1/11/18

Casio W-59 frente a Casio W-59


El lanzamiento de nuevas variantes -de edición limitada- del W-59 por parte de Casio, nos ofrece una oportunidad magnífica para comparar entre sí, en una lucha de igual a igual (pero no idénticos), a este estupendo reloj.

El Casio W-59 se mantiene, como todo el mundo sabe, básicamente invariable a lo largo de los años, desde su aparición a finales de los ochenta como uno de los relojes más asequibles de entre la gama de relojes sumergibles de Casio, esto es: relojes cuya resistencia al agua partía de los 50 metros, y que Casio los englobaba a todos ellos como relojes aptos para deportes acuáticos, en contraposición a los simples "WR", que eran relojes de vestir solo resistentes a esporádicas gotas de lluvia.




Pronto en Casio se dieron cuenta que el público respondía maravillosamente bien a este tipo de modelos, y por ello lanzó varias interpretaciones con este mismo concepto: el W-24, el W-26, o el W-59 que sería el que perduraría hasta nuestros días.

Con la llegada de los nuevos W-59 es cierto que, como ediciones limitadas que son, estarán un tiempo en el mercado y luego irán desapareciendo para quedarse únicamente -y muy probablemente-, de nuevo, el modelo estándar (a no ser que su éxito sea tal que Casio se lo replantee y vuelva a producirlos, cosa que podría ocurrir). De hecho algunas de sus variaciones (las de cajas en blanco) ya se han descatalogado, quedándose el modelo relegado únicamente a las cajas en negro.


Pero si esas diferencias son obvias entre el modelo estándar y estas otras versiones con caja a color y correa de nylon, hay también diferencias que, digamos, son más difíciles de apreciar a simple vista. La más llamativa tiene que ver con la iluminación: en el modelo en blanco la máscara del frontal es tan diáfano que, aunque el módulo que monte sea el mismo (el 590), pareciera que el LED ilumina mucho más. Hay que tener en cuenta que ninguna de las dos variantes incluye Illuminator (lo cual es una lástima, dicho sea de paso, y en Casio bien podrían haber actualizado el módulo para incorporárselo), por lo que el LED, al activarse y no tener laterales reflectantes que distribuyan la luz, ésta se dispersa por todo alrededor. En el modelo estándar el frontal negro bloquea esa dispersión, por lo que no se aprecia; sin embargo en el modelo blanco la sutil transparencia de su frontal hace que se ilumine buena parte del mismo, creando un precioso efecto muy seductor y atractivo cuando activamos la luz en plena oscuridad, pero con el inconveniente de que dificulta más ver la hora.

Y ese es precisamente el mayor problema de su iluminación en los modelos con caja blanca, que llega en el momento de leer la hora en la oscuridad. Como el frontal blanco trasluce la luz, el fondo queda más a oscuras y los dígitos apenas se distinguen en el LCD, lo que no ocurre con la versión estándar del W-59, que permite ver mejor la hora al bloquear el frontal la dispersión lumínica. Supongo que es el precio que hay que pagar por poder disfrutar de la bonita caja en resina blanca.


Al basarse en el mismo molde la caja es idéntica, pero como hemos mencionado antes, el color del acabado no. Esto incluye las leyendas del frontal, que son más monocromáticas con el resultado de un modelo menos colorido pero también menos "estridente", en donde cobra mayor protagonismo la tonalidad de la caja y su bonita forma (que en el W-59 es preciosa, con un estupendo acabado y múltiples detalles).

Aunque ambos LCDs sean iguales, al llevar idéntico módulo, en las variantes de caja blanca da la sensación de ofrecer una lectura más clara, lo cual es simple, obviamente, apariencia.


Finalmente la diferencia más palpable y "táctil" la encontramos en la correa. No se puede decir que la correa textil del W-59B sea lo mejor del mundo, ni mucho menos. De hecho si la de los Casio AE-1200 era delgada, ésta es mucho mas, así que imaginaros. Más pareciera "un lacito" que una correa, o una correa de papel de estraza que de tejido textil. Es evidente que Casio ha buscado en ella abaratar costes, y esto a pesar de que el W-59B dobla el precio del W-59 estándar, un sobreprecio que probablemente tenga que ver con la hebilla y trabillas de metal, y con el acabado de la caja (que no requiere nada especial, pero sí que la línea de producción cambie en la mezcla de resina, y eso añade costes al proceso).

Aún así, en Casio podrían haberse esmerado un poco más con una correa mejor, porque resulta evidente que esta correa no está a la altura del reloj. No decimos que no sea resistente, de hecho lo es (y probablemente más que la de resina), pero es incómoda: al ser tan fina, la prensilla se sale sola, y la correa acaba toda suelta sin darte cuenta. La mejor alternativa es sustituírsela por una más gruesa y con algo más de cuerpo, o bien ponerle una "gomita" para que haga tope y se impida que se deslice el tramo sobrante al llevarla en la muñeca. Ademas de que, con esa correa, es muy fácil que se te afloje y pierdas el reloj.


Alguien pudiera pensar que, en un apuro, pues podríamos aprovechar la hebilla de metal (firmada con el nombre de "China", pero no el de Casio, por cierto) para ponérsela a la correa de resina, sustituyéndole así su hebilla de plástico que lleva de serie, pero nada de eso: como veis en algunas de las imágenes, no tienen la misma anchura, por lo que no son compatibles ni intercambiables.

Por todo ello, y aún siendo el Casio W-59B una buena elección (sobre todo si buscamos un acabado especial), debemos tener en cuenta el detalle de su "penosa" correa, para no llevarnos una decepción que echen al traste las primeras ilusiones que estas bonitas versiones nos pueden generar. Dejando aparte el desacierto, no de elegir una correa de nylon, que es un material fenomenal, sino el de su grosor, en lo demás es una magnífica interpretación del incombustible W-59 en unas variantes refrescantes y muy llamativas y elegantes.






















| Redacción: Gaceta59 / Gaceta59.ZonaCasio.com

1 comentario:

  1. Martin B.7.8.21

    Una correa de PU blanca le quedaría perfecta. Excelente la comparación. Saludos.

    ResponderEliminar

Donaciones

Si te gusta la página, ayúdanos a su mantenimiento.
¡Muchas gracias!