Lo importantes que son los segundos


Seguramente muchos recordaréis aquellos relojes digitales, que solían regalar con algunos productos (con champú o snacks...) y que en lugar de un segundero convencional (del 00 al 59) solían tener los dos puntos parpadeantes que separaban la zona de las horas con la de los minutos.

A bote pronto disponer de una zona en el LCD dedicada a los segundos con un contador puede parecer algo superficial, e incluso de lo que se puede prescindir, pero en determinados momentos saber qué minuto es y cuándo van a incrementarse esos minutos puede ser muy importante, e incluso lo llegaremos a echar de menos si nuestro reloj carece de contador. Por ejemplo, cuando nos mantenemos en tensa espera para que llegue la persona con la que hemos quedado, o cuando estamos en los últimos minutos de una clase (o del trabajo).



Algunos fabricantes dan tanta importancia a esto, que la parte de los segundos en la pantalla de algunos de sus relojes es en ocasiones mayor que la de la hora y los minutos (como en los LDF-20 de Casio), y otros no han fabricado nunca relojes sin segundero, para que así sus compradores no tengan que sufrir esa carencia. En otros modelos (como en el G-7800 de G-Shock) todas las zonas de la hora están muy equilibradas, siendo de idéntico tamaño tanto los minutos, los segundos y las horas.

Inicialmente, sin embargo, el diseño que se acabó imponiendo fue el de los minutos con un tamaño algo menor respecto al resto, por dos razones: al no haber puntos de separación entre los minutos y las horas (como sí ocurre, sin embargo, entre las horas y los minutos) se evitaba que una lectura rápida nos llevara a error al consultar la hora. La segunda razón es simplemente seguir el diseño de los analógicos, en donde la manecilla del segundero suele tener diferente longitud (y un menor grosor) que el resto.


Aún hoy existen marcas de relojes que se empeñan en no ofrecer segunderos. En la imagen, un Colmar.

La cuenta del segundero en los analógicos fue obviada durante algún tiempo por la complejidad técnica que suponía su incorporación, de la misma forma que los primeros relojes sólo disponían de una aguja (la de las horas) debido a la dificultad del mecanismo que debía marcar los minutos (aunque los primeros relojes con minutero datan del siglo XIV, el segundero no llegó hasta el siglo XVIII, ¡nada más y nada menos que cuatro siglos para lograr implementar un segundero! A partir de ese instante la gente por fin podía conocer la unidad básica de tiempo. En el siglo XIX, cuando empezaron a llegar los primeros relojes de bolsillo, algunos de ellos todavía carecían de segundero).

Por fortuna, los segundos han regresado con fuerza haciéndose con el protagonismo que siempre debieron tener, y ahora son muy pocos los relojes digitales que carecen de ellos.


Al contrario que en siglos pasados, donde las horas eran importantes pero no tanto los segundos, en el mundo de hoy son este elemento, los segundos, casi tan importantes como las mismas horas, debido a la alta tecnificación de nuestra sociedad y a la avanzada capacidad de medir el tiempo que se ha logrado con los relojes atómicos. Conocer el tiempo horario con exactitud es algo muy necesario, y en algunos campos o profesiones, vital, pero sin embargo el gran competidor en la actualidad del reloj, el teléfono móvil convencional, no es capaz de hacer algo tan simple como mostrar el segundero o/y resetear su cuenta para darnos la posibilidad de configurarlo manualmente al segundo. Obviamente, en aquellos smartphones que actualizan inalámbricamente su horario esto no es de gran importancia, pero ocurre lo de siempre: ¿Y si la conexión se cae? ¿Y si se estropea? ¿Y si queremos hacerlo por nosotros mismos y no depender siempre de un automatismo el cual no podemos controlar ni cambiar a nuestro antojo?

Aunque haya mucha gente, muchísima, que se empeñe en ver muerto al reloj (y más aún al reloj digital) mientras queden personas capaces de saber apreciar y tener en cuenta estos pequeños pero importantes detalles el reloj seguirá siendo una incombustible y necesaria pieza para medir el tiempo. Una máquina insustituible.


| Redacción: Zona Casio

5 comentarios:

  1. Bonita frase la del final. Siempre quedará gente que ame los relojes, y que sepa apreciar el paso de cada segundo.

    Magnífica elección el G-7800 para ilustrar el reportaje.

