15/12/20

Comparativa de dorados básicos: Casio W-217 y Casio F-91 "golden version"



No se por qué, siempre suelen acabar en mis manos las variantes doradas o "gold" de todos este tipo de relojes de Collection. Primero fue la del F-201WA, la del DB-36, luego la versión especial del DW-5900, también el F-91..., y ahora, antes de que Casio lo acabe descatalogando por completo (ya apenas se encuentran, en detrimento de sus variantes con armis, más caras, los B650) el W-217, también en ese peculiar acabado de caja con frontal metalizado dorado, y detalles en amarillo (además de display de LCD amarillento).

Sin embargo, y aunque ambos modelos tengan las mismas funciones de módulo (obviamente no el mismo módulo), y sean del mismo fabricante, hay diferencias sutiles entre los dos. El W-217 tiene una caja dorada más clara, más "brillante", mientras que el F-91 en su versión gold-metalizada es un dorado más intenso. En cuanto sus filtros polarizadores (display LCD), ocurre justamente lo contrario: el display del W-217 es "más amarillo", más intenso, más impactante (y bonito). El del F-91 es un display más claro, en ciertos aspectos ni siquiera parece dorado, es un amarillo-pajizo un tanto "descolorido".

Pero analicemos cada uno de ellos más en profundidad.




- Casio W-217
Inicialmente Casio presentó el W-217 en el mes de mayo del año 2017, en dos variantes: la W-217H-1AV, que haría de estándar, con una estética casi calcada a la también estándar versión del archiconocido F-91, y el W-217-9AV, en una variante con detalles "gold", habitual en Casio como segunda opción. Su precio competitivo, su módulo básico, y su gran visibilidad pronto consiguieron captar un sinfín de adeptos de los modelos más clásicos y legendarios de la Casio de siempre.

Meses después comenzarían a presentar otras variantes, dando muestras del gran éxito de este modelo: W-217HM-5AV, con caja en oro rosa y display en color rosáceo - en positivo -, y W-217HM-7BV, con caja plateada y, por primera vez, display en negativo. Estas dos se lanzaron el año pasado.

Este mismo año de 2020 llegaría una nueva variante, ya con las dos primeras fuera de circulación y totalmente descatalogadas. Era la W-217H-3BV, con frontal camo verdoso.


La pareja W-217 / F-91 es ideal si quieres ir "conjuntado" con alguien del sexo opuesto.


Esta variante que os presentamos hoy es la W-217HM-9AV, aparecida con las otras dos del año 2019, formando el tridente de los W-217 para ese año y con un dudoso éxito, debido a que la combinación de colores escogida, tan "femenina" y "espantosa" del oro rosa - demasiado descolorido, por cierto -, no acabó calando ni gustando a nadie. Por razones obvias, la invertida tampoco (de hecho nos consta que hubo tiendas que rechazaron hasta hacer pedidos de ella), quedando solo como opción más práctica y "utilizable" esta dorada, que honestamente, Casio misma se ocupó de denostar lanzándola junto con aquellas otras dos tan poco agradecidas.

Tampoco funcionó demasiado bien la versión camo de este año, muestra de ello es que es de las pocas que quedan en stock hoy. De esta forma, quien haya conseguido el W-217, y sobre todo sus dos primeras variantes hoy buscadísimas y casi imposibles de encontrar, que las guarde y conserve como un tesoro porque, al menos de momento, y dado que Casio lo ha descatalogado, puede decirse que este reloj se ha convertido en un objeto casi de culto para todos los que aman los digitales más tradicionales del fabricante nipón.


El acabado del W-217 es más luminoso y recubre toda la caja. El del F-91 es más ocre.


Pero, ¿qué es lo que nos ofrece, en realidad, el W-217 que no tengamos ya con un F-91? Bueno, antes de entrar en las ventajas, mencionemos los inconvenientes: el W-217 es más caro (llega a doblar el precio de los F-91, ya que podemos encontrar F-91 por 9 o 10 €, y el W-217 no baja de los 20 €). No es mucho dinero, en todo caso, de manera que, teniendo ese pequeño detalle en cuenta, en el resto el W-217 son todo ventajas, y por eso los más expertos conocedores de Casio lo aman y admiran tanto.

