A vueltas con la energía: diez días sin luz


Seguimos con nuestra temática energética, abordando un tema del que ya hemos hablado en otra ocasión: la excesiva dependencia de nuestra tecnología y, sobre todo, la debilidad de ésta.

Estados Unidos está viviendo una de sus mayores olas de frío, y de hecho se espera que en los próximos días el país norteamericano reciba un nuevo frente "de proporciones catastróficas", según vaticinan lo meteorólogos. De hecho ya ha sido proclamado el estado de emergencia en Virginia y Maryland, para movilizar efectivos de la Guardia Nacional. Allí hay más de 500.000 hogares que carecen de luz desde hace días.



Los habitantes en los pueblos de montaña que se suelen quedar aislados durante el invierno (cada vez son menos) saben muy bien cómo convivir con estas circunstancias. Hacen acopio de leña, embutidos y víveres de todo tipo para enfrentarse a una situación en la que estarán sin poder establecer contacto con el exterior durante días. Para ellos un reloj con pila de larga duración o solar no es una opción: es una necesidad. Yo no he vivido algo así -por fortuna- pero cuando era pequeño, en el pueblo, recuerdo muy bien las ocasiones en las que caían enormes nevadas y la única carretera que había se volvía impracticable. La gente que tenía que bajar a la población más cercana se tenía que aventurar por los caminos apoyados en bastones o palos. En Estados Unidos no ocurre eso en todas las poblaciones, pero sí se enfrentan a una experiencia bastante desagradable igualmente: la falta de fluido eléctrico.

A las 24 horas de la falta de corriente eléctrica los alimentos en el frigorífico comienzan a deteriorarse, y los congelados comienzan a pasar del estado sólido al líquido. Pero este es sólo el principio de los problemas. Aunque ahorremos en batería, los smartphones actuales pronto también nos abandonarán, sobre todo si hay niños en casa y lo utilizan para divertirse, ya que no podrán ver la tele. Incluso en estado latente un smartphone consume una enorme cantidad de energía, por lo que en poco más de 36 horas seguramente veremos el icono de su batería en las últimas. Pero antes de él ya nos habrá abandonado el ordenador portátil, y por supuesto los relojes y despertadores enchufados a la red eléctrica también han enmudecido. De entre los dispositivos electrónicos uno de los que más tiempo se mantendrá con nosotros será el libro electrónico, y quizá con un poco de suerte (si ha coincidido con su batería cargada hasta los topes en el momento del corte eléctrico) el teléfono móvil más convencional.


Los llamativos y bonitos "relojes inteligentes" nos abandonarán también en poco tiempo, aunque tendremos un poco más de suerte con los dispositivos que funcionen a pilas, como la radio. Lamentablemente como la mayoría de las radios que solemos usar son las que están en nuestros smartphones, móviles o reproductores de música, éstas habrán dejado de funcionar. Por fortuna muchos conservaremos en nuestros hogares las radios clásicas, que funcionan con dos pequeñas pilas. La cuestión será si encontraremos pilas con carga para ellas, bien sea en casa o en algún comercio aún abastecido.

Además, como la radio será uno de los pocos dispositivos eléctricos que usemos para informarnos de lo que ocurre en el resto de la región, nos veremos obligados a restringir su uso drásticamente.


Internet, televisión y por supuesto la prensa, todo lo que nos hacía entrar en contacto con el mundo hasta ahora, enmudecería.

Luego las existencias de víveres empezarán a escasear, y la comida, pero sobre todo la bebida, será cada vez un bien más preciado. Y apenas han pasado diez días. Al final sólo nos quedaremos nosotros y nuestro reloj de cuarzo para poder confirmar el paso de las horas, los minutos, los meses y los días. Tal vez tendríamos que desplazarnos, abandonar nuestra casa para ir a un centro de acogida temporal donde las autoridades hayan centrado las ayudas y puedan mantenernos mientras la situación se normaliza, como ocurrió con el huracán Katrina. Tendremos que dejarlo todo y sólo llevar lo más imprescindible, ya que en los transportes militares y en los vehículos de emergencias el espacio es uno de los bienes más preciados, porque así pueden llevar a más personas, salvar más vidas.


Solamente podremos transportar un ligero equipaje de mano, y lo que llevemos sobre nuestro cuerpo. Una vez más, nuestro reloj será el único dispositivo fiel para informarnos y acompañarnos.

Como es obvio podremos llevar nuestro teléfono móvil, pero los enchufes para poder recargarlo estarán muy disputados, sobre todo en las primeras semanas. Lo principal es salvar vidas, y la logística energética por medio de generadores irá destinada a los equipos de emergencias.


Al final de todo este periplo, con un poco de suerte podremos volver a nuestras casas y alegrarnos si no han sido saqueadas. Y nos daremos cuenta de que si no teníamos un reloj con una pila de larga duración o Tough-solar con nosotros, es un buen momento para irse a una relojería y comprar uno.

| Redacción: Zona Casio

9 comentarios:

Peugeot dijo...

Buen consejo. Un reloj con pila de larga duracion o solar deberia est=
ar en todo kit de emerguencias.

guti.bitacoras.com dijo...

Me encantan estas reflexiones que haceis de vez en cuando.

Para hacer justicia, no hay que cerrarlo a los relojes de cuarzo. Un mecánico, además de mucho más ecológico es más que suficiente para unos cuantos días, o semanas, por impreciso que sea.

Los Tough Solar, o Eco-Drive, si están cargados a tope, serán capaces de resisitir igualmente sin problemas. De hecho diría que incluso mejor que uno de pila de larga duración. Que pasaría si no hay stock de pilas, o más probablemente las herramientas necesarias para cambiarla nosotros mismos con garantías?

