24/10/18

El día comienza cuando me pongo el reloj


Estos días estoy disfrutando como un chiquillo con los borradores preliminares de la nueva y emocionante novela del famoso "detective de relojes", Paul Davis, que me tiene totalmente entusiasmado. Suspense, aventura, intriga y glamour con unos escenarios incomparables y en los cuales se hilvana estupendamente nuestra afición favorita, que es el mundo de la relojería. Eso, unido a una ambientación magistral al más puro estilo James Bond y con unos diálogos absolutamente proverbiales hace que no puedas desviar la mirada ni un momento de los párrafos, sumergiéndote en la trama cada vez más y más.

Sin embargo, entre el "suculento" mundo de relojes a los que el detectivesco protagonista nos acerca, entre los cuales están soberbios "pesos pesados" como el Patek Philippe Calatrava, Zenith El Primero o IWC Portugieser, me llamó la atención que no hubiera ni un Casio por ningún lado. Obviamente Casio tiene poco sentido en una colección de semejante calado, modelos que a nosotros nos encantarían, como el GWF-D1000 o algún MRG, aún de los más caros (los que rondan los 5.000 euros), tendrían poco sentido ahí. Se quedarían muy por detrás de esos relojes.




Digo esto porque Casio, puesta hoy a vendernos relojes de nada más y nada menos que 5.000 €, se queda un poco fuera de nuestra órbita, se sale de nuestro radar, no es la Casio que reconocíamos. Día a día veo en los comentarios que hacen nuestros lectores en esta publicación de ZonaCasio cómo ellos tampoco se explican esa estrategia de la marca nipona. No digo que no esté en su derecho, para mí me parece genial que venda esos modelos, y ojalá vendan muchos y les consigan muchísimos beneficios con ellos, pero creo que se equivocan. Y lo explicaré.

Se equivocan porque, aún ofreciendo como "extras" la resistencia y la dureza de la submarca G-Shock, no dejarán de ser un Casio y, por ello, no podrán aspirar ni siquiera a hacerle sombra a los modelos que antes mencionaba de firmas tan reconocidas y de tanto prestigio. Es cierto que Casio es muy competitiva, en esa misma tecnología, está a la par de Citizen, y por delante de Seiko en calidad (ya hemos hablado de esto en otras ocasiones), pero en relojes de ese tipo, en modelos tecnológicos, con radio-recepción, GPS, tecnología solar... Pero tanto Citizen, como Seiko, además de tener sus propias marcas suizas, aventajan en algo muy importante a Casio: tienen también modelos mecánicos. Un Casio, por bueno que sea, nunca podrá ser un Seiko Presage, para que nos entendamos. De manera que Casio compite en desigualdad de condiciones, o como dirían en mi pueblo, "se está saliendo del tiesto".


Cuando abrí este blog hace ya muchos años, tenía en mi mente mi Casio F-91, mi Casio W-213, y Casio solares como el AL-190. Para ellos, que me parecían relojes magníficos, creí conveniente escribir y dedicarles mucha atención, porque eran relojes que ofrecían muchísimo por muy poco. Junto a ellos había un elenco de modelos que nos cautivaban a todos: W-720, W-71, Marlin... Ninguno de ellos existen hoy día, y los Collection que hay, cada vez están más alejados de aquellos modelos, porque tienen construcciones más y más pésimas. Entiendo que esa es una estrategia para decantar a los clientes hacia G-Shock y hacer que abandonen Collection, pero en su lugar lo que en Casio están logrando es ese efecto, pero radicalmente diferente: que abandonen Collection y se vayan a otras marcas. Y es que, quien piensa en abandonar Collection, y se pasa a G-Shock, probablemente al día siguiente abandone G-Shock también en cuanto empiece a conocer lo que es esa submarca, y se dé de bruces con la realidad de que un reloj resistente no es un reloj duradero.

Ayer precisamente desarmaba un Casio en compañía de algún público, y me llegué a ruborizar, porque me daba un poco de vergüenza ajena cómo se reían de "mi" marca favorita. "Plástico", "más plástico", "otro plástico", comenzaban a decir entre carcajadas, a medida que yo iba retirando tornillos... ¿Y qué iba a decirles? Pues sí, es cierto, y esa es la imagen que todo el mundo tiene de Casio: son relojes de plástico, baratos, asequibles, completos, pero de plástico. Y por mucho MRG o G-Steel que sean, seguirán con esa leyenda a sus espaldas, máxime cuando vemos cómo uno de los modelos más nuevos y publicitados, lo es precisamente llevando una correa "de plástico". Y se vende a 3.000 euros.


