El peligro de la gratuidad en Internet


Ayer Guillermo Alfonsín publicaba en su blog de Autoblog un interesantísimo artículo (que os recomiendo leer, lo tenéis aquí) sobre el tema que tantas veces hemos tocado nosotros y muchos otros sobre lo "mal acostumbrados" que, por lo general, está la gente de la cultura de Internet en donde todo "parecía" gratis (y digo "parecía" porque realmente no lo era). Allí el señor Alfonsín hace un repaso centrado en el mundo del motor, pero que se puede hacer extensible a todo tipo de publicación y temática.

Como he dicho estoy totalmente de acuerdo con lo que escribe y lo suscribo al cien por cien, salvo en un aspecto: el de Internet como un bien "intangible". Él explica que una revista, un periódico, lo puedes "tocar", mientras que las páginas web, archivos y fotos de Internet es algo "virtual". No estoy de acuerdo. Las páginas webs (esta misma que lees, sin ir más lejos) también la puedes "tocar", la puedes guardar en tu disco duro, en tu móvil o en un pendrive y llevar contigo a donde quieras y leerla dónde y cuando te apetezca. De hecho es más "tangible" que un periódico, porque no envejecerá, ni se deteriorará, ni se le borrarán las letras ni cogerá polvo.Y encima apenas ocupará espacio. Y puestos a comparar, Internet es tan "material" como la televisión y la radio, y bien que pagamos por ello (sí, incluso las televisiones y radios públicas se mantienen de nuestros impuestos, o sea: las pagamos todos). Este blog es tan "físico y real" como las fotos de tus vacaciones, que probablemente saques con una cámara digital y guardes en tu disco duro. Claro, puedes imprimirlas "para tocarlas", pero también casi todo lo que lees en Internet lo puedes imprimir.




Alfonsín tiene toda la razón cuando explica la mala cultura que pulula en torno a la gratuidad en la Red. Desde mi punto de vista acierta plenamente cuando habla de la gente que protesta por ver un banner, o que se instala bloqueadores de publicidad, pero luego no están dispuestos a soltar ni un céntimo para mantener esa misma página que visitan. Es esperpéntico. Como se suele decir, "ni comen, ni dejan comer".

Por eso no es extraño que haya cada vez menos gente que "trabaje gratis" manteniendo un sitio web de calidad. Lógico, ¿quién va a hacerlo? Llevar un blog medianamente actualizado requiere un trabajo y un esfuerzo constante, si lo quieres llevar bien claro. Y lógicamente, según está el mundo hoy, la mayoría de personas prefieren invertir su tiempo libre y bajar al bar a tomarse un café, que "malgastar" sus propios recursos, dinero, medios y tiempo en una página que ni tan siquiera van a agradecerles ni de la cual van a sacar ningún provecho propio -excepto alimentar tal vez su ego, lo cual es bastante ridículo, dicho sea de paso-.


Hace muy poco tiempo los blogs de La Ocho habían contemplado la posibilidad de bloquear el acceso de todos los navegadores que no accedan desde ordenador. Es decir, todo el tráfico móvil "basura" (que es muchísimo) que nos llega desde tablets y smartphones. De esta forma sólo podrían leernos quienes entren desde un ordenador con Windows, Linux o Mac, y a los demás se les desviaría a una página de aviso. Esa opción la he rechazado de plano porque va en contra de mis convicciones y principios, y al menos en Zona Casio yo no la incluiré. La razón es que este es, principalmente, un blog de servicio, y no voy a negar de buenas a primeras el acceso a quienes nos leen desde móviles. O dicho de otra manera: no quiero que paguen justos por pecadores.

Cierto que en última instancia eso no dejaría de ser un parche, una especie de motivar a quienes nos visiten para que lo hagan desde un ordenador, un remiendo para un problema que es muchísimo más profundo y complejo.


Además, tampoco creo que los usuarios de Internet sean el problema. Se llevan todas las culpas por ser la parte más débil, pero de ninguna forma son los culpables. Y esto lo digo empezando porque Internet NO ES GRATIS, aunque nos quieran hacer creer lo contrario. A ti y a mí nos cobran (y mucho, España es uno de los países europeos con el acceso a Internet mas caro) por acceder a Internet, así que Internet no es, de ningún modo, gratis. Otra cosa es que las operadoras se lo quieran llevar calentito mientras quedan como los malos de la película y como culpables los usuarios, pero ni mucho menos.

Creo que la mejor solución (pero la más utópica, porque supone quitarles un "caramelito" a las operadoras y esas, todos lo sabemos, venderían hasta a sus madres por dos centavos más de beneficios) pasa porque se cree un fondo, una parte dentro de la tarifa que el propio usuario paga -pagamos- por Internet (sin subir dicha tarifa, claro) al sostenimiento y revitalización de páginas web y servicios online de calidad. Con este sistema todos saldrían beneficiados: los creadores de contenido podrían publicar mejor contenido, con más medios y de más calidad, y los lectores disfrutarían de ellos sin necesidad de pago ni suscripciones.