Por de pronto, su display: es fantástico. No solo tiene una mejor visibilidad que el del F-91, sino que además sus dígitos son más intensos y posee mayor contraste, eso a pesar de que monta la misma pila (CR2016) y con la misma autonomía (7 años). O sea, Casio ha logrado en él ofrecernos lo mismo que el F-91, pero mejor. Y es que mirando el display de los F-91, existen ciertas posiciones en donde los dígitos se difuminan bastante. No ocurre eso en el W-217, o al menos no ocurre en un grado tan notable y perjudicial.


La enorme visibilidad del W-217 queda patente desde cualquier ángulo, por algo Casio lo define como "easy read" ("fácil de leer").


Por otro lado, tenemos la iluminación. El W-217 se beneficia de la tecnología Illuminator, lo cual se nota, ¡y vaya si se nota! Su potente LED de color ámbar ilumina la esfera de manera más uniforme e intensa que en el F-91, por lo que no tendrás que "entornar" los ojos cuando quieras ver la hora a oscuras.

Otro bonito detalle de los W-217 es su construcción. Sus asas son de tipo abierto, con lo cual el reloj sufre menos (mejor dicho, las "aletas" de las asas de la caja) y se le puede cambiar la correa o sustituir, incluso por otra aftermarket, más fácilmente. La diferencia de precio se nota también en los mismos pasadores de la caja, ya que el W-217 incorpora pasadores de muelle "de los de verdad", y no esos pasadores de bulbo fijos tan odiosos que Casio le mete a los F-91. Por si todo ello fuera poco, las correas de los W-217 / F-91 son perfectamente compatibles entre sí. No es la misma correa, en todo caso (en el W-217 es más ancha y larga), pero si necesitas incorporarle en un apuro la correa de un F-91 que puedes encontrar barata casi en todas partes, podrás hacerlo sin problema. Se notará algo de diferencia en la anchura de las asas, pero no es una diferencia demasiado "cantosa" ni desproporcionada. Esto significa, por cierto, que también podrías ponerle la correa de los W-202, si lo prefieres, o la de los F-201... Y tantos otros.


Más grande, gruesa y larga la correa del W-217, pero un diseño casi calcado a la del F-91.


Similar al F-91 son también los salientes sobre los que se asientan sus pulsadores, en sus laterales, que siguen el mismo patrón de estilo que en el mencionado F-91, obviamente con unas mayores dimensiones, al ser más grande (y alta y voluminosa) la caja del W-217.

Y por último, su ventaja más notoria salta a la vista: es un reloj con un display espectacular y con una claridad soberbia. Su facilidad de lectura, gracias a las grandes dimensiones de sus dígitos, está fuera de toda duda. Y como a la hora de cambiarle la pila no tendrás que desarmar todo el módulo - como sí ocurre con los F-91 - es, por lo tanto, también más duradero.

El Casio W-217 era - y es -, por lo tanto, la solución más inteligente para todos los que aman o quieren tener un F-91, pero mejorado. Porque, no lo olvidemos, el Casio W-217 es un "W", esto quiere decir que es resistente al agua, en concreto 50 metros, algo que el F-91 no ofrece. También sus pulsadores, metálicos, más grandes y fáciles de operar, le gana la partida por goleada al F-91. Así que, comparativamente, el F-91 no tiene nada que hacer frente a un W-217. Es una lástima que Casio no siga apostando por él, obviamente una de las razones es que su precio superior hace que los "compradores impulsivos" de los F-91, acaben adquiriendo ese modelo por ahorrarse esos 10 euros. El resto de compradores inteligentes, o que quieren un reloj con lo mismo, pero más práctico y robusto, sin duda se decantarán por el W-217. Aunque por precio uno puede llegar a plantearse: ¿por qué no irse por los dos? Ciertamente uno complementa al otro perfectamente, solo sea por tener en las manos el mítico F-91, y su "reinterpretación" en tamaño "adulto", el W-217, que también se ha convertido, por derecho propio, en todo un acontecimiento para los más amantes de los digitales de Casio.