Casio hace unos relojes estupendos. También ayer, revolviendo entre unas cajas, encontré un antiguo Tough Solar de principios de siglo, de la gama Collection. Llevaba años por ahí abandonado, sin darle la luz y en un estado lamentable. Lo dejé cargando y esta mañana, cuando he ido a recogerlo, me sorprendió muy gratamente el descubrir que estaba funcionando sin problemas. En eso era buena Casio, en hacer relojes asequibles, con buenos acabados (incluso con metal), con mucha calidad, con módulos descomunales, y baratos. Al alcance de todos los bolsillos. Podríamos decir que Casio ponía "los Eco-Drive", "los Kinetic" y demás, al alcance de todo el mundo, algo que ninguno de sus rivales hacía. Por desgracia esto ya no es así, y eso ha motivado que incluso haya un poco "dejado de lado" la Casio de ahora, que no me gusta nada y que reconozco que "me resbala" casi completamente, y haya decidido invertir mi tiempo en los modelos que realmente me llenan.

Ver a Casio querer codearse con Breguet, con Rolex, con Omega, con Patek Philippe..., es un contrasentido. Verla queriendo equipararse en precios a nada más y nada menos que a los Baume Mercier Baumatic es -permítaseme la expresión- de juzgado de guardia. Muy mal, sobremanera mal, enormemente mal tienen que estar las cosas en Japón para que se vean obligados a hacer caja de esa forma, o lanzando GMW-B5000 a 500 € con la excusa de que son de metal, y que son uno de los pocos digitales de su estilo que existen. Tienen esa suerte, porque si otra marca tuviera un digital con un buen módulo, se lo iban a tener que comer con patatas.


Probablemente mi crítica no tenga mucho de estrategia de negocio ("business management") ,y sí de sentimiento y corazón, porque lo más seguro es que Casio se haya visto obligada a ello y no le haya quedado otra solución. Pero cuando vemos lo que era un Casio antiguo y al precio que se vendían, y vemos lo que son hoy en día, no podemos menos que echarnos las manos a la cabeza. Aquella Casio que enamoraba, que creaba afición, y que asombraba con sus creaciones, y no que vendían "obras de arte" (el MRG que os hablaba antes tiene acabados inspirados en la cultura japonesa, como la trama de su correa) a precio de Panerai o de Ulysse Nardin sin llegar a ser ni su sombra, porque es que no tienen ni su tradición, ni su historia. Casio siempre fue por otros derroteros. Siempre. Y apuntaba a otras cosas. Siempre.

Porque, de seguir así, ¿lo próximo qué será? ¿El elitista "club de los G-Shock de oro", al más puro estilo e imitación del que tienen en Mont Blanc? No, a mí que no me apunten a esa Casio, que yo aquí me bajo.


| Redacción: ZonaCasio.com / ZonaCasio.blogspot.com

10 comentarios:

  1. Hola a todos! magnífico artículo, ante todo.

    Desde el desconocimiento, pienso que quizás lo que busca Casio es sacar ganancia de modelos GShock caros y nuevos modelos de 3000 euros debido a que los Casio "de toda la vida" y los que son la raíz de la propia Casio, le están dando pocos márgenes de beneficio. Quizás por la variedad de marcas chinas,imitaciones,etc. Haya provocado que Casio se decante por ganarle margen explotando los Gshocks y otros modelos de alta gama. Para mí también es un error, no es su Liga y no debería competir ahí.

    La duda que tengo es si se ha visto obligado para mantener la marca, o lo hacen por pura avaricia...

    Quizás me podáis sacar de dudas. Gracias por el blog!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Victor.

      Ciertamente pueden tener que haberse visto obligados a lanzar modelos carísimos, no se discute y está bien. Pero que lo hagan en detrimento de los modelos que siempre han sido su esencia ya no es tan buena noticia.

      Tienen módulos buenísimos que no explotan, y cuando lanzan alguno nuevo o es recortado o tiene menos del anterior (caso DW-5900), o lo limitan solo a unos pocos "privilegiados", y si quisiera una marca de privilegiados, pues me iría a Ulysse Nardin, francamente, que hacen también maravillosos relojes.

      Me gustaría -a todos nos gustaría- ver el fantástico módulo de modelos como el GWF-D1000, en un Collection, y a su precio. Pero mucho me temo que vendiéndolo a 1000 euros eso nunca lo veremos.

