29/7/12

¿Por qué hay tanta diferencia entre algunos relojes de catálogo y en vivo?


Muchas veces seguro que os ha surgido esta duda. ¿Por qué modelos que se ven fantásticamente bien en las imágenes de catálogo, o publicitarias, presentan un aspecto tan diferente -la mayoría de las veces mucho más pobre- una vez en nuestras manos? Bueno, las razones son varias. Pero un buen ejemplo de ésto que digo lo tenemos en el W-753 (en las imágenes). Cualquiera que lo hayáis visto en su foto de catálogo y luego lo hayáis tenido en las manos comprobaréis -y coincidiréis conmigo- que prácticamente no tiene nada que ver, es uno de los que más se nota éste cambio de aspecto. También ocurre en muchos Edifice, y G-Shock, y, en suma, en casi todas las líneas (y no sólo de Casio, de casi todos los fabricantes).

El mencionado W-753 es un reloj magnífico (de aspecto, no estoy juzgando otras cosas, ya que en funciones es genial para el precio que tiene), ...en catálogo. Pero en vivo te das cuenta de los sombreados que posee, de que los colores de sus filtros no son colores en sí, sino films de color que recubre la parte LCD en concreto, y, en suma, te llevas bastante decepción si esperabas un modelo tan fácil de leer (y ver) como en el que ponen en los catálogos.



Por eso es siempre muy recomendable, dado que la mayoría de las veces tenemos que pedir los relojes por Internet, no fiarse de las fotos oficiales, y buscar fotos reales en foros o en blogs, o pruebas del modelo que buscamos donde aparezcan ésas fotos. Lo digo porque también en muchos Edifice ves en los catálogos unas agujas magníficamente plateadas y pulidas, y luego te encuentras en la realidad, cuando lo tienes en directo, con unas agujas que parecen pintadas con purpurina.

Las razones de todo ello son varias, como mencionamos al principio. Una de ellas es que las fotos de estudio están realizadas con luces específicamente colocadas para no producir sombras ni dentro, ni por la parte exterior del reloj (todos los fotógrafos o aficionados a la fotografía sabrán de lo que hablo). Son fotos hechas sobre un modelo que prácticamente no presenta sombreados y reavivan los contrastes entre sí.


Otra de las razones es que muchas de las fotografías que veis no son relojes reales. En efecto. Las fotografías de los relojes en pre-lanzamiento simplemente son maquetas. Maquetas trabajadas de manera muy detallista y refinadas al máximo, pero maquetas al fin y al cabo. Esto hace que los colores del display LCD sean muy vivos, y por ello, en muchas ocasiones (sobre todo en los catálogos de hace unos años), Casio incluía un asterisco con la leyenda: "el producto de la imagen puede diferir del producto final". Es lógico que así sea, los coches, los teléfonos móviles y las compañías de miniaturas trabajan también con maquetas en su fase de prelanzamiento, porque aún no tienen el producto en la línea de producción. Si ése producto aún no se fabrica, es obvio que, para difundirlo y presentarlo (muchas veces con el fin de estudiar y conocer cómo lo recibirá el mercado) se recurra a maquetas que reflejen, lo más posible, el producto final. Las maquetas aparecen en los catálogos y hay detalles que serán significativamente diferentes al reloj que veremos, principalmente en el fondo (prácticamente vemos que es como si fuera plano) y en el fino acabado de sus leyendas (muy difícil de conseguir luego en productos en serie).

Por último, puede darse el caso de que el reloj sea funcional, pero simplemente un prototipo. En éste caso muchos de sus detalles están realizados también a mano, o expresamente en el laboratorio de diseño y en departamentos afines. En dicho supuesto los colores que vemos son asombrosamente más definidos o tienen detalles de acabado que luego, en la producción en cadena, no se reflejan tan fielmente.


Por éso las fotos de catálogo son, la mayoría de las veces, tan diferentes. Los invertidos aparecen con unos dígitos casi fosforescentes, las uniones de la caja y el ensamblaje casi es de una pieza "por arte de magia", y los grabados se ven realmente bien. Luego, en vivo, cuando lo miras en tu casa o con poca luz, te das cuenta de que parece como si ése fuera un reloj con un acabado más pobre o como si en algunas zonas del display le hubieran cambiado el diseño.

Lógicamente, ni Casio, ni ningún fabricante, va a difundir una foto en donde el modelo de reloj luzca menos o salga menos favorecido. Los fabricantes de automóviles te pondrán en su publicidad la versión más equipada y más llamativa (en éste caso muchos de ellos ya te avisan diciéndote en letras minúsculas cosas como: "el modelo ofertado es diferente al que aparece en la imagen"), con llantas sobredimensionadas y alerones o acabados que en la versión que te vas a comprar no tendrás (o tendrás como opción). Y en los relojes, y cualquier otro producto de mercado, te pasará lo mismo. Por eso, te recuerdo una vez más: mira siempre fotos en vivo. Puede que el color rojo (o azul o granate...) tan llamativo o brillante que ves en la imagen oficial, y que tanto te ha encandilado del reloj, a la hora de tenerlo entre tus manos no sea más que un opaco encarnado.

| Redacción: Zona Casio

No hay comentarios:

Publicar un comentario