La caja del W-217 es más imponente, se nota a todas luces los 50M WR. Y solo por unos 10 € más.


- Casio F-91 en su variante "gold"
Casio lanzó sus F-91WM ("acabado metalizado") en 2019, y aquí, por cierto, les hicimos un profundo y completo especial a ambos, porque ciertamente la ocasión lo merecía. Se presentaron en dos variantes, el F-91WM-7A, con caja plateada, y el F-91WM-9A, con caja dorada, que es el que veis en este reportaje. Probablemente debido al enorme éxito cosechado en ambos, al año siguiente lanzaría otros tres "WM": el F-91WM-1B, con acabado plateado "avejentado" (técnicamente conocido como "gunmetal"); el F-91WM-2A, en azul, y el F-91WM-3A, con caja en verde oliva.

Las leyendas del interior de la carátula, en el frontal, de este F-91WM son realmente muy bonitas, ofreciendo dos tonos de intensidad de amarillo, algunos más apagados, por ejemplo en las palabras "Water Resist". Es un detalle que Casio no le ha puesto al W-217HM-9AV, cuyas leyendas en amarillo se combinan solo con un llamativo y pulcrísimo blanco (muy bonito también, eso sí). Llama la atención, en ese sentido, que todas las leyendas de función del W-217 sean en blanco, excepto la superior, de inicio de cronógrafo, que tiene un color en contraste en amarillo. En ambos relojes el fondo es negro.


Los pulsadores son similares en diseño, incluso en su forma de incorporarse al lateral de la caja; pero al ser más gruesos y anchos, los del W-217 se operan más cómodamente.


Salta a la vista que los W-217 se han inspirado clarísimamente en el diseño atemporal del F-91, lo hemos visto ya en su variante estándar, y queda también patente incluso en estas variantes secundarias, como estamos viendo en este caso de los dos "gold" de ambos modelos. Las líneas horizontales, las de contorno del LCD, e incluso la forma del cristal (de resina en ambos casos, lógicamente), y el bisel de sus cajas. Por cierto, que otro detalle que los hace "primos cercanos" lo vemos en la correa, con un dibujo muy parecido en ambas.

En cuanto a sus módulos, no son el mismo pero sí ofrecen las mismas cosas. Se cuenta que Casio quiso hacer este reloj "para viejecitos", que adquirían - y adquieren - a mansalva sus F-91, pero que ya les costaba ver sus números. Pues en efecto, si eso es cierto, lo han conseguido ampliamente y han acertado de lleno, puesto que en visibilidad el W-217 no tiene competencia, y el F-91 no es rival ante él.

El W-217 monta el módulo 3454, mientras que el F-91 lleva el archiconocido 593. Ambos tienen cronógrafo de una hora, calendario automatizado (con 28 días para febrero, así que habrá que corregir manualmente los años bisiestos), alarma, señal horaria, e iluminación (que, como hemos comentado, el W-217 añade Illuminator). La precisión es idéntica en ambos casos, con un +/- 30 segundos por mes.


El display del W-217 en esta bonita variante dorada tiene un color más intenso, el de su símil en F-91 es más apagado.


- Conclusiones: ¿cual es mejor?
¿Cual elegir? Por cabeza resulta obvio que el W-217, pero el F-91 no estaría donde está, comiéndose a todos sus rivales, si no tuviera argumentos suficientes a su favor, entre ellos y primordial, su rompedor precio, pero también su imagen absolutamente retro, y su leyenda e historia. Y tampoco está de más recordar que es uno de los pocos modelos que lleva en el catálogo de Casio, sin salir, desde su lanzamiento al mercado. Con sus más y sus menos, pero en estilo y diseño es tal como apareció en aquel hoy lejano 1989.

