2014-04-05

Los digitales de la vieja escuela


Probablemente muchos habréis oído el término "old school" ("vieja escuela") en reportajes sobre relojes digitales, y también en tiendas para clasificar determinados modelos. Si conocéis el mundo del tatuaje, "old school" es un término que se emplea mucho, para hacer referencia a los tatuajes básicos y sin demasiados alardes gráficos de los primeros tiempos. Algo parecido ocurre con los relojes digitales.

"Old school" son los relojes modernos que poseen esa estética y formas retro, aunque no necesariamente tienen que ser de aspecto vintage. Son modelos rectangulares, con funciones básicas y que pueden tener o no segundero (en los años ochenta era habitual que la cuenta creciente del segundero se sustituyera por los dos puntos intermitentes que separaban la zona de las horas respecto a los minutos, y cuyo parpadeo indicaba precisamente esa cuenta -y también que el reloj no estaba "estropeado"-).



Los modelos "old school" actuales definen esa estética, pero en muchas ocasiones también es un término para señalar o hacer énfasis en la antigüedad del reloj. Es habitual leer en muchas páginas anglosajonas el término "retro old school" definiendo un modelo antiguo y separándolo de los "old school" actuales y nuevos, los cuales lo son no por su edad, sino por su diseño y aspecto estético, como acabamos de explicar.

Los "old school" de Casio son bien conocidos por todos, entre los más populares están por supuesto el F-28W, el F-91 y los F-94, A158 y similares. Por su parte, entrarían dentro de la serie de nuevos old school los W-202, los B640 y por supuesto los recientísimos LA680. Sin embargo modelos como los calculadora, Outgear o G-Shock no suelen considerarse como auténticos "old school" -al menos desde el punto de vista más estricto- porque no cumplen los requisitos de los modelos básicos de antaño que solían poblar las vitrinas de las tiendas y las muñecas de todos los colegiales. Por la misma razón, modelos como W-201, W-800 o W-96 tampoco al ser su estética bastante diferente de las líneas que se llevaban antaño.


| Redacción: Zona Casio

6 comentarios:

  1. y lo bien que queda un brazo con su ancla, su golondrina,... y su f-28w

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Tenemos suerte con Casio que de momento es una marca que sigue deleitándonos con modelos old-school, a precios asequibles, y fáciles de encontrar en cualquier sitio... Aunque se resistan a darnos un Marlin :-)

    Ahora en serio, pocas marcas, no solo ya de la relojería, sino en general, siguen conservando esa esencia que les diera la fama. Admirable.

    ResponderEliminar
  4. Exacto Guti, secundo totalmente tus palabras. Creo que eso es algo que se mantiene así en buena medida gracias a que los Kashio todavía siguen al mando, pero cuando ya no quede ninguno de los hermanos ¿qué ocurrirá? No quiero ni pensarlo.

    ResponderEliminar
  5. Sería fantástico un Old School (a mi me gusta el A168WA) pero con caja de acero en vez de resina. El mismo reloj (bonito, práctico, sencillo) pero con una carcasa de mayor calidad. Un ejercicio similar al que hizo con el GW-M5600/5610 mejorándolo en el GW-5000.

    ResponderEliminar
  6. Precisamente el comentario de Xavi Huerga es a lo que me refería con una reinterpretación del concepto Marlin.

    Sin duda yo, y muchos otros, lo compraríamos.

    ResponderEliminar

Última entrada

El Casio CPA-100 en profundidad (II). Construcción: robot cíclope

· Anteriormente : Casio CPA-100 en profundidad. Presentación . Ya hemos dado nuestra opinión respecto al diseño de esos novísimos "b...