      Eliminar
  2. Hola.Muy buen trabajo,el artículo y el blog.
    Bien cierto es que se le da mucho bombo y platillo a los G,s ,especialmente a la gama premium,que me gustan,por supuesto,pero mas me gustan aún los Dw 2xx y 3xx,los marlin,Dw 1000,ect...A años luz de los "retro" de ahora.Lo que sacan hoy dia se quedan a medio camino del ayer y el hoy,quizá por no competir contra ellos mismos,contra la submarca G.
    Un ej:Casio HDD 600.Un reloj que poseo y estéticamente es una belleza,pero no podían haber puesto un modulo al menos con timer,montar cristal mineral y subirlo a wr200,al menos?Se quedan en poco mas que un collection cualquiera.
    Al menos si le ponen el logo.HD,que ofrezca las mismas funciones que antaño de su serie Dw2xx.
    A los que añoramos esa epoca de los 80,con esas maravillas simples pero efectivas ,bestias como esos Dw 1400,1500,ect...de tapas roscadas y acero a un precio razonable,no a un 5xxx,que lleva Bluetooth,recubrimiento DLC,pero después monta mineral en vez de zafiro a 500€.
    Personalmente prefiero lo primero.
    No podrían hacer conmemoraciónes de modelos emblemáticos como un w 300 marlin,un buen precursor del famoso Dw 5000,con las mismas funciones y a un precio acorde?
    Ya conocemos la respuesta.
    O un Dw 260,o Dw 1000,ect...
    Gracias por el blog y por el curro que lleva .
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En efecto Pedro, así es, muy buena reflexión por cierto.

      Eliminar
  3. Muchas gracias por la dedicatoria. La leí hace un rato en el teléfono pero no había tenido oportunidad de comentar.

    Has elegido bien hasta el IWC de la portada, un reloj que me encanta. Por supuesto suscribo todas las palabras sobre los relojes baratos y Casio.

    No todos los Casio son así, por supuesto. Pero que algunos lo sean puede ser la cerilla que inicie el fuego y acabe con el nombre de la marca.

    Nadie recuerda de un Omega que sea malo. O incluso un Orient.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, Guti, un Omega es muy caro, pero el servicio (incluyendo el servicio post-venta y el SAT, jeje) está a la altura.

      El caso es que Casio sí que tuvo relojes malos, tampoco se le pide que sean indestructibles, pero como se pagaba por ellos digamos un precio muy competitivo, pues si te salía "menos bueno" no importaba tanto. Yo recuerdo aquellos W-94 que no había quién mirase para ellos, pero no pasaba nada, había otros modelos que eran muy competitivos en su misma franja de precios. Pero que eso ocurra en un Mudmaster, que eso ocurra en un Frogman, pues ya son palabras mayores, ya es otra cosa, ya no es un reloj que puedes dejar aparcado e irte a por otro.

      Eliminar
  4. Yo creo que el mayor error de casio han sido las cajas de resina pintadas en sus collection "metálicos". Maxime cuando sus armis si son de acero. Le veo sentido hacerlo a la inversa, cajas de acero y correas de resina si el objetivo es ahorrar. Cuantos relojes de caja de acero y correa de caucho valen más de 1000 euros? Y nos parece razonable. Habría dejado algún caja y armis de acero y el resto con caja de acero y correa de resina/piel/tela

    ResponderEliminar
  5. Casio compite en digitales contra sí mismo, ese es el problema, que no hay competencia, por eso pasa lo que pasa con las gamas bajas con respecto a los G-Shock, solo que ahora Casio parece que esta empezando a comparar a la gama alta de G-Shock con respecto a la relojería de entrada de lujo, pero está claro que no hay competencia posible en este sentido, los que quieren un reloj inteligente se compran un Smartwatch y los que quieren un buen reloj van a por un buen automático, yéndose a marcas Suizas o Alemanas , Casio queda en tierra de nadie, justificando sus caros relojes de cuarzo con materiales de lo más variopinto, por eso dije en su día que cada día valoro más la gama baja de Casio, donde está la esencia autentica de la marca que podemos encontrar en los relojes de entre 8 y 25 Euros, junto con los G-Shock clásicos de la marca, como el DW-5600E y alguno más...

    ResponderEliminar
  6. Buenos relojes en malos materiales!

    ResponderEliminar
  7. Cuando Casio empezó no había relojes baratos que les hicieran competencia, pero ahora las marcas chinas creo que se los están comiendo. Eso es lo que les motiva a tirar un poco para arriba a otros segmentos y a vender cosas más caras, más exclusivas, donde de momento, la industria china no apunta.

    ResponderEliminar

Donaciones

Si te gusta la página, ayúdanos a su mantenimiento.
¡Muchas gracias!