Pero el W-217 nos ofrece otras cosas. Si al F-91 lo queremos, amamos y nos encandila, por todo lo que tiene de legendario, del W-217 nos encanta precisamente eso, que sea casi como "su homenaje" dentro de la propia Casio, pero para personas que deseen llevar un F-91 "con algo más". Algo más de resistencia, algo más de comodidad - pulsadores más grandes, mejor iluminación... -, y "algo más" de facilidad de lectura. Por lo tanto, ambos son relojes fantásticos, y obviamente no será el W-217 quien vaya a destronar ahora al mítico F-91, ni muchísimo menos (más bien al contrario porque, como decimos, el W-217 está prácticamente ya desaparecido del catálogo de Casio), solo ofrece una alternativa, una mejoría sustancial, para quien necesite un reloj con mejor visibilidad, pero con el mismo o similar diseño del F-91. Un modelo, por tanto, de los que crea afición en Casio, y que probablemente - eso esperamos - veremos entrar y salir de su catálogo de cuando en cuando. Y con unas virtudes y acabado que, dentro de su gama de precios, es también de lo mejor que podemos encontrar. Un gran modelo de la línea más sencilla y básica de Casio que es, también, la que más alegrías nos suele proporcionar en nuestro día a día.



- Datos técnicos F-91:
· Medidas: 38,2 x 35,2 x 8,5 mm
· Peso F-91: 21gr.
· Módulo: 593
· Resistencia al agua: WR.

- Datos técnicos W-217:
· Medidas: 43,1 x 41,2 x 10,5 mm
· Peso: 32 gr.
· Módulo: 3454
· Resistencia al agua: 50 m.





































































| Redacción: ZonaCasio.com / ZonaCasio.blogspot.com




| W217 | | F91 | | Digitales | | Pruebas |

19 comentarios:

  1. Nunca me gustaron mucho los colores dorados, ni en relojes ni en nada. Pero este reportaje con las fotografías queda muy elegante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un dorado tirando a cobrizo, ya ves que tampoco, en ninguno de los dos modelos, es un dorado al uso.

      Eliminar
    2. Lo que si es seguro, que el "oro rosa"es espantoso, el pantalla gris y ámbar son geniales y coleccionables. Saludos.

      Eliminar
  2. Muy bonitos ambos, tengo los dos modelos, el w217 en versión estándar y el f91 en la primera versión con detalles en dorado (f91wg-9, si no recuerdo mal), particularmente me gusta mucho más el f91, el w217 tiene unas proporciones que me parecen poco armónicas. Al final si quiero algo más contundente uso directamente el 5600,por lo que el 217 casi no le doy bola. A parte, su correa es muy simple en cuanto a diseño y excesivamente larga para muñecas normales. No obstante es un reloj necesario para los que quieren un colection más grande de lo habitual.
    Ambas versiones en dorado preciosas, muy elegantes y llamativas sin perder el toque sobrio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buff, el 217 en variante estándar es dificilísimo de encontrar ahora. Tú debiste de ser uno de los primeros en pillarlo :D La verdad es que su estética "a lo F-91" es muy chula.

      Eliminar
    2. Si, lo compré al poco de salir, es un modelo que unas veces no me llama mucho y otras me encanta. Deberían mantenerlo, anda que no hay gente que descarta el f91 por pequeño pero le encanta su estética, entre esos y los que han dejado de usar digitales porque no ven bien los números hay bastante mercado.

      Eliminar
    3. Anónimo17.12.20

      Pues al contrariuo que tú, yo veo las formas del Casio W-217 bastante acertadas.

      Mi Casio W-217 es una asdquisición reciente que aún no he utilizado mucho. Hoy me he pasado buena parte del día con este modelo en mi muñeca, y he confirmado mi impresión inicial: se pierde un poco de la comodidad que da el pequeño Casio F-91W y a cambio se gana mucho en legibilidad. A mi entender, un buen compromiso que mejora si se tiene en cuenta que la resistencia al agua sube a 5 ATM; esto es algo que yo valoro mucho.

      Sin embargo estoy contigo de acuerdo en parte. Las formas de la cajas del W-217 y del F-91W son distintas; las primeras son más cuadradas y las segundas más redondeadas. Por ese motivo, quizás, el dorado le sienta bien al W-217 y no tanto al F-91W.

      Las formas cuadradas del W-217 le dan un aire clásico que hace que combine bien con el dorado; en cambio, el F-91W, con sus formas redondeadas, tiene un aire retro-futurista que hace que ese dorado no me acabe de convencer.

      Por cierto, sin irte al DW-5600 tienes el W-218, otro gran reloj de Casio.