Este sistema dividiría automáticamente el porcentaje del fondo común entre las páginas que más se visiten. Por ejemplo, si cada mañana lees el periódico ABC, tu porcentaje iría a ese periódico en mayor medida que si visitas una vez al mes el diario Marca. Tecnológicamente esto puede hacerse (es muy fácil seguir las estadísticas de visitas por IP), otra cosa muy diferente es que las operadoras quieran prescindir de unos beneficios que ahora les llegan por sentarse y no hacer nada, y por no aportar nada a Internet (porque las operadoras en contenidos no aportan nada). De ahí sus enormes y multimillonarias cifras de beneficios, con las cuales crean más servicios de pago adquiriendo canales enteros de televisión por suscripción y tonterías similares varias.

De lo contrario, y como bien señala Guillermo Alfonsín en la entrada con la que daba inicio a este post, todo esto que ves acabará desapareciendo (de hecho ya lo esta haciendo en buena medida), y solo podremos ver vídeos recortados de cinco minutos, páginas web bajo suscripción (de los medios más poderosos que puedan hacerlo), y foros de debates donde, sólo de cuando en cuando, a algún forero "alma caritativa" se le ocurra poner algún reportaje o prueba de lo que sea (coches, motos, móviles o relojes) aprovechando un fin de semana de aburrimiento. Pero los contenidos con reportajes extensos y diarios tendremos que empezar a olvidarnos de ellos.


La verdad es que es una lástima. Yo simplemente puedo añadir mi punto de vista en este humilde blog (que ni siquiera es mío, por cierto) pero sueño con el día de poder tener un alojamiento propio, poner inmensas galerías de fotos con pruebas de los relojes Casio más novedosos, punteros y "en su entorno". Incluso me encantaría poder hacer realidad video-reportajes con pruebas de relojes G-Shock, Edifice y Pro Trek, usando un formato parecido al de programas como Top Gear, así como entrevistas realizadas en un plató "de verdad" y medios "de verdad", y visitas a factorías, tiendas y distribuidores de Casio.

Imaginaros que pudiéramos hacer eso con un sistema como el que acabo de mencionar, en el cual nadie pagaría más de lo que ya está pagando por entrar en Internet y leernos, pero que serviría para que podamos ofrecer mucho mejor contenido y más variado. Pero esto a día de hoy no es posible por lo mismo de siempre: la falta de medios. Y aún así démonos con un canto en los dientes de que Google nos preste este espacio libre y gratuitamente, porque nadie más (a excepción del engorroso Wordpress) te deja por el morro alojar tus fotos y usar sus servidores y bases de datos sin pagar un euro.


Sí, no es nada fácil hacer lo que hacemos, y la prueba de ello es que quienes lo han intentado lo han acabado dejando. Las páginas más potentes tanto de relojería como de otras temáticas (como las de los mismos coches) son las que también tienen revistas a la venta y no usan Internet para dar información, sino como lanzadera para que la gente compre en el quiosco su revista, donde la publicidad sí que realmente rinde, o se suscriba a ella en PDF previo pago de una tarifa. ¿Es eso lo que queremos? Pues si las cosas no cambian, probablemente eso tengamos.

| Redacción: Zona Casio

3 comentarios:

  1. Efectivamente hoy no hay nada gratis, y cuando algo lo parece, como decís, es para engatuzarnos bién, y después a pagar.

    Esas técnicas ocurren mucho precisamente en Internet, y también en la televisión, desde donde es muy fácil ofrecer contenidos "gratuitos". Aunque también podemos verlas en otros ámbitos, como esos fascículos que nos ofrecen por un precio ridículo una estupenda pieza de alguna colección o maqueta para construir, para después, cuando ya estemos "enganchados", ponernos el precio real, algo hinchado, y obligarnos a seguir, porque si nó, lo que ya tenemos no sirve para nada... etc.

    ResponderEliminar
  2. Un blog requiere mucho esfuerzo y constancia, es cierto. Pero la cosa se complica, cuando muchos lo hacemos por hobby, incluso aunque ello implique no solamente invertir nuestro tiempo libre en él, sino muchas veces pagar dinero en el alojamiento.

    El reparto que proponéis, me parece muy interesante, y en efecto tecnológicamente factible. Eso si que sería cuidar los autores y la creatividad, sin historias de propiedad intelectual de por medio.

    Pero claro, ni las operadoras, ni las sociedades de autores están interesadas en ello. Prefieren que nada cambie, y que el dinero se siga repartiendo como hasta ahora, es decir, para ellos.

    Al final mencionáis el estilo de videoreportaje tipo Top Gear. Me encanta ese programa, y me encantan los relojes. Sería genial.

    ResponderEliminar
  3. Pues sí, a mí también me encanta TopGear. Sería fantástico tener reportajes de nuestros relojes de ese estilo.

    ResponderEliminar

Última entrada

Un día por Singapur con un smartwatch de Casio

Nuevo vídeo desde Casio Japón, ahora mostrándonos lo que nos puede aportar uno de sus últimos smartwatches, el WSD-F20 de Pro-Trek. A pesar...