    ResponderEliminar
  2. Completamente de acuerdo. Son más que importantes. Si lo pensamos bién, son los que le dan vida al reloj, los que hacen que cuando miramos el reloj veamos "movimiento". Yo voy más allá, porque a mí me "chiflan" las zonas gráficas con segundos, los cuadritos negros que segundo a segundo van rellenando un círculo o un rectángulo del LCD.
    Sin ir más lejos, ya que lo mencioné hace poco, el AE-1300 tiene una zona gráfica exclusiva para los segundos, es el círculo más grande, el del centro. (es que este reloj es una maravilla por el precio que tiene).

    En mi caso (como el de otros muchos), no puedo tener un reloj sin segundero, ya que lo necesito profesionalmente. Tomo la presión arterial una media de 8 a 10 veces diarias (evidentemente los profesionales no utilizamos esos aparatos electrónicos, ya que no son fiables) y junto con la tensión también hay que obtener el pulso, para lo cual tengo que mirar el reloj, el segundero, mientras cuento los latidos, normalmente durante 30 seg. y después se multiplica por dos, para saber las pulsaciones por minuto.
    Por eso para muchos el reloj (con segundero) tiene una utilidad añadida e imprescindible, una utilidad profesional. Lo mismo que un motañista necesita altímetro, un deportista cronógrafos, etc.

    Está muy claro que el segundero tiene muchas más utilidades, pero como he dicho al principio, sólo por "darle vida al reloj" ya merece la pena. En cuanto a las zonas gráficas de segundos, es algo que por suerte Casio usa mucho.

    Gracias por este artículo, me ha gustado mucho y sobre todo comparto con guti el acierto y la belleza del último párrafo.

    ResponderEliminar
  3. Es muy interesante el insight respecto a este tipo de detalle. En mi caso, nunca he tenido un reloj sin segundero (ya fuera analogo o digital, mecanico o electronico). Me parece escencial.

    Me gustaria compartir una experiencia, tengo tiempo queriendo conseguir un antiguo Citizen 8110. Es una maquinaria automatica con cronografo. Hace poco encontre finalmente uno en buen estado en una joyeria, lamentablemente muy sobrepreciado. Pero me lo mostraron trabajando y, a pesar de estar familiarizado con todos los detalles de ese tipo de relojes y ese modelo en particular y sabiendo de antemano que el segundero no se mueve en condiciones normales en que el reloj solo esta "dando la hora" (el segundero se usa unicamente para el cronografo), tuve unos segundos muy desconcertantes al tenerlo en mi mano, escuchando el tic tac de la maquina pero sin que nada se moviera en la caratula.

    Fue muy desconcertante porque incluso mi g shock though solar, aun estando "dormido" con la pantalla apagada en las horas de la noche, muestra un indicador parpadeante de que esta funcionando. En fin, que evidentemente yo tampoco puedo vivir sin mi segundero.

    ResponderEliminar
  4. Algo que me gustaria agregar y en lo que me quede pensando luego de leer la entrada anterior respecto a la complejidad de incluir un temporizador, es que a mi en lo personal me resultan de lo mas innecesario las centesimas de segundo en los cronografos de casio, sobre todo cuando solamente cuentan hasta 59 minutos cuando claramente podrian aprovechar ese espacio para dar cuenta de las horas.

    Hace muchos años tuve un digital marca Alnima (de la que nunca he podido encontrar informacion alguna) que en su cronografo mostraba los minutos, horas y centesimas pero, al completar los 59'99''99 cambiaba y dejaba de mostrar las centesimas, recorriendo los minutos y segundos a la derecha para mostrar las horas. Me parece uno de los mejores detalles que he visto jamas en un digital.

    Actualmente estoy considerando comprar un casio aq 163 y la verdad si me pesa tener que vivir con las inutiles centesimas en lugar de las horas.

    ResponderEliminar
  5. Pués precisamente el AE-1300 tiene doble cronófrafo y uno de ellos no marca las centésimas, sólo minutos y segundos. Ya sé que está pensado para función de arbitraje, pero puede usarse tranquilamente si no queremos centésimas.

    ResponderEliminar

Última entrada

Un día por Singapur con un smartwatch de Casio

Nuevo vídeo desde Casio Japón, ahora mostrándonos lo que nos puede aportar uno de sus últimos smartwatches, el WSD-F20 de Pro-Trek. A pesar...