      Eliminar
  3. Si tuviera que elegir, me quedo con el F-91W.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo16.12.20

    Me ha sorprendido que el 217 esté descatalogado, compré la versión con filtro dorado en mayo. Me gusta todo de este reloj, hasta las leyendas y sus colores. Tal vez lo peor para mí es la dureza de sus pulsadores.
    Añadir al excelente artículo que el 217 tiene un sonido alto y claro, el mejor con diferencia de mis Casio y que lo hace verdaderamente útil; no puedo comparar con el F91 porque no le tengo.
    De su legibilidad ya lo has dicho todo; es algo que aprecio mucho en los relojes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por puntualizar lo del sonido, efectivamente es así.

      Eliminar
    2. Anónimo16.12.20

      No hay de qué. Acabo de mirar en Amazon y hay cuatro modelos del 217. El negativo la verdad que me parece bonito aunque no soy demasiado aficionado a ellos. ¿Por qué dices que no gustó por razones obvias? ¿Se ve demasiado mal el display? En foto pinta bien.

      Eliminar
    3. En fotos todos los invertidos son muy chulos, sí. Aunque bueno, el invertido del W-217 tiene la ventaja de que posee números de un tamaño notable y un display poco caótico. Los hay peores.

      Eliminar
    4. Anónimo16.12.20

      Gracias por tu respuesta.

      Eliminar
  5. Los jóvenes preferirán los f91, cuando llegas a gordo y viejo, te consuelas con el hermoso w217. Ambos los tengo y amo.(por cierto, ahora uso el w217 jeje)

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Usted tiene un corazón muy grande, señor Ricardo

      Eliminar
    2. Muchas gracias por el comentario ZC, amo este espacio.

      Eliminar
    3. Muchas gracias por el comentario ZC, amo este espacio.

      Eliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Alejandro17.12.20

    Soy de la opinión de Stainless: a mí este modelo es de los que al verlo me resulta poco armónico. Algo en sus proporciones hay que hizo que no me terminara de gustar ni resultar siquiera simpático nunca. Al contrario que por ejemplo sí el W-202 (que un poco más grande pero con mismas proporciones estaría muy bien sin llegar a los 40 mm de ancho) o el también mencionado por los comentarios W-218 con ese aspecto más tosco, "más G-Shock 5600E".

    En mi humilde opinión... mejor el W-215H en sus versiones negras o la azul marino. Su LCD tiene las mismas ventajas pero se ve aún mejor que en el W-217. Tiene el W-215 un contraste y definición aún mejor, como en el W-202 que a pesar de sus números pequeños y pantalla repletita que no sobra mucho espacio, y se leen estupendamente, y la caja y armonía del W-215 está mucho más lograda.

    Yo tengo un W-215H, la versión negro brillante con el frontal rojo y blanco. La pena es que se llevó un viaje que le dejó un raspón justo en la tapa de las asas debajo de donde lleva la inscripción WR50M, que se me van los ojos ahí. Y no me lo pongo apenas por eso, me da coraje xD. Más de una vez he pensado en ya que no me pongo, protegerle el cristal y brillo de los laterales y guardas de los botones, y todo lo demás visible pues darle con lija fina con pasadas en el mismo sentido en cada superficie para dejarlo en la resina mate (si luego la correa da mucho el cante, pues probar lo mismo, o buscarle otra correa diferente). Pero aún no me decidí... pienso que podría quedar chulo, algo así como la caja negra de resina del W-720 tras años de cierto tute y roce pero del que embellece. O quizás no y termina hecha un cisco que se reblanquece según le de por unos lados o por otros...

    ResponderEliminar

Zona Casio Semanal

Inscríbete en nuestro Grupo de Noticias para recibir gratuitamente nuestro magazine Zona Casio Semanal, con el cual podrás leer cómodamente todo el contenido de ZonaCasio off-line, y conservarlo como material de consulta o información. En cualquier momento podrás anular tu suscripción, así como configurar cómo quieres recibir los avisos y notificaciones, cómodamente en tu casilla de correo.
Puedes darte de alta a través de éste link. ¡No te lo pierdas!