NINI dijo...

Estupendo post,ante una situación así seria imprescindible un automático y un touch,aunque por experiencia he vivido períodos de mucho aislamiento y gracias a mi G 5700 he sabido en que día del mes y semana me encontraba,podríais pensar que estas situaciones serian provocadas por una gran tormenta o similar pero nada más hay que pensar cuando nos encontramos a la orilla del mar como sería estar en mar abierto sin gps,fuera de cobertura de telefonía(satélite) y con muchas semanas de mar por delante,por supuesto no radio,no tele, eso sí literatura abundante y mucho trabajo;circunstancias a las que te acabas acostumbrando, pero siempre me he fiado de mi reloj convertido en un autentico reloj herramienta el que muchos hablan,aunque mi reloj herramienta siempre ha sido y será un Casio.



Un saludo

Juan Marichal dijo...

Hola a todos, la verdad es que es incuestionable la utilidad y practicidad de los solares, los automáticos lo tienen algo más difícil con temperaturas extremas, puesto que su funcionamiento y precisión se ven afectados por estos factores de forma determinante. Los G-Shock están muy protegidos en este caso, contra temperaturas, golpes y todo lo imaginable, pero la cuestión para mi es, ¿qué durabilidad de servicio tienen estas baterías recargables solares?, porque ahí está el asunto principal que me decantaría a comprar un reloj de esa tecnología.

Un saludo.

Francisco Frivero dijo...

La cuestión está en que clase de "sin..." contemplamos y cuanto tiempo.

Si vamos a estar en una especie de oscuridad por tormentas continuas, largos inviernos, cenizas volcánicas u otros desastres naturales, como dice guti, uno mecánico estaría muy bien porque no depende la luz, aunque si el desastre va a durar poco, uno solar cargado también (con uno de pilas no sabríamos que carga le queda, como con el solar, y podría ser que se acabara al día siguiente).

Si vamos a estar sin energía electrica, por ejemplo en una isla desierta, o en una civilización atrasada (como en esos programas de TV), o nos vamos a la montaña, etc., está claro que el Tough Solar no tiene competencia, porque el sol sale todos los días en la selva como en la metrópolis, y sabremos la hora que es (más el resto de funciones que tenga el reloj) en cualquier momento.

En general, creo que el reloj ideal para un kit de emergencias es un solar con brújula (no olvidemos que la brújula es fundamental en cualquier kit de emergencias y hay muchos Casios que la tienen), y si puede ser G-Shock para que no se rompa, mejor.

SergioQ4 dijo...

¿En serio ponderan los Tough Solar? Para mí son uno de los peores inventos actuales de Casio (y sus equivalente en Citizen Eco-Drive)...
No son realmente solares, no funcionan con la luz del sol. Funcionan con la energía de un acumulador (nada mas que una batería recargable, CTL1620 o CTL920) que se recarga con el Sol. Como bien saben todo acumulador soporta x ciclos de carga (aprox 2/3 años). Y si por no usarlo se descarga y la tensión disminuye mucho de la nominal (aprox 6 meses). Chau acumulador y rondan los 30 euros. Sin acumulador el reloj ni enciende. Es un invento fabuloso del marketing.
Cualquier Casio con pila común CR1620, por ej, supera fácilmente esos 3 años, orillando los 6 o 7.

Estaría bueno que fueran realmente solares (como las viejas calculadoras de los años 80 (y no sé los Casio de esa época). Les daba la luz y funcionaba, así de sencillo... Y el acumulador también, para usarlo en la oscuridad.

guti.bitacoras.com dijo...

No es exactamente así SergioQ4. Este tipo de baterías, soportan del orden de 500 ciclos de recarga continuos. Si asumimos que se vacía completamente en 6 meses, eso debería dar del orden de 250 años de duración.

Lógicamente, los cambios de temperatura, las sobrecargas suponiendo que el reloj no tenga protección, o dejarlas descargar completamente acortan su vida.

Cierto que algunos modelos con fallos, causaban que la batería se dañase a los 2 o 3 años, pero también hay modelos con 10 años que siguen todavía funcionando perfectamente.

Estaría bien que fuera puramente solar, pero que ocurriría cuando no hay luz? Se apagaría el reloj?

Personalmente me gustaría que Casio, Citizen, Seiko, etc trabajasen en mejorar la antigua tecnología de capacitador, menos eficiente, pero mucho más robusta.

Francisco Frivero dijo...

Efectivamente Sergio, guti lleva razón. Yo era muy reacio a los solares, cosa que manifesté en su blog (el de guti) en un artículo sobre los mismos, pero a raíz de su información investigué, y efectivamente, si cuidas que no se descargue la batería (yo siempre la tengo en Hight) tienes solar para muchísimos años.

De todas formas en la situación expuesta en el reportaje observarás que lo del solar es lo mejor.

SergioQ4 dijo...

Tuve un GL-250 que me costó un horror que pase de Medium a High, 4 días completos con sol directo. Después no bajó mas. También tengo un GW-2500 que compré con la batería muerta, no la pude revivir, compré una batería, y no puedo hacer que llegue a High. Hay miles de foros de este modelo con ese problema. Tambien es cierto que tengo otros 5 y están todos en high aunque no los use a diario... pero ya me quedó una mala imagen y puede que esté equivocado...

Lo último de Casio Vintage

Lo último de G-Shock

Lo último de Baby-g

Lo último en digitales

Lo último en analógicos

Última entrada

G-Shock, en primera línea de batalla en Barcelona

No os voy a cansar de nuevo con el atentado ocurrido ayer en Barcelona (además, yo apenas sé lo que ha pasado ), porque supongo que ya esta...