ofrece alternativas bastante interesantes en sus actuales series AE.

Poder elegir reloj entre tanta variedad y con precios tan asequibles no era algo que la humanidad tuvo a su alcance anteriormente. Ahora el reloj incluso se desprecia como un elemento accesorio, pero viendo el largo camino recorrido hasta aquí debería hacernos recapacitar un poco más sobre el instrumento que llevamos en nuestra muñeca. Encima, podemos elegir el que mejor se adapte a nuestros gustos. Puede que no sea el reloj de nuestra vida (quizá para serlo tendríamos que diseñarlo nosotros mismos...), pero sí puede ser el reloj adecuado para nuestra vida. Y disfrutarlo sabiendo que es nuestra elección entre otros muchos que podíamos haber elegido de entre todos los que están a nuestra disposición en el mercado, es una de las satisfacciones que nos ofrece este maravilloso mundo relojero en la actualidad, y que no deberíamos obviar.



| Redacción: Zona Casio

9 comentarios:

Peugeot dijo...

Cuanto mas miro el FS02 mas me gusta. Que cosas más bonitas hacía Casio antes.

Francisco Frivero dijo...

Para aquellos que estemos acostrumbrados desde pequeños a ver la hora "con agujas" (no los niños actuales, que están creciendo con la hora digital, ya sea en un reloj digital o en el móvil), es mucho más rápido ver la hora en un reloj analógico que digital. Cuando se ha estado al menos un año mirando una hora analógica, nuestro cerebro fija la forma o imágen de las manecillas asociándola a la hora, de forma que cuando vemos un reloj analógico, aunque sea sólo de refilón, en tan sólo en unas centésimas de segundo nuestro cerebro procesa la hora que es, y la sabemos.

Eso no ocurre con los dígitos. Una hora digital, nuestro cerebro tiene que procesarla cada vez que la miramos, de forma que podemos tardar desde medio segundo hasta un segundo y medio en saberla (dependiendo de varios factores, como cansancio, estado de ánimo, estrés, etc.). Eso no ocurre con un analógico (insisto, para el que haya estado un tiempo sólo con estos relojes), porque la imágen de las manecillas que nuestro cerebro tiene "fijada", es evocada inmediatamente a nuestra conciencia asociada a la hora, independientemente de nuestro estado físico o emocional.

El "anadigi", además de la hora analógica, te da una serie de funciones o informaciones que no te puede dar un analógico puro. Por ejemplo, me gusta saber a que hora amanecerá y anochecerá cada día, o... lo que sea. Por cierto, para las fases lunares no hace falta un gráfico, muchos la dan sin gráfico y además con más precisión. Por eso un reloj anadigi sería el "reloj de mi vida" (ahora mismo mi SGW-500). Pero es verdad que en relojes, hay tanta variedad, que reunidas 200 personas, no hay dos que tengan el mismo gusto, ni en diseño, ni en necesidades funcionales.

Perdonad la perorata de Fisiología, pero a veces me sale la vena profesional...

ZonaCasio dijo...

Tienes toda la razón Francisco, y por supuesto gracias por completar el post tan bien. Pero tienes que admitir que mirar las fases lunares "sin" el gráfico lunar es muuuuuy aburrido :D

guti.bitacoras.com dijo...

Coincido en muchos de vuestros puntos:
- El W-202, un reloj precioso, que actualiza lo que eran los clásicos de Casio. Lamentablemente con un módulo que no está a la altura, y una duración de pila que no se justifica.
- LCA 100%, una pena que Casio los haya abandonado. Parece que la tecnología actual de dot-matrix o tinta electrónica estén pidiendo a gritos su renacer.

Y otras en las que discrepo:
- Fases lunares: En mi W-S210HD resulta muy fácil de leer y entender. Las mareas no es que me sean útiles, pero me gustan.

En cuanto a niños que no saben leer la hora analógica, es impresionante lo mucho que hemos avanzado. Por ejemplo hace 50 años, no había relojes de cuarzo, y ahora copan el 95% del mercado o más.

Francisco Frivero dijo...

Por supuesto ZonaCasio, ¡y se procesa más rápido!. :D

Completamente de acuerdo contigo guti, yo también tengo el W-S210H y es una delicia ver la fase lunar. Sin embargo es una "pesadilla" en el W-753V.


Jokerblue dijo...

Interesante y cierta la reflexión del procesamiento de la hora analógica por el cerebro.

Sobre gustos como bien dices, infinidad de colores.

Luego está el continente y el contenido. A veces ese continente hace que nos atraigan ciertos modelos llamativos en diseño y color. En mi caso me llama la forma del FROGMAN o (por reminiscencias del pasado) del AE-1200 por ejemplo. Pero muy lejos de los diseños Marlin de antaño. En cuanto al contenido, hoy por hoy sin dudarlo me quedo con un reloj con termómetro, brújula o barómetro.

En cualquier caso tanto en diseño como funciones cualquier pasado de Casio fué mejor.

Si hoy el Casio digital más adelantado (un PRW,GD, etc.) apenas puede estar en una escala top tecnológica de 2/3 sobre 10, hace 30 años un Casio puntero(vease termómetro, cronos, calculadora o multialarma)podía situarse en un 8 o 9 sobre el tope tecnológico de la época. Creo que hace años que Casio no aprueba en este campo...

V.R.S dijo...

El grafico de mareas complementa al lunar, de hecho la luna es la responsable de las mareas, de ahi muy razonable que estos graficos aparezcan juntos y muy de agradecer por todos los que vivimos en islas. En mi humilde opinion un reloj perfecto es el GLX-5600, bonito, robusto, atemporal pero moderno a la vez, con un modulo excepcional y con una pila que dura como poco 7 años. Saludos!

Francisco Frivero dijo...

En las islas... ¡y en la costa!. Hace ya muchos años viví una experiencia desagradable en una playa rocosa por culpa de las mareas, de ahí mi casi obsesiva pasión por estos gráficos o al menos esta información.

Efectivamente V.R.S Casio tiene muy buenos relojes con gráficos lunares y de mareas. El que menciona guti (que deduzco que al no interesarle las mareas, no vive en la costa) es el más barato de los que tienen gráficos en condiciones (mejor relación calidad gráficos/precio). Me costó sólo 32 €, ¡un reloj con muchas funciones y además solar!.

Por supuesto el que tu mencionas es la leche, aunque si fuera solar lo sería aún más, ya que en las islas como en la costa (al menos en Málaga) tenemos más de 330 dias de sol al año.

V.R.S dijo...

Amigo Francisco, tu lo has dicho, solo le faltaria ser solar. Hace no mucho ZonaCasio puso un Glx5600 con bezel negro mate y armis negro, que la verdad me dejo encantado. Bello e histórico lugar esa Malaga Francisco.

Lo último de Casio Vintage

Lo último de G-Shock

Lo último de Baby-g

Lo último en digitales

Lo último en analógicos

Última entrada

G-Shock, en primera línea de batalla en Barcelona

No os voy a cansar de nuevo con el atentado ocurrido ayer en Barcelona (además, yo apenas sé lo que ha pasado ), porque supongo que ya esta...